Sin categoría

Tropicamer, una desbordante galería de especies

Una de las colecciones más insólitas y caprichosas de plantas tropicales se encuentra semioculta en la costa del pacífico mexicano.

Dentro de los paraísos también existen las taxonomías, las largas listas de especies, las colecciones extrañas. Así, cualquier lugar que tenga algún encanto guarda dentro de sí un catálogo de maravillas que se expanden ante la mirada curiosa. Este es el caso de Tropicamer, en apariencia una selva sistematizada, pero que va develando, poco a poco, su carácter de galería y su disposición para hospedar especies de los lugares más remotos del mundo.

El rancho “Tropicamer” fue fundado en 1989 por el cardiólogo mexicano Félix Montes, quien, junto con su familia, adquirió un terreno de treinta hectáreas en la zona agrícola de San Vicente, en la Bahía de Banderas, Nayarit. En un principio, el terreno era solamente kilómetros y kilómetros de árboles de mangos y de lychees, hasta que en 1990, el Dr. Montes trajo de contrabando las primeras semillas de palma desde la Bienal de Venezuela, y, lo que comenzó como un mero pasatiempo, gracias a estas primeras semillas, se convirtió en una de las producciones de palmas y plantas tropicales más importantes de México.

Gracias al insuperable clima selvático de Nayarit y a la ayuda de su familia, el Dr. no solo logró reproducir desmedidamente su producción de palmas, sino germinar semillas exóticas que, también a escondidas, fue trayendo de sus viajes por Asia, Estados Unidos, África y Europa. El frenesí del coleccionista cobró una gigantesca vida tropical. Algunas de las especies que se encuentran aquí, además de las ochenta variedades de palma, son: Heliconias, Bromelias, lianas, plantas acuáticas (como la impresionante Victoria Amazónica y los Lotos), y el mítico Baobab que siempre nos remitirá a El Principito. La compulsiva colección de especies raras de Tropicamer es un espectáculo que difícilmente podríamos ver en otro lugar.

La familia Montes, a diferencia de los coleccionistas comunes, que, como decía Walter Benjamin, “están enamorados del sex-appeal de lo inorgánico”, logra develar un fetiche por la textura, el olor, las pequeñas variaciones de color y las sombras de especies orgánicas que dentro de su reproducción masiva son únicas en el mundo.

Desde el 2004, su hija Ingrid, quien estudió paisajismo en Tailandia diseñando el jardín de la princesa, ha estado a cargo del rancho, que ahora se dedica a la venta de palmeras y plantas de mantenimiento orgánico para toda la república. Cabe destacar que las enredaderas también son amantes de las palmas, y se enredan en ellas como empiernadas hasta alcanzar las cimas más altas.

Imágenes: 1)genforlandscaping.com.mx

Inmortaliza a tu xoloitzcuintle en esta cuenta de Instagram

Al internet le encantan estos perros milenarios y acá la muestra.

“Otros perrillos criaban que llamaban xoloitzcuintle que apenitas ningún pelo tenían, y de noche abrigábanlos con mantas para dormir. Estos perros no nacen así sino que de pequeños los untan con resina, que se llama óxitl (“aguarrás”), y con esto se les cae el pelo quedando el cuerpo muy liso. Otros dicen que nacen sin pelo en los pueblos que se llaman Teotlixcoy Toztlan.”

 

Fray Bernadino de Sahagún

 

Si en todas las culturas el perro es el mejor amigo del hombre, para el mexicano quizá también lo es en la muerte. No es casualidad, conocemos la estrecha relación que el mesoamericano tenía con ella, y desde luego, en esa transición mortuoria tenía que estar su canino endémico, guiándolo hacia el Mictlán, el inframundo,  según la mitología mexica.

Su importancia era tal, que a este perro su nombre le viene de Xólotl, el dios prehispánico de la muerte representado como hombre con cabeza de perro. Según investigaciones del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, este canino tiene más de 7 mil años con nosotros, y aunque se sabe que durante la conquista estuvo casi al borde de la extinción, su refugio en las sierras de Guerrero y Oaxaca le conservaron hasta nuestros días.

Hoy su presencia invade las redes sociales, sobre todo en las que predominan las imágenes, como Instagram. Miles de xoloitzcuintles ilustran la vida digital de México y una cuenta en particular está recabando estas fotos: xoloitzcuincledemexico exhibe más de 1000 fotos de estos perros y son enviadas por los propios dueños.

“Manda foto, nombre y de donde es tu Xolo. La subiremos aquí y Face.”, dice en la descripción de la cuenta.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tekila Elena 😍. ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 

Este perfil muestra  la enorme variedad de xolos que hay. Así que si creías que solo existía el clásico negro, sin pelo, y alargado, estás muy equivocado. Los hay güeros, con pelo, chaparros, grandes y con unas cruzas hasta surrealistas.

¿Cómo es tu Xolo?

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El Tabasqueño Fermín 😌. ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Copa 😌de #Oaxaca 😉. ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Madre e hija 💜 ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

AnubisBebé 😌 de la #CDMX. ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Lo más bonito que verás hoy 😌 ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Buen día 💜😌 http://elpicudo.com/category/xoloitzcuintle https://www.facebook.com/groups/588808694851825/ #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#Repost @jazzj.xolo ・・・ Auntie @_s.marina knows how how to capture my good side 😊🤗 . http://elpicudo.com/category/xoloitzcuintle #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Seductoras postales de los paisajes mexicanos en invierno

Como un sueño que desborda poesía, en el invierno la tierra sufre una hermosa transmutación.

Como un sueño que desborda poesía, en el invierno la tierra sufre una hermosa transmutación. El efecto alquímico del frío se apodera de los árboles, sus raíces, la hierba y las flores. Después de los veranos, con lluvias que no dan tregua, el cielo finalmente se reencuentra con su nítido azul, que se combina con las blancas nieves y la tierra agrietada.  

Aunque los paisajes mexicanos no suelen adornar la idea cliché y romantizada de las navidades, tal vez deberíamos otorgarles ese lugar especial. En México no solamente neva contundentemente —porque nuestro paisaje nacional ha sido tejido por toda clase de ecosistemas— sino que las montañas, los volcanes y los lagos se despliegan sin pudor alguno.

Las vistas invernales mexicanas son inmensamente dramáticas. Nos recuerdan que el ciclo del calendario comienza a extinguirse, realizando una promesa secreta de que las cosas prontamente serán mejores; también que los elementos naturales que componen la onírica visión tendrán su propio renacimiento, cuando la nieve termine de derretirse.

Así, es delicioso relajarse con los ojos inmersos en las seductoras postales de nuestros paisajes mexicanos en invierno.

También en Más de México: Hipnóticos time-lapse de algunos de los sitios más hermosos de México

ROMA: carta de amor a una tierra herida

La película de la que todos los mexicanos hablan es una discreta carta de amor, que con el mismo cariño debería ser presenciada...

La violencia es ineludible. Hagamos un esfuerzo por pensarla separada de su carga moral y, de pronto, se transforma en el proyecto de modificar cualquier cosa. Es violento el viento con los árboles cuando mece las ramas. Y es violento el río que inunda las barrancas. Pero es igualmente violenta la barranca que limita al río. Y así, nuestro mundo se articula y se mueve en la violencia.

En México entendemos eso, los quiebres son el presente por el que nos vamos desplazando, como va un coche por una calle llena de baches. Y aunque esta tal vez sea las más hermosa y filosófica cualidad de nuestra identidad, nuestra resiliencia, nuestro aguante, ha llegado a un punto límite, donde lo que realmente solicitamos es una pausa y tal vez exponernos a otra cosa, a algo un poco más cálido.

roma-pelicula-cuaron-resena-critica-sinopsis-cine-netflix

Nuestras fracturas son demasiado grandes. Nuestra vulnerabilidad está tomando rostro. Y así, en el momento preciso, en el instante crítico de nuestra violencia efervescente (que ya es tan tremenda que no puede separarse más de su “carga moral”), Alfonso Cuarón nos regala “Roma”, carta de amor a una tierra herida.

“Roma” nos habla de esta violencia omnisciente

roma-pelicula-cuaron-resena-critica-sinopsis-cine-netflix

A quienes no están saturados de información sobre el filme del que todos los mexicanos están hablando, les contamos: “Roma” es casi un estudio de caso sobre una familia de clase media, viviendo en la colonia con el mismo nombre en el entonces D.F., a principios de la década de los setentas. Relativamente bien acomodados tienen a dos empleadas domésticas “de planta” en su casa, ambas mixtecas, extremadamente cuidadosas y cariñosas. La historia se centra en una de ellas, Cleo, quien según el mismo Cuarón, está inspirada en su propia nana, Libo.

roma-pelicula-cuaron-resena-critica-sinopsis-cine-netflix

No vale la pena adentrarse mucho en la trama. No porque no sea importante, sino porque la película es una experiencia que hay que vivir en carne propia. Por otro lado, sí hay que hablar de lo que esta joya audiovisual podría hacernos sentir, de lo que oculta detrás de la preciosa trama y sus impecables cualidades técnicas.

En muchos sentidos “Roma” se trata de esta violencia casi omnisciente con la que los mexicanos hemos aprendido a vivir y también a relacionarnos entre nosotros. Aunque a veces es una manera de jugar con los otros, de construir intimidad (como pasa con los albures) o de atravesar crisis socioculturales y políticas, nuestras formas evidentemente no están funcionando y por eso nos encontramos experimentando diversas crisis colectivas.

Es un tributo a tus recuerdos más íntimos

roma-pelicula-cuaron-resena-critica-sinopsis-cine-netflix

Por otro lado, “Roma” juega también con la nostalgia y la memoria, con pequeños detalles en la vida cotidiana que la han mantenido muy parecida a sí misma, a pesar de todo el tiempo que ha pasado. Es impresionante sentir que la película te está hablando directamente, aunque no seas de los setentas.

Muchas de tus memorias podrían estár ahí plasmadas, entre los “gansitos” (sí, el pastelito de chocolate), los sonidos eternos de la Ciudad (como el señor de los camotes o el afilador de cuchillos) y cosas menos entrañables, como los regaños maternales que se desbordan, las peleas entre hermanos que se pasan de la línea, los peligros de la calle nocturna y la guerra eterna de los estudiantes contra el gobierno, lo que “Roma” cuenta de alguna manera lo has vivido.

Sobre todo porque se atreve a explorar las vidas de personajes que casi nunca son protagonistas, como las empleadas domésticas y lo hace de una manera muy dulce, con nostalgia por la imagen de sus rituales cotidianos, de sus pláticas privadas y también dando cuenta de problemas que aún son vigentes (como un momento muy particular donde señalan que la mamá de Cleo ha sido despojada de sus tierras, en el ejido).

roma-pelicula-cuaron-resena-critica-sinopsis-cine-netflix

En este juego, que explora y hace explotar a la cultura que se manifiesta en lo más ínfimo de nuestra vida, nos recuerda que, frente a la violencia tan arraigada, hay pequeñas estrategias que, aunque suene a tremendo cliché, se materializan en los actos de amor profundo.

De alguna forma, recordar, de la mano de Cuarón, la riqueza de nuestras (múltiples y muy diversas) vidas mexicanas, es una forma de hacernos más fuertes y de volver a comulgar delicadamente con quienes nos rodean.

En ese sentido, la película es definitivamente regional. No solo para quienes no son mexicanos, tal vez también para quienes no han vivido en la CDMX o los otros sitios del país que se le parecen. Puede ser que por eso, en diversas críticas hechas por medios estadounidenses se le acusa a Cuarón de haberse clavado con detalles y secuencias que muestran el contexto, más que con el drama real de los personajes.

Pero el drama de “Roma” está en los detalles, pequeñas cosas con las que muchos nos identificamos profundamente, con momentos que hasta verlos así materializados no sabías que son genéricos, que probablemente muchos de los que te rodean los han vivido y los recuerdan muy parecido a ti. Especialmente los momentos malos.

La película sí ofrece un comentario sobre política

roma-pelicula-cuaron-resena-critica-sinopsis-cine-netflix

Al denunciar la violencia, “Roma” sí está tocando un asunto de política, aunque sea en un nivel que al ojo distraído le parece superficial.

Por ejemplo, en “Roma” pasan cosas terribles, pero se aprecian sutiles especialmente por la manera en que los personajes secundarios las administran; de alguna manera entienden que su función es hacer que el mundo siga su curso y así, en ningún momento se detienen a preguntarle a nadie si está bien. Pero el hecho de que este asunto esté tan presente me sugiere que la película es una invitación a ser más sensibles unos con otros.

Tal vez sea una “sobre interpretación”, solo cada espectador podrá decidirlo. Pero vale la pena hacer el ejercicio: cuando la veas, fíjate detenidamente en cómo algunos personajes son prácticamente insensibles a la tragedia y aunque no se trata de inflarla, porque no es una telenovela, “Roma” nos invita a reconocer de frente lo que la tragedia nos hace sentir.

Quizá nuestra cercanía al dolor y a la violencia nos ha vuelto sumamente duros. Y aunque hay algo muy valioso en articular los desastres como asuntos de “muchas caras” (el sismo como solidaridad, la muerte de un hijo como una lección de vida, la violencia cotidiana como una forma de valorar la existencia) si fuéramos un poco más gentiles entre nosotros, tal vez no tendríamos que desgarrarnos constantemente.

roma-pelicula-cuaron-resena-critica-sinopsis-cine-netflix

Es así como en “Roma” hay un tratamiento muy profundo de lo político, a través del lugar donde auténticamente se manifiesta: la cotidianidad. Más en la superficie, Cuarón sí se pone a criticar abiertamente la forma en que se aborda desde la clase media a los pueblos indígenas y a los problemas sociales que esta y otras comunidades atraviesan hoy en día.  

Así, al verla hay que dedicarle el mismo cariño que ella nos dedica a nosotros. Además de mostrar una imagen excepcional y un trabajo sonoro brillante (que tristemente solo apreciarán aquellos que la vean en el cine), hay algo más, algo que te deja triste, nostálgico, con unas ganas profundas de ir a casa, estar con la familia, procurar a quien te rodea, llamarle a los amigos, comerse un (pinche) gansito.

“Roma” es una memoria, un recuerdo íntimo compartido, uno que nos reúne, es un cariño lejano, una comida que alegra, es cada una de las cosas buenas de tu historia aquí y también las malas. “Roma” es la evidencia de que el dolor de ser de aquí, este amor y este odio, este miedo y ganas de apaciguar su fuego, son de todos. 

También en Más de México: MUSEO es una película preciosa e incidentalmente verdadera (RESEÑA)

María Fernanda Garduño Mendoza
Autor: María Fernanda Garduño Mendoza
Estudios y gestión de la cultura, UCSJ. Ensayando discursos, constantemente. Articulando rupturas.