Estudio muestra la fantástica similitud genética de los aztecas con antiguos pueblos rusos

Un nuevo estudio confirma que los pueblos de Atálai, en Siberia, Rusia, son parientes de los aztecas y otras etnias americanas.

Se dice que los americanos estamos hechos de sincretismos genéticos especiales, una variedad cósmica que nos ha dotado, sobre todo, de especial pluralidad de tradiciones. Desde hace milenios las culturas americanas han sido producto de continuas mezclas, aunque hasta hoy no se sabía con exactitud los ingredientes genéticos que las habían moldeado desde antes de que habitaran el continente. 

Numerosas hipótesis en torno al origen del americano se conocen, desde las más radicales que sugieren la existencia de un continente hundido situado entre África y América, de donde provienen los primeros nativos del continente, hasta la más clásica que apunta al paso del nómada nórdico por el estrecho de Bering

masdemx

En cuanto al proceso genético, es decir, la mezcolanza de razas, otra teoría presupone desde hace ya unos años la relación de los primeros americanos con regiones europeas principalmente de Rusía, Alaska, Mongolia y China. Hace poco más de una década, investigadores de la Universidad Federal de Minas Gerais de Brasil intentaron probar la relación de ciertas tribus rusas como la de Kati y Altai con los grupos étnicos de América, profundizando en las variaciones moleculares del cromosoma Y, el cual se transmite de los padres a los hijos varones sin sufrir transformaciones relevantes. Sin embargo, hace un par de años las revistas  Nature y Science –famosas en el rubro innovador y científico– dieron seguimiento a este estudio comparando el genoma americano con poblaciones de todas las regiones del mundo.

Pero no fue sino hasta el año pasado que el genetista ruso Oleg Balanovski confirmó el origen genético de estas tribus, advirtiendo que, culturas como la Azteca (Centroamérica) la Inca (Sudamérica) y la Iroqués (Norteamérica) comparten una fantástica mezcolanza genética con el pueblo de Altai de la región de Siberia, en Rusia. 

Balanovski y su equipo de expertos estudiaron a profundidad el ADN de sus nativos: “En nuestro biobanco tenemos más de 25,000 muestras de miembros de 90 grupos étnicos de Rusia y los países vecinos”. Además de observarse el mencionado cromosoma Y y el ADN mitocondrial (transmitido por la parte femenina), se examinaron otros cromosomas variables que son heredados por ambos sexos. Gracias a este estudio se sabe también que los primeros nómadas que conquistaron América llegaron al continente hace unos 20,000 o 30,000 años desde Siberia.

No es sorpresivo enterarnos que viajeros nórdicos estuvieron interesados en ir más allá de sus tierras. De hecho, existen registros de vikingos –como Leif Ericson, considerado históricamente como el verdadero descubridor de América en el año 1000– que pisaron América mucho antes que el propio conquistador oficial del continente.

De cualquier forma, hoy sabemos que civilizaciones como la Azteca caminaron por siglos desde tierras muy lejanas para acentuarse donde su mito del Sol dictaba. Y esa asombrosa persistencia es de elogiarse.

 

*Imagen 2) izquierda Azteca: macabrephotographer / derecha Altái: visit-altai.com

México es uno de los 25 países más felices del mundo (según la ONU) ¿quieres saber en qué lugar está?

Sin duda somos privilegiados, pero no deberíamos descansar hasta que cada mexicano sea el más feliz del mundo.

Según la ONU, México está en el lugar 23 de los países más felices del mundo. Parece una posición poco privilegiada, pero si consideramos que es el 23 de 156, el panorama cambia bastante.

Sobre todo porque los resultados están basados en encuestas que cuestionaron a sus participantes sobre el apoyo de amigos y familiares; la libertad de tomar decisiones de vida; la generosidad a la que están expuestos; sus emociones recientes y la percepción de la corrupción. Además se tomaron en cuenta factores como el PIB nacional y la esperanza de vida saludable.

Si México está en el lugar 23 con respecto a todas esas cosas, pues no está demás decir que tenemos muchas razones para estar agradecidos. Sí: la violencia ha subido; los cambios de administración del país han generado polarización; tenemos una lucha activa por la equidad de género; el medio ambiente en general está en riesgo y hay otros montones de problemas que enfrentar; pero tenemos muchas cosas buenas de dónde agarrarnos y mucho potencial para transformar todo eso que nos entristece en razones para cada vez estar más alto en esta lista.

mexico-paises-mas-felices-del-mundo-felicidad-indice

Te interesa: Lecciones de felicidad que los mexicanos podemos enseñarle al resto del mundo

Además, aunque no parezca, muchos de los grandes problemas a los que nos enfrentamos pueden encontrar el principio de su resolución en nuestras propias actitudes. No se trata de decir que “el cambio está en uno mismo”, sino de asumir que sí es nuestra responsabilidad ayudar a que las cosas cambien.

Por otro lado, si no sabemos cómo ayudar o si pensamos que “no sirve para nada”, basta con buscar un poco sobre proyectos, personas y colectivos que están haciendo todo por las grandes causas del país y a quienes les debemos, en gran medida, ser tan felices hoy.

Y claro que no deberíamos (ni nosotros, ni las instituciones, ni los gobiernos de todos los niveles) descansar hasta que México esté más feliz que nunca; por eso tomemos en cuenta este dato para abrir la reflexión sobre lo que hay que hacer para que la experiencia de vida de cada mexicano sea mejor cada día.

Al fin y al cabo, de eso se trata todo esto. Cuando se mide la “felicidad”, lo que se está comprendiendo es qué tan bien o mal se sienten las personas viviendo. Solo tenemos una oportunidad y es nuestra responsabilidad de apoyarnos unos a otros.

*Imágenes: Dorian Ulises López

Netflix prepara una masiva cantidad de películas y series producidas en México

Netflix prepara más de 50 series y películas producidas en México para 2019 y 2020.

Con el claro reto de sacudir una larga historia de entretenimiento telenovelero y contenidos poco estimulantes para el  imaginario, o eso esperamos, Netflix prepara una verdadera cruzada de producciones mexicanas. Evidentemente el mercado mexicano no es una cancha nueva para el gigante mediático de la era digital; basta con recordar que Roma (2018), la aclamada cinta de Alfonso Cuarón, fue una producción netflixera, además de varias series, entre ellas Club de cuervos, Luis Miguel, La casa de las flores, IngobernableLa piloto y Made In Mexico (con su título desafortunado).

Si bien Netflix presume que esta nueva ola de producciones mexicanas (se tienen contempladas más de 50 durante los próximos dos años, entre series y películas) será un vehículo para, en palabras de Ted Sarandos, CCO de Netflix, “proveer una plataforma para que el talento mexicano se reconozca alrededor del mundo”, también esperamos dos cosas esenciales de esta oleada:

Calidad

1. Que realmente se eleve la calidad del contenido producido en México para un público amplio –y no dicho en un sentido snob o intelectualoide, sino deseando narrativas accesibles pero también propositivas, placenteras y entretenidas, pero también estimulantes y que incentiven la madurez mediática del imaginario.

Identidad

2. Que dichas narrativas se construyan realmente en torno a la identidad mexicana y no atendiendo a una faceta de la globalización cultural que termina uniformando las identidades a favor de estereotipos globales, en buena medida dictados por el entretenimiento hollywoodense y afines. 

En fin, a continuación te compartimos un promo llamado “Listos para lo que sigue. Netflix México, pronto” producido por esta compañía para celebrar su próximo lance en este país (y que, por cierto, esperemos que no refleje el tono ni acercamiento con el que se abordara esta generación de contenidos).

¿Qué sigue para Netflix México?

Estas son algunas de las producciones más interesantes anunciadas por Netflix para México, además de las secuelas de series que en los últimos cuatro años ya fueron probadamente exitosas:

Rio Grande, Rio Bravo (serie de cinco cortos documentales sobre temas fronterizos, cuyo productor ejecutivo es Gael García)

Los corruptores (un thriller basado en la novela homónima de Jorge Zepeda Patterson)

Checa en este mapa todos los puntos de WIFI gratis que hay en la CDMX

¿Necesitas conectarte en la CDMX? Aquí te decimos dónde.

Pocas cosas son tan vitales hoy como la conectividad. Y, sin duda, internet se ha transformado en el espacio perfecto para democratizar el acceso a la información y también en el medio por donde cualquiera (siempre y cuando tenga acceso) puede distribuir casi cualquier mensaje.

En México, por otro lado, para 2018 solo el 60% de la población (79.1 millones de usuarios) tiene conexión a internet (según este artículo de El Economista). En ese sentido, aún nos hace falta bastante para poder decir que estamos todos conectados.

Además, no se trata solo de conectividad, también de movilidad; pues 9 de cada 10 usuarios prefieren estar conectados a través de sus celulares y la actividad principal son las redes sociales. La conexión debería ser constante y abierta.

¿Y cómo lograr esto? Primero que nada, tenemos que entender cuáles son los puntos donde faltan conexiones. Esta es una de las intenciones del mapa de “Ubicación de puntos de acceso gratuito a internet WiFi” de la CDMX. Por otro lado, también te sirve para encontrar puntos con internet gratuito.

También en Más de México: Explora a detalle la CDMX en el nuevo portal de datos abiertos

Según los datos, hay 14,588 puntos habilitados o por habilitar. Entre más al norte, más frecuentes son entre sí. En el centro de la ciudad es donde hay más concentración, aunque es buena noticia que prácticamente toda la capital está cubierta.

Así, si hay alguna emergencia o simplemente necesitas compartir información con el mundo, estos son los sitios donde puedes hacerlo. Consulta más datos aquí.