A los músicos zoques, el don sonoro les es transmitido en sueños

Aunque la música zoque es ahora una simbiosis, su raíz es preshispánica y ritual.

Por: Carlos Cid
julio 29, 2016
3055SHARES

Los zoques pertenecen a la gran familia lingüística mixe, zoque, popoluca, de los estados de Oaxaca, Veracruz, Tabasco y Chiapas, en este último se encuentran asentados en la región I Centro y V Norte. En las danzas y bailes zoques contemporáneos se dan las nuevas interpretaciones sociales y culturales, que son manifiestas a través de la danza, música y teatro.

La tradición de la música zoque

 

Mikeas Sánchez  es poeta, narradora y directora de XECOPA La Voz de los Vientos, localizada en Chiapas.

Ella nació en 1980, en el  pueblo de Tujsübajk, conocido también como Colonia Guadalupe Victoria, municipio de Chapultenango, Chiapas.

Menciona en entrevista que el abuelo de su abuelo fue músico, de él aprendió Simón Sánchez, su abuelo paterno, a elaborar el carrizo y el tambor.

 “Cuando pienso en la música zoque, irremediablemente me remito a él. Mi abuelo tenía por costumbre levantarse muy de madrugada para tocar el carrizo; era, por así decirlo, su pequeño capricho o su forma de burlar el insomnio”.

mikeas sanchez

Mikeas Sánchez

En ocasiones al escuchar la dulzura de sus notas, llegaban otros músicos del pueblo, y lo que en un inicio era una leve serenata, en breve se convertía en un concierto de flautas y tambores, recuerda.

Porque ser músico zoque no es asunto del azar, son demasiadas las historias que narran la experiencia de los músicos al ser honrados con este don, la transmisión de este conocimiento musical ocurre en los sueños, donde el afortunado recibe esta distinción por parte del patrono o virgen de la comunidad, o bien cuando un maestro músico decide, en su lecho de muerte encomendar su don a un “elegido”, a quien soplará su vaho, es decir la esencia de su ser.

La música tradicional zoque ha sido música de ritual, música que ha acompañado desde siempre las danzas tradicionales, música que supo mantenerse a lo largo del tiempo y que sobrevive dentro del sincretismo religioso. Ha sido colmada por santos y vírgenes, pero siempre manteniendo la esencia, el fervor y la dulzura de la música zoque que siguen siendo la base de esa cosmovisión.

La música y danza son regularmente espontáneas en su ejecución, realizándolos principalmente en fiestas religiosas, cívicas y sociales; el sonido del carrizo, el tambor, el violín, la chirimía o la guitarra amenizan perfectamente cualquier festividad. La intención es la misma: cumplir con “el trabajo”, la encomienda fincada por una orden divina o superior.

Menciona que es importante mostrar la polifonía de voces del México multicultural en las radios públicas y privadas, porque no es posible apreciar lo que se desconoce.

La música y danzas zoques con el tiempo, han ido perdiendo la esencia indígena, los elementos culturales propios, de la misma manera se va perdiendo el respeto y vínculo con la madre naturaleza de ahí que se deba promover la divulgación continua de la cultura prehispánica chiapaneca, para fortalecer lo original y que evolucione sin perder la mística  de la cultura zoque.

Acá puedes encontrar parte del archivo de la Fonoteca Nacional de música zoque de Tuxtla Gutiérrez en Chiapas.

 

 

 

Autor: Carlos Cid
Trotamundos en busca de neutrinos, siempre en modo Random.
Cargar Más