3 universidades mexicanas que esperan con los brazos abiertos a los Dreamers

En caso de ser deportados, miles de Dreamers serás incorporados por distintas universidades mexicanas.

Como sabemos, gracias a un decreto publicado en 2012 por Barack Obama, miles de jóvenes sin estancia legal en Estados Unidos accedieron por primera vez a estudios universitarios y trabajos legales.

A este sector beneficiado se le llamó los Dreamers, y hasta hoy, se cuentan en 800 mil. Con la llegada de Donald Trump y sus lamentables políticas antimigrantes, este decreto está en peligro, ya que ha expresado su intención de revocarlo.

De hacerlo, 585 mil dreamers mexicanos serían deportados. Ante este complejísimo escenario, el día que se deportó al primer dreamer en Washignton (pese a estar amaparado), diversas voces del mundo universitario en México hicieron público su apoyo para recibir en sus casas de estudio a miles de deportados en caso de que suceda.

Hace dos días, se hicieron algunas modificaciones a la ley para acelerar el trámite de validación de estudios, y aunque se sabe que la tarea no será sencilla, tanto en material de infraestructura como en programas académicos empatables, 3 universidades han comenzado a prepararse para apoyar a los dreamers, y así, continúen estudiando en México:

 

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

unam dreamers

El rector de la Universidad Enrique Graue, el mismo día que fue deportado el primer dreamer en Washington (y pese a encontrarse amparado), anunció que envió una carta a 39 universidades en Estados Unidos con las que guarda un convenio, para que en el caso de que sus estudiantes sean deportados, hagan contacto con la UNAM. El rector, además, invitó a todas las universidades autónomas del país a que se sumen al programa.

Graue envió una carta a las 39 universidades de Estados Unidos con las que tiene convenios vigentes invitándolas a que, en caso de que los estudiantes mexicanos se vean en dificultades para continuar sus estudios, hagan contacto con la UNAM.

 La universidad no puede quedar al margen del actual conflicto. Por ello, está realizando y emprenderá diversas acciones en apoyo a uno de los grupos más vulnerables: los estudiantes y los académicos. 

 

Universidad Iberoamericana (Ibero)

universidad iberomericana dreamers

Las universidades jesuitas en México en total suman 8. El rector de la Ibero de la Ciudad de México,  David Fernández, anunció que otorgarán becas de 100% hasta 1500 alumnos, aunque, gracias a su sistema universitario podrían aceptar hasta 10 mil alumnos en todos los campus. Su programa se llama “Si quieres puedes” y facilitará los trámites para estudiar en estas universidades. También, ofrecerán carreras técnicas a jóvenes de sectores medios y populares. Otra de las aristas será la asesoría jurídica gratuita y académica a los Dreamers deportados.

 

Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep) 

upaep universidad autonoma de puebla dreamers

Gabriela Fernández Gutiérrez, directora de Desarrollo Institucional de la Upaep, destacó que implementarán programas para recibir a Dreamers mexicanos, sobre todo enfocados en su área de asuntos internacionales, y haciendo uso del estado que viven los estos jóvenes en Estados Unidos por medio de convenios institucionales que ya tienen.

 
Imagen: 1)juarezhoy.com.mx

 

 

Tamales de resistencia: la lucha de una joven migrante para pagar su educación

Haciendo una declaración de identidad y alimentando a las masas friolentas con delicias nacionales, esta mexicana es nuestra nueva heroína.

Ser migrante —y, particularmente indocumentado— es un asunto duro y que modifica todo; sobre todo la identidad. Y eso es muy valioso: movernos, encarnar otras formas de vivir, habitar nuevos paisajes; eso nos hace más flexibles, más empáticos y más resilientes. Por otro lado, son muchos los migrantes que han descubierto que su gran fortaleza reside en eso que los forma: su cultura.

joven-migrante-dreamer-vende-tamales-pagar-financiar-educacion

Elizeth Argüelles es, por eso mismo, nuestra nueva heroína. Desde niña llegó a Estados Unidos para vivir con su mamá (otra migrante indocumentada que se fue a Chicago, buscando una mejor vida) y ayudar en el negocio familiar. Ahora tiene 23 y continúa madrugando los viernes, sábados y domingos para cocinar y vender en la calle delicias mexicanas —tamales y atole— para alimentar a las masas friolentas.

joven-migrante-dreamer-vende-tamales-pagar-financiar-educacion
Elizeth y su mamá

Con el dinero que recauda de las ventas, paga algunos de los gastos que implica atender a la Universidad Dominican. Y la labor es durísima, pero lo ha hecho desde que tiene 9 años y está perfectamente orgullosa de ello. Mientras que, cuando era niña, en la escuela la llamaban “tamalera” y se burlaban de ella sus compañeros, ahora ella dice (para el Chicago Tribune): “Ha sido una bendición ser tamalera y ser la hija de una tamalera… Tengo por mis venas resistencia.”

joven-migrante-dreamer-vende-tamales-pagar-financiar-educacion

La declaración de la veracruzana es preciosa, pues no solo en Estados Unidos (también aquí) se desdeñan labores indispensables y profundamente simbólicas, como la de los tamaleros y tamaleras. Agarrados de prejuicios históricos injustificables y anclados de un deleznable clasismo, muchos piensan que hay trabajos menos valiosos que otros.

joven-migrante-dreamer-vende-tamales-pagar-financiar-educacion

Pero lo que envuelve hacer tamales es un enorme amor por la cultura local, unas ganas enormes de mantener activo un sabor tradicional, la necesidad de emprender un negocio propio (y no responderle a nadie más que a uno mismo). Para Elizeth “el tamal es resistencia” y gracias a las friegas que se ha metido no tiene “miedo a trabajar, a encontrar soluciones y hacer algo de la nada.”

joven-migrante-dreamer-vende-tamales-pagar-financiar-educacion

Y, aunque en nuestro país la movilidad social es seriamente escasa y decir “échale ganas” o “eres pobre porque no trabajas” es un auténtico insulto, su declaración es muy refrescante y tenemos que permitir que nos inspire. Ella lo resume así: “No permitiré que mi ‘estatus” defina quién soy, pero dejaré que me empodere.” Y ante esa postura, no podemos ofrecer mucho más que respeto y profunda admiración.

También en Más de México: Conoce a Cristina Martínez, la increíble chef migrante que ha conquistando E.U. con su barbacoa

Mexicanos responden cómicamente a Conan O´Brien por su colecta para pagar el muro de Trump

El cómico estadounidense se paseó con un bote por las calles del centro histórico de la Ciudad de México para recolectar dinero para el muro y esto fue lo que pasó.

Hemos escuchado, una y otra vez, de parte del hoy presidente de Estados Unidos, Donald Trump, su inminente amenaza: “Construiremos el muro, y México va a pagar por él”. Como el humor en ocasiones es un recurso de supervivencia, y el mexicano bien se ha caracterizado por esta filosofía, hace unos meses comenzó a circular en redes sociales la broma de un recibo del Oxxo con un cargo extra para el pago del muro.

En esa línea, y como parte del exquisito humor que caracteriza al prestigiado comediante estadounidense Conan O´Brien, en su reciente visita a México, salió a las calles con una simpática alcancía para recolectar dinero para el muro.

Su oferta incluía algunos paquetes, como una bolsa en agradecimiento por la cooperación, o bien, la garantía de que el nombre del donante aparecería nítidamente en el muro como agradecimiento, garantizado.

La humorística respuesta de los mexicanos da un toque de simpatía a este escabroso momento invita al desencanto.

Aumenta la percepción positiva sobre los mexicanos en Estados Unidos

Contrario al esperado efecto Trump, el discurso del presidente contra México no ha permeado la opinión de las mayorías en Estados Unidos.

En 2015 inició el discurso del hoy presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra los mexicanos. En este contexto emergió un sentimiento racista que se creía no existía ya en tales magnitudes en ese país, y lo más lógico sería pensar que esta emoción permeó a cada vez más estadounidenses.

La publicación de una reciente encuesta de Gallup, sin embargo, ha sorprendido con los resultados. En realidad la opinión positiva sobre los mexicanos, según esta encuestadora, mejoró desde 2015, y mucho más aún, respecto a hace 10 años.

Hoy, el 64% de los estadounidenses declaró tener una opinión favorable respecto a México y los mexicanos. Por su parte, en 2006 la cifra era del 60%. Sobre las opiniones sobre México, según esta encuesta, la más negativa en las últimas décadas se dio en 1993, durante el periodo de Carlos Salinas, con solo el 43% de opinión favorable. El lapso de mejor percepción fue entre el 2001 y 2005, cuando la noción positiva se ubicó entre el 64 y 74%.

La noticia llama la atención, sobre todo por el momento en que nos ubicamos, cuando aparentemente una buena parte de los estadounidenses asocia muchos de los problemas internos a México; un prueba de que la victoria de Donald Trump no refleja necesariamente el sentimiento general.

*Imagen: AP

*Fuente:

Reporte Índigo/ Gallup