La curiosa Sociedad Espírita de la República Mexicana

Fue formándose a finales del siglo XIX luego de que en Francia y en Inglaterra se propagase una nueva búsqueda espiritual.

Fuera de la Caridad no Hay Salvación

Kardec

A mediados del siglo XIX, en Francia comenzó a expandirse una novedosa doctrina esotérica liderada por Allan Kardec, mientras que en Inglaterra se popularizaba esta práctica y filosofía espiritual: el Espiritismo.

A México, desde 1858  comenzó a llegar La Revista Espiritista desde este país, y con ello un grupo de seguidores comenzó a formarse. Eventualmente estos decidieron formar en 1872 la Sociedad Espírita de la República Mexicana.

El espiritismo

Aunque antes de su intervención existían ya ideas que de alguna manera estaban formando el espacio para la aceptación del espiritismo, Allan Kardec fue su principal propulsor y escribió su Libro de los espíritus.

En términos generales el espiritismo postula que es posible tener contacto con los espíritus a partir de un medium. Esta doctrina estudia el origen, el destino y la naturaleza de los espíritus. Tuvo gran popularidad pues en Europa había, en gran medida por el liberalismo, una creciente ruptura con las instituciones eclesiásticas. Para el espiritismo una espiritualidad natural es suficiente e incluso más apropiada para la realización del ser. Por ello, el espiritismo carece de rituales, culto, templos o personas con privilegios religiosos.

En México, naturalmente, habían también personajes que comulgaban con la práctica de una espiritualidad que prescindiese de las instituciones como un medio de contacto con la divinidad. Y entre estos personajes figuraron los propulsores de la Sociedad Espírita de la República Mexicana: el general Refugio I. González, Manuel Powers y Santiago Sierra (hermano del fundador de la UNAM, Justo Sierra); todos ellos firmaron el acta constitutiva de esa sociedad.

El Periódico La Ilustración Espírita

Este fue el medio de difusión más importante de la Sociedad Espírita de la República Mexicana. El periódico, con algunos intervalos en que dejó de publicarse, sobrevivió desde 1868 hasta 1879. Se trató de un“Periódico consagrado exclusivamente a la exposición y defensa del espiritismo”.

Como un panorama sobre el tipo de artículos que publicaban (y con la opinión pública escandalizada) están: Magia Moderna, firmado por el pseudónimo Eléutheros (Santiago Sierra). En el número del 15 de mayo de 1972, por su parte, es narrada la comunicación espiritista realizada entre Pedro Escobedo y el medium Eléutheros (Santiago Sierra).

Cabe apuntar que, según narra Antonio Saborit, citado en  El Espiritismo Seduce a Francisco I”. Madero, para esos tiempos existían ya algunas asociaciones espiritistas como el “Círculo Allan Kardec de la Ciudad de México” o la Sociedad Espírita de Baroyeca, Sonora.

Conclusiones

A finales de 1800 en el mundo, incluyendo a México, una búsqueda espiritual distinta a la de las religiones convencionales era manifiesta con un rebosante esoterismo. Este, como una expresión del New Age, era además en México más criticado de lo que era en Europa: hay que decirlo, sus propulsores en este país tuvieron agallas ante una opinión pública que no estaba preparada para este tipo de vanguardia y búsqueda…

Referencias:

Justo Sierra y el México de su tiempo

espiritismoenmexico.org

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, periodista, colabora para diversas publicaciones. Y pintora con bordadora en 👉 ( http://bit.ly/2jkE8lD )