Sobre el origen divino de la deliciosa miel maya

Los mayas llaman a las abejas "gente", y en su mitología y cosmovisión, el destino del hombre y de las abejas está ligado.

Todas las mañanas, al tomar una taza de café, un espumoso jugo de naranja o un pan con miel – sin darnos cuenta- disfrutamos de un ecosistema llamado polinización del cual dependen tres de cada cuatro plantas comestibles. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la contribución económica de la polinización se estima que puede ser hasta de 170,000 millones de dólares anualmente que equivalen al 10% del valor global de los alimentos.

De manera específica, se ha determinado que la polinización es de suma importancia para 100 especies vegetales entre las cuales destacan las frutas y las hortalizas –con una tercera parte del valor económico- seguidas de cerca por las leguminosas y los cereales. Aunque existen varios agentes o vectores como el viento, el agua, insectos, mamíferos, aves y reptiles, se reconoce que las abejas son el polinizador universal.

Incluso la historia, refiere la importancia de las abejas al utilizar su imagen para representar el poder de personajes como Napoleón Bonaparte, Julio César o Ramses II. Sin embargo, los mayas fueron los primeros en reconocer su poder y dejaron su constancia pictórica en los códices o libros secretos que se utilizaron desde el siglo VI a. C. hasta el siglo XVI.

Damas de la miel

Ante la evidente importancia de las abejas como agentes polinizadores, la misma FAO reporta que existen registros de más de 20,000 especies de abejas, entre las cuales sobresalen 3,500 como responsables de aumentar los rendimientos agrícolas.

Aunque en el mundo sobresale la Apis melífera o abeja europea, existen en México y Guatemala una gran variedad de abejas nativas, conocidas como abejas mayas (xumman kaab y ko ólel kaab), cuyas colmenas se encuentran en regiones intertropicales de la península de Yucatán –una inmensa planicie caliza de 140,000 km2 donde predominan las selvas bajas caducifolias, con enredaderas, bejucos, plantas trepadoras, barbascos (makal kuch, xtabentun); árboles y arbustos y diversas floraciones como la sak katsim (Mimosa bahamensis) y sak piksoy (Trema micrantha).

abejas maya codice tro cortesiano

Abejas mayas en el Códice Tro Cortesiano o Código Madrid

En este paraíso de plantas, flores y cenotes de aguas cristalinas, existen comunidades mayas como Tixkacalpupul cerca de Valladolid, donde aún se pueden encontrar las colmenas de tipo prehispánico, las cuales se cultivan en troncos ahuecados muy cerca del sitio arqueológico de Chichén Itza.

abejas maya miel maya ubicacion

Seres eusociales con elevada organización

Los apicultores mayas, les llaman jobones a sus colmenas, y son parte de un ritual que utiliza una serie de marcas para identificar la parte superior de los trocos ahuecados por donde entran y salen las abejas. Estas marcas que suelen ser cruces, círculos o cuadrados, representan el universo por el cual las abejas tienen la posibilidad de recorrer el cielo y la tierra. Los actuales melinoponicultores mayas, guiados por los sacerdotes de su comunidad, indican que las abejas suben al cielo, donde los chaques (dioses de la lluvia) resguardan las artesas llenas de miel, que las abejas se encargan de bajar en forma de gotas para deleitar a los hombres.

Gracias a su dedicación y costumbres, los apicultores mayas son los principales productores de miel en México, ya que obtienen casi el 60% del total de la producción, la cual llego a 56,907 toneladas en 2015, según los reportes del Sistema de Información Agroalimentaria (SIAP) de SAGARPA. Gracias a su calidad, la miel maya – nueve de cada diez kilos que se obtienen de las colmenas de Yucatán, Campeche y Quintana Roo– se exportan principalmente a los países europeos donde es muy apreciada por sus valores alimenticios y energéticos.

Tipos de miel

Destacan la miel de la selva de Quintana Roo, conocida como miel de tajonal; la miel de bejuco de Chan Cenote; miel de enredadera de Mococha, Yucatán, y las que se obtienen de diversas floraciones en Dzindazantún y Sinanche, Yucatán y en Ich Ek, Campeche. En Belice y Guatemala, también se han encontrado vestigios de colmenas en Altun ha, Uaxactun, y San Agustín Acasaguastlán. Cabe mencionar que la producción de estas abejas silvestres, llamadas abejas sagradas, difiere bastante de las abejas domesticadas, ya que en principio las abejas no tienen aguijón y no anidan en estructuras hexagonales, sino en pequeñas cazuelitas o anforitas de cera.

                            Floraciones de la miel de Yucatan Chicorium y Mimosas Floraciones de la miel de Yucatan Chicorium y Mimosas

Floraciones de la miel de Yucatán. Chicorium y Mimosas

Un aspecto que resulta doblemente curioso, es que la información de las abejas sagradas, conocida como ¨La sección de las abejas¨ está inscrita en el Código Tro Cortesiano (Código Madrid) que está formado por una serie de documentos de formato pequeño de 10 x 20 cms (parecidos a una revista) que utilizaban los sacerdotes mayas para documentar aspectos sagrados y secretos. Los códices mayas más conocidos están en Dresde, París y Madrid. También existen códices arqueológicos que se encuentran en sitios resguardados y las transcripciones populares de estos códices llamados Chilam Balam y Popol Vuh.

Finalmente uno de los aspectos más interesantes, es que para los mayas, las abejas y la gente no solo comparten un territorio que puede ser el monte o los campos donde se produce la miel, sino también el territorio doméstico o urbano llamado alak. Para los sacerdotes mayas, no hay duda de que el destino de los hombres y las abejas está unido y por ello llaman a las abejas “gente”. Esta dualidad o paralelismo es quizá lo que une a los hombres con el futuro de las abejas y por ello los apicultores mayas demostraron que las abejas son las reinas del universo, ganando recientemente la batalla contra los cultivos transgénicos en Yucatán.

*Fuente: 

Basado en las investigaciones de la Dra. Laura Elena Sotelo Santo del Centro de Estudios Mayas. Instituto de Investigaciones Filológicas. Universidad Nacional Autónoma de México.

Luis Bringas Guedea
Autor: Luis Bringas Guedea
Consultor técnico y editor asociado de publicaciones especializadas en agricultura y desarrollo rural con 20 años de experiencia en la transferencia de tecnologías. Especialista en comercio agrícola y agroindustrias. Coofundador de Siac, Agrored y Productores de Hortalizas.

Rutas secretas de Chichén Itzá podrían confirmar su construcción basada en una “geografía sagrada” (VIDEO)

Estos pasajes secretos en Chichén Itzá podrían ser la prueba de que los mayas fundaron una relación mística entre su arquitectura, las cuevas y los cenotes.

Desde hace mucho años, nos hemos acostumbrado al misterio de nuestras ruinas. Atravesamos sus escondrijos y pasillos como quien ignora su secreto, y fingimos compartirlo. La sombra y los espectros de estos vestigios son las deidades del pasado y de los nuevos días. Y aunque parezca que su tiempo ha terminado, todavía permanecen ahí, ocultos en la naturaleza de las cosas. 

Chichén Itzá es un ejemplo vivo de estos vestigios que siguen evocando al misterio. Recientemente, el proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) y el INAH iniciaron un mapeo subterráneo por el gran complejo maya, que recorre sus cuevas y cenotes, y atraviesa el esqueleto de las pirámides. El objetivo es claro y francamente loable: rastrear y documentar la fascinante geografía sagrada del lugar.

Mediante el uso de un radar de penetración terrestre, así como el empleo de señales electromagnéticas, estos investigadores planean demostrar la teoría de que en Chichén Itzá, existe un patrón “arquitectura-cueva o arquitectura-cenote”, dentro lo que podría ser un conjunto de túneles nunca antes descubiertos. Si bien existe la posibilidad de que sólo sean vacíos, ofrendas o depósitos mortuorios, la existencia de estos “huecos”, y su probable construcción bajo una geografia divina, es por demás intrigante.

Estos pasajes secretos en Chichén Itzá podrían ser la prueba de que los mayas fundaron una relación mística entre su arquitectura, las cuevas y los cenotes, aunque la razón todavía es desconocida. El especialista de la GAM, James Brady, relata que “A diferencia de la cosmovisión europea, donde las deidades estaban en el cielo, en el mundo maya, lo más sagrado y vivo era la tierra, por ello es que  formaciones como cuevas y cenotes eran tan sagrados, pues eran una vía de acceso al interior de la tierra, es decir, a la presencia de los dioses”.

10 increíbles propiedades de la miel melipona maya (y dónde conseguirla)

Según su poder curativo para restaurar el hun ol (que era el bienestar y la armonía de los corazones) los mayas le asignaban su kinam (vigor, fuerza y fortaleza).

Para los sacerdotes mayas, no hay duda de que el destino de los hombres y las abejas está unido y por ello llaman a las abejas gente. 

Luis Bringas

Las abejas sin aguijón, también conocidas como abejas meliponas o abejas mayas, son oriundas de Yucatán. La relación que guardan los mayas con esta especie es muy antigua, e incluso, asignaron una deidad asociada al cuidado de sus preciadísimas abejas: Ah Mucen Kab (el que vigila las abejas).

En el Códice Madrid o Códice Trocortesiano aparece detallada la vida cotidiana de los mayas, y, desde luego, su meticulosa domesticación de las abejas meliponas forma parte del registro. Al respecto de esta relación, nos dice Luis Bringas, especialista en agricultura y desarrollo rural:

Los apicultores mayas, les llaman jobones a sus colmenas, y son parte de un ritual que utiliza una serie de marcas para identificar la parte superior de los trocos ahuecados por donde entran y salen las abejas. Estas marcas que suelen ser cruces, círculos o cuadrados, representan el universo por el cual las abejas tienen la posibilidad de recorrer el cielo y la tierra. Los actuales melinoponicultores mayas, guiados por los sacerdotes de su comunidad, indican que las abejas suben al cielo, donde los chaques (dioses de la lluvia) resguardan las artesas llenas de miel, que las abejas se encargan de bajar en forma de gotas para deleitar a los hombres. 

Las abejas se alimentan de las flores de la selva y según la tradición deben ser cuidadas por personas nobles. Sus colmenas son los jobones (troncos ahuecados de distintos árboles), las meliponas eligen el suyo, y a la entrada del mismo, una de estas se encarga de cuidar el resto de la colmena.

Cada jobón, cuando es productivo, da solo un litro de miel año, y la colecta de miel, asimismo, se hace una vez cada año. Se trata de una exquisitez, pero además una que es muy saludable.

Estas son las propiedades curativas de la miel melipona maya. Para cada miel, según su poder curativo para restaurar el hun ol (que era el bienestar y la armonía de los corazones) los mayas le asignaban su kinam (vigor, fuerza y fortaleza):

Alivia transtornos en el aparato digestivo

Problemas en el sistema circulatorio

Ideal para el sistema respiratorio (sobre todo si se tiene tos o dolor de garganta)

Sistema inmunológico bajo

Calmar fiebres

Para picaduras

Padecimientos oculares

Para cicatrización de heridas o llagas

Manchas en el cutis

¿Dónde encontrarla?

Existen opciones como la gran cooperativa maya La Casa de Catorce, también está la Fundación Melipona Maya o bien, Traspatio Maya

Imagen: enciclopediaagro.org

4 endulzantes naturales muy mexicanos para reemplazar el azúcar refinada

Que el azúcar refinada es pésima para salud, cada vez cabe menos duda. Aquí endulzantes naturales mexicanos muy sanos y perfectos sustitutos.

En las últimas décadas la diabetes y obesidad se han convertido en un enorme problema de salud pública en el mundo, y en México uno desbordado. En este fenómeno están involucrados los malos hábitos, aunque también el hecho de que la mayoría de los alimentos procesados, sí o sí, contienen azúcar refinada.

Esta industria es tan grande, que ya desde 1800 estaba consolidada. Más allá de las calorías, el azúcar refinada es tan dañina ya que, probadamente, produce un transtorno de acumulación de grasa (sobre todo por su sacarosa), además de que es altamente adictiva, prejudicial para el páncreas, disminuye el calcio en nuestro cuerpo. Otros estudios apuntan a que la presencia de azúcar refinada produce caries dental; también sobredemanda de las vitaminas B, provocando su déficit en el cuerpo; hipertrigliceridemia y asterosclerosis, los cuales se caracterizan por la acumulación de grasas en los triglicéridos y las paredes arteriales. Además de  provocar obesidad y diabetes mellitus, entre otros.

En México contamos con opciones que se volvieron tradicionales, sobre todo luego de la conquista, y que es urgente conocer y retomar para mejorar la salud colectiva.

Te compartimos las siguientes.

 

1.Sirope de agave, también conocida como miel de agave

endulzante miel de agave

Se trata del jugo vegetal que se extrae de las hojas o pencas del agave, específicamente del agave azul y el agave maguey. En realidad se trata de un jarabe, uno muy sano, aunque por su consistencia más bien pareciera miel, de ahí su nombre más popular. Su poder endulzante es del doble del azúcar refinada. La gran característica que lo hace sano es que contiene un bajísimo contenido glucémico; es bajo en calorías, disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol, contiene vitaminas A, B, B2, C, hierro, fósforo, proteínas y niacina; ayuda a la absorción de calcio y magnesio, libre de gluten, benéfico para la flora intestinal (considerado un probiótico). Y quizá la mejor parte, es un endulzante tolerable para los diabéticos.

2. Piloncillo o Panela

piloncillo endulzantes naturales mexico

Aunque no se trata de un producto originario, ya que la caña de azúcar fue traída durante la conquista. Lo que es un hecho, es que la cocina gastronómica tradicional fue incorporándolo de manera importante. Por ejemplo, su nombre más común para los mexicas (panela) viene del náhuatl chiancaca, que significa azúcar integral. Por su parte los quechuas le llamaban chamgay, del verbo triturar. Suele usarse como golosina, aunque también se triturada para endulzar variedad de opciones. Su procesamiento es distinto al de el azúcar refinada y es mucho más saludable. Este se obtiene de la evaporación del jugo de la caña de azúcar, y contiene minerales como el cobre, hierro fósforo y magnesio.

3.Melaza

melaza endulzante mexico

 

Esta puedes hacerla en casa. Se trata del piloncillo derretido, el cual, según el nivel de agua que le añadas, tendrás más consistencia de jarabe o miel.

4.Miel maya (de abejas nativas, sin aguijón)

endulzantes naturales miel maya mexico 

Para los antiguos hombres de mesoamérica el principal endulzante que aplicaron fue la miel natural de abeja. Con ella, por ejemplo, mezclaban el amaranto y producían los deliciosos dulces hoy conocidos como alegrías, aunque generalmente lo hacían más con fines rituales. Por su parte, en la zona maya se ha producido sanísima miel, y que lleva una tradición memorable. Entre los estados que la producen están Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

 

*Imágenes: 1 y 3) 123rf.com;  2) mieldeagave.com.mx;  4) caribbeanfit.com; 5) mayananswer.over-blog.com/article-la-abeja-xunan-cab-60438718.html