Los bosques de México tienen en las comunidades a sus mejores aliados: 3 historias

Las comunidades que habitan los bosques y selvas del país han demostrado ser los más genuinos guardianes de estas tierras.

En el imaginario mexicano la diversidad biológica y cultural representan el mayor patrimonio del país. El interés por conservarlo representa incontables retos, sobre todo en materia de legalidad y reconocimiento de derechos, ya que a pesar de pronunciarse a nivel constitucional, los derechos indígenas al cuidado y aprovechamiento de la tierra –como en la antigüedad naturalmente se proclamaban– presentan todavía muchas complicaciones. 

bosques mexicoEn este sentido, la historia del territorio mexicano –y en particular de sus bosques– incluye episodios inolvidables, tales como la Revolución Mexicana, con su demanda a favor de los pueblos y sus tierras, y el Cardenismo vía la reivindicación de la relación sociedad-naturaleza bajo un sugerente “manejo del paisaje social”. Estos eventos marcaron tan solo el inicio de un logro por demás admirable: más de la mitad de la superficie forestal total del país hoy en día es propiedad de las comunidades, reconociendo así su derecho ancestral al territorio y ofreciéndoles una fuente de riqueza para subsistir dignamente .

El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, organización dedicada a promover el aprovechamiento sustentable y comunitario de los bosques en México, advierte que a lo largo de 25 años el manejo forestal comunitario ha colocado al país en una posición destacada a nivel mundial. Esta práctica, a menudo relacionada con la conservación de los bosques y la mitigación del cambio climático, ha logrado que unas 2,400 comunidades aprovechen hoy de manera sostenible los recursos forestales, a la par que velan por la conservación de dichos territorios y de la biodiversidad que alojan.  

A continuación te compartimos tres casos que sustentan la afirmación de que “las comunidades son los mejores aliados de los bosques” (y viceversa). Se trata de ejemplos exitosos de planes de manejo forestal comunitario que han detonado notables beneficios económicos, ambientales y sociales:

 

Ixtlán de Juárez

bosques mexico

Esta comunidad zapoteca de la Sierra de Juárez, en Oaxaca, opera desde hace tres décadas un modelo de gestión comunitaria reconocido a nivel internacional. El aprovechamiento sustentable de los bosques es hoy la actividad más importante de la región –al menos el 70% del pueblo, y otro porcentaje de comunidades vecinas, obtuvo un empleo manejando el bosque. 

¿Pero qué hace de Ixtlán uno de los casos más exitosos de aprovechamiento y conservación? Aquí se ha implementado un modelo con resultados sorprendentes en cuanto a conservación del territorio, y sus especies, en combinación con la generación de ingresos vía actividades rentables y sostenibles. La comunidad cuenta con la certificación internacional FSC (Forest Stewardship Council) y posee su propia tienda de muebles comunitaria, además de sostener, paralelamente, una serie de proyectos ecoturísticos y artesanales que complementan el aprovechamiento del bosque. 

 

Nuevo Bécal

manejo forestal comunitario mexico

Hace no mucho que el ejido de Nuevo Bécal, en el municipio de Calakmul, Campeche, se convirtió en la primera comunidad del estado con certificación FSC. Este instrumento les permite tener una mayor presencia en los mercados y por ende incrementar su rentabilidad. Desde hace 5 años sus ejidatarios fueron asesorados por diversas organizaciones civiles, incluyendo el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, además de la CONAFOR y el Proyecto Biodiversidad en Bosques de Producción y Mercados Certificados. 

Hoy Nuevo Bécal implementa planes de manejo del bosque que abarcan la extracción de madera, la regeneración y el control de incendios y plagas. Como otros ejidos dedicados al sector forestal, aquí los jóvenes comienzan a salir de su comunidad para estudiar carreras técnicas relacionadas al manejo del bosque para luego regresar y ayudar con labores de la empresa. Se trata de otro caso de éxito en donde, gracias al bosque y sus recursos, se ha evitado la desintegración de comunidades que prefieren emigrar en busca de oportunidades para subsistir.

 

Amanalco

bosques mexico amanalco

Con la ayuda del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, los habitantes de la cuenca Amanalco-Valle de Bravo, en el Estado de México, han logrado encauzar sus necesidades hacia el aprovechamiento sostenible de los bosques y los servicios ambientales derivados. Por su riqueza ambiental, el caso de Amanalco es especial, y básicamente destaca tres servicios importantes: provisión de agua de calidad, recursos forestales y captura de carbono.

El CCMSS auxilia a estos grupos ejidales mediante capacitaciones para mejorar productividad, conservación y gestión del bosque. Sin embargo, el proyecto al que realmente apuesta el Consejo hoy, es su notable Mecanismo Local de Pago por Servicios Ambientales para el Manejo Integrado del Territorio (PASMIT). Se trata de un proyecto alternativo que busca “recompensar” a los propietarios del territorio de Amanalco, de la parte alta de la cuenca, para “sí hacer” dentro del bosque. Dicho de otra forma, se espera que por medio de incentivos –auxiliados por un fondo–, la comunidad mejore cada día la conservación del ecosistema y la funcionalidad de su trabajo, mediante un buen manejo forestal de sus paisajes.

 

*Imágenes: 1)Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible; 2) Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible; 3) panoramio; 4) Creative Commons / Flickr – Damonjyeh; 5) Consejo de Cuenca del Valle de México

Esta cuenta de Twitter te hará sensible al activismo por las lenguas indígenas

Con preciosas reflexiones vía Twitter estos activistas nos recuerdan por qué las lenguas indígenas son vitales.

2019 es el Año Internacional de las Lenguas Indígenas y esto es una gran noticia. La pérdida de esas lenguas que llamamos originarias es un asunto que urge visibilizar; especialmente porque detrás de su desaparición, hay una serie de dinámicas sociales (violencia, racismo, discriminación en general, globalización) que tienen que ser replanteadas.

En México hay 7 millones de hablantes de alguna de las 68 lenguas que se mantienen activas y, antes de cuestionar si es necesario o no salvar este legado conceptual, es importante escuchar la opinión de las voces que lo hacen sonar. Esa es la meta de este año, para gobiernos, organizaciones, colectivos y activistas ligados al asunto en México y el mundo.

Uno de los proyectos que debes mantener en la mira durante todo el año es @ActLenguas, una cuenta de Twitter que será tomada cada semana por un activista latinoamericano distinto, todos hablantes de una lengua indígena. El “administrador” de cada semana, se dedicará a compartir información relevante para sensibilizar a los seguidores sobre la importancia de mantener viva su lengua y a su comunidad.

Lo más bonito del proyecto es que el activista que esté tuiteando, podrá dar su punto de vista personal y compartir sus propias experiencias. Estas tal vez contrastan con la de otros administradores a futuro, pero no importa, porque el propósito principal de esta iniciativa es abrir el debate y también presumir la enorme diversidad que existe dentro de esta causa, no solo cultural, también ideológica.

La propuesta también destaca porque tendrá a muchos activistas de México tuiteando durante todo el año. Entre ellos estarán Yásnaya Aguilar Gil (mixe), Onésimo Cruz (mixteco), Misael Hernández (triqui), Sasil Sánchez (maya), Tajëëw Díaz-Robles (mixe), Kiado Cruz (zapoteco).

En general, la iniciativa es muy emocionante y vale mucho la pena estarla siguiendo y conectar de esta forma tan dinámica con esta causa. Aquí puedes checar la agenda completa.

También en Más de México: ¿Por qué es tan importante que el 2019 esté dedicado a las lenguas indígenas?

*Imagen destacada: Saner editada por Más de México.

Rimas infantiles contra la corrupción: poesía para abrir el debate (VIDEO)

El controversial poema de esta niña contra la corrupción está activando debates que urge tener.

¿Será que en la poesía siempre hay algo de explosivo? De alguna manera sí. La poesía es, en gran medida, el acto de reinventar el lugar de las cosas, de representarlas distinto. La poesía siempre se planta como pregunta. Y en el caso del intenso poema de una estudiante mexicana sobre la corrupción en el país, esto se vuelve evidente.

La pasional declamación que se volvió viral rápidamente, está registrada en un video que poco deja saber sobre la niña poeta, aunque según el Huffington Post de México se trata de una estudiante oaxaqueña de la telesecundaria La Luz que está en el municipio de Tuxtepec.

Su texto arremete fuertemente contra la corrupción que ha permeado al sistema político mexicano de las últimas décadas y no deja pasar la oportunidad de hablar del “huachicol” (el robo de combustible) que ha estado muy presente en el imaginario colectivo. Además, aprovecha para dar una postura contundente sobre lo que viene, sobre la posibilidad de una transformación.

El video en donde la estudiante recita con convicción por casi dos minutos, además de reventar como contenido viral, ha generado polémicas y reacciones muy clavadas de parte de toda clase de personas, con visiones políticas muy diversas.

Algunos aplauden el candor del texto y especialmente de quien lo recita (aunque no sabemos si ella lo escribió). A otros les parece muy grave que se hable así, tan derecho, de política y partidos políticos en las escuelas, especialmente con niños. Unos llegan al punto de decir que es una forma de adoctrinar. Sin duda todas estas posturas tienen algo de válido y, aunque no sea la intención, abren preguntas que no van a  poder cerrarse en un primer juicio o de manera superficial.

Por un lado, tal vez sea momento de pensar más seriamente, no solo en las emociones de los niños sobre lo que pasa en el país, sino en sus opiniones y propuestas. Tendemos siempre a dejarlos de la conversación con el argumento de que no pueden entender lo que está pasando, aunque, francamente, la lucidez sobre las condiciones es un lujo del que pocos gozan.

Aunque nos cuesta admitirlo, poco sabemos sobre lo que realmente está pasando con México, con su política, con sus líderes. La información que recibimos apenas abre la puerta a un complejo mundo de problemáticas que poco a poco vamos sospechando y deduciendo.

También en Más de México: El “niño genio” mexicano nos dejó una increíble reflexión sobre la educación

Por otro lado, ¿en qué momento olvidamos que los niños también habitan México? y que todo lo que nosotros escuchamos en las noticias, todo eso que nos da miedo, todo eso que nos hace dudar sobre el bienestar general, también les pega y les da pistas sobre el mundo que tienen que transitar.

¿Será hora de volvernos más transparentes con los niños? ¿De incluirlos y considerarlos en el debate? ¿De preguntarles cómo ven las cosas? Puede que la desesperanza sobre las condiciones que sentimos a veces, sea otra cosa que compartimos con ellos.

huachicol-poesia-poema-corrupcion-nina-oaxaca

Ojalá este video y especialmente la intensidad que emite se vuelvan pretexto para volver a pensar en los niños. No se trata de adoctrinarlos, asustarlos o excluirlos, sino de aprender a hablarles de frente y recordar que todo lo que hacemos tiene una consecuencia tangible en la forma en que ellos entienden el mundo.

Ojalá este video no amplíe la brecha de la polarización, sino que se vuelva otro pretexto para ponernos de acuerdo, para dejar de pelear y empezar a ver cómo reunirnos. Algo para pensar.

También en Más de México: Este delicado haiku escrito por un niño tabasqueño nos recuerda que la belleza reside en las cosas simples

Sobre la importancia de las mujeres indígenas para los bosques mexicanos

El loable papel de las mujeres que habitan los bosques en México es tan relevante como poco reconocido.

Por siglos el cuidado del bosque se ha atribuido a la naturaleza y solo a ella. Se ha pensado que el ser humano solo destruye y no participa en la construcción y regeneración de los ecosistemas. Pero lo cierto es que muchos ignoramos que existen grupos cuyo estilo de vida se funde con las necesidades del bosque, y que además de convertirse en guardianes de estas áreas, su economía depende en buena medida de los recursos forestales.

Como está bien documentado, el bosque posee un papel fundamental en el desarrollo de muchas comunidades. En México, cerca de 8 mil comunidades habitan áreas forestales, de las cuales 2,400 aprovechan sus recursos mediante planes de manejo forestal. Pero a la par encontramos otro dato sorprendente: según el Banco Mundial, dentro de las comunidades forestales las mujeres  obtienen en promedio más de la mitad de sus ingresos procedentes de los bosques mientras que los hombres una tercera parte. Esto nos hace suponer que proporcionalmente existen más mujeres beneficiadas por los recursos forestales que hombres.

Una distinción importante en la manera en que se relacionan unos y otras con el bosque, es que mientras los hombres se dedican más a actividades como extracción de madera, las mujeres lo hacen desde prácticas tradicionales agroforestales, como son los huertos caseros, la recolección de leña, ya sea para venta o uso en el hogar, así como la extracción de plantas utilizadas como alimento o medicina. 

Mujeres indígenas y bosques, ¿por qué es necesaria esta relación?

En una de sus participaciones en el Foro de Consulta de la Estrategia Nacional para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal (ENAREDD+), la directora del programa México REDD+, Rane Cortez, se percató de lo siguiente: “cuando a hombres y mujeres de comunidades forestales se les pregunta qué son los recursos forestales, la respuesta es muy distinta. Agua, oxígeno, biodiversidad, fauna y tierra contestan las mujeres, mientras que la mayoría de los hombres se refieren a madera”.

Las diferentes visiones entre géneros al momento de aprovechar los productos forestales, nos dice mucho de la relación que han pactado respectivamente con su entorno. Y la perspectiva que aportan las mujeres, a partir de su forma específica de relacionarse con el bosque es un ingrediente que enriquece significativamente los conocimientos que estas comunidades tienen sobre los bosques, mismos que son una valiosísima herramienta de conservación. En esta aportación radica la importancia de su participación en los planes de manejo forestal en México.  

Con las medidas que se adoptaron durante la reunión de la COP13 en Cancún, sobre conservación y cambio climático, organizaciones como el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, de la mano de pueblos indígenas y por supuesto colectivos de mujeres, han enfatizado en la urgente necesidad de reconocer legalmente los derechos que grupos indígenas y comunidades tienen sobre sus tierras, y segundo, abogaron por la inclusión específica de la mujer en el manejo forestal y en las prácticas relacionadas al cuidado del bosque.

Para comprender esta lucha, basta reconocer que el género femenino puede ayudar en innumerables retos en torno a la conservación de la biodiversidad mexicana, al impulso del aprovechamiento comunitario y, entre otras cosas, a la elaboración de estrategias –bajo conocimientos ancestrales y cotidianos– para mitigar el cambio climático. 

Los bosques son un factor determinante para la supervivencia de muchas mujeres indígenas agricultoras y/o empresarias forestales. A México toca decretar leyes que aseguren su participación activa en esta lucha que nos involucra a todos: la conservación de los bosques y selvas, de sus recursos y su magia.

*Imágenes: 1) CIFOR; 2) If not us then who?