¿Por qué se dice que el arquitecto mexicano Javier Senosiain piensa “fuera de la caja”?

Su obra remite a la naturaleza, sigue las formas de la naturaleza, y luego de décadas va sumando reconocimiento.

Cuando se ha visto alguna obra del arquitecto mexicano Javier Senosiain, entonces es casi seguro que podrá reconocerse su trabajo inmediatamente al ver otra de sus creaciones. Como sabemos, hoy día quizá lo más difícil para los artistas es tener su propio “estilo”.

Las corrientes, tendencias y muchos otros factores pueden influir en que el trabajo estético se encuentre más bien homogeneizado. No pasa así con el trabajo de Senosiain, que bajo la quizá involuntaria etiqueta de arquitectura orgánica, ha desarrollado su propia “aura”, bajo una estirpe que también lleva un algo mexicano.

Tal vez su obra más emblemática sea El nido de Quetzalcoatl, un fantástico complejo arquitectónico en honor al dios bueno, la serpiente emplumada.

El tipo de arquitectura de Senosiain se incorpora a la naturaleza. Es decir, respeta las formas del terreno, por ejemplo, para distribuir los espacios de la obra. De esta manera sus edificios, casas, departamentos, etc., están colmados de pasadizos, estanques, desniveles.

También, con el uso de cientos de azulejos, piedras, vidrios, u otros materiales, Senosiain suele formar increíbles juegos de colores que podrían aludir a miles de chaquiras, pirotecnia, o a escenarios fantásticos de tiempos futuristas pero ancestrales, una contradicción que él mismo alude:

Mi obra se nutre de lo primitivo (cuevas), que a la vez puede ser una arquitectura moderna. La intención es ir al origen. Un colega mío dice que el ir en progreso es retroceso y retroceso es progreso.

No todas las obras de Senosiain han sido arquitectura orgánica, pero sí la mayoría. En un inicio, este arquitecto relata que para muchas personas su obra era extraña, excéntrica, incluso extravagante pero hoy con una conciencia ecológica mucho más difundida, su trabajo comienza a verse como parte de esta nueva etapa en la que quizá todos los aspectos de nuestra vida deberán tener en cuenta la necesidad de la naturaleza, más allá de la propia.

Senosiain es un arquitecto que quiso pensar “afuera de la caja” y hoy así se le reconoce. Si bien se trata de un tipo de arquitectura no del todo discreta, su filosofía va mucho más allá de la arquitectura como tal.

*Imágenes: carasdelainformacion.com 

La danza que activó los flujos místicos y secretos de la arquitectura de Luis Barragán (VIDEO)

Atravesando los espectaculares muros de Barragán, esta propuesta audiovisual cambiará tu forma de entender la arquitectura.

El diseño del espacio, diseña el habitar. Y no es un accidente.

Así, el arquitecto tiene un poder enorme sobre quienes transitan su obra, pues la forma en la que dispone las construcciones en el espacio, transfigura la manera de recorrerlo. Luis Barragán, el gran arquitecto mexicano, entendía muy bien este poder, este flujo y modelaba con mucha conciencia su destino.

En ese sentido podemos comprender a Barragán como un místico: un sujeto que logra lidiar con una energía que para otros es invisible y es capaz de materializarla en muros, umbrales, colores, visiones, solidez y fragmentariedad.

“Ecos”, una espectacular danza ejecutada en la Casa Estudio de Luis Barragán, genera un diálogo con estas premisas. La propuesta interdisciplinar fue dirigida y registrada por Andrés Arochi, creador audiovisual, quien buscaba experimentar con la “fisicalidad” de esta arquitectura.

Conscientes de la intensa vibración que emana del espacio en la Casa Estudio, el director cinematográfico, la cámara, los bailarines (de la compañía Nohbords) y la pulsante coreografía (de Diego Mur), llevan al límite el armónico diseño de Barragán; pues, en lugar de utilizar los espacios y los objetos presentes de la forma esperada o intuitiva, los cuerpos danzantes se desplazan atendiendo sus propias necesidades corporales.

Así, se contorsionan, reúnen y fragmentan de formas insospechadas y —bajo sus propios términos materiales— absolutamente bellas. Incidentalmente, la pieza pone en cuestión el enorme poder de Barragán.

También en Más de México: La fabulosa historia de cómo el arquitecto Luis Barragán terminó transformado en un diamante

Barragán y la belleza

arquitectura-arquitecto-mexicano-luis-barragan-arte-video

Al modelar el habitar de los sujetos, el arquitecto los está administrando; al hacerles sentir algo específico, los está estetizando. Así, la belleza es un arma [o una herramienta de construcción] muy especial.  

Para Barragán, la belleza era un asunto crucial. Dijo incluso que: “Sólo los primitivos, o las personas muy cultas, se preocupan por la belleza. Las masas, con sus mentes de media clase, no desean la belleza: lo que quieren es confort, seguridad, igualdad. […] La base para una buena arquitectura es que sea bella. Muchos se preocupan de las soluciones físicas, pero no de la belleza.”

arquitectura-arquitecto-mexicano-luis-barragan-arte-video

El mexicano entendió la belleza como una herramienta para “humanizarnos”, hacernos más sabios y hacer nuestras vidas más dignas. Pero ¿será la definición de “humanidad” de Barragán los que queremos asumir como propia?

Habría que traspasar sus muros y sumergirse profundamente en sus espacios, para poder decir, tras la experiencia, que esa belleza presentada —esa humanidad— es la que queremos encarnar y hacer nuestra. Y a eso nos invita el ejercicio de “Ecos”

También en Más de México: Luis Barragán: el único mexicano en haber ganado el Premio Pritzker de Arquitectura

Conoce el edificio oculto con forma de Quetzalcóatl (FOTOS)

Este es uno de los ejemplos más loables del destacado arquitecto mexicano Javier Senosiain; una estructura surreal que elogia a una de las divinidades cósmicas más prominentes del México prehispánico.

Como Dios creador y protector –además de representación cósmica de la serpiente que aprende a volar, de la serpiente como cuerpo físico y obstáculo, y de las plumas como filosofía espiritual innata–, Quetzalcoatl fue uno de los dioses más destacados del politeísmo prehispánico.  Considerado durante milenios una deidad que mostraba la dualidad del ser en cuanto construye y destruye, el prolífico arquitecto mexicano Javier Senosiain decidió germinar El nido de Quetzalcoatl, un fantástico conjunto arquitectónico en honor a esta famosa divinidad. Y por fantástico, se entiende que se trata de una estructura surreal que erige a través de formas orgánicas, colores y materiales, un espacio impredecible de la naturaleza inspirado en los impulsos primigenios del mismo hombre y el medio ambiente.

Senosiain advierte que a través de está “arquitectura orgánica“, intenta concebir un ambiente biológico en el que el ser humano pueda convivir en espacios destinados a la naturaleza. Su nido de Quetzalcoatl, consta de 16.500 metros cuadrados, mismos que están distribuidos en jardines y diez apartamentos privados. En sus áreas verdes, se conjugan estanques, escalinatas y una serpiente diluida entre escenarios de robles en la que es posible entrar por la boca. 

Otro dato fascinante de esta obra es que mantiene un perfil sustentable, ya que no altera el espacio natural de la zona; el camino laberíntico de la serpiente, por ejemplo, fue creándose conforme a la vereda del paisaje y la boca de la serpiente es en realidad una cueva que yacía en el espacio. El nido de Quetzalcoatl no es un sitio público más sin embargo existe la posibilidad de pedir permiso a sus dueños para entrar a admirar cada uno de sus monumentos.

Para Senosiain, la clave de una excelente calidad de vida está sin duda en apropiarse de los espacios naturales y permitir que éstos se apropien de nosotros.

 

*Imágenes: Javier Senosiain

3 jóvenes e innovadores arquitectos de México

Estos tres jóvenes que han destacado en el escenario internacional y local desde su muy particular punto de vista sobre la arquitectura.

Cada época tiene figuras destacadas en las distintas artes. En México, los grandes arquitectos partidarios del modernismo y la reapropiación del legado prehispánico, hoy comienzan a ser relevados por nuevos exponentes, jóvenes que paulatinamente van atrayendo el foco, nunca de tajada, por la singularidad de su identidad creativa.

Te presentamos tres arquitectos mexicanos jóvenes, talentosos, y auténticos en su forma de abordar la arquitectura:

Emmanuel Ruffo Calderón Domínguez

Este arquitecto es muy peculiar, porque además de creativo, es un científico que conjuga su investigación con disciplinas como la electrónica, robótica, biología, química y física. Fue fundador un en 2003 del centro R[e]thinking Architecture y en  en 2007  de R[e]thinking Academic. Calderón ha colaborado en proyectos arquitectónicos en España, Inglaterra, Italia y China. Ha colaborado con estudios tan eclécticos como Mangera Yvars LLP Architects en Londres, M Fuksas D en Roma, Cloud 9 e Hybrid_A Studio en Barcelona y MAD en Beijing China.

hqdefault

Juan José Martínez

Se ha hecho un lugar entre los arquitectos prometedores porque suele ser un curioso de los materiales. Generalmente juega con objetos relacionados a la vocación productiva de su cliente, y con ellos hace muros o estructuras. Hace una especie de reciclaje, pero con fines también identitarios y estéticos. En uno de sus proyectos, por ejemplo, empleó 20 mil carretes de hilos para las oficinas de una conocida marca de ropa.

Gerardo Velázquez Flores

Este arquitecto ha hecho un interesante híbrido, una respuesta  inteligente y precisa a los tiempos actuales, en los que se demandan soluciones integrales con el medio ambiente. En el 2000 fundó  Bioarquitectura, un interesante despacho donde se desarrollan asesorías y análisis bioclimáticos para proyectos de otros despachos más grandes. Hoy que se alude desde la cultura a que todo es un organismo, y nada está separado, este tipo de propuestas se gestan como una respuesta para la evolución colectiva. Entre sus logros: obtuvo la beca Conacyt de 1998, el tercer lugar de la Bienal Nacional de Diseño en 2003, o la comisión para desarrollar Porto Hussong.

 Gerardo-Velázquez-Flores-Buiarquitectura-ok-735x400

 

Imágenes: 1)kiodigital.com, 2)architecturalbody.com, 3)centrourbano.com