Escucha aquí los fascinantes cantos chamánicos de María Sabina

En la geografía musical mexicana, existen un millar de cantos curativos de los que numerosos linajes indigenas se sirvieron y se sirven actualmente de sus beneficios sonoros para sanar.

Por: Jaen Madrid
abril 26, 2016

La curación chamánica es una de las tradiciones más ricas que posee México y sin embargo aquella que una buena mayoría desconoce. Si bien la colonización atrajo consigo una exhaustiva cantidad de modernización que no cesa, también logró evaporar en buena medida la información y los recuerdos del México original; sus ritos, sus dioses, su manera de concebir el tiempo a través de calendarios alegóricos, su mundo invisible.

Quien no se ha adentrado a su cultura endémica aún, ignorará que los chamanes o brujos curanderos de México utilizan múltiples instrumentos e ingredientes telúricos para sanar, conducir o ayudar a quien así lo necesita, aunque no propiamente son sustancias enteógenas como podría pensarse. De hecho hasta la fecha, la mayoría de curanderos de distintas áreas de la República utilizan a manera de bálsamo: yerbas, flores, inciensos y música para sanar, principalmente. 

En el país existe una gran diversidad de formas para curar a través de la música o el sonido; una de las más comunes es la del canto, en especial cuando se utiliza la repetición de sílabas y resonancias a manera de letanías. Estos cantos –que mucho recuerdan al mantra– han sido utilizados por todas las etnias indigenas mexicanas, especialmente la de linajes como el de los indios seri, los wixarika y los mazatecos, este último de donde proviene María Sabina.

Sabina, la sabia y promotora chamánica más famosa de todo México, tenía sus cantos especiales que a manera de sugerentes oraciones utilizaba para internar a sus pacientes en un particular estado de trance. Hay quienes afirman que su lirismo era poéticamente envidiable. Las traducciones que encuentras –como por ejemplo las de Miguel Leon Portilla, Álvaro Estrada o el libro de María Sabina, Soy la mujer remolino, de las editoriales Almadía y Zare Books–, intentan ejemplificarnos algunas de sus más bellas letras. Aquí algunos de sus cantares curativos, grabados por el legendario Gordon Wasson en su visita a Huautla (a mediados de los años 50’s) y producido a través del sello Folkways Records:

Autor: Jaen Madrid
Asuntos editoriales y musicales. / Laboratorio de Conciencia Digital
Cargar Más