Saskia Niño de Rivera, la mexicana contra la tasa de criminalidad en México

Saskia Niño de Rivera humaniza lo inhumano

Sin importar a dónde se vaya, la marca de México está en nuestra piel. Recuerdo que en un curso en Europa, mis compañeros se sorprendían de mi procedencia. La mayoría decían que adoraban México porque alguna vez habían visitado Playa del Carmen o Cancún; otros, después de recordar ese lugar paradisíaco para los extranjeros, preguntaban, entre morbo y preocupación, si era verdad lo que las noticias decían sobre la tasa de criminalidad.

Yo quise romper todos los estereotipos que desgarran a mi país, que dejaran de mirar a México con desconcierto, lástima e inclusive miedo. Sentí como si nos colocaran en un papel de víctimas que necesitan ser salvados –otra vez– por “una sociedad más civilizada”.

Mientras hablaba, no podía negar que México sufre por sus guerras e injusticias. El gobierno, la corrupción, los cárteles de droga, el abuso a comunidades rurales, la violencia de género, discriminación, la hambruna, pobreza extrema y la ignorancia. Son varios factores los desarrollan detrimento de un país tan rico y poderoso. Sin embargo, para este grupo de psicólogos europeos, México era un país que no puede cuidarse por sí solo. Y yo estaba dispuesta a cambiar esa perspectiva, porque México dejó de “ser la chingada”, aquella que está abierta, que se deja violentar, que se deja someter. 

De acuerdo con la teoría, ante un abuso constante y prolongado en donde nadie ayudó y nadie hizo nada, un individuo internaliza la vergüenza y la culpa. Él o ella se encarga de reproducir lo que vivió pues no conoce que existen otros modos de relacionarse, de vivirse ni de liberarse. Supongamos en el caso de los niños que nacen en las cárceles mexicanas. La ley mexicana permite que los niños vivan con sus madres en la prisión hasta sus seis años de edad, lo cual genera que haya más de 300 pequeños en las prisiones de todo el país. ¿Qué realidad van a internalizar esos niños si no es a través de la normalización de la criminalidad y el abuso de poder? En la mayoría de los casos, salen de la cárcel para regresar a la misma. Es un círculo vicioso sin fin.

 

Sin embargo, basta una una persona que muestre empatía, que valide sus emociones, que le facilite el aprendizaje, que le brinde una sensación de protección interna y externa, que favorezca la motivación, para que ese círculo comience a romperse… Y ese es el trabajo de Saskia Niño de Rivera, directora de la organización no-gubernamental Reinserta un Mexicano y directora de la Conexión Penitenciaria para la Comisión Nacional Antisecuestro.

Niño de Rivera tiene 27 años, y ha logrado ganarse el respeto de los guardias y oficiales de la prisión, del gobierno y sus abogados. Ella, con su sensibilidad y fortaleza se ha convertido en una autoridad entre el sistema penitenciario mexicano y la inseguridad que alberga en el país. Su objetivo es educar tanto a los niños como a las madres en las cárceles, y así prevenir que los pequeños regresen a prisión en un futuro.

Para ella, el verdadero problema de México es la inseguridad, derivado de un sistema penitenciario ineficiente. Esto ha hecho que ella luche por un espacio reeducativo dentro de las prisiones, haciendo consciencia sobre los efectos del secuestro, asesinatos y tráfico de drogas, creando posibilidades de reintegración a la sociedad, brindando herramientas para mejores oportunidades de vida. Al brindar este recurso empático, los niños de las mujeres en prisión abren sus caminos, minimizan el riesgo de convertir el crimen como único estilo de vida. Por ejemplo, cuando se trata de adolescentes que están a punto de salir de la prisión, los ayuda a reintegrarlos en las escuelas y a comenzar sus propios negocios; como es el caso de Felipe, quien cumplió tres años de prisión por robo, ahora cuenta con un pequeño negocio de frutos secos y una beca para estudiar en una escuela privada. En sus palabras, Niño de Rivera y su equipo salvaron su vida pues “el mundo del crimen sólo tiene dos caminos: el de la cárcel o el de la muerte.”

maxresdefault

Los resultados son evidentes. Hazael Ruiz, la secretaria del sistema penitenciario en la ciudad de México, explica que los cambios son intensos: “Los niños muestran un mejoramiento en su conducta, y las mujeres se han convertido en mejores figuras de crianza.” Niño de Rivera está convirtiendo la crianza en las prisiones de algo siniestro a proactivo, educativo, seguro.

Y esto es lo que quise transmitirle a ese grupo de psicólogos del Viejo continente: esta admirable lucha de los mexicanos por crear cultura de proactividad, resiliencia y cuidado. Es algo que necesita saber el mundo, que no somos víctimas ni victimarios. Somos fuertes, y con personas como Niño de Rivera y su equipo, nos volveremos más fuertes.

 

Maria Jose Castañeda
Autor: Maria Jose Castañeda
Psicóloga, educadora sexual, bailarina, lectora, persona. Ha colaborado en Algarabía, Pijama Surf, Petite Mort, entre otros.

Y tú, ¿ya donas sangre? Te explicamos por qué hacerlo

La mayoría de los mexicanos no son donadores altruistas, pero esto debería cambiar ya.

Donar sangre es un hábito poco arraigado entre los mexicanos. Antes de negarlo, piensa si alguna vez has donado sangre para un desconocido, por iniciativa propia, sin que hayas acudido al banco de sangre como respuesta a la petición expresa de algún amigo o conocido.

Si la respuesta es no, no estás solo: eres parte de la mayoría de los mexicanos, quienes no hacen donaciones de sangre altruistas, sino solamente familiares (o destinadas a un individuo en particular). Este dato nos habla de la necesidad de adquirir un hábito que poco o nada se fomenta en el país.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, (BID), solamente en 74 países el 90% de las unidades de sangre se obtienen voluntariamente, y México no es uno de ellos. En nuestro país la donación de sangre remunerada está prohibida; la única posibilidad para cubrir la demanda son las donaciones altruistas. Sin embargo, solamente 3% de las donaciones totales son de este tipo. El 97% están dirigidas a un paciente específico.

El día 14 de junio se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre. Con este pretexto, te invitamos a que te acerques a cualquier institución de salud, pública o privada, y te atrevas a donar solo porque estás en posibilidad de hacerlo. También puedes descargar la app de Blooders para identificar pacientes a quienes podrías apoyar y consultar los requisitos.

Donar sangre es un acto desinteresado que no te afecta, y en cambio significa la diferencia entre la enfermedad y la salud de alguien. La cantidad que se extrae son 450 ml., equivalentes al 10% del volumen sanguíneo y pueden utilizarse en hasta tres pacientes. Además, es posible donar más de una vez al año.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) busca que para el año 2020 el 100% de las donaciones de sangre sean voluntarias. Esto ya es una realidad en algunos pocos países.  Entre todos, podemos cumplir este objetivo compartido, mientras contribuimos activamente al bienestar de otros.

Regina Garduño Niño
Autor: Regina Garduño Niño
Relaciones Internacionales, ITAM. Trabajo en sociedad civil. Siempre tengo más preguntas que respuestas.

Guardianes culturales: la pareja que preserva uno de los últimos talleres de juguetes hechos a mano en CDMX

En un local que sorprende por su originalidad pervive uno de los oficios más bellos de México.

De la pared sobresale un diablo rojo de cartón que carga con un letrero que dice: –Te estaba esperando-. Estamos en el 129 de la calle Chihuahua de CDMX. El muro es colorido y una frase sobre un espejo pregunta, irreverentemente: –¿Te peinaste?-

En mitad de una de las colonias más gentrificadas de CDMX: la Roma, vive este pequeño taller de juguetería hecha a mano, el último de la ciudad, según sus dueños Álvaro Santillán y Jazmín Juárez. ¿Su nombre? gina: Taller Tlamaxcalli; abrió sus puertas hace 15 años.

Sus dueños son unos rebeldes, de algún modo, ellos retan al tiempo desde dos sentidos: preservando el oficio de la juguetería artesanal y enseñando que el tiempo también tiene distintos ritmos:

La prisa es un problema muy serio con la generación millennial, siempre tienen prisa. Aquí llegan a mi taller y preguntan –¿y en cuánto tiempo aprendo?- Pues en el tiempo necesario, les digo. O quieren hacer un alebrije sin aprender a preparar el engrudo: hay cosas que tienen un tiempo, quieren saltarse los procesos. Se desesperan porque ven que yo no tengo prisa”.

Aquí hay alebrijes, juguetes de madera; diseño de hace más de 100 años. Las curiosísimas Lupitas o mini piñatas de colores eléctricos. 

taller-juguetes-hechos-a-mano-mexico

 

Santillán hace cartonería aunque también trabaja madera y es un conocedor del arquetípico juguete. En CDMX, según su experiencia, solo quedan unos 16 cartoneros. Dice que a él no le gusta “intelectualizar”, cuando le pregunto sobre el valor de su oficio: “yo lo hago porque me gusta, así, simplemente. Porque cuando uno hace lo que le gusta nunca tienes trabajo, se vuelve una manera de jugar. Nunca debemos dejar de jugar, ni de adultos”.

Sus juguetes son una metáfora de su manera de pensar y de su oficio que reta a la época, ahí, en un local inesperado de la calle Chihuahua en la Delegación Cuahutémoc.

 

taller-juguetes-hechos-a-mano-mexico

 

 

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

En casa con mis monstruos: un viaje al interior de la mente de Guillermo del Toro (GALERÍA)

La espectacular colección de monstruos del genial cineasta mexicano pisa finalmente tierras mexicanas. Aquí todo lo que tienes que saber (y un pequeño adelanto).

Guillermo del Toro es uno de los creadores mexicanos más relevantes de nuestro tiempo. No solo porque su inmensa generosidad (de la que tanto nos gusta hablar) lo ha convertido en uno de los principales agentes para revitalizar la creatividad nacional. Tampoco porque sus complejas películas han ganado múltiples premios internacionales. O porque está perfectamente orgulloso de ser mexicano y lo demuestra cada vez que puede.

Lo verdaderamente genial de este sujeto es la manera en que entreteje dimensiones igual en su obra que en su vida cotidiana. De lo monstruoso hasta lo más encantador; de lo metafórico a lo punzantemente literal; de lo fantasmagórico a lo concretamente material; de la más oscura maldad, hasta la más pura bondad: para Guillermo del Toro las dicotomías se desdoblan en cientos de posibilidades de ser.

guillermo-del-toro-en-casa-con-mis-monstruos-exposicion-guadalajara
Imagen: El Occidental

También en Más de México: Guillermo del Toro relata su experiencia con un ovni en los 80 (Video)

En ese sentido, es un auténtico privilegio poder adentrarse en sus procesos creativos y esto es exactamente lo que ofrece “En casa con mis monstruos” un viaje al interior de la mente de Guillermo del Toro. La exhibición, que estará presente en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (MUSA) hasta el 27 de octubre de 2019, mostrará 900 piezas, entre algunas que ha creado el cineasta y otras que le han servido de inspiración.

Libretas, dibujos, vestuarios, objetos personales, personajes de sus películas y piezas de otros creadores, se encuentran bajo la fina curaduría de Eugenio Caballero (director de arte de “Roma” y “El Laberinto del Fauno”).

guillermo-del-toro-en-casa-con-mis-monstruos-exposicion-guadalajara
Imagen: Zona Docs

El recorrido te propone una experiencia multisensorial de casi 3 horas, dividida en tres ejes temáticos (Inspiración, Guillermo del Toro como artista, Creadores mexicanos que dialogan con su universo) que se entrecruzan a lo largo de ocho salas con distintas colecciones. El recorrido, además, es acompañado por una ambientación sonora, cortesía de Gustavo Santaolalla (“Babel”, “Biutiful”, “Narcos: México”).

La propuesta es única, en todos los sentidos, pues Del Toro ha declarado que sus piezas —que normalmente residen en Bleak House, en California— solo serán exhibidas esta vez en México, así que es absolutamente imperdible.

¿Quieres ir?

Si quieres más información, puedes consultar todos los detalles en el sitio de web de “En casa con mis monstruos”. El boleto de entrada general tiene un costo de $180 pesos y puede ser adquirido vía el sitio web, en Ticketmaster o en la taquilla del MUSA. Hay descuento de estudiantes, solo en la taquilla del museo. La exposición estará abierta hasta el 27 de octubre en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara ubicado en Av Juárez 975, Col Americana, Guadalajara, Jalisco. Consulta la disponibilidad de horarios en la compra de tu boleto.