Para los niños no hay muros ni fronteras: artista francés explora la conciencia infantil en su contacto con el muro fronterizo

Esta obra conjuga la sensibilidad infantil con un potente mensaje social: los hijos de mexicanos que se encuentran en uno u otro lado de la frontera.

octubre 07, 2017

Un niño gigante mira con ojos curiosos el muro que cruza la frontera de San Diego, California. Es su primer año de vida, y su inocencia aún no le permite dimensionar lo que esas barras con las que juega significan.

Quien elaboró esta inmensa instalación fue JR, un artista francés cuyo discurso estético retoma a la ilegalidad, a las minorías excluidas y, también, a las mayorías excluidas —como es el caso de su documental Women are heroes (Las mujeres son héroes), donde la dignidad de las mujeres es el núcleo de la obra—.

Colaboración de Sketchfab y JR de una vista 3D hecha con imágenes captadas por drones.

Su lienzo perpetuo son las ciudades; espacios que modifica (legal o ilegalmente), convirtiéndolos en nichos de reflexión y protesta, como la que realizó en la frontera de Tecate, México y San Diego,California. Se trata de una instalación impresionante, por lo dicotómico que encarna la escena. Y no sólo porque retrata a un niño de proporciones inmensas, sino porque su inocencia contrasta con el lugar en donde se encuentra: la parte del muro fronterizo que divide San Diego y el pueblo mágico de Tecate, y que a simple vista posee un manto de pesadumbre.

Esta obra conjuga la sensibilidad infantil con un potente y subversivo mensaje social que llama la atención sobre una cuestión latente: los hijos de mexicanos que se encuentran en uno u otro lado de la frontera, y la inherente incertidumbre que pesa sobre ellos.

La idea le vino al artista en un sueño: “Algunas personas sueñan sobre mundos de fantasía. Yo sueño con muros”, explica en su web.

jr-artista-frontera-kikito-2

Muros que impiden la reunión de las familias y que sellan inexorablemente los destinos de miles de mexicanos. Y muchos de ellos aún no lo saben, como los niños. Sobre esto gira esta intervención, que deja una reflexión profunda sobre el mundo que heredarán los niños como el retratado por JR (cuyo nombre, por cierto, es Kikito). Un mundo en el que hemos impuesto fronteras y que sólo un espíritu infantil puede ver con inocencia, como si en cualquier momento pudiese pasarse al otro lado, sin visas ni pasaportes.

Pero, ¿y después? ¿Qué mundo heredarán las generaciones futuras? Es la pregunta que deja abierta este artista francés, ante la visión contrastante de Kikito jugando en la frontera.

 

*Imágenes: 1) JR; 2) Instagram Mytag

 

Cargar Más