Fantasmagóricas fotografías de Tilda Swinton en Xilitla

Exótica sesión de fotografías donde podemos ver a la enigmática Swinton posar extraordinariamente surrealista en el Castillo de Sir. Edward James, en Xilitla.

¿Qué obtienes cuando conjugas un sitio como Las Pozas de Xilitla, el más surrealista de todos los paisajes mexicanos, con la extravagante, enigmática y atrayente personalidad de una figura como Tilda Swinton? El producto lo posee la W magazine, en su último número donde nos comparte el trabajo del fotógrafo Tim Walker, en compañía del estilista Jacob K y la fantástica Swinton. 

A lo largo de 19 fotografías, se advierte una frase que el poeta, coleccionista y surrealista Sir. Edward James –también creador de las enigmáticas esculturas de Xilitla, El Castillo  y Las Pozas– pronunció sobre la huasteca potosina: “he visto tanta belleza como un solo hombre ha visto pocas veces “.

Confluyendo entre cascadas y la apabullante jungla, Swinton se mira en esta secuencia fotográfica extraordinariamente surrealista, luciendo exóticos atuendos inspirados en Salvador Dalí, Giorgio de Chirico y Man Ray, pero también en el hueste de surrealistas que fueron abrazados por México en los años 30’s: Remedios Varo, Leonora Carrington y el mismo Sir James.

Ciertamente, Tilda Swinton no es una persona que mire belleza en la moda o en los arquetipos propios de un revista como la W, sin embargo, como diletante de la naturaleza y la sensibilidad, ha desarrollado un peculiar papel de vida en el que perfectamente se le puede mirar posando en un espacio poético y un tanto fantasmal como lo es este escenario abandonado de Xilitla:

 

Estos son los 7 hoteles más surrealistas de México

Por su forma, ubicación y concepto estos hoteles han probado ser una experiencia del todo alucinante.

Un hotel puede ser más que un lugar donde pasar la noche. Si uno lo desea, puede convertirse en un espacio para abrazar la belleza natural y cultural del espacio que visitamos, o incluso fundirnos con este. 

En México se sitúan grandes hoteles lujosos, muchos de ellos considerados dentro de los mejores del mundo. Sin embargo, con los portentosos paisajes que ostenta cada rincón del territorio, el abanico de opciones es por demás diverso: los hay sustentables, artísticos o del tipo boutique, aunque, nuestros favoritos, son los que bajo una visión atinadamente surrealista, confluyen con el sublime entorno mexicano –sea cultural o natural– y se entregan a él.

En breve te mostramos 7 de los hoteles más exóticos y surreales:

Tubohotel, Tepoztlán

hoteles-surrealistas-raros-mexico-tubohotel-tepoztlan-morelos-3

Más que un hotel, este lugar es todo un concepto. Basado en hacer accesible el hospedaje, y también en que sea una experiencia de menor aislación y más orgánica, el Tubohotel está hecho de tubos, como su nombre lo indica. Éstos son térmicos y garantizan calentar hasta los pies más fríos —aunque no los corazones—.

Conoce más de este hotel y has tu reservación aquí.

Campera Hotel Burbuja, Baja California

hoteles-surrealistas-raros-mexico-campera-burbuja-baja-california

En este hotel te sentirás cual si flotaras en el cosmos. Diseñado para poder observar los hermosos cielos tapizados de estrellas que distinguen a Baja California (y siendo uno de los mejores lugares para esa actividad en México) el Campera Hotel Burbuja se caracteriza por sus dormitorios esféricos y con techos transparentes que posibilitan dormir bajo millones de estrellas. Además podrás contemplar los espectaculares viñedos del Valle de Guadalupe, cuyos vinos es posible degustar mientras admiras la totalidad del cosmos.

Conoce más de este hotel y has tu reservación aquí.

El Castillo, Xilitla

hoteles-surrealistas-raros-mexico-castilo-xilitla

Este es el hospedaje surrealista por excelencia. Se trata, ni más ni menos, de la casa donde vivió el poeta Edward James en San Luis Potosí, misma que está a sólo dos kilómetros del jardín surrealista “las pozas de Edward James”. Se trata de un hospedaje sencillo y hogareño, además de lleno de historia. El poeta lo definió como un lugar el cual “tiene alas y a veces, en la muerte de la noche, canta”.

Conoce más de este hotel y has tu reservación aquí.

Casa Caracol, Xilitla

hoteles-surrealistas-raros-mexico-casa-caracol

Casa Caracol es otro hospedaje cercano a los jardines surrealistas de Edward James. Está ubicado a 300 metros de Las Pozas y busca ser un lugar orgánico, en el cual romper los patrones que nos atrapan en la vida urbana. Hospedarse en Casa Caracol es hospedarse en la selva, en pequeñas casitas que parecieran salidas de un cuento de duendecillos, o en tipis propios de las culturas prehispánicas. Cuenta además con una alberca fantástica.

Conoce más de este hotel y sobre cómo llegar aquí.

El retiro del Tipi, Amatlán de Quetzalcóatl

hoteles-surrealistas-raros-mexico-tipi-amatlan

En uno de los verdes corazones que distingue a Morelos se encuentra esta propuesta única de hospedaje. Se trata de todo un retiro en Amatlán de Quetzalcóatl, en el cual puedes dormir en las profundidades de esta tierra mística, en uno de los tipis que se encuentran frente a la sagrada Puerta de Quetzalcóatl.

Además hay comida vegetariana, ceremonias de temazcales y caminatas guiadas por gente de la comunidad.

Conoce más de este hotel y has tu reservación aquí.

Mar adentro, Costa Azul

hoteles-surrealistas-raros-mexico-maradentro-cabos

Ya sólo el nombre de este hotel evoca una idea mágica, y recorrerlo es realmente como caminar por el mar. Esta maravilla está formada por varias plataformas, pasadizos y enramados que hacen juego con la hermosa costa que la rodea.

Ubicado a las afueras de Cabo San Lucas, este hotel fue concebido por el arquitecto Miguen Ángel Aragonés, quien destacó por su talento sobresaliente, mismo con el cual ha logrado hacer realidad los espacios más armoniosos en los lugares más insospechados.

Conoce más de este hotel y las opiniones al respecto aquí.

The Shell House, Isla Mujeres

hoteles-surrealistas-raros-mexico-shell-isla-mujeres-3

El nombre de este hotel en Cancún, además de ser un pleonasmo, remite verdaderamente a lo que es: una concha. Y al igual que para los caracoles, ésta se convertirá en una acogedora casa para ti, excepto porque no la podrás cargar contigo a todos lados como ellos hacen.

Pero además de surrealista por fuera, este hotel es también de particular belleza por dentro, y sin duda remite al interior de los moluscos. Cuenta con alberca y sus áreas exteriores sacan todo el provecho a la belleza del ecosistema de Isla Mujeres.

Conoce más de este hotel y has tu reservación aquí.

Cuando el mexicano Fernando Aceves fotografió a David Bowie por el país (FOTOS)

Esta serie de fotografías se han convertido en un referente de la memoria visual que tenemos de David Bowie, uno de los compositores más talentosos del último siglo.

David Bowie sorprende, y encanta siempre. Su creatividad, como infinita, lo llevó a ser un referente de vanguardia durante 5 décadas con más de 25 discos, su recorrido por una variedad de géneros (algunos de ellos indescifrables) y su reivención, creando personajes según sus etapas, lo llevó a ocupar un sitio en el gusto de generaciones enteras, y de gustos muy disímiles. Su influencia se expandió al mundo de las artes en general.

En 1997, el fotógrafo mexicano Fernando Aceves (que ha enfocado su arte en gran parte en músicos de rock y jazz) fue comisionado para fotografiar a Bowie durante una visita que hizo al país. Algunas de las fotografías más icónicas de este compositor fueron hechas por este fotógrafo justo en este periodo. Aceves nos muestra a un Bowie cercano a las raíces culturales de México, no como un turista, o una celebridad de viaje, más como una persona que pareciera profundizar con los lugares donde se halla.

En los Ángeles, en el peculiar Forest Lawn Museum, recientemente se abrió la primera exhibición de estas imágenes que se han convertido, incluso, en parte del imaginario cultural colectivo. Es la primera muestra del trabajo de Aceves con respecto a esta serie, su nombre es: David Bowie: entre los maestros mexicanos (David Bowie: Among the Mexican Masters), con 35 fotografías a gran escala. En una entrevista al respecto de la muestra, el fotógrafo declaró.

Este encargo de fotografías fue más que capturar al artista británico David Bowie contemplando piezas maestras, yo tuve el privilegio de observar un hombre expresando un gran respeto y admiración por la cultura mexicana.

La muestra estará en exhibición hasta junio de este año, en una serie que, además, hace homenaje a uno de los fotógrafos de la música más prolífico de México en las últimas décadas.

david bowie en mexico fernando aceves

david bowie en mexico fernando aceves

david bowie en mexico fernando aceves

david bowie en mexico fernando aceves

david bowie en mexico fernando aceves

 Imágenes: © Fernando Aceves

Xilitla, una recreación surrealista del “jardín del Edén” en México

En la huasteca potosina Edward James creó un vivo manifiesto del surrealismo, un espacio pensado para existir con libertad que materializa oníricos escenarios de la mente humana.

México ha sido tierra fértil para engendrar al surrealismo. Artistas como Andre Breton, Leonora Carrington y Edward James, así lo confinaron. Y es que bajo la sombra de las culturas mexicanas –que en indefinidas ocasiones vislumbran un poco de su inconsciente, de su origen que yace en las costumbres prehispánicas–, existe todo un mundo folclórico que raya entre el misterio de sus mitos y lo sagrado de sus ritos. Para los surrealistas el mismo espíritu telúrico de México era surrealista, y sus artistas un instrumento de transmisión de la más íntima subjetividad mexicana.

Fue entonces que en la década de los 40, el millonario, poeta y surrealista Edward James decidió crear una magna obra de arte en México, cuyo fin primordial fuera el quedarse abandonada para que la naturaleza se apropiara de ella. El lugar elegido fue Xilitla, un pueblo de la huasteca potosina. Se trata de un espacio concebido desde un principio como el jardín del Edén. En este idílico paraje encuentras El Castillo y Las Pozas, confluyendo con la jungla y las cascadas, al borde del río Santa María.

En la versión moderna del náhuatl Xilitla significa “lugar de caracoles”, pero en tiempos antiguos se relacionaba con la “gran serpiente verde azul”, una especie de guía mitológica de la región que personalizaba al río y que regía la perfección selvática y a su silencio inherente, cuando aún los hombres no pisaban su tierra. Esta fantástica historia fue contada por Leonora Carrington a James cuando vivió ahí, y es tal vez por ello que sus esculturas de Las Pozas simulan un laberíntico paraje abandonado, que regala un poco de silencio a quien decide sumergirse en él.

Entre 1960 y 1970 se confabuló el jardín y su complejo arquitectónico, en un espacio de 40 hectáreas con 36 estructuras surrealistas que recuerdan por una parte a las escenas del realismo mágico en la pintura, y por otra a la arquitectura neogótica de Inglaterra, la tierra natal de James. Entre las más apabullantes se encuentran La escalera al cielo, un hermoso abanico que corre hacia arriba sobre dos pilares, El camino de las siete serpientes, donde cada una representa un pecado capital, La estructura de tres pisos que pueden ser cinco, también conformado por grandes pilares que no sostienen nada, La recámara con techo en forma de ballena que corresponde a un hermoso complejo de grandes óvalos en forma de gota, y La estructura llamada El Cine, en donde James proyectaba películas a los trabajadores y a sus familias.

Xilitla representa con orgánica exquisitez ese milenario sueño de los seres humanos por gestar un espacio que trascienda las fronteras de la realidad ordinaria. Y en este caso, como en muchas de las proyecciones utópicas, Sir Edward James encontró en el arte el vehículo ideal para tan excitante misión.

Ve aquí el increíble recorrido en video por Las Pozas de Xilitla, grabado con un dron

xilitla-escalera-al-cielo

xilitla castillo

Xilitla-1

Siete-serpientes-Xilitla
Las-pozas-de-Xilitla (PRINCIPAL)

Laspozas xilitla

Xilitla-3