Descubre qué museo mexicano te representa, según tus gustos culturales (TEST)

Encuentra tu museo de México predilecto según la curaduría de tu conciencia

Las mentes también podemos ser museos. Día a día confeccionamos información (mucha de carácter cultural) que bien podría caber en una sala de exhibición, si a todos nos fuera posible proyectarla. En este sentido, resultaría interesante (e incluso divertido) poder encontrar un museo que materialice esta información (o a nuestros gustos), y enterarnos que estamos más unidos al territorio de lo que parece. 

Los museos mexicanos tienen una cualidad especial, y es que existen tantos como pueden, gracias a que la diversidad y abundancia de manifestaciones culturales en nuestro país es deliciosa e infinita.

¿Has pensado alguna vez en la cantidad de museos mexicanos que tienen que ser para conjugar y conservarlas a todas? Según el Sistema de Información Cultural, en México hay 1,277 museos y la Ciudad de México es la segunda con más museos de todo el mundo.

Tenemos museos de todo y para todo. Y algunos, francamente, bastante exóticos, como el Museo del Calzado El Borceguí, que resguarda más de 17,000 zapatos, tacones, botas y huaraches. Otros son deliciosos por naturaleza, como el Museo del Chocolate. No podemos olvidar los clásicos museos de Arte contemporáneo o de Antropología e Historia. Y hay otros extraños y ominosos como el Museo del Narcotráfico, que resguarda extravagantes objetos confiscados a las mafias.

Probablemente no alcance una vida para visitarlos todos (o sí). Pero, podrías empezar probando con este test para encontrar cuál es el que más te define, según tus gustos culturales. Te apostamos que el resultado será más impredecible de lo que piensas:

 

 

Pozole: un entrañable y divertido cortometraje sobre ser chicano

Buscando reencontrarse con un lado de su identidad, Maia visita a su familia mexicana y, por supuesto, todo sale chistosamente mal. Ve este genial cortometraje aquí.

Ser mexicano es un juego de azar. En el enorme espectro de diversidades y posibilidades, nunca sabes cómo te toca representar a este inmenso país. Especialmente porque tenemos 32 estados ultra distintos, 68 idiomas, miles de colores e infinitas culturas de las que eres parte en mayor o menor medida. 

Sin embargo, una identidad tan elusiva, cambiante y variada como la mexicana tiene que buscar de dónde agarrarse para poder afirmar su propia existencia. Así que nunca faltan los rasgos esterotípicos y los clichés, que casi adquieren un carácter sagrado entre las familias, sobre todo, las que son atravesadas por la “binacionalidad”. 

Es el caso de muchas familias chicanas que, empapadas de la también compleja cultura estadounidense, buscan, a como de lugar, rasgos a los cuales anclarse para poder decirse mexicanos. Y es que, cuando se trata de identidad, ¿qué tanto se podrá estirar la liga, sin perderse? 

Un poco de esto retrata de forma super ingeniosa, divertida y entrañable “Pozole” (2019), un cortometraje dirigido por Jessica Méndez Siqueiros, chicana y vegana. 

Pozole, un entrañable corto sobre ser chicana y vegana

Buscando reencontrarse con el lado mexicano de su identidad, Maia, una chica con identidad binacional, pero que apenas habla español, visita a su familia mexicana en el cumpleaños de su abuelita y, por supuesto, todo sale chistosamente mal. La pieza tiene tintes auto-reflexivos, pues —como su personaje— Jessica Méndez había conectado poco con su lado “latino”  y con la forma en que los rasgos personales de su propia identidad la alejan de “lo mexicano”. 

Desde su visión, no saber español y, sobre todo, ser vegana son casi pecados mortales a los ojos de una familia “tradicional mexicana”, que, por supuesto, pone la carne y el maíz al centro de la dieta y las ganas enormes de hablar y echar el chisme constante como eje central de la conexión social. 

Como ella lo explica: para la comunidad chicana, no hablar español y no comer carne es “un asunto más grave, porque hay una sensación de pérdida si decides dejar ir algo que es tan culturalmente importante.”

En el corto, la noticia de que Maia “la gringa” es vegana, genera tanto shock que termina por matar a la abuela y eso provoca un caos tremendo entre los otros tíos, tías y primos que salen a escena. Con este panorama frente a ella, Maia debe decidir si aflojar un poco su identidad personal —por lo menos por un rato— para acercarse a su familia o alienarse. La conclusión es brillante y preciosa. 

cine-mexicano-cortometraje-chicano-comedia

Aunque, lentamente, la industria cinematográfica comienza a abandonar los clichés sobre la mexicanidad, aún queda mucho trabajo por hacer. “Pozole” es muy ingenioso en ese sentido: los clichés no son gratuitos, sino que develan lo frágil que es en realidad la identidad nacional y lo mucho que necesita estas anclas para definirse hacia el exterior. Por otro lado, la composición visual es preciosa y sin duda, cada detalle recuerda a México porque provoca cierta nostalgia. 

Además, que Méndez se haya inspirado en la cinematografía de Wes Anderson para generar sus encuadres y colorear la fotografía, es otro punto a favor: nos dice que se quiere tomar en serio esta narración y la vuelve personal: está hablando del otro, mientras se narra a sí misma; en lugar de hablar de lo mexicano con un tono visual “folklorizado”, como hacen muchos otros.

También en Más de México: Este video reinventa ingeniosamente los clichés de la identidad nacional

“Pozole” es para disfrutar y compartir, como una buena comida familiar, con sus dramas, sus risas, sus enojos y cuestionamientos sobre la propia identidad y pertenencia:

Sur.real: el festival que celebra la vibrante cultura fronteriza del sur

Explora la increíble cultura de la frontera sur de México en este nuevo festival. Acá todo lo que tienes que saber.

“Frontera”, un concepto vital en nuestro tiempo. Ambivalente, por supuesto, la frontera es igual el espacio poroso donde dos lados distintos se encuentran, se mezclan, se corrompen —en el mejor de los sentidos— y es, también, la línea que genera distancia, entre dos que en realidad están juntos. 

“Frontera”: en México significa muchísimo. La frontera hoy define nuestras políticas (interiores y exteriores), reinventa nuestra cultura y hasta nos inspira a repensar el principio y fin de nuestra propia identidad. Pero cuando decimos “frontera” seguro te hace pensar en el norte. Han sido tan mediatizados los procesos sociales y políticos de nuestro límite norte que, inmediatamente, viajamos hasta allá cuando pensamos en ese concepto.

Pero la frontera sur de México es igual de interesante y lo que está pasando ahí, igual de relevante. Nuestro país comparte con sus vecinos del sur mucho más de lo que imaginas. No solo formas de comer e ingredientes (como el fundamental maíz), culturas con una historia indeleble (como la maya), el idioma “oficializado”, los procesos de conquista y una enorme diversidad simbólica y natural; también compartimos el presente: problemáticas políticas y económicas similares y un enorme interés por defender y proteger nuestros recursos naturales. 

festival-cultural-frontera-sur

Nos urge acercarnos al sur y asistiendo al nuevo festival Sur.real podremos hacerlo a través de la música y el intercambio de saberes.

También en Más de México: Fandango fronterizo (son jarocho en la frontera para reconectar a la comunidad)

Sur.real pone a la frontera sur de vuelta en el imaginario cultural

En el precioso Bacalar, en Quintana Roo, se celebrará un festival que se concentra en la frontera sur y su enorme riqueza cultural. Su intención central es tender puentes entre las naciones hermanadas de Centroamérica y el Caribe. Durante 4 días se hablará sobre cultura, migración, medio ambiente, prácticas sustentables y buen vivir,  junto a los estados y países invitados: Oaxaca, Veracruz, Campeche y Belice, Guatemala y Argentina.

La apuesta, es generar entre los asistentes dinámicas de empatía, inclusión y apertura al sincretismo, que puedan adoptar en sus vidas cotidianas y compartir en sus propias comunidades. 

festival-cultural-frontera-sur
Imagen: Cenote Finder

Podrás tomar talleres de son jarocho, aprender muchísimo sobre sustentabilidad de la mano de expertos en la materia, disfrutar un poco de circo comunitario y el talento de múltiples bandas sureñas. Es un evento imperdible.

¿Cuándo y dónde?

festival-cultural-frontera-sur

 28, 29 y 30 de noviembre y el 1 de diciembre en la cabecera municipal de Bacalar.

Los 20 mejores museos de México

Por su curaduría de gran calidad, espacios famosos como fuente de conocimiento y estética.

El gran legado prehispánico y su mezcla con el mundo español han arrojado material casi inabarcable en materia museística en México. Esta mezcla, y su biodiversidad, han también formado a algunos de los mejores artistas del mundo; ello, aunado a un mundo globalizado donde las exposiciones de artistas internacionales son mucho más accesibles, han hecho que este país sea uno de los más interesantes respecto a su oferta de museos.

La ciudad con mayor número de museos es la Ciudad de México, con 110, pero en el resto del país muchos de estos espacios han conseguido un reconocimiento incluso internacional.

La lista que aquí presentamos, a reserva de que reunir los mejores museos de México es un ejercicio tan categórico como , hasta cierto punto imposible, pretende mostrar veinte de los recintos más importantes ya sea de acuerdo a su relevancia cultural, histórica o a la calidad de su curaduría. La lista podría ser mucho más vasta pues la cantidad de museos en el país en masiva; pero aquí nuestra selección:

 

Museo Nacional de Antropología, Ciudad de México

Su colección permanente de cultura mesoamericana es reconocida en todo el mundo. Sus exposiciones sobre culturas de otros países suelen ser de nivel internacional. Es el museo más visitado del país con 2 millones de personas cada año. Su magno edificio diseñado por el arquitecto mexicano Pedro Ramírez Vázquez es uno de los más bellos del país, y en su geometría evoca a un pasado prehispánico que se siente.

 

Museo del Palacio de Bellas Artes, Ciudad de México

Su selección de exposiciones, sobre todo de pintura, han conseguido acercar obras de arte internacionales a millones de personas. Reconocido además por armar temáticas de manera inteligente y de un alto valor estético. Fue el primer museo del país dedicado a la difusión plástica Su edificio, además, es icono del art noveu y art decó en el país; uno de los más bellos, sin duda.

 

Centro de las Artes de San Agustín, Oaxaca

Es el primer centro de las artes ecológico de Latinoamérica. Su edificio es una ex fábrica de hilados y tejidos fundada en 1883. El lugar fue fundado por el artista Francisco Toledo; además de que sus exposiciones suelen estar ligadas a la creación ecológica, cuenta con un laboratorio ecológico de fotografía, taller no tóxico de gráfica tradicional, y tiene alojamiento para seis artistas residentes.

 

 Museo Pedro Coronel, Zacatecas:

Además de residir en un hermoso edificio de 1776, aquí se guarda la colección personal artística del pintor zacatecano Pedro Coronel. Encontrarás desde obras de arte romanas y griegas gasta cuadros de Picasso, Chagall, Vassarely, Dalí, Joan Miró y Goya. 

 

MUNAL

Quizá el edificio más bello de todo México, predominantemente de estilo neoclásico y renacentista, Tiene una colección muy importante de arte mexicano que va desde la era virreinal hasta los años de1950. Sus salas, además, grandes salones de techos altos, son una preciosa vitrina que bien contribuye a disfrutar de su colección.

 

Centro Cultural Santo Domingo, Oaxaca

Considerada como la construcción virreinal más importante de México. Aquí puede conocerse mucho sobre la cultura oaxaqueña, sus grupos indígenas y su quehacer histórico. Su colección contiene exquisitas piezas de arqueología de Monte Albán u objetos míticos de culturas milenarias oaxaqueñas como los zapotecas, mixtecos, mixes, huaves, triquis y demás etnias del estado. 

 

Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, Zacatecas

En un curioso edificio que fue un antiguo seminario; en su colección conocerás lo mejor del arte abstracto mexicano, única en su tipo.

 

Museo Internacional del Barroco, Puebla

Es uno de los proyectos más ambiciosos de los últimos años en materia de museos. Fue diseñado por el japonés Toyo Ito, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2013. Este museo dedicado al arte barroco, de nivel internacional, muestra una selección de obras de todo el mundo de este arte entre los siglos XVII y XVIII; uno de los museos más especializados de México.

 

Museo Amparo Puebla:

Es uno de los museos más reconocidos de Puebla, tiene  una extensa colección de arte mexicano prehispánico, colonial, moderno y contemporáneo. Los edificios que lo albergan eran un hospital y una mansión antigua. Tiene más de dos mil piezas y fue uno de los primeros museos en hacer uso de tecnología multimedia para complementar sus exhibiciones.

 

MUAC

El museo de arte contemporáneo de la UNAM, además de llevar exposiciones de eminencias de este rubro a nivel internacional, ha fungido un papel esencial en reconocer y publicitar artistas contemporáneos mexicanos (sobre todo de los últimos 50 años) que habían encontrado poca exhibición. Además de contar con un extraordinario y bello edificio diseñado por Teodoro González de León, cumple con un papel de divulgación fundamental.

 

Museo de Arte de Querétaro

Fundado en el Claustro del ex-Convento de San Agustín.  Su colección abarca entre los comienzos del siglo XVII y mediados del siglo XIX a través de las corrientes del manierismo novohispano, el barroco y la reforma de la Academia de San Carlos.

Te interesa: Querétaro está de moda con ruta Distrito Diseño

Museo Arqueológico de Xalapa

En el área de arqueología, es el segundo más importante luego del Museo Nacional de Antropología; tiene la segunda mayor colección de arte mesoamericano del mundo y también una extensa exposición permanente de los pueblos indígenas de Veracruz.

 

Museo del Desierto, Saltillo:

Este museo fue fundado en 1995, y es el centro de divulgación de conocimiento más importante sobre el desierto del noroeste de México. Exhibe interactivamente la historia del desierto, su formación hace unos 400 millones de años, y su relación con el impacto de un meteoro. Encontrarás una recreación de como hace 70 millones de años la zona tenía un clima tropical y estaba habitada por dinosaurios de los cuales se tienen registros fósiles.

 

Museo de Artes e Industrias Populares, Pátzcuaro:

Dada la naturaleza artesanal de Michoacán, fue el primero en su género en México. Su edificio está en el antiguo Colegio de San Nicolás Obispo; sobre todo ha servido de escenario para artesanos purépechas, ahí están representados los cerca de 50 pueblos de esta etnia.

 

Museo Arte Contemporáneo, Monterrey

Su colección permanente está formada principalmente por pintura latinoamericana contemporánea, y sus exposiciones temporales son consideradas de alto nivel; aquí grandes pintores latinoamericanos han hecho exposiciones individuales.

 

Museo de las Culturas del Norte, Paquimé, Chihuahua

Tiene una de las más bellas colecciones arqueológicas prehispánicas resultado de las excavaciones en la zona donde está el museo, Paquimé. Las piezas pertenecen a un sitio declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Las vasijas de Paquimé, sobre todo, son consideradas como poseedoras de uno de los diseños más bellos del mundo.

 

Hospicio Cabañas, Jalisco

Su edificio fue construido en 1776 y reposa en el corazón del centro histórico de Guadalajara. En su interior contiene hasta 57 frescos de José Clemente Orozco considerados de un gran valor artístico; es la mayor colección de obra en soporte de papel del gran pintor.

 

Museo Federico Silva, San Luis Potosí

Albergado en un edificio neoclásico de 1907. Es uno de los pocos museos en México dedicado exclusivamente a la escultura; en esta materia suele tener buenas exhibiciones temporales de artistas nacionales e internacionales y en su permanente guarda la mayor colección escultórica de Silva.

 

Museo de la Cultura Maya, Campeche

Fascinante por su edificio que fue un fuerte donde convivían soldados y polvorín, aquí se conserva una muy completa colección permanente de la historia prehispánica y colonial de Campeche.

 

Museo de Arte Prehispánico Carlos Pellicer

En el ex granero del  Ex Convento de la Natividad, aquí se aguarda la colección arqueológica del poeta tabasqueño Carlos Pellicer. Piezas de la cultura olmeca, maya, zapoteca, totonaca, entre otras. Tiene más de mil objetos entre los que se encuentra un fragmento del antiguo dios Ometochtli Tepuztécatl.

*Imagen: MUNAL