San Pedro Mártir, donde las estrellas hablan

Uno de los lugares más hermosos de México es también de las zonas más privilegiadas para ver estrellas y otros fenómenos astronómicos.

 

[…] Las estrellas son palabras y los innumerables mundos de la Vía Láctea son palabras, y así sucede también en este mundo. […] importa poco en qué lugar esté yo, si en un cuartito colmado de ideas o en este universo infinito de estrellas y montañas: todo está en mi pensamiento. […] Entonces hay que amar la vida por lo que es y no permitir que nos dominen preconceptos.

Jack Kerouac

 

Anualmente en México, podemos presenciar un evento astronómico, popularmente conocido como “lágrimas de San Lorenzo”. Entre finales de julio y principios de agosto, durante un par de noches, una lluvia de estrellas ilumina los cielos mexicanos, algunos ubicados en zonas privilegiadas, pues sus condiciones geográficas permiten la nítida observación de fenómenos como este.

Destaca, entre ellas, el Parque Nacional de la sierra de San Pedro Mártir. Ubicada en Ensenada, Baja California, es el punto más alto de la península —a 3096 metros sobre el nivel del mar — y desde 1971 alberga al Observatorio Astronómico Nacional. La altitud y lo lejos que está de otros poblados y de la contaminación lumínica, además de su clima relativamente seco y frío –sin muchas nubes, pero tampoco con exceso de polvo en el ambiente–, hacen del área un lugar ideal para observar el cielo nocturno y, con la tecnología apropiada,  explosiones de supernova, colisiones de agujeros negros o la fusión de estrellas de neutrones.

El Observatorio está dirigido por el Instituto de Astronomía de la UNAM, que colabora con agencias como la NASA para tratar de entender mejor cómo se estructura el cosmos. Además, es un espacio abierto a cualquier interesado en observar a detalle diversos fenómenos del universo que lo circunda: este increíble lugar, abre sus puertas, gratuitamente, a quien desee vivir las maravillosa experiencia de acercarse a las estrellas.

 

Observando energía en movimiento

Uno de sus más recientes proyectos es un telescopio que, en palabras de sus desarrolladores, “permite ver los fenómenos astrofísicos «más energéticos» del universo”. Esto quiere decir que el telescopio nos revela fenómenos en donde se transforman grandes cantidades de energía física; por ejemplo las “ondas gravitacionales”, que son perturbaciones que ocurren en el espacio-tiempo, cuando grandes cantidades de materia, en forma de estrellas o agujeros negros, se mueven rápidamente y se fusionan entre ellas.

Para poder conceptualizar y entender eventos como este tenemos que ampliar nuestras percepciones y replantear lo que ya sabíamos. Preguntarnos sobre el universo y sus fenómenos hace que pongamos en duda nuestra comprensión práctica y material de lo real: al preguntarnos sobre el universo, nos ponemos en cuestión a nosotros mismos.

 

Preguntarse por el mundo es preguntar por uno mismo

Es curioso, en ese sentido, saber que San Pedro Mártir — el santo, no la sierra— murió, de alguna manera, porque nunca se cuestionó a sí mismo. San Pedro practicaba y predicaba un cristianismo ortodoxo y fue asesinado por herejes que no estaban de acuerdo con él. Ahora, la sierra nombrada en su honor es un espacio en donde se nos invita a arriesgarnos a cuestionar la configuración de nuestra realidad.

¿Por qué volteamos a ver las estrellas? y ¿por qué queremos explicarlas? Tal vez, cuando logramos dar razón a los fenómenos del universo, estamos más cerca de poder encontrar sentido o significado para nosotros mismos. En San Pedro Mártir, más que en muchas otras partes, las estrellas se nos presentan desnudas y se disponen a ser cuestionadas. ¿Cómo nos aparecemos nosotros ante ellas?

 

Para visitar el Observatorio Astronómico Nacional

Además del observatorio astronómico, en San Pedro Mártir puedes realizar actividades como rapel, alpinismo, paseos a caballo, ciclismo de montaña y observación de flora y fauna. Es una zona boscosa, de clima frío, que en invierno alcanza temperaturas muy bajas, por lo que no te recomendamos visitar el parque durante esa temporada. El hospedaje consiste en cabañas y áreas de acampado, que son parte del mismo recinto y debes reservarlas con anticipación.

Recuerda que el acceso al observatorio es gratuito, pero el acceso al parque tiene un costo aproximado de 100 pesos por persona, que debe ser cubierto antes de llegar. Es conveniente organizar tu visita con las oficinas administrativas del observatorio o directamente con el Instituto de Astronomía que está en Ensenada. Además debes llevar provisiones, pues en el parque no hay venta de alimentos, bebidas o gasolina. No olvides llevar ropa cómoda y abrigadora para caminar en la montaña y soportar el frío.

Para hacer tus reservaciones, planear tu viaje y elegir una ruta conveniente para llegar al observatorio, puedes contactar a:

Observatorio Astronómico Nacional: Sr. Desiderio Carrasco: desip@astrosen.unam.mx y (52)-646-174.45.80 extensión 312

Instituto de Astronomía en Ensenada: 01 646 174 4580 y 174 4593.

Parque Nacional San Pedro Mártir Teléfono: 01 646 172 3020

*Imágenes: 1)Stéphane Guisard; 2)César Cantú; 3)Dominio público; 4)Halconero/Flickr

Paraje Quiltepec, una ecoaldea en Tlalpan que capta y aprovecha el agua de lluvia

Con la ayuda del colectivo Isla Urbana, Quiltepec se ha convertido en el modelo de ecoaldea, con la recolección pluvial como su piedra angular.

La falta de agua es un problema cada vez más preocupante, y que no se está atendiendo con la debida premura. Las sequías prolongadas, el desabasto en el servicio y el cambio climático no hacen sino empeorarlo. Se está llegando al punto en que el agua se convierte en un bien escaso y codiciado. Quiltepec, una pequeña localidad en Tlalpan, Ciudad de México, sufrió de ello durante mucho tiempo hasta que se ofreció una solución.

quiltepec
Imagen de: sinembargo.mx

Los vecinos de la comunidad tenían que ir a casas alejadas de familiares, acarrear garrafones y hasta atravesar una manguera por otras casas, con el riesgo de que alguien más les robara el agua. Además, no hay suficiente transporte público, por la falta de asfaltado y el carácter periférico de Quiltepec. Bajo estas condiciones es difícil subsistir con un solo tinaco con una capacidad de mil litros, aproximadamente.

quiltepec
Imagen: Isla Urbana

Afortunadamente, Isla Urbana, un colectivo formado en 2009 por diseñadores, urbanistas, antropólogos, ingenieros, educadores y artistas instaló varios sistemas de captación de agua de lluvia en la comunidad. Los miembros de Isla Urbana saben que la escasez hídrica es un problema grave que tiene que atenderse a la voz de ya. Su equipo multidisciplinario se ha enfocado en abastecer de agua a comunidades marginadas.

quiltepec
Imagen de: momentum.bbva.com

Fieles a su lema, “lluvia para todos”, trabajan incansablemente para concientizar a la población acerca del uso responsable y sustentable de este vital recurso, además de intentar llegar a los rincones más apartados del país para instalar esta importante tecnología. Ahora, los habitantes de Quiltepec sienten que su vida ha cambiado. Mientras que antes tenían que racionar el agua para su uso en lo más indispensable, ahora la subsistencia es más fácil.

El sistema, además de barato, es sencillo. Cada sistema de recolecta tiene un costo de 6,700 pesos, y se adapta a las necesidades de cada hogar: desde una casa en Quiltepec hasta un departamento en Coyoacán. En el caso de Quiltepec, la captación empieza desde el techo, donde hay tres agujeros situados en los puntos de inclinación que llevan el agua a un solo conducto. Acto seguido, el agua pasa por un primer filtro y, con los sólidos ya retenidos, entra al tlaloque, un recipiente cuadrado que separa la parte más sucia de la lluvia para que no entre a la cisterna.

quiltepec
Imagen de: cronicaambiental.com.mx

Después, el líquido sigue su camino hacia un tanque rotomoldeado de 5 mil litros de capacidad (en caso de que no se cuente con una cisterna). Aquí es donde entra el agua de lluvia, para ser almacenada sin revolver los sedimentos que se acumulan en el fondo. Finalmente, el agua sale por otro tubo que lo lleva a una bomba de agua, y pasa por una manguera con dos filtros más antes de llegar al tinaco.

El trabajo de Isla Urbana, aunado a la resistencia y organización ejemplares de Quiltepec, son la muestra de que, a pesar de las dificultades y retos, que pueden parecer abrumadores, sí hay maneras de salvar un futuro que parece oscuro e incierto. Sin embargo, antes de hacerlo, hay que darnos cuenta de nuestros privilegios, para salir de nuestra zona de confort y no hacer la vista gorda ante una situación insostenible.

También en Más de México: una iniciativa para salvar a los colibríes en la CDMX.

Los nuevos libros de texto en México incluirán contenidos para combatir la violencia

Una muy buena noticia: ahora los libros de texto mostrarán estrategias para disminuir la violencia y educar desde la paz.

Cada vez está más claro: necesitamos generar una auténtica estrategia colectiva contra la violencia. 

Aunque, evidentemente, hay muchos aspectos de esta terrible y compleja problemática que nos sobrepasan a todos, es necesario replantear la forma en que la comprendemos; hablamos de ella, y, sobre todo, cómo se la comunicamos a las nuevas generaciones.

Por otro lado, los grandes proyectos políticos, sociales que tenemos hoy para combatir la violencia en el país, han probado ser muy ineficientes. Muchos de ellos, incluso, se construyen desde la misma violencia y solo han hecho el problema más grande. Sin duda necesitamos probar con un enfoque más íntimo: educar (y educarnos) para la paz.

mexico-libros-de-texto-sep-escuela-nuevos

Los libros de texto que de manera obligatoria utilizan los estudiantes inscritos en la SEP podrían ser un buen aliado. Por eso consideramos que es una muy buena noticia que la nueva versión de estos materiales educativos incluirán contenidos con un enfoque muy especial; pues mostrarán estrategias para disminuir la violencia e incentivar el sentido comunitario.

También en Más de México: ¿Qué se necesita para construir la paz en México?

Libros de texto contra la violencia

mexico-libros-de-texto-sep-escuela-nuevos

Educar para la paz simplemente significa enseñarnos unos a otros a resolver cada conflicto social (del más pequeño y personal, al más grande y colectivo) sin disminuir las posibilidades de acción de los demás, escuchando mucho, respetando y hasta honrando la existencia de los otros.

Y, según ha informado la Secretaría de Educación Pública, los nuevos planes de estudio tendrán estos enfoques muy de cerca. La idea es buscar la forma de enseñar a los alumnos mexicanos que hay otras formas de existir y convivir, muy distintas a las dinámicas de violencia que dominan nuestra cotidianidad. 

Entre los ejes clave de estos libros están: la cultura para la paz, la prevención de las adicciones y el fomento de la legalidad. Esta última puede ser muy importante: a muchos de nosotros nos dijeron que tenemos derechos y obligaciones, pero poco nos explicaron lo que esto realmente significa. Si colaboramos, nos respetamos y también reconocemos que tenemos derechos, será más fácil hacer comunidad. 

Otro punto crucial será enfocarse en fortalecer los lazos familiares y hacer frente a la actitud individualista que ha dominado en nuestro tejido social en las últimas décadas. Ningún gobierno del mundo podría mejorar la situación de cualquier país si sus ciudadanos no entienden que todos tenemos que jalar parejo y que en última instancia, el bienestar del vecino hace mucho más probable el propio.

Y tú ¿cómo vas a contribuir a que este esfuerzo colectivo se amplifique?

*Fuente: “Combatirán violencia con libros de texto” por Iris Velázquez, publicado en Reforma

*Imagen destacada: AJ+

8 mejores lugares para ver las estrellas en México

En desiertos, playas e incluso sitios arqueológicos: México cuenta con muchas opciones envidiables para apreciar el cielo.

Como sabemos, la oscuridad es cada vez un recurso más preciado. La actividad humana ha permeado grandes áreas de terreno, y cada vez es más difícil ver claramente el cielo por la luz eléctrica que opaca la luz de las estrellas.

Por ello los mejores lugares para ver las estrellas suelen estar alejados de la civilización e inmersos en vastos parajes naturales. En México existen hasta 176 áreas naturales con protección especial y en ellas encontrarás los mejores cielos del país.

Aquí te compartimos algunos de los lugares más fecundos de México para practicar el milenario y siempre redituable ejercicio de contemplar los cielos estrellados:

 

Wirikuta

Es el área sagrada para los wixárikas. Comprende 140 mil hectáreas en San Luis Potosí y desde 1998 es parte de la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales de la UNESCO. Este desierto concentra las deidades wixárikas y su mitología sobre el origen del hombre y del mundo. Hogar de la planta de poder el peyote; forma parte del desierto Chihuahuense, un ecosistema único en el mundo; es el sitio con mayor biodiversidad y riqueza de cactáceas por metro cuadrado del planeta. Aquí, entre el misticismo y el desierto, se encuentra uno de los mejores lugares de México, por su oscuridad, para ver el firmamento nocturno.

wirikuta cielo 

Parque Nacional San Pedro Mártir

En Baja California, a 2 mil metros sobre el nivel del mar, en un bosque de cipreses, pinos y abetos, se encuentra este lugar donde además se erige el Observatorio Astronómico Nacional. Por su alejamiento de las zonas urbanas es uno de los mejores lugares para ver las estrellas, suelen además hacerse tours por la sierra y es posible acampar en el lugar.

    Parque Nacional San Pedro Mártir

 

El Salto, Durango

Su fama ha crecido por ser el escenario para películas del viejo oeste. Sus cielos abiertos en medio del desierto permite tener uno de los cielos más claros e incluso en las noches más despejadas puede entreverse la vía láctea.
el sato durango ver estrelllas

 

Xochicalco, Morelos

Es un sitio arqueológico rodeado de una exuberante vegetación y montañas. Fue un centro de observación del cielo desde tiempos prehispánicos. En este sitio sentirás no solo la enormidad de su ecosistema y oscuridad nata, también un halo de misticismo por la fuerza de un sitio abocado para reverenciar, estudiar y contemplar los astros desde hace cientos de años.

Xochicalco, Morelos

 

Sierra Negra, Puebla

En el Parque Nacional Pico de Orizaba esta sierra se encuentra. En este volcán apagado yace el telescopio más grande en su tipo en México, el Gran Telescopio Milimétrico. 

sierra negra puebla lugares para ver estrellas 

San Sebastián del Oeste, Jalisco

Este pueblito fantasma de Jalisco es uno de los más especiales del país. Cuenta con miradores en el Cerro de la Bufa donde es posible ver en el día un mar de nubes debajo de ti, y por la noche, conocerás uno de los cielos más espectaculares del país.

 san sebastián del oeste lugares para ver estrellas

 

Holbox, Quintana Roo

Esta isla que forma parte del Área Natural protegida de Yum-Balam. Es uno de los sitios ecoturísticos más importantes, y aunque muchos desarrollos buscan hacerse, los locales han conseguido mantener el sitio con una relativa virginidad.

Holbox lugares ver estrellas méxico

 

El Pinacate, Sonora

Es una zona desértica, por sus profundidades, de las más oscuras del mundo, y por lo tanto uno de los mejores lugares para ver las estrellas de todo el planeta. Este desierto está compartido con el estado de Arizona. Está en la Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar. Tiene zonas para acampar como Cono Rojo y El Tecolote.

pinacate lugares para ver estrellas méxico

*Imágenes: 1)buenasnoticiasbc.com; 2) revistaforward.com.mx; 3)Plexmx.Info; 4)explorelifeonearth.org; 5)inah.gob.mx, 6) webcams de México; 7) visitmexico.com; 8) iStockPhoto