Si quieres unos esquites maravillosos esta es la receta indicada

Para garantizar unos esquites Es indispensable que su punto de cocción sea el indicado y hacerlo con un par de ingredientes clave.

El esquite es una de las botanas más mexicanas y prácticamente se consume en todo el país. Su origen data de tiempos prehispánicos y su terminología proviene del náhuatl ízquitl, que viene del verbo icehqui (tostar). Su principal ingrediente, como sabrás, es el elote hervido.

Tal vez el principal secreto para lograr unos esquites memorables es, precisamente, el cómo cocer los elotes. El tiempo que tendrás que dejarlos para que queden al punto depende de si usas olla exprés o una normal –lo mismo con los ingredientes que añades al momento de hervirlo.

Según el lugar del país, se sirve con mayonesa, queso y limón, o bien, solo con limón y chile. Aún así, la preparación previa es la clave.

Receta para dos personas.

3 elotes de maíz tierno

1 ramita de epazote

2 cucharadas de mantequilla

sal de grano

 

Modo de preparación

  1. Desgrana el elote y colócalo en un recipiente
  2. En un sartén derrite la mantequilla
  3. Ahora agrega los granos de elote y déjalos mezclarse con la mantequilla durante 5 minutos

 

Si vas a hervirlos en una olla normal:

  1. Agrega agua al elote, solo hasta que esta los halla cubierto parcialmente, luego las hojas de epazote y dos puños de sal de grano.
  2. Hierve entre 20 y 30 minutos. Cuando llegues a los 20, checa continuamente que estén ya hervidos y apaga cuando estén lo suficientemente suaves.

 

Si vas a hervirlos en una olla exprés

1.Agrega agua al elote, solo hasta que esta los halla cubierto parcialmente, las hojas de epazote y dos puños de sal de grano.

2.Espera a que la válvula comience a sonar, y déjalos solo diez minutos más.

 

Preparación

Con mayonesa, limón y queso.

Introduce los granos a un vaso con algo de caldo y luego unta dos cucharadas de mayonesa y esparce un poco de queso rayado; luego exprímele una mitad de jugo de limón.

Con limón y chiles

Introduce los granos a un vaso con algo de caldo y luego exprímele un limón entero y agrega sal y chile en polvo al gusto.

Para garantizar unos esquites Es indispensable que su punto de cocción sea el indicado y hacerlo con un par de ingredientes clave.

El mole es mujer: una delicada y sensual fantasía de Enrique Olvera (VIDEO)

El mole es una fantasía explosiva, que invita a jugar con los sentidos. Por lo menos así lo sueña uno de los mejores chefs mexicanos…

La magia de nuestra comida no es ninguna fantasía, aunque deviene absolutamente de su sensualidad. Pocas cosas apelan a nuestros sentidos de forma tan intensa como nuestros complejos platillos. Entre suspiros de picante, gemidos de deleite, manos manchadas de salsa, es inevitable involucrarse completamente en el acto tan evidentemente físico. Y tal vez, entre todas las muestras de nuestro ingenio culinario, el mole bien podría ser considerado, la máxima expresión.

Su historia, sus cualidades físicas, su composición química, su inmensa complejidad lo transforman en una perfecta analogía de nuestra tierra. Dice Enrique Olvera, hombre que fantasea y juega delicadamente con nuestra comida, que el mole es caos. Que cada uno de los ingredientes que componen su complejo entramado está dispuesto a renunciar a sí mismo para convertirse en mucho más que la suma de sus partes. Que el mole es una fiesta en la boca (aunque bien pudo decir orgía y nos tendría igualmente convencidos).

Su oda al mole fue finamente retratada en un episodio de “Chapters of Food”, brillante proyecto audiovisual de Nowness que explora y celebra de manera polisémica la existencia de algunos de los alimentos más queridos del planeta. Al mole le dedica un sueño de Enrique Olvera, narrado en sus propias palabras y deliciosamente ilustrado por Barbara Anastacio, a la manera de Luis Buñuel (haciéndole también un pequeño homenaje).

En la representación ofrecida, vemos un precioso ensayo que argumenta que el mole es una metonimia perfecta de la diversidad que articula a México. Mole no hay solo uno, aunque el ”mole madre” de Enrique Olvera, un mole negro que se renueva en un extraño proceso de fermentación y es alimentado constantemente con mole fresco se quiere perfilar como el mole de moles o “mero mole”.

La cosa es que moles hay de dulce, chile y pozole, no literalmente, claro, pero sí es absurda la cantidad de versiones del platillo y, al interior del mole como concepto, es aún más impresionante la cantidad de ingredientes que pueden llegar a componerlo (a veces hasta 100).

mole-madre-mexico-enrique-olvera-historia-gastronomia-mexicana-contemporanea

Este entretejido de sabores, termina en una textura terrosa, como de un sensual y aromático lodo, que alimenta cada rincón del cuerpo. Por eso el mole es una fiesta, una eterna celebración. Y por eso el mole es mujer: un sujeto que te envuelve de calores, de placeres, pero con una insistencia maternal y absolutamente irreprochable.

El mole es complejo, no tiene solo una cara, es flexible, es migrante, es fértil, es tierra de nuevos moles y la única manera de disfrutarlo es embarrándose, dejándose seducir hasta el final. Aunque pique. Aunque manche. El mole es México.

Versiones vegetarianas de deliciosos platillos mexicanos

Porque nadie merece el castigo de no comer nuestras delicias…

Razones para ser vegetariano hay muchas. Para algunos es una forma de vida, se trata de un asunto casi ideológico. Para otros es exclusivamente ecológico, el impacto ambiental que provoca el consumo de carne es inmenso y esta medida es una forma de contribuir a, desde el acto más cotidiano, reducir el daño que provocan.

Pero en México tenemos otra razón: nuestra gama de ingredientes y platillos en inmensa y nuestros sabores vegetarianos son increíbles. Sí, tenemos verduras y quelites y frutas y raíces y tantas otras delicias disponibles para ser creativos, es absurdo no ser vegetarianos, por lo menos un par de veces a la semana, incluso aunque sea por el puro gusto.

Además, esta inmensa variedad nos permite crear versiones vegetarianas de casi cualquier cosa, especialmente de los más increíbles platillos mexicanos y porque nadie merece el castigo de no comer nuestras delicias, te dejamos estas recetas.

Pipián Rojo

recetas-comida-gastronomia-mexicana-vegetarianas-saludables

¡Mole! No puedes dejar de comerlo y aunque las recetas más tradicionales suelen llevar manteca con esta receta del libro “Decoloniza tu dieta” te salvas.

Ingredientes para 4 porciones:

Mole

  1. 1 tortilla de maíz nixtamalizado
  2. 1 chile guajillo seco y sin semillas (pueden ser 2, si quieres que pique)
  3. 2  chiles pasilla, secos, y sin semillas (pueden ser 3)
  4. ½   chile de árbol, seco y sin semillas
  5. ½ cebolla blanca, pelada y cortada a la mitad
  6. 1  diente de ajo, enteros, sin pelar
  7. 1  jitomate mediano
  8. ½ taza de pepitas peladas sin tostar
  9. 4 pimientas gordas
  10. 3 pimientas negras
  11. ½ cucharada de achiote
  12. Sal de mar al gusto
  13. Pimienta molida al gusto

Guiso vegetariano

  1. 3 papas blancas medianas
  2. 150 gramos de ejotes
  3. 1 chayote pelado
  4. ½ cebolla pelada
  5. 2 cucharadas de aceite de oliva
  6. 2 dientes de ajo, finamente picados
  7. Sal de mar al gusto

Para decorar:

  1. Semillas de calabaza
  2. Hojas de cilantro

¿Cómo se hace?

Tuesta una tortilla en un comal, hasta que queda un poco quemadita. En el mismo comal tuesta los chiles, un minuto de cada lado, sin quemarlos. Pon los chiles en un plato hondo y cubre con agua hirviendo. Tuesta la cebolla y ajo, recuerda retirar la piel de este. Asa el jitomate, hasta que esté suave y quemadito. Cuela los chiles. Tuesta las pepitas, hasta que se inflen un poco. Tuesta las pimientas. Agrega todo a la licuadora, incluyendo el achiote. Cuando se forme una salsa espesa, puedes dejar de licuar.

Corta las papas, ejotes y chayotes en trozos medianos. En una olla fríe con aceite de oliva la cebolla hasta que se acitrone y después agrega el ajo. Cuando ambos estén bien cocidos, agrega las verduras. Échale sal al gusto y cubre con un poco de caldo de verduras o agua, deja que hierva. Agrega el pipián y deja cocinar por 25 minutos. Cuando lo sirvas decóralo con pepitas y cilantro.

Ceviche

recetas-comida-gastronomia-mexicana-vegetarianas-saludables

¿Buscas algo fresco? ¿Extrañas comer pescado? Aquí está la receta perfecta para ti.

Ingredientes para 4 personas:

  1. 400 gramos de setas desinfectadas, cortadas en cubitos y bien cocidas
  2. 2 chiles serranos finamente picados (puedes quitarles las semillas)
  3. 4 jitomates cortados en cubos
  4. ½ cebolla finamente picada
  5. 2 dientes de ajo finamente picados
  6. El jugo de ocho limones (sin las semillas)
  7. 1 cucharada de salsa de soya
  8. Sal con ajo al gusto
  9. Pimienta negra al gusto
  10. 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

¿Cómo se hace?

Mezcla todos los ingredientes en un bowl. Deja reposar entre 2 y 8 horas. Sirve con tostaditas de maíz nixtamalizado y una salsa deliciosa de chile habanero.

Tostadas de tinga

recetas-comida-gastronomia-mexicana-vegetarianas-saludables

La tinga de pollo es deliciosa, pero esta no le pide absolutamente nada.

Ingredientes para 4 personas:

  1. 2 cebollas blancas medianas, picadas en medias lunas delgadas
  2. 8 zanahorias grandes ralladas (no tan finitas o chicas)
  3. 4 jitomates
  4. ¼ cebolla blanca
  5. 4 dientes de ajo
  6. 2 cucharadas de aceite de oliva
  7. 1 cucharadita de comino molido
  8. 2 chipotles adobados
  9. 1 cucharadita de vinagre de cidra de manzana
  10. Sal y pimienta al gusto
  11. 1 cucharadita de azúcar
  12. Tostadas de maíz nixtamalizado
  13. Crema al gusto
  14. Queso fresco al gusto

¿Cómo se hace?

En una olla fríe la cebolla picada, las zanahorias y 2 dientes de ajo finamente picados, sazona con un poco de sal, azúcar y pimienta. En otra olla licua el jitomate, la cebolla que sobra, 2 dientes de ajo, el comino, los chipotles, el vinagre y un chorrito de agua (solo lo suficiente para que sea fácil licuar). Cuando las verduritas estén acitronadas, agrega la salsa licuada, hasta que la mezcla hierva. Cuando la salsa cambie de color, sácala del fuego. Prueba la tinga y agrega un poco de sal, pimienta y si sientes que le falta acidez, un poco más de vinagre. Sirve sobre las tostadas, crema y queso.

Tacos de asada

recetas-comida-gastronomia-mexicana-vegetarianas-saludables

¡Sí! La “trampa” es que la carne es de setas, pero no te vas a arrepentir. Prometido.

Ingredientes para 4 personas:

  1. Ocho tortillas nixtamalizadas grandes
  2. Ocho setas grandes sin cortar o romper, desinfectadas
  3. 8 cucharadas de salsa de soya
  4. 1 cucharadita de miel (puede ser jarabe de agave si le vas a ser vegano)
  5. 4 cucharaditas de aceite de ajonjolí
  6. ½ taza de cerveza (puede ser clara o oscura)
  7. 1 cucharadita de paprika
  8. 1 cucharadita de pimienta
  9. 1 cucharadita de sal de grano
  10. Cebolla, cilantro y limón para servirlos “con todo”

¿Cómo se hace?

En un bowl pon a marinar las setas con la soya, la miel, el aceite de ajonjolí, la cerveza, paprika, pimienta y sal por mínimo 8 horas. Cuando estés listo para comer unos espectaculares tacos, pon un sartén delgado a fuego alto y cuando esté caliente cocina por separado cada seta. Cuando esté bien cocinada (suave por dentro y quemadita y caramelizada por fuera), sirve sobre tortillas calientes con cebolla, cilantro, limón y tu salsa favorita (aunque con verde sabe mejor).  

También en Más de México: Vegan Mexico: de cómo ser vegano es fácil (si incluyes tacos y tostadas en tu dieta)

Con chile del que pica y del que cura: los increíbles beneficios de comer habanero

El habanero resultó ser mucho más que un chile, sus propiedades medicinales son infinitas, deliciosas y, por supuesto, muy picantes.

En México hay muchas maneras de tener una auténtica experiencia mística de forma espontánea. Especialmente porque hay una inmensa cantidad de estímulos que se prestan a hacer reventar tus sentidos y están al alcance de la mano: las increíbles y explosivas paletas de color de nuestros paisajes rurales, urbanos y naturales; las texturas insólitas de nuestra geografía; las orgías sonoras de nuestras calles; los olores que distinguen cada rincón, y, claro los intensos sabores de nuestra cocina.

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

De estos últimos, nada como los chiles, miembros ineludibles de la santísima trinidad de nuestra tradición gastronómica (maíz, chile y frijol) y sin duda el componente más sabroso y estimulante en el abanico nacional de sabores. Y de entre los chiles, el habanero es rey, por ser el más picante del país y el único con denominación de origen.

Quien se ha atrevido a probarlo sabe, que como el habanero no hay dos (aunque vienen en muchas presentaciones, formas, colores e intensidades). Pero lo que tal vez no sabías, es que este chile inmenso es un auténtico superalimento y que sirve para aliviar toda clase de malestares.

¿De qué te cura este chile? (sin albur)

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

El habanero tiene muchísimas propiedades medicinales, gracias especialmente a la capsaicina, sustancia antioxidante, antiinflamatoria y antimicrobiana:

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

  1. Para la gastritis: aunque no lo creas, las sustancias que contiene el chile habanero solucionan tus problemas digestivos, reduces gases intestinales, curan la diarrea, son un remedio para cólicos estomacales y al hacerte salivar, estimulan la producción de jugos gástricos.
  2. Para tener el corazón contento: porque estimula el sistema circulatorio, dilatando los vasos sanguíneos y ayuda a reducir el colesterol en la sangre.
  3. Te quita la migraña y en general ayuda a tratar el dolor, particularmente de las articulaciones, por sus propiedades desinflamatorias. Es ideal para pacientes con fibromialgia y otros padecimientos crónicos.
  4. Para mejorar el metabolismo, porque en la enchilada, te ayuda a quemar calorías.
  5. Reduce el riesgo de cáncer.
  6. Ayuda a que te cures de la gripa y las infecciones por hongos, porque estimula tu sistema inmunológico.
  7. ¿Quieres curar el mal aliento? Este chile es la solución (y va de nuevo sin albur).

¿Ya te quedaste con el antojo… de este chile?

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

Sin albur, caray. Para que no te quedes con las ganas, estas son dos deliciosas recetas de salsa de habanero:

Salsa verde: Asa 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 3 tomates y 14 habaneros (si te da miedo, quítales las venas). Licua todo con pimienta, sal y orégano al gusto, más un chorrito de aceite de oliva y un poquito de vinagre de caña. ¡Listo!

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

Salsa roja: Fríe en un sartén con aceite de oliva 10 chiles, 1 cebolla, 2 jitomates. Cuando todo se caramelice y suavice un poco agrega sal al gusto y media taza de agua. Deja cocer por 10 minutos y licúa bien. ¡Éntrale!

Te puede interesar: Estas 16 joyas mexicanas tienen denominación de origen

También en Más de México: Retratos de mexicanos comiendo chile (FOTOS)

*Imágenes: 1) Feeding The Famished/modificada; 2) Nastia Clouthier; 3) JollyJack; 4) Carrie Megan; 5) Bob May; 6) ChilliPepperMadness