Músico convierte sonatas de Mozart en improbables canciones de banda sinaloense

Uno de los más extraños y complejos híbridos de música mexicana es quizás este, una serie de sonatas de música clásica compuestas al estilo de banda y cumbia norteña sinaloense.

Del ensamble musical de la Tambora Sinaloense al romanticismo tradicional de la Música Clásica; estos son dos de los ingredientes más improbables que a Alan Jovan Espinoza le ocurrió ensamblar para dar vida a un nuevo complejo musical: la música clásica estilo sinaloense. 

Como lo advierte Jovan, ambos géneros son muy distintos, aunque no incompatibles en su sonoridad pues al final “la música lo que busca es evocar una emoción”, afirma. La música, entre otros asuntos, nos ha brindado la posibilidad de exteriorizar una época, modo y estilo de vida de una locación en particular. Y existen tantas mezcolanzas musicales a manera de subgéneros que hoy, incluso, un híbrido de banda, cumbia norteña y música clásica es posible. 

mozart banda sinaloenseJovan –quien con 9 años aprendió a tocar guitarra y con 15 el chelo–, es un diletante de los subgéneros musicales con los que ha crecido en Tijuana hasta sus 20 años: rock, new wave, salsa, guajira, tango, flamenco, cumbia, banda y otros. Y fue gracias a esta diversidad musical heredada por sus padres que le ocurrió engendrar un proyecto cuyas raíces, notablemente en el estilo sinaloense, germinaron algunos ensamblajes de Mozart Vivaldi y Bach al estilo sinaloense

Las piezas fueron grabadas con software FL Studio, respetando las sonatas originales. Algunas de sus mejores interpretaciones son sin duda las de Mozart:  Serenata n.º 13 y Sonata No. 11 “Rondo Alla Turca”.

Si bien es cierto, las creaciones de Jovan son del tipo que desprenden tanto aclamaciones virales como comentarios bastante negativos, sin embargo, más allá de estos temas existe un fin meritorio que el autor de este excéntrico proyecto celebra: la posibilidad de iniciar a una buena parte de mexicanos a la música clásica:

La gente que no tiene acceso a esta música o que prefiere el género regional solamente, a través de esto, conoce nuevas melodías y una nueva cultura; se abre esa posibilidad.

¿Será que a través de temas como los de Jovan los fanáticos de la banda experimentarán los múltiples beneficios de escuchar música clásica?

 

[Verne]

Entre nopales y el campo: una joya arquitectónica de los Altos de Jalisco, el CUALTOS

Sumérgete en uno de los más extravagantes sitios arquitectónicos de México.

“Andando por el campo, la sabiduría está ahí, solo hay que interpretarla.”

Miquel Adriá

En este lugar la tierra es roja, y ello hace que el cielo y la vegetación contrasten de una manera especial. El terreno lo donó la industria avícola local, y así, en 1993 comenzó la construcción de una de las joyas arquitectónicas de México, el edificio del Centro Universitario de los Altos (CUALTOS). Emergido en la zona conocida como los Altos de Jalisco y creado por el arquitecto Fernado González Cortázar hacedor de “La Escultura Monumental  y el Monumento Arquitectónico”, como dice Miquel Adriá.

“Fernado González Cortázar quería que el proyecto brotara de la tierra, de modo que un barranco justificara un auditorio escalonado y un árbol definiera la curva en un camino. El paisaje se construye”, continúau Adriá en el prólogo de “Centro Universitario de los Altos en Tepatitlán, Jalisco/Fernando González Cortázar “.

Tierra roja, nopales, y una arquitectura futurista-neomexicana (o algo así)

Cuando en aquel entonces (1993) el rector de la Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla, encargó la construcción de este complejo arquitectónico, González Cortázar llegó a un terreno virgen, donde recorrió senderos, y lomitas, y bancos de piedra. Y este arquitecto decidió acoplarse al paisaje, complementarlo con joyas-monumentos-esculturas que hacen de este sitio quizá uno de los más oníricos de México. 

“Ahí, el arquitecto, caminando por el terreno virgen, escogiendo rocas oxidadas, salvaguardando una nopalera, fue definiendo los puntos en que la arquitectura se anclaría en el terreno, dialogando”, apunta Adriá.

El CUALTOS nació como un proyecto educativo para descentralizar la educación en Jalisco, y que así existiera un centro en el que los jóvenes pudieran formarse para continuar con la vocación agropecuaria del lugar, respetando el desarrollo rural de la zona y sin tener que irse de sus pueblos, o al menos no hasta Guadalajara. 

Con el tiempo, esta Universidad agregó a la oferta educativa agropecuaria y administrativa, la del sector salud (medicina y enfermería), haciendo aún más grande el complejo de edificios.

Traza una circunferencia para rodear un bosque de robles, subraya una franja de nopales que cruza entre paseos (…)

Construyendo Paisajes

Hoy, el CUALTOS lega una parte del trabajo de González Cortázar, entre cuyos maestros figuran Luis Barragán, Ignacio Díaz Morales o Mathias Goeritz. Y la obra de González tiene una especial y afortunada presencia en Jalisco (siendo oriundo de este estado), siempre cayendo más en la presencia escultórica, y cuando no, acoplando los edificios a una esencia de este tipo: como La Gran Puerta (1969), la Fuente de la Hermana Agua (1970), el ingreso al Parque González Gallo (1972) o el Centro de Seguridad Pública en Guadalajara (1993), etc.

Entre nopales, y senderos y el campo: aquí te dejamos una probada de la belleza y singularidad del CUALTOS:

 

cualtos arquitectura fernando gonzalez cortazar

cualtos arquitectura fernando gonzalez cortazar

cualtos arquitectura fernando gonzalez cortazar

 

*Imágenes: 1,2,3,4,5,6,7 y 9 (Centro Universitario de los Altos en Tepatitlán, Jalisco/Fernando González Cortázar); 6, 8, 10 y 11 (cualtos.udg.mx). 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Astucia: el curioso homenaje de un diseñador mexicano al Chapulín Colorado

Un diseñador de moda mexicano revivió al genial superhéroe en las pasarelas de la Semana de la Moda de Nueva York.

“El mundo necesita héroes” dijo el diseñador de moda mexicano Ricardo Seco. Aunque tal vez nadie tenía en mente a un personaje como el Chapulín Colorado, cuando lo escucharon. 

No contabas con su astucia…

diseno-mexicano-moda-inspirada-cultura-popular-chapulin-colorado

Uno de los muchos “alters” de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” fue este genial super héroe disfrazado de chapulín y armado con su cómico “chipote chillón”. En más de un sentido, este personaje es una parodia de los clásicos y heroicos que aparecen en los cómics gringos; pero lo que nunca le fallaron fueron las buenas intenciones: “Más ágil que una tortuga… más fuerte que un ratón… más noble que una lechuga… su escudo es un corazón… es… ¡El Chapulín Colorado!”

Y en tiempos como los nuestros —particularmente para los millennials— no es difícil identificarse con este héroe un poco perdido, que en muchos sentidos se burla y tergiversa la cultura popular, pero —como no contaban con su astucia— siempre encuentra la forma de hacer las cosas bien. 

El Chapulín Colorado en la Semana de la Moda

diseno-mexicano-moda-inspirada-cultura-popular-chapulin-colorado

Por estas cosas y también por el cariño y nostalgia que le provocan, el diseñador Ricardo Seco decidió crear “Astucia”, una serie de prendas inspiradas en el Chapulín Colorado y esta fue presentada como su colección de primavera-verano 2020 en la Semana de la Moda de Nueva York. 

El logo, las antenas, los colores, los chapulines, el “chipote chillón”, entre otras referencias hacen su aparición en estos conjuntos —en parte extraños y risibles, pero también muy entrañables y que sin duda encantarán a muchos mexicanos.

Y no es la primera vez que Ricardo Seco pone un poquito de nuestra cultura popular sobre la mesa. Sus diseños suelen resonar con la necesidad de re-presentar a los mexicanos en Estados Unidos, especialmente ahora que las políticas migratorias están desarticulando muchos de los lazos que nuestro país ha forjado históricamente con el vecino del norte. 

Esta es tal vez una forma inusual, aunque muy creativa, de hacer sonar su argumento; pero de alguna manera el Chapulín Colorado podría ser un digno representante:

[…] este personaje un Héroe Mexicano que muestra la identidad de lo que somos como país: noble, generoso y siempre, a pesar de cualquier cosa negativa, sacar esa habilidad que nos hace únicos: la ASTUCIA. Héroes que hoy carecemos en el mundo y hacen tanta falta. Héroes reales que más allá de tener miedo a cualquier situación saben y comparten que lo importante es superar eso y salir victorioso de todo. Hoy me encantaría que las nuevas generaciones pudieran conectar con él […]. Así lo escribió Ricardo Seco

También en Más de México: 3 reflexiones en torno a la nueva (y ultra polémica) colección de Carolina Herrera

*Imágenes Getty Images.

¿Cómo bailar música de banda?

El común baile de banda es más complejo, e interesante, de lo que se cree.

El nombre original de la música que hoy se conoce generalmente como de banda, o quebradita, es banda sinaloense o tambora sinaloense. Y es precisamente esta cualidad, la tambora, la que le imprimió su aura acústica que la hace tan reconocible; este instrumento, el tambor, es probablemente el más preponderante y el que marca el tiempo.

Surgió a finales del siglo XIX en las sierras de Sinaloa, aunque su uso comenzó a expandirse a mediados del siglo XX. Su son es espaciado, y su baile en general, es una especie de zapateado (como la evolución de este mítico baile colonial mexicano) aunque en pareja, con las piernas entrelazadas.

Hoy, a la banda o quebratida se le alude también en otros ritmos de la música regional mexicana. En este artículo te compartimos algunas pistas para que aprendas a bailar banda. Lo curioso, es que asemeja un poco al movimiento de los caballos (quizá por su influencia ranchera) y también parece ser una especie de neozapateado. 

  • En este baile el hombre suele llevar el ritmo, pero (dejémonos de sexismos) y que lo lleve el que mejor baile.
  • Generalmente el hombre abraza a la mujer por la cintura y ella le abraza del cuello, aunque también puede hacerse simplemente con dos manos tomadas y las otras dos, una en la cintura de uno y el hombro del otro.
  • Se comienza despacito (para entender el ritmo del otro). Se despegan los pies del suelo, primero uno y luego otro, en una especie de zapateado, aunque con un ligero brinco, y para arriba.

Para el movimiento

  • Céntrate en el movimiento de  las rodillas (semiflexionadas) y caderas.
  • El que no lleva el ritmo debe dejar las piernas muy suaves, para así seguir los movimientos del otro.
  • Debes hacer una especie de brinquito sutil con las rodillas semiflexionadas y hacer que tu cadera vaya de un lado a otro, haciendo un ángulo de 180 º. O sea, semi círculos, y solo cuando sientas que el que lleva el ritmo quiere dar toda la vuelta, seguirla.
  • A este baile se le llama la quebradita por un paso muy particular en el que, el que lleva el ritmo, hace una especie de inesperada flexión de las rodillas, aunque más abajo de lo habitual, por lo que los dos bajan al mismo tiempo.
  • Hasta aquí, se trata de lo más sencillo, y lo que la mayoría de las personas pueden hacer. Lo más difícil, destinado a personas con una formación profesional (ya sea por la vida o una academia) son una vueltas rapidísimas donde el hombre pasa las piernas de la mujer de un lado a otro, y en algunos casos, hasta le da una voltereta en el aire.

Te compartimos dos videos. En el primero se muestra a una persona con habilidades comunes explicando cómo bailar banda sencillamente. En el segundo, sobre todo a partir del minuto con cinco segundos, y hasta el minuto con cincuenta y uno, podrás observar los pasos de banda más avanzados, hechos por profesionales:

*Imagen: seccionamarilla.com.mx