Guanajuato y sus encantadores balcones: coquetería narrativa urbana (FOTOS)

Los balcones son espacios que se debaten entre lo público y lo privado, y que a lo largo de la historia han facilitado ricas historias de vida.

diciembre 22, 2015

La naturaleza de los balcones es un tanto paradójica, o por lo menos pendular. Y es que podrían considerarse como un híbrido entre espacio público y privado: si bien el acceso a ellos es exclusivo de sus propietarios, a fin de cuentas promueven una cierta convivencia entre lo que ocurre al interior de una casa y aquello que sucede en las calles. De hecho, hay ciudades en los que estas coquetas extensiones arquitectónicas fungen un papel esencial tanto en el paisaje urbano como en la interacción social. Tal vez por eso no sea casualidad que en numerosas leyendas y cuentos, desde Rapunzel hasta Romeo y Julieta, los balcones sean aliados propicios de los protagonistas y del propio arco narrativo. 

En México existe una ciudad cuyo centro histórico incluye un verdadero desfile de sugerentes balcones: Guanajuato. Estos espacios complementan el excitante lienzo que ya de por si forman los intrincados callejones interrumpidos por incluyentes plazuelas. Los balcones de la ciudad de Guanajuato ocupan un lugar privilegiado aún en una urbe que pareciera dedicada a tributar los detalles –esto último gracias a lo cual ostenta una identidad encantadora–. Por cierto, una de las leyendas más populares de este lugar tiene por escenario esencial, precisamente, un balcón (nos referimos a la historia del callejón del beso).

El cineasta estadounidense David Lynch ha referido que comienza a imaginar las historias que eventualmente traducirá en brillantes guiones, a partir de especular que ocurre al interior del cuarto de una ventana que observa en ese instante. Y si consideramos una ventana como la puerta de entrada a un micromundo, lleno de intriga y riqueza vivencial, entonces podríamos postular a los balcones como risueños portales que guardan exuberantes sucesos o inspiradoras historias de vida, y que a diferencia de las ventanas, se muestran explícitamente dispuestos a compartirlas, al menos parcialmente –los balcones son narrativamente generosos.

Pero más allá de fantasear con los roles narrativos de un balcón, un ejercicio ciertamente delicioso, hoy te queremos compartir una serie de fotografías con algunos de los balcones más encantadores que puedes encontrar en Guanajuato: sus probables historia preferimos dejarlas en tus manos…

  • Guanajuato es una ciudad con tantos detalles como historias.
  • Casa ricnón, cada maceta, cada callejón o plazuela parece tener algo que decir.
  • Y dentro de esta pintoresca galaxia de estímulos los balcones ocupan sin duda un lugar especial.
  • Detrás de cada balcón hay una historia latente.
  • Balcón en Guanajuato

Foto: Más de México
Cargar Más