El hombre que regala semillas para alimentar a las mariposas monarca

Desde 2014 ha regalado más de 20,000 plantas de algodoncillo, el lugar donde las mariposas anidan sus huevos y de donde se alimentan.

El hipnótico trayecto de las mariposas monarca es de los más hermosos de la naturaleza. Hacen una migración desde Canadá hasta México en 9 meses de travesía para luego morir luego de aparearse.

Se trata del insecto que mayor distancia recorre en una migración. En las últimas décadas, desafortunadamente, su presencia ha decrecido exponencialmente. Mientras hace solo 20 años ocupaban hasta 24 hectáreas en los santuarios del país, hoy lo hacen solo en una…

Ello ha preocupado altamente a los investigadores y su descenso ha sido vinculado a los fertilizantes químicos usados para las siembras en el sur de Estados Unidos; estos matan el algodoncillo, justo el alimento de las mariposas monarca.

En México, un hombre desde hace años ha contribuido a combatir este problema, para que la mariposa monarca sobreviva aún cuando su trayecto migratorio no se haga como la naturaleza lo ha diseñado. Su nombre es Gerardo Moreno, un cirujano dentista que también es horticultor apasionado y quien desde 2014 ha regalado más de 31 mil asclepias (el nombre oficial del algodoncillo) a cientos de personas que desean hacer de su jardín un hogar para las monarca.

Contrario a lo que se piensa, la mariposa monarca no llega en su totalidad a Canadá de regreso, algunas se quedan en México y a estas suelen llamárseles residentes o locales. Ellas luego buscan donde poner sus huevecillos y el proyecto de Moreno es que cientos de hogares mexicanos les provean de esa posibilidad.

En Twitter y en Facebook su nombre es Ballena Feliz, y es contactado por miles para crecer el número de mariposas cultivando estas plantas, principalmente personas de Monterrey, Reynosa y Saltillo.

monarch-butterfly-569432_960_720

Cabe apuntar que existen algunos críticos de este tipo de iniciativas como la versión documentada en Sin Embargo de Rocío Treviño, bióloga y coordinadora del Correo Real, un programa de la asociación civil Protección de la Fauna Mexicana (Profauna) para la conservación de la mariposa Monarca.

Falta mucho que estudiar todavía, pero es algo que nosotros hemos peleado con Nuevo León, de que tengan más precaución con eso, pero la gente está enloquecida con la siembra de asclepias en Nuevo León.

Aún así, no está comprobado que sea contraproducente la siembra de algodoncillo, y esta es apoyada por organizaciones como Greenpeace, pues las mariposas que depositan sus huevos son de hecho las que se han quedado en México como residentes o locales.

puedes ver el perfil de Gerardo Moreno si te interesara contactarlo.

Imágenes: 1 y 2)Creative Commons

La fiebre de la copa menstrual está llegando a las comunidades indígenas (y es muy buena noticia)

La genial alternativa no solo es ecológica y más barata, también es una invitación sutil a que las mujeres interactúen de cerca con su cuerpo.

¿Qué tienen en común la menstruación, la basura y la pobreza? Que son temas de los que preferimos hablar solo superficialmente. De la menstruación por pena; de la basura para no tomar responsabilidad sobre el asunto y de la pobreza por una curiosa combinación entre las dos razones anteriores. Pero aunque no lo creas, estos tres temas están muy conectados y sí: urge hablar de ellos a profundidad.

Empecemos por acá…

copa-menstrual-barata-mexicana-mexico-indigenas

La menstruación produce basura, mucha más de la que imaginamos. Y es una basura muy particular, difícil de manejar, casi imposible de reciclar y que afecta muchísimo el equilibrio ambiental. ¿Y por qué produce tanta basura? Porque la menstruación, como muchos otros fenómenos del cuerpo es un asunto con el que preferimos lidiar de lejos, que ocultamos y que nos incomoda inmensamente.

copa-menstrual-barata-mexicana-mexico-indigenas

Pero esa lejanía con un proceso por el que aproximadamente la mitad de la población tiene que pasar mensualmente nos está costando muy cara y en distintos sentidos. En primer lugar porque económicamente es una inversión grande comprar toallas femeninas y tampones a lo largo de la vida. Por otro lado, porque el medio ambiente ya no puede más con nuestros desechos (al grado en que los humanos ya nos estamos comiendo, sin saberlo, el plástico que tiramos a la basura) y finalmente porque nos estamos de la experiencia del propio cuerpo al no lidiar directamente con él y lo que produce.

La copa menstrual es una solución increíble

copa-menstrual-barata-mexicana-mexico-indigenas

Por suerte, llegó a nuestras vidas la copa menstrual, un dispositivo reutilizable hecho de plástico quirúrgico (por lo que es muy seguro usarla), que se inserta al interior de la vagina y recoge el flujo menstrual. Cuando se llena, la vacías cuidadosamente. Si la cuidas bien, la esterilizas después de cada periodo, la lavas con frecuencia y la guardas en su bolsita de tela en un lugar fresco y seco puede durar hasta 10 años.

copa-menstrual-barata-mexicana-mexico-indigenas

El mismo invento toma en cuenta los tres asuntos que nos preocupan: si la usas, de alguna manera hace que te involucres y que conozcas a profundidad tu cuerpo. Además, evita una gran cantidad de basura. Y, como no estás comprando constantemente las alternativas desechables, te ahorras una considerable cantidad de dinero.

Estas mujeres indígenas prefieren la copa…

copa-menstrual-barata-mexicana-mexico-indigenas

En ese sentido, la copa menstrual se ha transformado en una alternativa muy viable y deseable para las mujeres de comunidades con bajos recursos económicos y que, además, están preocupadas por su entorno, como las chicas que habitan en algunos pueblos indígenas de México. Sin embargo, la única copa aprobada por la COFEPRIS tiene un precio relativamente elevado (de poco más de $600 pesos), que parece mucho, sobre todo cuando hay alternativas desechables bastante baratas.

Para responder a este asunto, nació el programa Ixchel Aradia, una iniciativa muy inteligente, cortesía de una joven mexicana y su amiga española. Juntas han logrado llevar la copa menstrual a comunidades en seis estados de México y, contrario a lo que uno se podría imaginar, el dispositivo de higiene femenina que aún entre muchas y muchos levanta sospechas ha sido un éxito entre las mujeres indígenas.

copa-menstrual-barata-mexicana-mexico-indigenas

El proyecto de Steph Ferrera y Laia Cerqueda comenzó hace cuatro años y la idea era producir una copa menstrual perfectamente funcional (la Wey-Cup), pero de bajo costo (aproximadamente $280 pesos). Además, ellas se dedican a dar cursos y talleres en las comunidades relacionados con salud sexual y femenina. La información, evidentemente, a nadie le cae mal y la posibilidad de adquirir la copa menstrual, tampoco. Por otro lado, las comunidades también ganan dinero de todo esto, pues las bolsas de tela donde se guarda la copa menstrual las producen las mujeres indígenas ligadas al proyecto.

¿Cómo ayudar?

copa-menstrual-barata-mexicana-mexico-indigenas
Basta de eufemismos… ¡la menstruación, las experiencias que produce y la basura que desecha deberían ser habladas!

El asunto ha sido complicado, porque para poder comercializar su copa necesitan el permiso de COFEPRIS, hacerle una serie de exámenes de biocompatibilidad y toxicidad a su producto, lo que es también muy costoso. Pero esperan poder seguir produciendo cuanto antes. Afortunadamente, ya han beneficiado a más de 200 mujeres en el EDOMEX, Hidalgo, Puebla, Chiapas, Quintana Roo y la CDMX.

El proyecto Ixchel Aradia ha realizado fondeos en línea y también ha puesto a la venta sus copas. Hay que mantenerse atento para apoyarlas y cooperarles con donaciones. Además, una forma muy importante de ayudar es cambiándote a la copa o si no eres parte de la población que la necesita usar, invita a otras personas a que lo hagan.

Urge no solo hablar de medio ambiente, sino buscar alternativas para producir menos basura. Urge admitir que hay comunidades de bajos recursos, y también que si te alcanza para compartir, te toca hacerlo. Y, finalmente, urge que le dejes de tener miedo al cuerpo (al tuyo y al de otras personas); de miedo es alejarnos tanto de la propia materialidad.  

También en Más de México: Tradiciones ancestrales que son 100% ecológicas (y hay que recuperar)

*Imágenes: 1) Henn Kim, modificada por Más de MX; 2, 3 y 8) Crédito no especificado; 4) lacopamenstrual.es; 5) Laura Pastor; 6 y 7) Ixchel Aradia. 

Sin categoría

Mira a la mariposa monarca “renacer” luego de las inusuales tormentas de nieve (VIDEO)

Cientos de mariposas caen a la nieve congeladas y despiertan luego, magníficas y hermosas.

Este mes, dos inusuales frentes fríos y una tormenta invernal hicieron que en 25 estados del país (casi la totalidad) hubiesen fuertes vientos, lluvia intensa, bajas temperaturas, y en algunos, nevadas.

Ello causó  que kilómetros se cubriesen de nevadas inusuales como en Zacatecas, Guanajuato, Jalisco y Michoachán. En este último, y en parte del Estado de México, la mariposa monarca debió  hacer frente a esta situación.

El siguiente video muestra cómo las mariposas se aferran a los árboles, cómo caen al suelo congeladas, y luego de unas horas, o incluso días, se elevan gloriosas, como sobreviviendo de una inesperada pausa en su corta y fructífera vida.

Sin categoría

Aumenta 20 millones el número de mariposas monarcas que migran a México

El 2014 fue alarmante, en 2015 el aumento de su migración a Michoacán y el Estado de México ha sido una increíble noticia.

En la década de los 90, específicamente en 1993, comenzó a contabilizarse el número de mariposas monarca que arribaban a México desde Canadá. Cada llegada de la migración de la mariposa monarca a los bosques mexicanos toma 5 generaciones y un traslado de 5 mil kilómetros. Es considerado el insecto migratorio más fuerte del mundo.

Hace solo 2 décadas llegó a contabilizarse la llegada de hasta mil millones de mariposas monarca que ocuparon hasta 14 hectáreas de un santuario en México, sin embargo el 2014 fue el peor año de todos: solo ocupó una hectárea y fueron contadas 34 millones de mariposas.

En los últimos años se ha demostrado cómo los fertilizantes usados en los cultivos de Estados Unidos y Canadá están matando el algodoncillo, imprescindible para la supervivencia de la monarca por ser su alimento y también el nido predilecto para depositar sus larvas.

También la tala de los santuarios mexicanos es otro motivo para su abrupta disminución. Luego de que 2014 fue el año más bajo jamás registrado, este 2015 se ha dado un sorpresivo incremento de 20 millones más de ejemplares.

“Estamos contentos de ver números más altos este año que el pasado invierno. Pero aún estamos viendo una disminución de más del 90 por ciento en comparación con los 1.000 millones de mariposas monarcas que emigraron a México a mediados de la década de 1990”.

Aún así, la noticia fue inesperada y esperanzadora.

[Reuters]