Alberto Kalach: la arquitectura como extensión de la naturaleza

El arquitecto Alberto Kalach se ha dedicado a entender y explicar que el diseño y la planificación urbana tienen que responder a su entorno natural.

Alberto Kalach se ha convertido en un referente clave, no sólo por sus grandes proyectos públicos como el Faro de Oriente, la Biblioteca Vasconcelos o la extravagante Torre 47 en donde alberga su estudio. También porque ha removido los cimientos teóricos de la arquitectura mexicana, a través de una preocupación mucho más profunda y humilde: la sustentabilidad ambiental y social en la planeación urbana.

Humilde no por ser menos compleja, sino porque reconoce que el diseño arquitectónico y el urbanismo, deberían estar siempre ligados, y muy estrechamente, a las contingencias geográficas de su entorno. Pero hablemos menos de su currículum y concentrémonos en cómo sus prácticas están apuntando a construir —y en cierto sentido, recuperar— otra clase de ciudad.

alberto-kalach-mejor-arquitecto-mexicano

Las lecciones del terremoto de 1985

alberto-kalach-mejor-arquitecto-mexicano

Alberto Kalach recuerda que el desastre ocurrido en 1985 estimuló sus estudios de una forma muy particular. El terremoto le obligó a reflexionar sobre los problemas de urbanismo de la Ciudad de México, y su falta de conexión con el entorno geográfico. Por eso, la arquitectura se convierte en una responsabilidad social, y no en el sentido ideologizante de otras formas de arquitectura (como la de Le Corbusier), al contrario: debe concentrarse menos en amansar las fuerzas naturales y socioculturales y procurar co-constituir con ellas.  

La biblioteca Vasconcelos es sólo una pieza del gran rompecabezas urbano de Kalach

Según Kalach, la arquitectura debería existir como una respuesta a los problemas del entorno y atender lo menos posible a los intereses experimentales o a la afamada inspiración de los arquitectos. Así, la forma en que el edificio afecta la configuración urbana debe ser tan relevante como el edificio mismo. 

alberto-kalach-mejor-arquitecto-mexicano

La Biblioteca Vasconcelos es un edificio que apuesta por las transparencias, a través de una estructura que conecta orgánicamente cada punto del espacio con los demás; el contacto con la naturaleza, por medio de jardines y un canal de agua, y por la organización reflexiva y crítica de la fuentes de conocimiento: los libros. Sin embargo, ha sido duramente criticado y ha generado grandes polémicas, pues la visión estética, fiel a los principios del arquitecto, poco relata de la colonia popular en la que se encuentra –y en este sentido quizá no responde a su entorno inmediato–. Sin embargo, hay que entender que lo que Kalach imagina es una ciudad distinta que se liga directamente al entorno natural, que ponga la geografía al centro. El canal de agua es solo un guiño a su proyecto más ambicioso: recuperar el antiguo sistema hidrológico de la ciudad.

La ciudad lacustre: frente a la ciudad ahogada, donde falta el agua

El caso del agua, como recurso natural vital en la Ciudad de México, es paradójico y ciertamente desafortunado. Mientras que la ciudad está literalmente construida sobre un lago y se está hundiendo, en muchas colonias hay desabasto de agua, lo que provoca que ésta se tenga que traer de otras partes del país, utilizando —según Kalach— tanta energía como para alimentar a una ciudad de 3 millones de habitantes. Por otro lado, si las aguas residuales se trataran y se pudiera captar el agua de la lluvia, habría suficiente en la ciudad como para abastecer al doble de su población actual. Con esto en mente, Kalach, junto a un grupo de muy relevantes arquitectos, propuso una visión de ciudad que recupera el antiguo lago de Texcoco y lo convierte en un amplio sistema de lagos y canales interconectados por la infraestructura urbana.

alberto-kalach-mejor-arquitecto-mexicano
La estructura urbana de la ciudad actual, comparada con la visión propuesta por Kalach.

Los beneficios ambientales y sociales son muchos. Mientras que el proyecto, que no es utópico —remarca Kalach—, implicaría desplazar la estructura urbana y a la población entera, no deja de presentarse como un proyecto de ciudad con sentido de comunidad, pues, frente al crecimiento urbano que es desmedido, y no planificado, La ciudad lacustre es una respuesta horizontal, que busca mejorar las condiciones de vida de todos, a partir del equilibrio ambiental. El urbanismo existente, en cambio, expone a una baja calidad de vida a los sectores marginados. 

alberto-kalach-mejor-arquitecto-mexicano

Tristemente Kalach ha tenido que dejar su proyecto en la fase teórica, pues evidentemente se requieren de muchos movimientos e intervenciones políticas para materializar una modificación urbana de esta magnitud.

Él considera que está en manos de la ciudadanía exigir que las nuevas construcciones, especialmente las públicas, se conviertan, a través del diseño arquitectónico, en una extensión casi transparente y definitivamente orgánica de los principios naturales del entorno. 

Frente a un panorama que ha decidido desvincularse de su espacio natural y diseñar a pesar de él, en lugar de construir con él, Alberto Kalach ha sido nombrado como el mejor arquitecto de México. Esta mención se puede interpretar como un llamado del gremio mexicano a la conciencia sobre el hecho de que la arquitectura no solo es una responsabilidad social, también un vértice que conjuga la reflexión con la acción. El edificio que habitamos, nos forma y, nosotros, al diseñarlo, estamos configurando un mundo. De la misma manera, al plantear referentes conceptuales para la arquitectura estamos determinando su marco de acción. Apostar por Kalach es decidirse a otorgar a su disciplina en nuestro país un carácter público que, lejos de ser un cúmulo de vanidades verticales o signos de “civilización”, se convierte en una extensión radical de la naturaleza. 

Fuentes de consulta:

*”Alberto Kalach: ¡Imagina que todos los techos de nuestra ciudad fueran verdes!”, Vladimir Belogolobsky, Archdaily, Año 2017.

*”Entrevista con Alberto Kalach: Nuestros proyectos intentan crear un diálogo inteligente con la naturaleza”, Shumi Bose, The Guardian, Año 2015.

*Imágenes: 1) Taller de Arquitectura X; 2) Iñigo Bujedo Aguirre; 3) Cuartoscuro; 4) Yoshihiro Koitani; 5 y 6)  Taller de Arquitectura X   

María Fernanda Garduño Mendoza
Autor: María Fernanda Garduño Mendoza
Estudios y gestión de la cultura, UCSJ. Ensayando discursos, constantemente. Articulando rupturas.

Guardianes culturales: la pareja que preserva uno de los últimos talleres de juguetes hechos a mano en CDMX

En un local que sorprende por su originalidad pervive uno de los oficios más bellos de México.

De la pared sobresale un diablo rojo de cartón que carga con un letrero que dice: –Te estaba esperando-. Estamos en el 129 de la calle Chihuahua de CDMX. El muro es colorido y una frase sobre un espejo pregunta, irreverentemente: –¿Te peinaste?-

En mitad de una de las colonias más gentrificadas de CDMX: la Roma, vive este pequeño taller de juguetería hecha a mano, el último de la ciudad, según sus dueños Álvaro Santillán y Jazmín Juárez. ¿Su nombre? gina: Taller Tlamaxcalli; abrió sus puertas hace 15 años.

Sus dueños son unos rebeldes, de algún modo, ellos retan al tiempo desde dos sentidos: preservando el oficio de la juguetería artesanal y enseñando que el tiempo también tiene distintos ritmos:

La prisa es un problema muy serio con la generación millennial, siempre tienen prisa. Aquí llegan a mi taller y preguntan –¿y en cuánto tiempo aprendo?- Pues en el tiempo necesario, les digo. O quieren hacer un alebrije sin aprender a preparar el engrudo: hay cosas que tienen un tiempo, quieren saltarse los procesos. Se desesperan porque ven que yo no tengo prisa”.

Aquí hay alebrijes, juguetes de madera; diseño de hace más de 100 años. Las curiosísimas Lupitas o mini piñatas de colores eléctricos. 

taller-juguetes-hechos-a-mano-mexico

 

Santillán hace cartonería aunque también trabaja madera y es un conocedor del arquetípico juguete. En CDMX, según su experiencia, solo quedan unos 16 cartoneros. Dice que a él no le gusta “intelectualizar”, cuando le pregunto sobre el valor de su oficio: “yo lo hago porque me gusta, así, simplemente. Porque cuando uno hace lo que le gusta nunca tienes trabajo, se vuelve una manera de jugar. Nunca debemos dejar de jugar, ni de adultos”.

Sus juguetes son una metáfora de su manera de pensar y de su oficio que reta a la época, ahí, en un local inesperado de la calle Chihuahua en la Delegación Cuahutémoc.

 

taller-juguetes-hechos-a-mano-mexico

 

 

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Escucha los encantadores sonidos ligados a 10 oficios mexicanos en peligro de extinción

Algunos de los sonidos que inundan nuestra cotidianidad, podrían comenzar a desaparecer. Tal vez por eso su presencia nos produce nostalgia.

Ningún acto de nostalgia —ni el más puro, el más honesto y tampoco el más radical— podría frenar el paso del tiempo. Todo lo que nos rodea está en un constante ciclo de composición y recomposición y hay cosas que, inevitablemente desaparecerán.

oficios-mexicanos-peligro-de-extincion-antiguos-sonidos-mexicanos
El afilador de cuchillos.

Este hecho —doloroso, pero nunca carente de una veta poética— está alcanzando a algunos de los más preciosos y tradicionales oficios mexicanos. Y si estas prácticas de vida se van, perderemos junto a ellas buena parte de la composición visual y sonora que nos rodea.

Sí: hay flotando en el ambiente una serie de encantadores sonidos que están irremediablemente ligados a los oficios mexicanos en peligro de extinción. Y no se trata de que nos falte el gusto por prácticas como la del zapatero o el afilador de cuchillos. En realidad, lo que está cambiando son nuestras formas de consumir y organizarnos, por eso cada vez necesitamos menos de los personajes que practican estos nobles trabajos.

Además, somos —por distintas razones, algunas legítimas y otras no tanto— cada vez menos usuarios de la calle como espacio público. La calle es un terreno de tránsito, que se despliega sin que le prestemos demasiada atención y cuando lo hacemos es solo porque nos sentimos  —o nos encontramos — en peligro.

Y de la calle son muchos de los oficios que se están esfumando, como los camoteros, los merengueros y los organilleros. Algunos, como el oficio del globero, terminarán por disolverse porque cambian nuestra conciencia y prioridades.

oficios-mexicanos-peligro-de-extincion-antiguos-sonidos-mexicanos
El camotero.

Pero, así como hay sonidos ligados a los oficios; estos se ligan a nuestras memorias más íntimas y sagradas, probablemente las de la infancia y, sin duda las de habitar México. En ese sentido es muy valioso contar con el registro que ofrece en línea la Fonoteca Nacional, narrando las cualidades y las historias detrás de 10 preciosos sonidos que inundan nuestra cotidianidad, pero que pronto podrían empezar a desaparecer.

Escúchalos todos aquí.

*Imagen destacada: New York Times.

2 arquitectas mexicanas entre las grandes promesas del arte del espacio

En una escena creativa dominada por la masculinidad, estas dos arquitectas mexicanas lograron posicionarse entre las más relevantes del mundo.

Luis Barragán dijo que “el espacio ideal debe contener elementos de magia, serenidad, hechicería y misterio”.

La afirmación no debería ser tratada por quien resuelve el arte del espacio como un simple llamado a la inspiración, sino como una advertencia: la arquitectura es un acto que conjura elementos y fuerzas materiales y simbólicos con la intención de transformarlos en un refugio para un objeto fascinante, complejo, místico, histórico, sagrado y profano: el cuerpo humano. No cualquiera destaca en esta búsqueda.

El asunto se complica (y mucho más) si eres arquitecta (en femenino). Como muchas otras, la escena de la que hablamos es una dominada por la masculinidad y por una concepción de la intelectualidad y el diseño que continúa haciendo una división primitiva de las labores: el hombre construye la casa y la mujer la habita.

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo
Centro Académico y Cultural San Pablo, Oaxaca. Gabriela Carrillo.

Frente a este cansado absurdo, reflejado constantemente en los medios —que, si bien, reconocen la existencia del problema, se dedican a extenderse sobre él y no a celebrar en gran escala a las arquitectas relevantes que, a pesar de él, destacan— Julia Gamolina, fundadora de Madame Architect, ha compilado una lista de “19 mujeres arquitectas para tener en la mira durante 2019”.

En el “top” solo están incluidas creativas que han sido reconocidas con el premio A+Award de la prestigiosa plataforma Architizer en los últimos 5 años. En palabras de Gamolina  estas mujeres “han demostrado que, aunque a menudo se enfrentan a la marginación, es posible llegar a la cima y hacer que se construyan cosas extraordinarias.”

Dos brillantes mexicanas forman parte de la lista. Te las presentamos:

Gabriela Carrillo

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo

Entre las figuras femeninas más destacadas en la arquitectura contemporánea en México, el nombre de Gabriela Carrillo no puede faltar. Junto a Mauricio Rocha, dirige TALLER Mauricio Rocha + Gabriela Carrillo, firma mexicana especializada en la disciplina.

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo
Juzgados de Pátzcuaro en Michoacán

Gabriela es reconocida por dos grandes proyectos donde la funcionalidad social se combina con un diseño impecable: el Centro Académico y Cultural San Pablo en Oaxaca y los Juzgados de Pátzcuaro en Michoacán, donde los elementos arquitectónicos pretenden emitir mensajes sobre la forma en que las personas que utilizan el espacio se están relacionando entre sí:  “[…] cómo la luz deconstruye y construye un espacio, cómo la transparencia y las cosas abiertas generan democracia, cómo la arquitectura comienza a hablar…”

Tatiana Bilbao

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo

La arquitecta Tatiana Bilbao es quizá una de las más destacadas en México (entre hombres y mujeres). Por su trabajo en el diseño de viviendas asequibles y sostenibles fue reconocida en los A+Awards 2017. Como señala Julia Gamolina, en este campo Bilbao está “rompiendo paradigmas”. Su proyecto Modelo de Vivienda Sustentable permite realmente construir casas modificables, baratas y estéticamente conmovedoras.

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo
Jardín Botánico de Culiacán en Sinaloa.

Además de este, algunos de sus proyectos más reconocidos son el Jardín Botánico de Culiacán en Sinaloa y la Sala de Exposiciones en Jinhua Architecture Park de Zheijiang en China.

*Imágenes: 1, 5 y 6) Archidaily; 2, 3, 4 y 6) Crédito no especificado.