7 legendarios piratas que navegaron México

Se sabe que muchos de estos piratas, en calidad de corsarios, fueron enviados por Francia e Inglaterra para saquear los barcos españoles que transportaban riquezas prehispánicas.

Los piratas tenían una fama de sangre, advertía Justo Sierra O’Really. Para muchos navegantes del siglo V adC, “intentar la fortuna en las aventuras” era el más grande de todos los tesoros. En México, entre los siglo XVI y XVIII, estos navegantes filibusteros fueron un apremiante escarmiento para los conquistadores españoles, quienes salían de los puertos mexicanos atestados de piedras preciosas y poco más.

La historia de la pirateria en los mares del Nuevo Mundo, es uno de varios episodios de la historia que nos permiten vislumbrar cómo es que algunos países de occidente ascendieron exponencialmente sus rutas y comercio marítimos, mutando en ambiciosas potencias. Por aquellos siglos, los mares eran terreno peligroso para cualquier navío, especialmente los que circundaban las costas de América. La mayoría de piratas que arremetían la zona estuvieron al servicio de líderes europeos en calidad de “corsarios”, marinos con permiso concedido por sus gobiernos para sabotear a otros barcos.

México, sus gemas, su oro alquímico y escatología se filtró, en buena medida, a través de un puñado de barcos piratas. 

Por medio de este vandalismo marítimo se sabe que los corsarios –enviados en su mayoría por Francia, Inglaterra y Holanda– sabotearon los barcos españoles que se alejaban del México antiguo cargados de toda clase de recuerdos preciosos del imperio prehispánico. Las costas que más recibieron estos ataques fueron las de Campeche y Veracruz, donde inclusive algunos de ellos fabricaron sus propias comunas durante unos 300 años.

Para incertidumbre de muchos, los verdaderos piratas fueron personajes todavía más despiadados que los conquistadores españoles. Su audacia era de las más escandalosas; se trataba de morir o rendirse ante un verdadero pirata, divulgadores de la barbarie y grandes conocedores de los mares.

México guarda un especial recuerdo sobre los filibusteros más escabrosos de aquella época. Más allá de su legado apocalíptico, estos distinguidos personajes de los océanos se encargaron de rociar toda la riqueza azteca por el mundo. Enterrándola, hundiéndola, ocultándola de la inherente mirada vulgar de quienes intentaron poseerla y terminaron destruyéndola.  

Sin horadar profundamente en el tema, así es como se distinguían algunos de ellos:

 

John Hawkins

john-hawkins

Considerado un mago de la barbarie. Fue conocido por ser el único en haber sido atrapado por el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición y haberse escapado. Se sabe, también, que para matar a sus enemigos utilizaba artimañas impredecibles y trucos de magia. 

 

Francis Drake

francis-drake

Nombrado caballero por la reina Isabel I, Francis Drake fue uno de los piratas ingleses más audaces que sofocaron a los españoles. Tras la traición cometida a la tregua con Felipe II de España, Drake y otros piratas –entre ellos su primo Hawkins– arribaron al puerto de San Juan de Ulúa, en Veracruz, donde finalmente fueron descubiertos y obligados a huir.

 

Rock Brasiliano

rock-brasiliano

Se dice que fue un bucanero neerlandés singularmente cruel. Saqueó el Golfo de México amenazando de muerte a cualquiera que no bebiese con él. Se dice que su odio por los españoles trasmutaba en atrocidades tales como prenderles fuego, empalarlos o arrancarles miembros.

 

Diego Bardillas, El Mulato

diego-el-mulato

Conocido como el pirata negro o el Lucifer de los mares. Fue uno de los piratas más famosos de las costas de Yucatán, inmortalizado inclusive en una obra de O’Really. Se dice que este pirata comió de la carne de un indio y bebió de un pantano, que el sólo pronunciar de su nombre petrificaba miradas.

 

 

William Parker

william-parker

 

Uno de los más fatídicos asaltos a los navíos españoles fue orquestado por el inglés William Parker; un bote cargado en su totalidad de plata. 

 

Jean Laffite

jean-laffite

 

Comenzó sus hazañas en el mar a los trece años. Atormentó el Caribe junto a su hermano Pierre Laffite. Juntos brindaban sus servicios como espías al mejor postor.

 

/ Fuentes: 

Justo Sierra O’Reilly, “El Filibustero”, 1841.

Benigno Casas, “Piratas y corsarios en el Golfo de México”, Instituto Nacional de Antropología e Historia.

*Imágenes: 1) davidrumsey.com; 2-9) Creative Commons

 

Así pudo haberse visto el suculento banquete que Moctezuma ofreció a Hernán Cortés

Lo que realmente impresionó a los conquistadores fue la infinita abundancia de esta tierra, que encontró su máxima expresión en los inmensos banquetes de Moctezuma.

Sobre todas las cosas, la llegada de los españoles a México significó una suerte de borrón y cuenta nueva en la historia humana. Durante este encuentro intenso, las posibilidades del mundo se abrieron infinitamente. Sin duda para todos los involucrados debió significar, por lo menos, una enorme sorpresa. 

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica
Imagen: National Geographic

Los suculentos banquetes de Moctezuma

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica
Códice Florentino

Por su parte, Hernán Cortés y el resto de los conquistadores quedaran fascinados con la infinita —y, al mismo tiempo, humilde— abundancia de esta tierra nueva; que, en ese entonces, encontró su máxima expresión en los inmensos banquetes del emperador Moctezuma. 

El mismo Cortés escribió en su Segunda Carta de Relación que a Moctezuma se le servían trescientos o cuatrocientos platos, entre carnes, pescado, fruta y hierbas y que estos se mantenían calientes al ser posados sobre braseros. 

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica

El cronista fray Francisco de Aguilar, por su parte, detalla que al emperador se le servían ranas, ajolotes, tortillas (que encantaban a los conquistadores), ensalada de nopales, escamoles, salsas, elotes endulzados con miel y frutas como mamey, zapote, chirimoya, pitaya, capulines, tunas y una versión prehispánica de los tamales. Y con estas delicias recibió en su mesa el mexica a Cortés, cuando este llegó a Tenochtitlán el 8 de noviembre de 1519. 

La mesa del emperador

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica

Así —probablemente sin buscarlo— cuando tuvo lugar el complejo intercambio, esta tierra terminó por reconfigurar el perfil del mundo, dándole acceso a toda clase de exquisiteces. Entre ellas destacan algunos ingredientes que nacieron aquí, pero que hoy son vitales para casi todos: cacao, vainilla, jitomate y maíz son solo algunos de ellos.

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica

Y este encuentro —sin el cual simplemente los mexicanos hoy no existiríamos— es lo que celebra la peculiar instalación “La mesa de Moctezuma” instalada en La Casa de México en España con apoyo de la Academia Mexicana de Gastronomía y el Club de los Industriales.

Chiles, aguacate, maíz, calabaza, semillas de girasol, cacao, vainilla, achiote, epazote, chayote, mamey, guanábana, tejocote y otros favoritos del emperador se mezclan formando una suculenta, mística y aromática atmósfera en el recinto. Y para rendir homenaje, la mesa la preside una réplica del épico penacho de Moctezuma. 

México en la gastronomía del mundo

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica

Además de conmemorar los 500 años de la llegada de Cortés a Tenochtitlan, la muestra quiere recordarle al planeta entero la presencia indeleble de México y sus ingredientes en muchas otras culturas. El guajolote, por ejemplo, es una de las carnes que encantó a Cortés y a los conquistadores; igual que el maguey con el que se hace el tequila, explican responsables de la instalación.

Pero eso no es todo, como también señalan en entrevista para El País: “No existiría la pizza en Italia, no se podría cocinar un buen gazpacho aquí si no se hubiera producido este movimiento.” Ejemplos como ese hay miles y cada vez nos urge más sumergirnos en ellos. La comida siempre sobrepasa los límites que nuestros prejuicios culturales suponen y nos acerca a todos, incluso a pesar de nosotros mismos. 

También en Más de México: Así era el banquete que servían a Moctezuma

Aprende más sobre esta exposición y los eventos que se realizarán en torno a ella en la La Casa de México en España aquí.

Este cómic cuenta la épica historia de Tepórame, héroe rarámuri durante la Conquista

La poco conocida historia de este rebelde que luchó por la libertad de su comunidad es representada en un cómic mexicano.

Entre los héroes mexicanos, Gabriel Tepórame es uno de los menos conocidos; pero sin duda uno de los más grandes. 

Durante la conquista, este rebelde de la comunidad rarámuri luchó por la libertad de los suyos. Pero en 1653 perdió la batalla: por haber organizado una revuelta contra los españoles que habían tomado el municipio de Tomochi en Chihuahua, lo condenaron a la horca

comic-historia-mexico-mexicana-teporame-heroe-raramuri-conquista

Así lo relata Enrique Servín del departamento de culturas étnicas y diversidad de la Secretaría de Cultura chihuahuense y uno de los creadores de “Tepórame”, el cómic en lengua rarámuri que relata las aventuras del imparable indígena, ilustrado por Jorge Luis Barraza, artista local. 

También en Más de México: ¡Ya llegó el terror apache!: la historia del sanguinario jefe Victorio

La vigencia de Gabriel Tepórame

comic-historia-mexico-mexicana-teporame-heroe-raramuri-conquista

Como explican los creadores para Verne (El País) el cómic que han diseñado llena los múltiples huecos que existen en la historia de Gabriel Tepórame con una buena dosis de ficción. En realidad, no hay suficiente documentación sobre este personaje excepto el registro del juicio que lo llevó a la muerte.

Pero, para los creadores, el objetivo no es generar una cronología precisa sobre la historia de Tepórame, sino reforzar la identidad indígena en Chihuahua. Por eso es tan importante que el cómic esté en rarámuri, promoviendo la escritura y literatura en este idioma. 

Además, Tepórame es un personaje accesible, “realista” —en palabras de sus creadores— que genera identificación. En realidad, no es una accidente que la causa central de este luchador fuera una que sigue siendo vigente para muchas comunidades indígenas del país: la defensa del territorio.

El líder rarámuri, explicaron los creadores a Verne, derrotó a los mineros de la zona y logró expulsarlos de Tomochi. La minería continúa siendo una de las prácticas más destructivas, contaminantes e injustas, la mayoría de las veces financiada por capitales extranjeros que no consideran el significado (sagrado, en muchos casos) de la tierra para las comunidades que la habitan.

comic-historia-mexico-mexicana-teporame-heroe-raramuri-conquista
Uno de los eventos más dramáticos retratados en el cómic es este y está registrado en un documento que fue extraído por los creadores del Archivo Histórico de Parral sobre la condena de Teporáme: “El sacerdote que lo estaba juzgando le dijo ‘tu alma se puede salvar si besas el crucifijo’. A lo que él contestó ‘yo beso el crucifijo si el sacerdote me demuestra que se va al cielo y regresa con los zapatos puestos’ y posteriormente lo escupe. Una escena muy fuerte y que seguro quedó grabada en los testigos.”

También en Más de México: Este detallado cómic cuenta la dramática caída del imperio azteca (y puedes leerlo aquí)

*Imagen destacada: Collage de Zatriel Madrid/Más de México.

De Pancho Villa a Burroughs: presos legendarios de ‘El Palacio Negro de Lecumberri’

La diversidad de mentes que pisaron esta cárcel es una muestra de que el lugar también sirvió como un depósito de conciencia y libertad.

A veces lo que es ‘ilegal’, no tiene nada que ver con lo éticamente correcto. En este sentido, muchas épocas han tenido en sus cárceles a los verdaderos héroes,  los que tuvieron la entereza para ser los disidentes de las mentiras en boga. No estamos diciendo que todos los personajes que enlistamos a continuación lo sean, pero sí creemos que de 1900 a 1976 el ‘Palacio de Lecumberri’, también conocido el ‘Palacio Negro de Lecumberri’, se convirtió en un hoyo negro en el que convergieron personajes que siguiendo su conciencia o llamados, también fueron muy incómodos a la élite. 

Esta icónica  cárcel se convirtió en el hoyo oscuro de México, donde, se sabe, las atrocidades y promiscuidades más impensables sucedieron.

Algunos de los emblemáticos personajes que conocieron desde dentro aquellas rejas.

 

David Alfaro Siqueiros

 

El muralista fue encarcelado en 1960. Estuvo preso por 4 años, acusado de disolución social, pues era el presidente del ‘Comité de Presos Políticos y la Defensa de Libertades Democráticas’. Parte de su estilo estético lo desarrolló ahí, entre los muros. La fotografía que presentamos de él, una de las más icónicas, fue también tomada ahí.

 

Pancho Villa

 

El rebelde de la Revolución fue acusado de insubordinación, desobediencia y robo. Estuvo recluido en Lecumberri del 7 de junio al 7 de noviembre de 1912. A punto de ser fusilado, fue perdonado.

 

William Burroughs

 

Este escritor de la ‘Generación Beat’, uno de los más importantes de la historia, estuvo en Lecumberri por haber matado por accidente a su esposa cuando en una fiesta le disparó al vaso de ginebra que tenía en la cabeza tratando de imitar la hazaña de Guillermo Tell. Permaneció 14 días en la prisión.

 

José Revueltas

 

El icónico escritor estuvo recluido durante 2 años y medio. Fue detenido solo por ser parte del movimiento estudiantil del 68 en noviembre de ese mismo año.

 

Juan Gabriel (Alberto Aguilera Valadez)

El cantante estuvo preso durante año y medio, entre 1970 y 1971, acusado de robo. La cantante Enriqueta Jiménez, “La Prieta Linda”, consiguió el dinero para pagar su fianza.

 

¿Qué otro caso más conoces?

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )