Maris Bustamante, la artista conceptual que “patentó el Taco”

Su "Manifiesto de reconocimiento al taco", es una obra mexicana visual y literaria, cuyo objetivo principal fue el defender al Taco de su expropiación como patente, pero también de la distorsión de su significado mexicano original, que data a más de dos mil años.

La década de los sesentas arrojó varios movimientos de arte cuya premisa distinguida era la conceptualización (o re-conceptualización) de un objeto, a manera de Arte Conceptual. Éste, tomó varías formas a partir de Marcel Duchamp, con movimientos como Fluxus, Happening, grupos feministas, de performance, video arte y más. México también dio sus pinceladas de arte-objeto –en los años 70’s–, a través de colectivos como Proceso Pentágono, Taller de Arte e Ideología, Polvo de gallina negra y No-grupo, este último liderado por los Montajes de Momentos Plásticos, de Maris Bustamante, una de las primeras muestras de performance en México. 

maris bustamante-A Maris Bustamante le debemos mucho sobre la relación entre feminismo y arte conceptual, dos pensamientos que si bien ya hacían ruido en el mundo, México no tenía aún sus precursores. En No-grupo, Bustamante era la única mujer, y en su papel de tal, fabricó una figura muy inusual con un discurso crítico frente a los dogmas de género de la época. Además, en aquél entonces el esquema del arte en el país era únicamente académico, las artes no convencionales eran, si al caso, un intento exiguo de deconstruir arte. Y es justamente a partir de ese monopolio artístico que Bustamante decontruyó la escena creativa mexicana, adjudicándose el nombre de “la aplastadora de academias”. 

Uno de sus proyectos más distinguidos es, plausiblemente, el que relaciona al taco –su imagen, simbología y origen histórico–, con el performance social, pero también con el sentido de apropiación de un objeto (en este caso el taco). Diversas erratas sobre la malinterpretación de que Bustamante tiene la patente del taco hacen eco en internet, sin embargo, el propósito es todavía más profundo.

Su Manifiesto de reconocimiento al taco, es una obra mexicana visual y literaria, cuyo objetivo principal fue el defender al Taco, símbolo cultural mexicano, de una completa expropiación por cadenas como Taco Bell –que existe desde los años 40’s y que en ese entonces era una empresa exitosa que había patentado bajo su autoría a la palabra taco al menos en su nombre–, así como de la distorsión de su significado mexicano original, cuya historia data a más de dos mil años.

Esta fue la obra que realmente patentó Maris Bustamante (de donde se desprende, también, su obra performática de corte social La patente del taco); un manifiesto que contiene: un enunciado plástico (fotografía en blanco y negro de un taco realizada por Alfredo Núñez), un enunciado literario (con un poético y un tanto erótico juego de palabras: “el taco es un acto que toca”) y tres cápsulas más donde se concentra la simbología del taco como “elemento de penetración cultural”, su secuestro y su patente.

la patente del taco maris bustamante

Su proyecto, como advierte Bustamante, “fue definitivamente registrado en la Dirección General del derecho del autor de la SEP el 15 de mayo de 1979”, fecha en la que gracias a Bustamante México goza de una patente mexicana que rinde homenaje al taco. Aquí puedes leer más información sobre su obra directamente de las palabras de la autora (y realmente vale la pena hacerlo).

Jaen Madrid
Autor: Jaen Madrid
Editora, música y ser humano. Le gustan los volcanes, los caballos y los sintetizadores.

Sur.real: el festival que celebra la vibrante cultura fronteriza del sur

Explora la increíble cultura de la frontera sur de México en este nuevo festival. Acá todo lo que tienes que saber.

“Frontera”, un concepto vital en nuestro tiempo. Ambivalente, por supuesto, la frontera es igual el espacio poroso donde dos lados distintos se encuentran, se mezclan, se corrompen —en el mejor de los sentidos— y es, también, la línea que genera distancia, entre dos que en realidad están juntos. 

“Frontera”: en México significa muchísimo. La frontera hoy define nuestras políticas (interiores y exteriores), reinventa nuestra cultura y hasta nos inspira a repensar el principio y fin de nuestra propia identidad. Pero cuando decimos “frontera” seguro te hace pensar en el norte. Han sido tan mediatizados los procesos sociales y políticos de nuestro límite norte que, inmediatamente, viajamos hasta allá cuando pensamos en ese concepto.

Pero la frontera sur de México es igual de interesante y lo que está pasando ahí, igual de relevante. Nuestro país comparte con sus vecinos del sur mucho más de lo que imaginas. No solo formas de comer e ingredientes (como el fundamental maíz), culturas con una historia indeleble (como la maya), el idioma “oficializado”, los procesos de conquista y una enorme diversidad simbólica y natural; también compartimos el presente: problemáticas políticas y económicas similares y un enorme interés por defender y proteger nuestros recursos naturales. 

festival-cultural-frontera-sur

Nos urge acercarnos al sur y asistiendo al nuevo festival Sur.real podremos hacerlo a través de la música y el intercambio de saberes.

También en Más de México: Fandango fronterizo (son jarocho en la frontera para reconectar a la comunidad)

Sur.real pone a la frontera sur de vuelta en el imaginario cultural

En el precioso Bacalar, en Quintana Roo, se celebrará un festival que se concentra en la frontera sur y su enorme riqueza cultural. Su intención central es tender puentes entre las naciones hermanadas de Centroamérica y el Caribe. Durante 4 días se hablará sobre cultura, migración, medio ambiente, prácticas sustentables y buen vivir,  junto a los estados y países invitados: Oaxaca, Veracruz, Campeche y Belice, Guatemala y Argentina.

La apuesta, es generar entre los asistentes dinámicas de empatía, inclusión y apertura al sincretismo, que puedan adoptar en sus vidas cotidianas y compartir en sus propias comunidades. 

festival-cultural-frontera-sur
Imagen: Cenote Finder

Podrás tomar talleres de son jarocho, aprender muchísimo sobre sustentabilidad de la mano de expertos en la materia, disfrutar un poco de circo comunitario y el talento de múltiples bandas sureñas. Es un evento imperdible.

¿Cuándo y dónde?

festival-cultural-frontera-sur

 28, 29 y 30 de noviembre y el 1 de diciembre en la cabecera municipal de Bacalar.

Muestra de Cine Callejero en Mérida: un mapa audiovisual de esta increíble ciudad y la realidad de quienes la habitan

A través de un precioso proyecto, jóvenes cineastas relatan las problemáticas de su ciudad en 3 entrañables cortometrajes.

No hay duda: el cine nos hace mucho más empáticos. Podríamos decir que la mejor cualidad del séptimo arte es que nos conecta con otras formas de ver el mundo. Pero ¿será posible que el cine nos reconecte con nosotros mismos? 

Ciertamente, el cine, como práctica, es un arte que invariablemente lleva a la autorreflexión. Y en tiempos como los nuestros qué urgente es reconectar con uno mismo, con la propia cotidianidad y con el entorno. Pero el cine es una disciplina muy particular y es fácil caer en la trampa del argumento y decir que “no cualquiera puede hacer cine”

merida-muestra-cine-callejero-local-emergente

Por suerte, proyectos como la Muestra de Cine Callejero en Mérida demuestran exactamente lo contrario. 

¿Qué es la Muestra de Cine Callejero en Mérida?

merida-muestra-cine-callejero-local-emergente

Esta increíble iniciativa, gestionada por jóvenes mexicanos, quiere probar que cualquiera puede narrarse a sí mismo a través del cine. Pensada para fomentar la educación gratuita y la participación cultural en la preciosa “ciudad blanca”, la MCC en Mérida comenzó como una serie de 3 talleres de creación cinematográfica a los que asistieron más de 60 alumnos meridanos. 

merida-muestra-cine-callejero-local-emergente

Guiados por creadores como Guido Arcella, Maricarmen Sordo, Patricio Saiz, entre otros, los jóvenes participantes produjeron 3 cortometrajes originales que forman un breve pero intenso mapa audiovisual de sus cotidianidades. En sus piezas relatan, con una óptica personal y simultáneamente colectiva, las problemáticas que definen su día a día. 

El tema central es la calle; sobre todo, pensándola como espacio público. A través de este ejercicio de cine comunitario, los creadores emergentes retomaron su calles y la Muestra servirá de pretexto para que cualquier habitante de la ciudad se una a la reflexión sobre su propia forma de habitar este microterritorio y relacionarse con otros al hacerlo.

merida-muestra-cine-callejero-local-emergente

Pero esta inclusión no se limita a la exhibición de los cortometrajes que fueron generados. Durante el proceso de aprendizaje, fueron impartidas clases magistrales abiertas al público, en distintos espacios culturales. Así, estaba abierta la posibilidad de aprender un poco sobre cine, sin importar quién fueras. 

Asiste al estreno de los cortometrajes

El proyecto culminará con el estreno de los 3 cortometrajes generados y, si estás en Mérida, no puedes faltar. A continuación una breve reseña de lo que podrás ver:

La Pinta

merida-muestra-cine-callejero-local-emergente

Realizado en el taller del Centro Cultural del Sur impartido por José Luis Alanís. Dirigido por: Ilse Pech.

“La Mecha” es una artista feminista de 21 años que intentará hacer una pinta a modo de catarsis y protesta en una pared que limita una zona violenta y marginada de la ciudad.

Visitantes

merida-muestra-cine-callejero-local-emergente

Realizado en el taller de la Alianza Francesa Mérida impartido por María Bello. Dirigido por: Alejandra Peraza y Adrián Lavarriega.

Fidelia comienza una travesía casi imposible en la ciudad meridana para devolver a una pequeña su objeto más preciado, pero la sombra de la discriminación la pondrá en apuros.

Lulú

merida-muestra-cine-callejero-local-emergente

Realizado en el taller del Centro Cultural Olimpo impartido por Emmanuel Tatto. Dirigido por: Sofía Lara.

Lulú descubre el secreto más guardado de su familia y abre una puerta a los recuerdos de su tía. Luchas sociales y personales se entrelazan creando un caos liberador.

¿Cuándo y dónde?

merida-muestra-cine-callejero-local-emergente

La premiere será este 27 de noviembre en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida a las 7 PM. Más información en el sitio de la MCC en Mérida o en su página de Facebook.

También en Más de México: 7 cosas (muy buenas) que pasan cuando consumes cine nacional

La historia del taco (dónde y cómo nació este ícono mexicano)

Se dice inclusive que Moctezuma utilizaba la tortilla como una "cuchara" para sostener la comida, las cuales eran preparadas sobre piedras calientes y decoradas con cochinilla, frijol y chile.

Delicioso e histórico, el taco forma parte de la diversidad cultural y gastronómica de México.Ya sea de al pastor, carnitas, de longaniza, cochinita, barbacoa, birria, carne asada, pollo, chile, nopal con queso, chapulines, aguacate, entre otros más; el taco posee una increíble variedad que es para gustos de todos los amantes del maíz. Si bien se desconoce a ciencia cierta su origen, se cree que el taco nació como la base de una dieta olmeca gracias a los primeros vestigios del maíz nixtamalizado. 

En una interesante entrevista a Jeffrey M. Pilcher, investigador y profesor de la Universidad de Minnesota, este hace un recuento de los hallazgos que ha recabado sobre la historia del taco. En los últimos veinte años ha estado abocado a la investigación de la comida mexicana y está próximo a publicar el libro Historia Global de la Comida Mexicana (editado por la Universidad de Oxford). Algunos de los resultados de sus investigaciones que apuntan a interesantes capítulos como algunos que enunciamos a continuación.

Se dice que Moctezuma utilizaba la tortilla como una “cuchara” para sostener la comida, las cuales eran preparadas sobre piedras calientes y decoradas con cochinilla, frijol y chile. Mientras que las mujeres solían enviar la comida, en tortillas, a los hombres que trabajaban largas horas en el campo y así pudieran calentarla y comerla a la media jornada. 

Y para la llegada de las carabelas españolas y sus cerdos, según Bernal Díaz del Castillo, los banquetes organizados por Hernán Cortés para sus soldados se basaban en platillos de carne de cerdo con tortillas. De hecho, en Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, Coyoacán fue testigo de la primera taquiza en la historia. Desde ese entonces, el taco se convirtió en el platillo base que se consumía en todas zonas de la Conquista. 

No fue sino hasta 1908, en Morelos, que la época revolucionaria trajo el surgimiento de los tacos acorazados: tortilla, una cama de arroz y finalmente un guisado de chicharrón en salsa verde, milanesa de cerdo, mole verde, longaniza, papa con chorizo y otros más con placer inexplicable al paladar. Se dice que nacieron en Cuautla, Morelos, llegando eventualmente a Cuernavaca

Eventualmente, en 1950, durante una crisis y escasez de empleos, los pobladores de San Vicente Xiloxochita, en Tlaxcala, comenzaron a vender los famosos tacos de canasta. De hecho, este sitio se convirtió en la capital del taco de canasta; en donde se ven cada mañana decenas de taqueros con sus bicicletas para llegar a sus puntos de venta en los municipios más cercanos. Salen cargados de una canasta, con casi 400 tacos, cubierta de hule azul y con algunos frascos de salsas rojas y verdes para vender a los obreros, estudiantes y empleados que los encuentran en su camino y aprovechan para desayunar. Inclusive hay quienes se llevan camionetas, cargando bicicleta, canasta, frascos y hule azul, para alcanzar zonas más retiradas como Distrito Federal, Puebla e Hidalgo, quedarse la semana y regresar los fines de semana. 

Finalmente, en la Ciudad de México, nacen los tacos al pastor –la indiscutible adaptación del shawarma árabe al paladar mexicano–. En la década de los 60, durante una gran migración libanesa a México, se intentó recrear el platillo extranjero, sin embargo tuvieron que recurrir a marinar y cambiar el tipo de carne según los ingredientes disponibles en la ciudad. Los tacos al pastor vienen, de hecho, de los gyros de Grecia, los döner kebab de Turquía y el shawarma del Líbano. ¿Quién podría decir que uno de los platillos más predominantes en la cultura mexicana tuviera un origen común de la cocina del Imperio Otomano? 

El taco, en su totalidad, forma parte de la cultura mexicana que brinda, además de comida a un costo viable, una serie de nutrientes básicos para el organismo. Así que, después de leer esta nota, en caso que la saliva haya inundado los interiores de la boca, qué mejor manera de pasar un día degustando este delicioso platillo prehispánico. 

*Imagen: Travelreport