Sin categoría

9 lugares de México ideales para disfrutar la próxima gran lluvia de estrellas

Este 12 de agosto el universo nos regala una peculiar lluvia de estrellas Perseidas y México comparte los lugares para observarlas con mayor claridad.

Desde siempre los hombres hemos conectado con las estrellas en diversas formas físicas y alegóricas. El acto contemplativo de éstas nos ha permitido imaginar, y de esta imaginación se han descubierto los fenómenos más asombrosos del universo. Hay incluso, quienes se atreven a afirmar que las estrellas nos enseñaron la filosofía, por el sencillo acto de contemplar la maravilla de su naturaleza.

En épocas primigenias, las estrellas fueron también importantes herramientas estelares para ubicarnos en el espacio y tiempo. Los antiguos habitantes del México prehispánico encontraron en ellas la voluntad divina del universo, y erigieron templos y pirámides según la posición de estas esferas. Los navegantes de occidente las utilizaron como un mapa de sus destinos, y crearon embelesos instrumentos en torno a ellas. Sin las estrellas buen parte del arte y la literatura no encontrarían lugar en el mundo, así como buena parte de nuestra historia.

Tal vez por estas razones, o porque numerosas pruebas nos sugieren que nuestros átomos, en esencia, están hechos de estrellas, sea que nuestra conexión con estos astros es indeleble. 

Pero, con la lluvia de estrellas nos ocurre lo siguiente: una fascinación que no todos los días ni en todos los lugares es posible experimentar. Y frente a este acontecimiento único, lo que queda es dedicarle lugares, pero sobre todo un momento para imprimir esas imágenes en nuestra memoria. Este próximo fin de semana, del viernes 11 de agosto al domingo 13, la lluvia de estrellas Perseidas, que se registra cada año por estas fechas, estará en su máximo esplendor, siendo el sábado cuando alcance precisamente su clímax  –lo que significa que que podrás observar más de cien meteoros por hora–. 

En México existen diferentes espacios donde es posible ver estrellas y lluvia de estrellas con más facilidad. La mayoría de ellos, a la obviedad, resultan montañas, cierras o volcanes de gran altura; lugares, tal vez de difícil acceso para buena parte de la población que no se encuentra cerca de ellos. 

Por todo esto, y con motivo de la lluvia de estrellas Perseidas del 12 de agosto, pensamos una breve lista de lugares de fácil acceso donde será posible ver con mayor claridad el espectáculo estelar:

 

En la Ciudad de México y alrededores

El Cerro del Ajusco 

parque ejidal san nicolas-

Es preciso recordar que el Ajusco es el punto más alto de la Ciudad de México, por lo que las vistas del cielo en está región son envidiables. En el cerro del Ajusco existen numerosos parques nacionales que ofrecen servicio de cabañas. El Parque Ejidal San Nicolas Totolapan y el Laberinto son dos de ellos.  

 

Teotihuacán

teot

El 12 de agosto se planea realizar una rodada y camping en este lugar, y los organizadores planean que empunto de reunión sea en Coyoacán. Si tu fuerte no es labicileta puedes omitir la rodada y llegar directamente al campamento. Para más información dirígete al evento en Facebook.

 

En Guadalajara

Cerro de la Bufa

guadalajara

Es el mirador más hermoso de Jalisco. Si bien las nubes normalmente impiden ver las estrellas, en este lugar uno puede admirarlas, literalmente, desde lo alto de las nubes. 

En Monterrey

El obispado

monterrey

El Cerro del Obispado y el  frente del Palacio del Obispado, en Nuevo León son sitios perfectos para contemplar estrellas. 

 

Desierto de García

Probablemente no existe mejor lugar para ver las estrellas que un desierto. 

 

En Baja California

Parque Nacional de San Pedro Martir  

san pedro martir lugares para ver estrellas méxico

No en vano en este parque se erigió el Observatorio Astronómico Nacional de México. El parque, situado a 2 mil metros sobre el nivel del mar, posee uno de los cielos más estrellados del país.

 

Hotel burbuja en el Valle de Guadalupe

hotel burbuja estrellas valle de guadalupe

Literalmente, se trata de habitaciones en forma de esfera, con techos transparentes e inmersos en la naturaleza. Están pensados especialmente para ver las estrellas, un lugar ya d por sí afortunado por poseer un gran cielo obscuro y estrellado. 

 

En Puebla

San Andrés Cholula

puebla

La geografía de la región de Cholula es ideal para contemplar estrellas, ya que se encuentra posada aproximadamente a 2000 metros sobre el nivel del mar. Aquí también se encuentra el Observatorio Astrofísico Nacional de Tonantzintla.

 

*Imágenes: 1) Rick Gonzáles – flickr / CC; 4) La Fuente, Querétaro; 6, 7) Mi nube

5 insólitos paisajes montañosos de México (y las joyas geológicas que resguardan)

Explora algunas de las formaciones geológicas más impresionantes del territorio mexicano.

Nuestro territorio es un complejo entramado de ecosistemas vibrantes que —para bien y para mal— está situado en una sección particularmente activa de la superficie terrestre. Mientras que eso se manifiesta en las esporádicas sacudidas sísmicas, también significa que somos los privilegiados guardianes de una serie de formaciones geológicas impresionantes. 

Así, estamos parados sobre insólitos paisajes montañosos que por su mística belleza, nos envuelven en sorpresa y misterio. Te presentamos algunos de ellos. Definitivamente son dignos de ser visitados y protegidos.

1: Las grutas de Cacahuamilpa

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Visit México

El impresionante sistema de cuevas se encuentra en Guerrero y en realidad es parte de todo un Parque Natural, ahí donde nace el río Amacuzac. En la zona habitan armadillos, codornices, tejones y hasta la nutria de agua dulce. 

Pero el interior, poblado por estalactitas y estalagmitas de caprichosas formas es la visión que atrae a toda clase de viajeros. Los amplios salones de piedra, se presentan como un mundo paralelo que podría haber sido concebido como una ficción.

2: Los prismas basálticos

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Creative Commons

En la antigua Comarca Minera, cerca de Huasca de Ocampo en Hidalgo, se encuentra una de las formaciones geológicas más interesantes del territorio nacional. Se trata de los prismas basálticos, estructuras naturales de piedra, resultado de la antigua actividad volcánica de la zona. 

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Creative Commons

Se piensa que han existido desde hace un par de millones de años y su precisa figura —columnas con 5 o 6 caras planas— intriga a quienes dudan de la matemática inherente a la naturaleza. La pared de prismas forma la barranca de Alcholoya por donde caen 4 cascadas. En este parque es posible acampar y vivir una experiencia de reconexión con la naturaleza muy particular.

3: Parque Natural “La Huasteca”

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Parque La Huasteca

En el municipio de Santa Catarina, en Nuevo León, se encuentra este épico parque natural. El horizonte montañoso de esta zona es una escena espectacular que, simplemente no se puede comparar con la de ningún otro sitio. 

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Parque La Huasteca

Lo que evocan estas formaciones entre la Sierra Madre y las Cumbres de Monterrey, se puede comenzar a especular admirando las intrigantes fotografías del sitio. Imagina lo que se siente estar ahí. El espacio llama a los aventureros, no es tan fácil de transitar, escalar o habitar, pero con el guía adecuado y una disposición para abrirse a la experiencia, tu visita a La Huasteca podría cambiarte la vida.

4: Hierve el agua

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Rincones de México

Las famosas cascadas petrificadas en Oaxaca no dejan de sorprender a los viajeros y estudiosos de la tierra. Una forma de estalactitas es lo que cuelga donde, alguna vez, caía el agua mezclada con altas concentraciones de carbonato de calcio. 

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Selina Oaxaca

En el pueblo de San Isidro Roaguía, cerca de la antigua ciudad de Mitla, se encuentra esta bellísima reserva. Aún es posible bañarse en las aguas termales de la zona y observar por horas esta afortunada rareza natural.

5: La laguna de Alchichica

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: CONAGUA

Esta laguna es bella y extraña en la misma medida. Se formó dentro de un cráter volcánico y sus aguas tienen altas dosis minerales. Es una de las joyas ocultas de Puebla

De su superficie sobresalen intrincadas estructuras carbonatadas y la laguna es un pozo donde florece la vida microendémica, además de especies acuáticas como el charal de Alchichica y una salamandra también de la región. 

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: CONAGUA

Lo particular de este espacio ha inspirado leyendas increíbles entre los locales. Algunos piensan que el flujo de agua está directamente conectado con el océano. Otros afirman que el sitio fue un centro ceremonial prehispánico. Hay quien cuenta que una sirena de cabello plateado se esconde bajo el agua.

Gerardo Romero, geógrafo nahua, nos explicó la lucha vital de la Sierra Norte de Puebla (y cómo apoyarla)

Territorio es la palabra clave en la historia de México. Y, cuando se trata de este territorio, todos somos responsables. Este joven geógrafo nos explica por qué.

Territorio es la palabra clave en la historia de México. Al fin y al cabo, los choques y alianzas entre las distintas culturas, identidades y corrientes de pensamiento que transitan este espacio, se dan en torno al territorio. 

Mientras que algunos buscan poseerlo, otros simplemente quieren habitarlo y entienden que “habitar” es un ejercicio de reciprocidad, pues a su parecer, el territorio solo nos permitirá una vida plena si —a cambio— lo cultivamos, lo atendemos y hacemos el esfuerzo de resonar con él.

Estas formas de comprender y experimentar el espacio, al encontrarse, generan toda clase de conflictos, delineando no solo la historia del país, también las vivencias de cada uno de nosotros —aunque no siempre estamos conscientes de esto. 

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos

En ese sentido, se vuelven esenciales investigaciones como la de Gerardo Romero Bartolo. El licenciado en geografía por la UNAM recibió recientemente el Premio Arturo Warman, que se entrega a las mejores investigaciones en el área de ciencias sociales, por su tesis “Megaproyectos, despojo y resistencia: el caso de la Sierra Norte de Puebla como territorio estratégico en disputa” (que puedes leer aquí).

A lo largo de la tesis, Gerardo explica desde diversos ángulos la lucha que ejercen las comunidades locales de la Sierra Norte de Puebla por mantener —no solo la tenencia— la salud y la diversidad del territorio que habitan. Esta lucha es vital y en más de un sentido, nos concierne a todos. 

También en Más de México: Los bosques de México tienen en las comunidades a sus mejores aliados: 3 historias

Un poco sobre Gerardo Romero

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos

Originario de San Salvador El Seco (antes Cuayehualulco que significa “lugar rodeado de arboledas”) Gerardo Romero es parte de la comunidad macehual (nahua) de la zona. Su familia es campesina y artesana. Además de trabajar en la milpa y en la siembra de amaranto y haba se dedican al trabajo de artesanías de piedra (como los molcajetes).

En muchos sentidos su conexión con el territorio —con la tierra— es directa y constante. La geografía es para él una herramienta, una extensión que le sugiere la posibilidad de analizar simultáneamente naturaleza y sociedad. 

Y esta herramienta se volvió urgente, pues necesitaba investigar a fondo las “posibles afectaciones que generan los proyectos extractivos”, especialmente, el desarrollo interno de los conflictos socioculturales que provocan.

Entre relatos de amigos, familiares y vivencias propias, mientras crecía, Gerardo comenzó a entender que su relación personal con la tierra no era solamente una particularidad cultural, también era un acto de resistencia frente a una lógica de territorialización que —paradójicamente— se desenvuelve para alimentar un espacio abstracto muy lejano a la materialidad del espacio (de la tierra): el capital económico.

También en Más de México: Sobre la importancia de las mujeres indígenas para los bosques mexicanos

¿Qué pasa en la Sierra Norte de Puebla y por qué es un territorio estratégico?

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos
Fotografía: Ana Karen de la Torre.

Gerardo Romero explica que llama a la Sierra Norte de Puebla un “territorio estratégico” por distintas razones. Por un lado, porque en esta región abundan una serie de recursos clave para el desarrollo industrial y, así, se comprende como capital de distintos intereses empresariales. 

La Sierra Norte de Puebla está marcada por el yacimiento de hidrocarburos no convencionales (son los que se extraen por medio de un proceso conocido como “fracking”); además, es una zona esencial para la industria minera (financiada por capitales extranjeros, especialmente canadienses) y donde se tienen contemplados múltiples proyectos de hidroeléctricas.

Por otro lado, es estratégico en un sentido muy particular: la Sierra Norte de Puebla es un sitio con una amplia tradición de lucha social. De hecho, relata Gerardo Romero, fue en el poblado de Zacapoaxtla donde se libró la batalla del 5 de mayo, suceso que las comunidades poblanas aún tienen muy presente, de ahí la frase contemporánea citada por Gerardo: “Si pudimos con los franceses cómo no vamos a poder con los canadienses.”

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos
Imagen: Red de Afectados por la Minería

La sensibilidad aguerrida que guía a las comunidades de la zona no es gratuita. Hay una justa mezcla étnica en la región, entre nahuas, totonacas, tepehuas y otomíes que tienen como herencia cultural una historia de luchas no solo por el territorio, sino por la supervivencia de su estilo de vida. 

Pero el panorama que tienen frente a ellos es ultra complejo. Como explica Gerardo Romero, los proyectos extractivos (también conocidos como “megaproyectos” y “proyectos de muerte”) han establecido “relaciones metabólicas” entre sí. 

Su aparición en el territorio responde a un esquema mucho más amplio. Las hidroeléctricas y los gasoductos que atraviesan la Sierra Norte de Puebla sirven para abastecer industrias de maquila en otras zonas, por ejemplo. El trazo de esas relaciones es un eje central en la investigación de Gerardo. 

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos
Fotografía: Ana Karen de la Torre.

Por eso sugerimos —un poco antes— que los principios a los que responde la idea de “habitar” más capitalista, poco tiene que ver con la tierra. Así, explota aquí para usar los recursos allá, sin hacerse responsable de los lugares que atraviesa. En su caso, es el “estatus económico” y la abstracción llamada mercado quienes dictan cómo se construye y cómo se destruye. 

En un espectro completamente distinto, las comunidades regionales explotan el espacio que habitan, para aprovechar los recursos que necesitan y después se hacen cargo de mantener el equilibro y, encima, de defender al territorio de eso que llaman “megaproyectos de muerte”. 

Por eso, Gerardo Romero llama a la visión de las comunidades “megaproyectos de vida”, para denotar el enorme contraste entre una dimensión del habitar y la otra. Particularmente porque la “de muerte” no está atendiendo su huella y representa en muchos sentidos una catástrofe ambiental que produce contaminación en mantos acuíferos, subsuelo, aire y está lastimando a la vegetación, a los animales y causando distintas enfermedades en los seres humanos.

También en Más de México: Lo que la inmensa riqueza biológica y cultural de México puede enseñarnos: entrevista con Raúl Benet

Estamos viviendo una fuerte desconexión entre nosotros y el concepto de territorio

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos

Está claro que la lucha de las comunidades en la Sierra Norte de Puebla es vital, pero ¿cómo va a apoyarla o simplemente entenderla alguien externo? Es importante considerar que muchos de nosotros no solo no poseemos “tierra”, tampoco la reconocemos nuestra y mucho menos la hemos trabajado.

Que Gerardo Romero tenga una conexión tan evidente con el territorio que habita y que sea profundamente sensible a las vivencias que sus amigos y la comunidad que lo rodea no es un afortunado accidente: es su mejor recurso como investigador. Y por eso le preguntamos: 

Aunque territorio es la palabra clave en la historia de México, pocos podemos ligar nuestras experiencias cotidianas al territorio en sí. ¿Cómo volvernos a conectar?

“El territorio es vida”, respondió Gerardo Romero, haciendo referencia a otra frase común entre las comunidades de la Sierra, “dependemos absolutamente del territorio,” continúa: “Los pueblos indígenas sólo siguen vivos por su tierra.” La tierra les da alimento y también les da propósito, sentido, identidad. Si los pueblos indígenas sobreviven es porque comulgan con el territorio, saben cuidarlo, lo escuchan y han aprendido por siglos su lenguaje.

“Por otro lado,” nos advierte Gerardo “si cuando pensamos en territorio sólo pensamos en el bosque, en el campo, el desierto, estamos equivocados. El territorio es todo, es la base del movimiento subjetivo. El territorio es incluso tu cuerpo [que también está en disputa, cortesía de toda clase de intereses, especialmente el capitalismo].” 

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos

 

Así, para re-concectar con la idea de territorio hay que conectar con el territorio en sí: los sitios que habitamos, los espacios que, para nosotros, guardan significado, “el espacio en el que sobrevivimos: la calle, el barrio, la colonia, el espacio público”. Todo esto es territorio y, como nos dice Gerardo, también tiene recursos que están en disputa, que son capitalizados: agua, aire, espacio. Si dependemos de él, simplemente para estar, es territorio y de él somos responsables.

Es así que, “entendemos la lucha de estas comunidades como una lucha de todos,” pues la diferencia [fundamental] entre un megaproyecto de vida y uno de muerte es que el “megaproyecto” pretende absorbernos a todos en la proyección de un futuro concreto en donde posiblemente nos articulemos solo como recurso explotable [como trabajadores]. El proyecto de vida nos considera como energía activa, como subjetividad, como parte de la infraestructura orgánica.

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos

Así, además de empatizar con la lucha vital en la Sierra Norte de Puebla, hay que relfexionar sobre la forma en que cada uno de nosotros existe. El habitar siempre es territorial, de esta forma hay que preguntarnos ¿cómo nos apropiamos del territorio en el que vivimos? ¿Cómo lo tratamos? ¿Cómo lo cuidamos? ¿Cómo lo explotamos? ¿Cómo le retribuimos?

“Cuando vamos resistiendo desde lo local, nos damos cuenta de que nuestra lucha tiene en común con la del otro y podemos ir transitando a procesos de resistencia que no son solo locales. Nos damos cuenta de que dependemos mutuamente unos de otros.”

¿Cómo ayudar?

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos
Imagen: Gerardo Romero Bartolo

Empecemos por nosotros mismos. Hay que informarnos y generar conciencia social en un sentido amplio. Hablemos de tu calle: ¿Sabes qué pasa ahí? ¿Qué procesos de resistencia existen? ¿Quién administra los recursos? ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Quién se beneficia y quién no? Cuando tú tengas la respuesta, difunde la información.

Para Gerardo, los investigadores son vitales en este sentido pues “pueden generar conexiones y entender consecuencias. Analizar es dar cuenta de las relaciones.” Después, podemos “ubicar rasgos en común entre nuestra lucha y la de otros” y, también “aprendemos a preocuparnos por otros”, a ser solidarios. En su momento, podremos “articularnos, tejer estrategias de resistencia y procesos de lucha.”

Un precioso relato de lucha

gerardo-romero-geografo-nahua-lucha-territorio-puebla-megaproyectos

“La resistencia en la Sierra Norte de Puebla es una resistencia barroca” nos dijo Gerardo Romero, porque resiste desde muchos lugares: “es lucha política, espiritual, cósmica, territorial, ecológica”, se trata de mantener el equilibrio desde muchos frentes. Así, nos contó para finalizar la entrevista, una entrañable anécdota que figura en su tesis:

“En el mes de diciembre de 2016 la organización Atlepe Tajpianij instaló un campamento en el lugar donde CFE pretende construir la subestación eléctrica de la línea de alta tensión. Más de mil personas realizaron una acción de fuerza simbólica que existe para el pueblo maseual: sembrar maíz. Desde ese momento protegerían la tierra […] hace más de 200 años el pueblo masehual hizo lo mismo para defender las tierras que un latifundista les quería arrebatar.”

(extraído de “Megaproyectos, despojo y resistencia: el caso de la Sierra Norte de Puebla como territorio estratégico en disputa”, p. 242-243)

Sembrar maíz, un acto muy particular, especialmente porque con esta planta guardamos una relación tan estrecha que se podría decir que nuestros destinos están permanentemente entrelazados. Sembrar maíz, como anuciándole a la tierra: aquí estamos, vamos a cultivarte, significarte, quererte, habitarte.

Mira aquí un documental hecho por Gerardo Romero con más información sobre lo que está pasando en la Sierra Norte de Puebla:

María Fernanda Garduño Mendoza
Autor: María Fernanda Garduño Mendoza
Estudios y gestión de la cultura, UCSJ. Ensayando discursos, constantemente. Articulando rupturas.

Estos son algunos de los más extravagantes récords mundiales que tiene México

Está claro que a los mexicanos nos seduce la idea de lo enorme y lo que desborda. Tal vez por eso tenemos estos extrañísimos récords mundiales…

A México lo llaman surrealista. Y el adjetivo le va perfecto, considerando que en esta tierra ocurren algunas cosas extrañísimas con toda naturalidad. Entre ellas, no está de más mencionar algunos de los más extravagantes récords mundiales que tiene México.

Algunos son ciertamente entrañables, porque celebran preciosos aspectos de nuestra cultura; hay otros que son tan raros que parecen ficción; unos son auténticamente épicos y demuestran que somos mucho más que los clichés que se asumen sobre nosotros, y también hay una colección considerable de récords inútiles, pero extraordinarios.

Lo que está claro es que, además de corromper los límites entre realidad y surrealidad, a los mexicanos nos seduce terriblemente la idea de lo enorme y lo desbordante, que, en gran medida, es lo que agrupa a las rarezas que te vamos a presentar.

Paisajes que se desbordan

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

En México tenemos paisajes increíbles. Pero dos de ellos, particularmente, tienen récords mundiales. Por un lado tenemos el jardín más grande del mundo. Se trata de Jardines de México en el estado de Morelos, un enorme ensamblaje de plantas, árboles y flores que suman 51 hectáreas de diseño con naturaleza.

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

Por otro lado y, contrario a algunas creencias populares, en tierra nacional también se encuentra la pirámide más grande del mundo: la pirámide de Cholula, un monumento de 55 metros de alto y una base de 450 metros (tres veces más que la pirámide de Giza).

Records para celebrar la cultura nacional

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

El danzón en México es inmensamente popular, aunque se trata de un género musical de la cultura cubana. En distintos parques, plazas y explanadas públicas del país es típico (y precioso) ver parejas bailando un buen danzón. Así, no es tan raro que en Acapulco, entre el 15 y 16 de noviembre de 2008 se bailó el danzón más largo de la historia, que duró 35 horas seguidas.

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

Otro record para celebrar nuestras tradiciones es este: en 2018 artesanos wixárikas fabricaron un mosaico de chaquiras gigante, al que le fue otorgado un récord Guinness. Para la elaboración se usó casi media tonelada de chaquiras y la pieza final mide más de 80 metros cuadrados.

Comida a ultra gran escala

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

Sin duda los retos más curiosos son los que se tratan de hacer versiones masivas de algunos de nuestros platillos icónicos.

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos
El chocolate caliente más grande del mundo…

En ese campo tenemos una larga colección, que incluye: el mazapán más grande del mundo (3 metros de diámetro, 1.20 metros de alto y 8 toneladas de ingredientes); una torta de 67 metros de largo y 800 kilos de peso; la taza de chocolate caliente más grande del planeta (con 4,826 litros); la enchilada más larga del mundo (105 deliciosos metros); guacamole de 3 mil kilos; la torta ahogada de 646 metros de largo, y el vaso de jugo de naranja mejor servido de la Tierra con más de 1000 litros.

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos
¡Guacamole para todos!

Auténticas rarezas

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

Algunos récords son verdaderamente insólitos, pero, extrañamente tienen una buena explicación detrás de su existencia.

Por ejemplo el récord a la mayor cantidad de personas mentando la madre al mismo tiempo fue un acto de catarsis colectiva donde alrededor de 5 mil personas se reunieron el 23 de junio de 2012 a insultar al entonces gobernador de Jalisco.  

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

Otro de la categoría es el record por el mayor número de personas besándose al mismo tiempo, obtenido en 2009 en el zócalo de la CDMX. La cifra oficial fue de 39, 897 participantes y el evento era una curiosa invitación del gobierno de la ciudad a celebrar el 14 de febrero.

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

Uno ciertamente memorable, es el récord al mayor número de personas desnudas en el mismo sitio, que también ocurrió en el zócalo de la capital (un sitio al parecer bastante liberal) cuando el fotógrafo Spencer Tunick logró hacer posar a 20 mil personas sin ropa. El resultado es una joya. 

records-mundiales-guinness-mexico-mexicanos-mas-extranos-raros-chistosos

Un favorito y muy reciente (obtenido el 28 de abril de 2019) es el record por el oso de peluche más grande del mundo. Se trata de Xonita, una “osita” de peluche de más de 4 toneladas y 20 metros de largo. Sin duda una extravaganza, incluso aquí, en el país más surrealista del mundo. El récord lo hicieron posible 60 artesanos de Xonacatlán, EDOMEX, entidad conocida como “ciudad peluche”, porque una buena parte de su población se dedica a esta industria.

*Imágenes: 1) Spencer Tunick; 2) Jardines de México; 3) De poder; 4) Verne; 5) Guinness World Records; 6) El Universal; 7) Chicago Tribune; 8) Getty Images, 10 y 11) AFP.