¿Ya viste los diseños del joven mexicano que encantó a Givenchy? (FOTOS)

Prince Lauder tiene solo 24 años, es autodidacta, y sus ilustraciones de collage contienen algo único.

Pareciera que en áreas creativas como el diseño gráfico o la ilustración, hoy, cuando las redes sociales y la red nos informan constantemente sobre las “tendencias”, resulta  difícil crear algo que sobresalga del resto, “No hay nada nuevo bajo el Sol”, reza el dicho.

Sin embargo, el talento, un brillo particular, siempre se hará notar. De entre el gran número de artistas que usan la ilustración como medio, el mexicano Prince Lauder de 24 años es hoy el consentido de marcas como Givenchy.

Cuando apenas tenía 15 años comenzó a diseñar, con pincel en mano, es un autodidacta. Las redes sociales se convirtieron en el “escaparate” de su trabajo y en menos de 10 años fueron contactándolo marcas multinacionales relacionadas con la belleza, moda, lujo, por la “personalidad de su trabajo”.

Lauder hace collages que rememoran al arte pop pero con una “identidad digital” muy sutil. En estos los negros aparecen muy estratégicamente para acentuar la belleza de algún rostro o parte de la composición. De hecho, Lauder admite que su utilización del negro (muy elegante en su opinión) es parte de la singularidad de su trabajo.

Hasta hoy Lauder ha trabajado para revistas como Vogue, Nylon, Harper’s Bazaar y Flair. En 2013 fue la primera vez que trabajó para Givenchy, para el lanzamiento de al crema Ombre Couture. Ahora fue contratado para la colección limitada de maquillaje inspirada en las pasarelas de Riccardo Tisci. Para Givenchi Muses, Lauder enmarca y enfatiza la belleza de legendarias como Audrey Hepburn, Naomi Campbell, Amanda Seyfried etc.,.

Acá un muestra de su trabajo; una singular mixtura entre urbano, arte pop, moda:

 

Conoce más de su trabajo, acá.

 

*Imágenes: instagram.com/princelauder

Las ilustraciones de esta joven mexicana están reinventando los clichés nacionales (GALERÍA)

Para nuestros millennials, con amor, de parte de una joven ilustradora.

Los clichés mexicanos necesitaban una refrescada. Por suerte, ilustradores jóvenes como Keyre Castañeda le están “entrando al quite”. A través de esta ingeniosa práctica, la artista de 21 años originaria de Puebla captura muy bien y de forma sencilla el espíritu y la vida cotidiana de las personas de su generación.

Y es que no cabe duda, en un lugar como México, megadiverso por naturaleza y en todos los sentidos posibles, algunos puntos de anclaje divertidos y con los que todos podemos relacionarnos son muy importantes. Pero ya no basta con los mariachis y las Fridas; ahora le toca a las cosas cotidianas, referentes verdaderamente populares, como los esquites y el “Fabuloso”

mexico-ilustraciones-ilustradora-mexicana-memes-millennials

Y por ahí se va el trabajo de Keyre, que hace alarde de mexicano ingenio y también de una enorme capacidad por traducir sentires colectivos a una gráfica accesible, imitando, tal vez, la labor de los “memes”.

“La ilustración fue la mejor manera que mi ser encontró para expresar(me) a mí misma.”

Sin duda, la ilustración le ha permitido a esta joven mexicana expresarse; pero tal vez no sospechaba la capacidad de dar voz a su generación.  

“Mi inspiración son las personas que me rodean, mis ilustraciones son literalmente inspiradas en situaciones que me han sucedido a mi misma como adolescente o a mis amigos cercanos, muchas veces amigos, conocidos o incluso solo personas me siguen en redes sociales me contaban anécdotas que han vivido para que hiciera una ilustración de su historia. Todo resumido en una sola frase.”

Algunos ejemplos son más “globales”; pero al mirar sus referentes, muy mexicanos, clichés, a veces, pero muy contemporáneos, podemos asumir que lo mexicano está cambiando y que se está poniendo, posiblemente, muy divertido.

mexico-ilustraciones-ilustradora-mexicana-memes-millennials

“Me gusta muchísimo remarcar todo lo que es parte de México, así sea lo más mínimo; me satisface encontrar esos objetos que de alguna forma nos traen algún recuerdo ya sea de infancia o de nuestra vida actual cotidiana, es chistoso pues ahora que tuve la oportunidad de recorrer y vivir en Europa muchos amigos extranjeros me preguntan el significado de los objetos que se encuentran en mis ilustraciones y me encanta poder decir que son objetos, artículos, comidas, antojitos muy mexicanos. Lo mexicano se está viviendo de manera distinta y me emociona saber que no es solo dentro de nuestro país.”

A nosotros también nos emociona, especialmente porque Keyre se está llevando estas nuevas formas de abstracción de la compleja identidad local a su vida en Londres. Con suerte su trabajo podría contribuir a replantear algunas ideas que tenemos sobre lo que significa estar, vivir y crecer en México.

“… me gusta pensar (que mi trabajo) impacta a las personas de manera creativa, inspirándolos a crear y expresarse por su cuenta con el medio que deseen. Soy muy feliz al saber que mi trabajo saca la sonrisa de alguien en cualquier lugar.”

Mira este precioso álbum de animales mexicanos (GALERÍA)

Gabriel Fernández Ledesma diseñó un peculiar libro de texto para la SEP con hermosas ilustraciones y papel reciclado.

Tal vez lo más estimulante de recuperar un libro viejo son las anécdotas que de él surgen. Y si hay un libro marcado por sus preciosas curiosidades, ese debe ser el Álbum de animales mexicanos del escritor y pintor Gabriel Fernández Ledesma.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

La joya plástica y literaria es una breve recopilación de ilustraciones y descripciones de 18 animales que habitan la tierra mexicana y que significan mucho para los habitantes de este país. La historia detrás del proyecto es tan especial como el libro mismo.

También en Más de México: Belleza encuadernada: libros de arte en México que te hipnotizarán.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Si no fuera por la leyenda en la portada que reza solemnemente “Ediciones de la Secretaría de Educación Pública” y el sello oficial del Departamento de Publicidad y Propaganda de México, sería increíble pensar que este fantástico libro es, de hecho, un antiguo libro de texto; de 1944, para ser exactos. Pocos ejemplares nos quedan, así que poder acceder a sus páginas es un auténtico privilegio.

La versión que aquí publicamos fue escaneada por Don Yorti, escritor estadounidense que se encontró con el libro de pura casualidad en los años 90’s mientras viajaba por la ciudad de Oaxaca. Originalmente buscaba grabados de Francisco Toledo, pero lo que encontró fue igualmente maravilloso: una edición de 1991 del Álbum de Animales Mexicanos.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Esta edición incluye una presentación del curador y coleccionista Ricardo Pérez Escamilla. En ella cuenta la historia del hermoso libro escolar: Fernández Ledesma, un relevante pintor mexicano del siglo XX, que siempre había luchado por hacer el arte accesible para los obreros, los campesinos, los estudiantes y los grupos sociales de bajos recursos, decidió compilar datos (como el nombre científico, las amenazas a las que la especie se enfrenta y más), narraciones y dibujos sobre algunos animales locales y crear un libro para niños. Las ilustraciones tendrían excelente calidad, pues el arte no debe ser “un lujo de unos cuantos privilegiados”.

También Más de México: El Taller de Gráfica Popular: 80 años de arte revolucionario y popular en México

Corría el año 1944 y no había papel. Literalmente, la escasez de este insumo básico era tremenda, consecuencia, dice Pérez Escamilla, de la Segunda Guerra Mundial (especulamos que quienes antes producían papel en el momento prestaron la industria al mercado bélico). Para colmo, la SEP no tenía presupuesto y no querían financiar el proyecto propuesto por Fernández Ledesma. Así, el artista les propuso imprimir en papel de libros de texto en desuso, reciclarlo.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Los dibujos son extraordinarios, el trazo es tan preciso que parecen grabados. Además, como dice Ricardo Pérez Escamilla en la presentación: “con sensibilidad franciscana capta el alma de los animales representados”. Es curioso, en las ilustraciones y en los textos, el libro supera lo científico y se dedica a lo narrativo, lo simbólico y las emociones. Las descripciones son literarias y describen la morfología desde los detalles ligados al carácter y “personalidad” de los animales. Es una auténtica belleza.

También en Más de México: 100 mil especies de plantas, animales y hongos de México en línea: explora la Enciclovida

Increíbles carteles de ilustradores mexicanos que abren una ventana a lo fantástico (GALERÍA)

El sutil oficio de la ilustración nos deja pequeñas puertas a otros panoramas…

Poco se asocia el oficio de ilustrar con aquel del electricista. Tal vez porque se ha olvidado que ilustrar también significa iluminar o alumbrar. Y ¿qué es eso que el ilustrador alumbra? Posiblemente formas insospechadas de lo conocido y cotidiano.

El que ilustra, también, traduce al plano gráfico un mensaje que está en otro lenguaje, tal vez el escrito o el hablado. Y en este ejercicio de trasladar palabras al terreno del color y la forma, ilumina variantes fantásticas de lo que se dice.

También en Más de México: Las ilustraciones de esta mexicana transmiten las sutiles delicias de la soltería

La ilustración, entonces, es imaginativa e ingeniosa. Así lo demuestran por lo menos estas sutiles piezas, obras de jóvenes artistas mexicanos que formarán parte del 28 Catálogo de Ilustradores de Publicaciones Infantiles y Juveniles y los ganadores del 30 Concurso Nacional de Cartel “Invitemos a Leer”.

A propósito de lo infantil, tal vez es válido contarlo como cualidad de la ilustración, precisamente porque estas imágenes son ventanas a lo fantástico. También, pequeñas puertas a otros panoramas, como esas que construimos de niños cuando combinábamos mentalmente animales u objetos completamente ajenos, pero que parecían encajar entre sí, por lo menos de forma divertida; o cuando huíamos de sombras consistentes que venían a asustarnos. ¿Será que quienes mejor ilustran son niños?

También en Más de México: La ilustradora mexicana entre la cerámica, cartonería y la repostería: Rachel Levit Ruiz

Así, alumbrando imágenes surreales, fantasiosas y delicadas, estas piezas invocan otros mundos y es fascinante permitirse un rato frente a ellas; tal vez después de admirarlas, sí sea natural sea agarrar un libro, para satisfacer el ansia permanente de hacer el mundo más claro; de alumbrarlo.

*Imagen destacada: “Desplazamiento”,  Andrés López Martínez.