Esta cervecería tapatía fue declarada la mejor de México

Una destacada cervecería mexicana con propuestas innovadoras y deliciosas.

La cultura en torno a las cervezas artesanales mexicanas se pone cada día mejor. Las propuestas de los cerveceros nacionales son creativas, innovadoras y deliciosas. 

Hay quienes se concentran en celebrar sabores locales (como el cacao o las plantas medicinales); otros están buscando posicionarse como auténticos referentes de la cerveza artesanal en todo el mundo. Cervecería Artesanal Fortuna es una de estas. 

cerveza-cerveceria-artesanal-mexicana-mexico-mejores

Determinados a generar la más fina cerveza mexicana, nacieron en 2013 y hoy ya son reconocidos como una cervecería esencial. De hecho, recientemente recibieron el título de Mejor Cervecería Mexicana para 2019 durante el concurso Aro Rojo, uno de los más especializados y relevantes en esta escena. 

También en Más de México: 4 deliciosas cervezas artesanales mexicanas (pero con causa)

Cervecería Fortuna es una joya tapatía y es un sitio digno de ser visitado. La fábrica artesanal, terraza y jardín (ambas abiertas al público en general) están ubicadas a un costado del espectacular Bosque de la Primavera en Guadalajara.  

cerveza-cerveceria-artesanal-mexicana-mexico-mejores

Los fundadores de esta cervecería artesanal aseguran que el secreto para hacer la cerveza perfecta es usar nada más que los ingredientes de la receta original (malta, lúpulo, levadura, agua) y no agregar ningún preservativo, ni pasteurizar el producto final. El sabor de sus cervezas es por esto genuino, muy redondo y refrescante, pero, al mismo tiempo la cerveza de Fortuna es muy delicada.

Otra prueba de que esta sí es una cerveza digna del título que recién le otorgaron es el hecho de que entre los colaboradores se encuentra Marcelo Oehninger (originario de Chile), uno de los pocos maestros cerveceros residentes de México entrenado y certificado en Alemania.

cerveza-cerveceria-artesanal-mexicana-mexico-mejores

Una de sus cervezas más especiales es “Cañita”: clara, de color brillante y muy refrescante. Otra que sin duda suena deliciosa es su “Sake Ale”, un brillante experimento que combina la levadura usada para hacer sake (vino de arroz) con un lúpulo japonés. 

Sin duda hay que probar las delicias de esta cervecería mexicana.

¿Dónde comprar Cervezas de Fortuna?

cerveza-cerveceria-artesanal-mexicana-mexico-mejores

Las cervezas de Fortuna se encuentran en 300 puntos de venta en Guadalajara, y también en Puerto Vallarta, Monterrey, Cabo San Lucas, León y Morelia. En la Ciudad de México, se pueden encontrar en las sucursales de Bodega, y en El Depósito. Puedes pedirlas a domicilio en el sitio web de la cervecería o por Amazon.

¿Quieres visitar la Cervecería?

cerveza-cerveceria-artesanal-mexicana-mexico-mejores

La cervecería ofrece tours guiados (incluye visita por la fábrica y degustación). Uno abierto al público que es de lunes a domingo a las 11:30 am y uno privado (desde seis personas) que puede ser de martes a viernes a las 13:00, 14:00 o 15:00 PM o sábados y domingos a las 13:00 hrs. Es necesario hacer reservación previamente.

Para hacerlo puedes llamar al teléfono 36 27 71 32 ext. 32,33 ó 34, al celular (045) 33 13 52 58 72 o escribir a arodriguez@cervezafortuna.com 

Los costos del tour son bastante accesibles. El abierto al público cuesta $250 pesos por persona y el privado $300 por persona.

La cervecería está en Carretera Guadalajara-Nogales No. 4380, Zapopan, Jalisco, C.P. 45011 

El romance entre los mexicanos y la cerveza comenzó al pie de un volcán

Paradójicamente, los mexicanos hemos perfeccionado la "receta secreta" de la refrescante bebida que tanto amaban en España.

Algunos piensan que, porque la cerveza no es endémica, no merece el título de mexicana; pero no podrían estar más equivocados: con esta deliciosa bebida nuestro país ha mantenido un romance largo y delicioso. 

La cerveza llegó a nosotros durante la conquista aunque no se popularizó tan rápidamente como uno pensaría, pues los nativos ya tenían sus bebidas predilectas (particularmente el pulque). Fue en 1542 cuando Carlos V dio permiso oficial para comenzar a producir cerveza en la Nueva España. 

La primera fábrica se estableció a los pies del Popocatépelt, en Amecameca, Estado de México y fue dirigida por el pionero Alfonso de Herrera. Pero el arte alquímico de esta deliciosa bebida probó ser una auténtica complicación. La primera cervecería en la historia de nuestro país permaneció en pie apenas cinco años. La producción era cara y muy pequeña. 

cerveza-cerveceria-mexicana-mexico-historia
Así se veía la primera cervecería de México./Imagen: INAH.

Este no fue el único intento, pero como explica la investigadora María del Carmen Reyna, los españoles simplemente se rehusaban a compartir la receta con los locales, así, los ensayos se limitaba a un grupo muy exclusivo que conocía las fórmulas de los monasterios que se habían perfeccionado en la Edad Media. Además, el lúpulo y la cebada utilizados tenían que importarse de Europa y Estados Unidos, respectivamente.

Hasta el siglo XX comenzaron a surgir las grandes cerveceras, muchas finalmente financiadas por capital nacional (como Corona y Moctezuma). Y, aunque los sabores de estas gran industria son clásicos, paradójicamente, las mejores cervezas de México son las más locales, las que se crean en la experimentación, combinando con ingredientes nacionales (como cacao o hierbas medicinales).

La cerveza se ha convertido en un sabor absolutamente mexicano; de hecho nuestro país es el primer lugar de exportación en el mundo. El romance que comenzó al pie del Popocatépetl continúa y, sin duda una de sus manifestaciones más exquisitas también se da al pie de otro volcán: el de Colima; región bien conocida por sus geniales y particulares cervezas.

*Imagen destacada: Zatriel Madrid/Más de México

“Las crónicas del taco” es la deliciosa serie nueva de Netflix (TRAILER)

Con una fotografía que te matará del antojo, esta serie hará que te re-enamores del icónico platillo mexicano (y todo lo que significa).

“La nostalgia es el ingrediente que nos une a todos” afirma una de las voces que narran en la nueva serie de Netflix “Las crónicas del taco”. 

Sin duda, es la nostalgia la que mantiene activas a casi todas nuestras tradiciones. El mundo podría desbordarse, cambiar absolutamente y en todos los sentidos, pero muchos de nosotros nos empeñamos en compartir lo más rico de la existencia con los demás y de repetir una y otra vez experiencias que, alguna vez, nos conquistaron. 

netflix-mexico-series-mexicanas-cronicas-taco

La gastronomía es un asunto de nostalgia, sobre todo la mexicana pues, a diferencia de otras cocinas a lo largo del mundo, la nuestra nació en las casas, de la cotidianidad del pueblo y, en muchos casos, como consecuencia de la necesidad. 

Por eso nuestra comida callejera es tan representativa, porque imita la calidez familiar, en un formato económico y portátil y casi todos los mexicanos nos valemos de ella para sobrevivir al día. 

La comida de la calle, dicen en “Las crónicas del taco” es “fruto del hambre y del ingenio”. Y el más icónico platillo callejerouno que tiene decenas de variaciones a lo largo del país— es el taco.

Todo lo que el taco significa

Esta excepcional y halagadora propuesta de Netflix genera un acercamiento íntimo e informado de seis tacos clásicos a lo largo de seis interesantes capítulos: Carnitas, Barbacoa, Guisado, Pastor, Asada y Canasta. 

Además de mostrar la historia, los ingredientes originales, las versiones contemporáneas y los sitios ligados a los seis tacos presentados; “Las crónicas del taco” se concentra en las relaciones que cada uno implica y en el trabajo inmenso que hay detrás de estas delicias. 

Periodistas, investigadores, cocineras, taqueros y taqueras, consumidores, productores de alimentos, campesinos, guardianas del maíz nativo, todos los agentes involucrados en la existencia del taco tienen voz a lo largo de esta serie. Sus historias, sus ambiciones, su amor por México y su comida, sus razones para estar en el negocio: cada detalle suma al acabado de la serie y del sabor.

netflix-mexico-series-mexicanas-cronicas-taco
Esta es Marven o “Lady Tacos de canasta”, muxe originaria de Oaxaca que, junto a su familia vende todos los días deliciosos tacos a bordo de su fiel bicicleta. Sin duda uno de los personajes más entrañables retratados en la serie.

Como bien dice Julio Patán para Milenio, los tacos no son solo un platillo, son una forma de comer. Y, necesariamente, implican diversidad, pues cada taco ha nacido de la combinación de, por lo menos, dos tradiciones: la de una etnia indígena (que va cambiando según la región del país de donde sea originario un taco) y la gastronomía española.

Si consideramos a todas las etnias mexicanas que han existido y a los grupos migrantes de todas partes del mundo que han habitado México, no es descabellado afirmar que el taco es infinito.

A la producción de Netflix y Canana Films no se le escapa esta complejidad y sabe pintarla bien. El taco y los procesos que lo rodean son representados de forma genuina y concentrándose en detalles insospechados. 

netflix-mexico-series-mexicanas-cronicas-taco

También en Más de México: Netflix prepara una masiva cantidad de películas y series producidas en México 

Tal vez su único error es la exageración en el tono de los narradores, que tratan de darle voz propia a cada taco; este detalle se queda muy flojo y suena de pronto falso. Aunque la impecable fotografía y el carisma de los entrevistados los salva.

Es notable cómo una forma genuina de visualizar México le favorece muchísimo a la producción: el paisaje es espectacular para donde veas, el humor cálido de la gente desborda y la comida, así como es, se antoja muchísimo. México no necesita ninguna clase de maquillaje para mostrar su mejor cara. 

Y, aunque algunos puedan pensar que los procesos de producción parecen exagerados, el retrato es justo, pues en realidad lo que está detrás de cualquier taco es épico: desde sembrar el maíz para hacer la tortilla, cultivar los ingredientes de las salsas, matar a los animales para obtener la carne, hasta levantarse diario en la madrugada para preparar todo. 

Como también se señala en la serie, tiene algo de egoísta comerse un taco que no preparó uno mismo, porque esta comida tan sencilla implica una serie de odiseas y muchísimo cariño. Todo esto se manifiesta en “Las crónicas del taco” y por eso es imperdible.

También en Más de México: Este programa de Netflix le escribió una carta de amor a México

4 deliciosas cervezas artesanales mexicanas (pero con causa)

Además de ser deliciosas, estas cervezas mexicanas apoyan a algunas de las causas más entrañables (y urgentes).

Aunque la cerveza no es endémica de esta tierra, los mexicanos tenemos un romance intenso con ella. De hecho, la producción local tiene una tradición bastante amplia. La primera fábrica cervecera del país nació solo un par de décadas después de la conquista. Y algunas de nuestras cervezas nacionales tienen fama mundial.

Por otro lado, hay una creciente escena de cervezas artesanales, que promete volverse una industria sólida en los próximos años, sobre todo porque, no tan lentamente, los paladares de los mexicanos comienzan a agarrarle mucho cariño a los sabores y experiencias que solo se pueden recibir de una cerveza hecha artesanalmente; con buenos ingredientes, procesos experimentales y en una escala moderada.

cervezas-artesanales-mexicanas-sustentables-causas-ecologicas-organicas

Otra buena razón para tomar cervezas artesanales es que, para poder portar el título tienen que cumplir con una serie de condiciones, entre ellas, haber sido producidas por una empresa independiente, de capital familiar, y, sobre todo, no pertenecer a una transnacional. Así que cuando bebes de estas botellas, estás apoyando las pequeñas economías locales y comunitarias.  

Por si fuera poco, hay en México una serie de cervezas artesanales que, además de sostener economías pequeñas, ser productos sustentables, en muchos casos orgánicos y estar deliciosas, apoyan a algunas de las causas más entrañables y urgentes, volviendo su existencia muy relevante en todos los sentidos.

Te presentamos a cuatro de nuestras favoritas. Vale mucho la pena tomarse una o dos.

También en Más de México: 10 de las mejores cervezas artesanales de México

Vaquita marina de Wendlandt

cervezas-artesanales-mexicanas-sustentables-causas-ecologicas-organicas

La cervecería artesanal Wendlandt, de Ensenada, dedicó a la vaquita marina la american pale ale de la casa; una cerveza de color dorado intenso, con 5.2 grados de alcohol. Aliados con Lorenzo Rojas, un biólogo y activista ambiental, los dueño de la cervecería, realizan fiestas para recaudar fondos que otorgan a distintas organizaciones y fundaciones involucradas en la conservación de la vaquita.

Tomarla es apoyar el esfuerzo de la cervecera y también es una forma de hacer conciencia sobre esta especie en peligro de extinción. Aunque, tendremos que hacer mucho más que echarnos unas chelas para rescatarla.

También en Más de México: Descubre qué animal mexicano eres, según tu maravillosa personalidad (TEST)

La Brü Maíz Azul

cervezas-artesanales-mexicanas-sustentables-causas-ecologicas-organicas

El maíz es sin duda el ingrediente clave de la gastronomía mexicana. Tristemente, nuestro maíz nativo está en peligro de extinción. Una de sus variaciones icónicas es el precioso y dulce maíz azul.

Para honrarlo y ampliar su consumo y también la economía de los pequeños agricultores que lo producen, Cerveza La Brü presentó Maíz Azul, una Cream Ale clara, de cuerpo ligero, hecha con maltas mexicanas y maíz azul orgánico, originario de Michoacán.

Además de apoyar la milpa, un porcentaje de la compra de esta fresca joya se destina a los proyectos de Slow Food México, organización dedicada a la preservación de la biodiversidad alimentaria. Es maridaje perfecto de un chilito en nogada.

También en Más de México: ¿Qué es el maíz nativo y por qué todos deberíamos estarlo consumiendo?

Cervezas Sanadoras del Círculo de mujeres cerveceras de Tepito

cervezas-artesanales-mexicanas-sustentables-causas-ecologicas-organicas

Veneranda Pérez es artista visual y mujer cervecera. Junto a su familia tiene un negocio de cerveza artesanal en el barrio de Tepito en la CDMX, uno de los sitios más socialmente complejos de la capital. Después de vivir un episodio muy violento en su calle, decidió empezar a construir soluciones. Así nació el colectivo Tenoch 40, de donde deviene el Círculo de mujeres cerveceras del barrio de Tepito.

Estas mujeres pretenden transformarse en una cooperativa, construyendo así un espacio productivo, pacífico, de aprendizaje, intercambio y economía comunitaria. Actualmente están trabajando en una línea llamada Cervezas Sanadoras, donde combinan en sus recetas distintas plantas medicinales. Los envases los decoran ellas mismas. Así, este delicioso proyecto lucha por diferentes frentes de manera simultánea. Quedemos atentos a sus producciones para probarlas y apoyarlas.

Cerveza Apolo

cervezas-artesanales-mexicanas-sustentables-causas-ecologicas-organicas

Apolo and Friends es un colectivo que se define como un “grupo interesado en visibilizar y dignificar al perro mestizo y en adopción.” Así se dedican a rescatar y rehabilitar y fomentar la adopción de perros en situación de calle y abandono. Y una de sus formas de financiamiento es la Cerveza Apolo, clara, con notas cítricas y un poco amarga (como cáscara de naranja). De las ventas de esta delicia, un porcentaje se va a los proyectos del colectivo. ¿Quieres apoyarlos? Visita aquí su página de Facebook para preguntar dónde puedes comprar Cerveza Apolo cerca de ti.

*Imágenes: 1) Wendlandt; 2) Creative Commons; 3) La Bru; 4) mexico.com; 5) Apolo and Friends.