Mira estos grabados antiguos de México liberados por el Museo Británico (FOTOS)

El grabado fue una herramienta básica que nos muestra la diversidad mexicana durante siglos hasta la llegada de la ¿modernidad?.

Luego de la llegada de los españoles la documentación de la basta cultura que encontraron y de las hermosas y diversas tierras fue haciéndose por medio de textos y códices, aunque hay una arista poco conocida que fue fundamental (y artística) en la propagación de estas nuevas tierras: los grabados.

El Museo Británico cuenta con un extraordinario acervo de dibujos y grabados antiguos del México colonial, diversos como lo es país, y ahora los ha liberado digitalmente para que el público pueda descargarlos.

Estas muestras pictográficas muestran escenas de la vida cotidiana, tato rural como urbana, la estética primaria de las primeras ciudades del país como Monterrey, la ciudad de México o Querétaro. Sitios naturales como los Prismas Basálticos de Santa María Regla, o el gran Lago de Texcoco, los volcanes de México… hasta los primeros puentes de México que prometían traer la modernidad a los habitantes.

Extraños descubrimientos arqueológicos que cambiaron nuestra visión sobre el pasado

Hemos dado con auténticas rarezas que la historia mexicana se tenía bien guardaditas…

En un país como este, donde la diversidad es inmensa, la historia cobra un sentido muy particular. Sin quererlo, tal vez, la hemos transformado en una especie de “pasado común”, un origen que todos compartimos y que por su aparente majestuosidad y profunda relación con lo divino, a cualquiera provoca orgullo.

Pero la verdad es que no tenemos idea de lo que significaba habitar los lugares que nuestra historia imagina; y menos las formas de pensar (y ser) de las personas que ahí estuvieron. Incluso las culturas “herederas” de algunas de estas antiguas tradiciones, los “pueblos indígenas”, tienen solo sospechas sobre ese pasado; lo que sí resguardan y es digno de explorarse y conocerse son leyendas, mitos y otras narraciones orales que los conectan con las de sus más antiguos abuelos.   

En ese sentido, los descubrimientos arqueológicos, las evidencias que constantemente brotan de la tierra y que nos dejan algunas pistas sobre el pasado, no dejan de sorprendernos y siempre ponen a prueba lo que ya teníamos por seguro. Además, muchas veces, en lugar de conectarnos con las vidas de antes, nos distancian, porque muchos vestigios son resultado de prácticas que están lejísimos de nuestra comprensión y hasta nos asustan (como los sacrificios).

Estas rupturas, estos “desengaños”, pero también las curiosidades que nos fascinan y los momentos de auténtica identificación, dicen mucho más de nosotros, del presente, que del pasado. Y tal vez por eso son tan emocionantes, porque nos están haciendo preguntas con las que no nos hubiéramos encontrado si, de manera incidental, nuestros ancestros no hubieran dejado por ahí, en lo profundo, piezas de un rompecabezas que nunca terminaremos de construir.

Te presentamos 10 extravagantes descubrimientos arqueológicos que cambiaron para siempre nuestra visión sobre el pasado.

Túnel al inframundo en Teotihuacán

En 2003 el investigador Sergio Gómez Chávez se encontró casi por accidente con un inmenso túnel debajo de la pirámide de Quetzalcóatl en Teotihuacán. Lo que hallaron ahí Gómez y su equipo es absolutamente fantástico y la investigación sobre el contenido hasta 2018 ha podido ser presentada en la forma del fantástico video de 360° que está arriba. El túnel estaba compuesto por tres cámaras mortuorias llenas de maravillas: ojos de cristal, esculturas de jade, figurillas de diorita y una especie de maqueta del inframundo, representando a escala montañas y lagos (que antaño estaban rellenos de mercurio, en representación de las aguas oscuras) y en las paredes de las cavernas, manchas de pirita, simulando estrellas.

También en Más de México: Entre reflejo y reflejo: la elusiva historia de Teotihuacán como un espejo

Ofrenda de finas joyas para Huitzilopochtli

En 2016 se encontró una ofrenda más (entre 205) a Hutzilopochtli en el Templo Mayor, en la CDMX. Pero esta tenía algo muy especial: los restos de un lobo de 8 meses ataviado con finísimas joyas de oro y conchas; según los investigadores que las descubrieron las piezas más magníficas hasta el momento. De acuerdo a los arqueólogos, se pensaba entre los mexicas al lobo como un guía para los muertos y, evidentemente, los antiguos indígenas estaban seguros del valor de las joyas y el oro, fetiche que extrañamente ligamos solo con “los españoles”.

Inmenso tzompantli, altar de cráneos

En 2015, en un predio en pleno centro de la Ciudad de México, se descubrieron múltiples maravillas insospechadas; entre ellas el Huey Tzompantli, una estructura mexica formada con cabezas de sujetos sacrificados o enemigos matados. Además, fue encontrada una ofrenda ritual cerca de un juego de pelota con los huesos cervicales de 32 personas. Por supuesto esta visión podría resultar escandalosa; pero antes de defenderla y argumentar que los mexicas y otras culturas antiguas “veían la muerte y vida distinto”, hay que recordad que los sacrificios tenían que ver con un asunto de orden cósmico, universal; del ritual dependía la mismísima existencia. Tendría algo de honorable, además, prestar la vida a esa causa. Aún ahora es preferible a otras salidas.

Peculiar entierro de perros prehispánicos

En múltiples entierros prehispánicos se han encontrado restos caninos y no es extraño pues se piensa que los perros eran guías para los muertos. Pero este es muy peculiar pues contenía 12 esqueletos de techichi y xoloitzcuintli.

Sacrificio infantil para el dios de la guerra

En 2017, arqueólogos del INAH encontraron un entierro infantil dedicado Huitzilopochtli y no es el primero: en 2005 se había descubierto uno muy similar. Los niños estaban ataviados con adornos corporales y motivos del dios de la guerra. El niño de esta segunda ofrenda tenía aproximadamente 5 años. Sin duda este es el tipo de descubrimientos que nos “alejan”; pero tendríamos que ponernos en unos zapatos muy distintos a los nuestros para poder entender en qué medida las necesidades (interpretadas por sujetos mundanos) de las divinidades eran implacables.

Reina Roja

Fue en Palenque donde se encontró una mujer de la realeza digna de ser enterrada con uno de los más lujosos ajuares jamás encontrados. Hoy sabemos que Hun K’Anleum fue una mujer destacada en la política de la ahora zona arqueológica, cambiando el prejuicio de que no había mujeres en ese tipo de cargos. La llamamos Reina Roja porque fue enterrada pintada de rojo con un mineral (cinabrio).

Sobre el cráneo supuestamente atribuido a Moctezuma

En el Departamento de Antropología del Museo del Hombre de París se atribuye un cráneo al de Moctezuma II ¿probable o no?

Juan Comas Camps fue un antropólogo español exiliado en México luego de la Guerra Civil Española. Fue uno de los fundadores del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM y estuvo abocado al estudio del mundo indígena en el país.

Este autor publicó en 1967 un interesante artículo en la ya legendaria revista de la UNAM Estudios de Cultura Náhuatl. Este texto refiere un particular dato que encontró en el inventario cronológico de piezas existentes del Departamento de Antropología del Museo del Hombre de París.

En dicho inventario, un apartado documenta la presencia del Cráne de I’Empereur Moctezuma, envoyé de Mexico par Mr. Ghiesbrecht (Cráneo del Emperador Moctezuma, enviado de México por el Sr. Ghiesbrecht el 28 de abril de 1854.) Además, se menciona incluso el sitio exacto de acomodo de esta pieza ósea: armario IV, puerta 4, estante 3.

No resulta extraño que al rededor del mundo, existan vestigios prehispánicos de tal índole como el supuesto cráneo de Moctezuma, lo anterior dado el contrabando de piezas y el saqueo al que fue expuesta toda América (recordemos, por ejemplo, que el penacho de Moctezuma se encuentra en Austria ).

Sin embargo, ¿Es verdad que este penacho de es Moctezuma?. Comas revela que el belga Augustin Ghiesbrecht fue médico, viajero y explorador botánico y que vivió en Chiapas; este conocía la versión de la historia que apunta a que Moctezuma II murió de un traumatismo en la cabeza (causado por una pedrada arrojada por el propio pueblo mexica cuando este les pidió no pelear contra los españoles desde una azotea). Sin embargo, con el análisis del cráneo, se sabe que la contusión que presenta, muestra signos de curación.

(…)La herida, tal como la hemos descrito, curada después de una lenta cicatrización, no parece causada por el fuerte golpe de una piedra con el consiguiente hundimiento y fragmentación del frontal. Más bien pudiera atribuirse -como hace Hamy- a una incisión oblicua.

Dando por supuesto -aunque no haya certeza ni unanimidad de opiniones al respecto– que la muerte de Moctezuma fue debida a una herida contundente en la región frontal, nunca podría atribuírsele el cráneo en discusión, ya que éste presenta una cicatrización que implica prolongada supervivencia del sujeto; y en cambio sabemos que Moctezuma murió a los tres días de haber sido herido.

Según la conclusión de Comas Camps resulta este resto óseo, así,  inatribuible al cráneo de Moctezuma; cuestiona en su texto sobre la persistencia de dichos datos en el acervo histórico de París. Nosotros nos preguntamos si aún sigue ahí ese supuesto cráneo del penúltimo tlatoani mexica.

*Imagen: www.mexico-france.com/prehispanico_esp.html

8 tesoros mexicanos que están en el extranjero

La conquista hizo que algunas reliquias valiosísimas estén en otros países, resguardadas, aunque lejos de su origen.

Las vastas y sofisticadas civilizaciones que vivieron en México legaron documentos, piezas hermosas, arte y conocimiento a través de miles de objetos que son un tesoro invaluable de la historia.

Sin embargo luego de la conquista, Europa (con una visión expansionista y dominadora) fue haciéndose de tesoros mesoamericanos que, aunque repobablemente en otros países, afortunadamente continúan conservados.

Un investigador mexicano, Miguel Gleason, en particular ha estado investigando y rastreando piezas mexicanas de importancia histórica que se encuentren en el extranjero. Durante 12 años hizo una férrea indagación y encontró que existen más de 9 mil piezas únicas y originarias de México en el extranjero.

Existen algunos ejemplos de casos donde sí han sido devueltas algunas piezas como cuando el museo Metropolitano de Nueva York devolvió una gran fachada de estuco de origen maya o cuando el Museo Peabody que en la mitad del siglo XX devolvió parte de las piezas del Cenote Sagrado de Chichén-Itzá.

Por su antigüedad muchos de estos tesoros no pueden volver a México y están resguardados sobre todo en los museos de etnología más importantes del mundo.

Acá 8 emblemáticos ejemplos:

400 códices mexicanos

Gleason encontró que en la Biblioteca Nacional de Francia están resguardados hasta 400 códices prehispánicos y en Inglaterra un número similar. En la época precolombina los códices eran el único tipo de escritura (se carecía de un alfabeto), por ello son una fuente invaluable de conocimiento e historia. Entre otros que están también en Italia destacan el códice borgia, florentino, magliabecchiano y el cospi.

códice borgia

El códice borbonicus

El códice borbonicus es un manuscrito hecho por sacerdotes aztecas poco antes de la conquista española y está resguardado en la Biblioteca de la Asamblea Nacional en París. Tiene 14,2 metros de largo y es el  manuscrito pictográfico por excelencia del grupo de códices aztecas; es considerado como el que más información guarda respecto a la cosmogonía de esta cultura.

códice borbónico

La Serpiente de Dos Cabezas

Hecho con madera de cedrela, turquesa, resina de pino, concha de ostra, hematita y copal. Es una de las piezas prehispánicas más hermosas y está exhibida en el British Museum en Inglaterra. Se cree que este icono del arte mexica fue usado en algunas ceremonias como pectoral.

serpiente de dos cabezas

Penacho de Moctezuma

Aunque algunas investigaciones apuntan a que nada tiene qué ver con Moctezuma, esta es una de las piezas conocidas más hermosas de todos los tiempos de la época prehispánica. Es quizá la pieza mexicana más popular en el extranjero. Está exhibida en el Museo de Etnología de Viena y aunque existe un acuerdo entre ambos países para regresar el penacho a su país de origen, su antigüedad no ha permitido este traslado pues su deterioro sería inminente.

penacho moctezuma

La Máscara de Tezcatlipoca

Es una figura representativa hecha en turquesa del siglo XV, se exhibe en el Museo Británico de Londres. En la cultura preshipánica Tezcat es el señor del cielo y de la tierra, fuente de vida, tutela y amparo del hombre, origen del poder y la felicidad, dueño de las batallas, omnipresente, fuerte.

máscara tezcatlipoca

La Máscara de Quetzalcóatl

Con artesanales y magníficas incrustaciones de turquesa y obsidiana, fue creada entre el siglo  XV o XVI. Es también hecha como un mosaico en alusión a Quetzalcóatl, la deidad más legendaria del México prehispánico. También resguardada en el Museo Británico.

mascara quetzalcoatl

Mural Huichol

Esta magnánima pieza del artista huichol Santos de la Torre es contemporánea y se llama “Pensamiento y Alma Huichol”. Está exhibida en la estación parisina Palais Royal-Muséedu Louvre desde 1997. Este increíble trabajo de más de 2 millones de piezas de chaquira y cera de Campeche fue un obsequio por parte del gobierno mexicano a Francia, gesto que los galos respondieron obsequiando a México la entrada de metro de la Estación Bellas Artes con el clásico estilo art nouveau parisino.

mural huichol  Palais Royal-Muséedu Louvre

Nican Mopohua

Su traducción del náhuatl puede referirse a: “aquí se narra”. Se trata del relato original en náhuatl de la serie de apariciones de la virgen de Guadalupe. Una copia muy antigua, de 1556, está resguardada en la Biblioteca Pública de Nueva York.

300px-Huei-tlamahuicoltica-1

*Imágenes: 1) Efe, 4, 6 y 7)© British Museum, 5) Efe, 6)revistatoma.wordpress.com