Ella es Pueblito Guzmán, la mujer detrás de la abuelita en Coco

Pueblito Guzmán tiene diez nietos y, como su personaje, nunca duda en usar la famosa chancla.

Pueblito Guzmán es una mexicana de semblante dulce y divertido. Si alguien la viera caminar por la calle, lo más probable es que se ofrecería a ayudarle con las bolsas del mandado. Pero no sabría que esta mujer guarda un secreto: ella fue la inspiración para la abuelita de Miguel en la película de Disney, Coco.

Aunque, la historia que llevó a Pueblito Guzmán a la fama —y a los corazones de muchos  por su sabiduría e irreverenciase remonta a unos años antes, cuando el director de animación,  Nick Rosario, conoció a la abuelita gracias a la nieta. 

En palabras de Nick, quien habló con Remezcla, la fascinante personalidad de la mujer lo capturó en segundos. Para él, Pueblito posee las cualidades que toda abuela mexicana tiene: una mezcla de dulzura y autoridad, de ternura y dignidad.

Estas características, que a muchos nos recuerdan, obviamente, a nuestras propias abuelas, fueron las principales razones por las que Nick, cuando estaban haciendo el diseño de personajes para Coco, le pidió a Pueblito Guzmán que viniera al estudio. Ante la invitación, Pueblito no pudo resistirse y PIXAR contrató Alonso Martínez para que le ayudara. Él fue el quien guió a Guzmán a través del proceso de como moverse y articular su cuerpo y cara frente a la cámara.

coco-pelicula-disney-pixar-abuelita-miguel-quien-es-3

Esta etapa de la animación es muy importante, constituye una faceta entre el diseño de personajes y la animación, por lo que el desempeño de Pueblito en ese momento era crucial y lo logró. Una vez que las grabaciones en las que salía se pasaron a 3D, y se hicieron unas esculturas para agregar mayor detalle al personaje de la abuela de Miguel.

coco-pelicula-disney-pixar-abuelita-miguel-quien-es-4

Una de las cosas que fascinó y a la vez extrañó a los miembros del estudio fue que, durante la grabación de los gestos de Pueblito, la abuela les pedía realmente hacer lo que decía, por lo que la experiencia se volvió más real, divertida y probó, tal vez, el ingenio y espontaneidad con la que los mexicanos solemos enfrentar situaciones nuevas o reto que no son familiares. 

coco-pelicula-disney-pixar-abuelita-miguel-quien-es-5

El realizar un diseño de personajes no es tarea fácil. Al plasmar los rasgos de Pueblito, el equipo de PIXAR no sólo capturó la idiosincracia de una mujer, también retrató el pueblo de donde proviene; el espíritu de su tierra, un lugar en el que la alegría es posible y, sobre todo, capturó las dinámicas familiares, donde las emociones son intensas y  genuinas. 

*Referencia de imágenes: 1) Imagen de portada y 3) de Coco, 1) y 2) de Deborah Coleman.

Llévele, llévele: disco con lo mejor de la música mexicana, cortesía de un jazzista estadounidense

Nunca has escuchado así el "Cielito lindo"…

“En el jazz no se admiten barreras sociales, raciales o nacionales”, dice bien convencido el presentador del concierto de Dave Brubeck en México, 1967, que afortunadamente fue grabado y se transformó en Bravo! Brubeck! Una pequeña joya que pocos mexicanos conocen, pero que seguramente muchos van a disfrutar.

Como bien dice el mismo presentador, el concierto se trata de un “bellísimo gesto” en el que Brubeck, jazzista estadounidense nacido en 1920 y conocido por ser uno de los exponentes del “cool jazz” (llamado así por ser fresco y ligero) dedica una presentación entera a explorar las posibilidades musicales de algunas de las más icónicas canciones del repertorio mexicano.

Acompañado de Chamin Correa (reconocido guitarrista de nuestra tierra) y Salvador Agüeros, percusionista, Brubeck nos lleva de paseo por la propia identidad sonora, pero deteniéndose constantemente para abrirse paso por puertas completamente nuevas.

Como es común entre los jazzistas, Brubeck se dedicó en múltiples ocasiones a ofrecer su propia versión de muchas piezas icónicas de la cultura estadounidense y los resultados son siempre magníficos. Lo que hace es descomponer la melodía central y después, se dedica a reensamblarla, pero con deliciosos e inesperados tropiezos que la vuelven mucho, mucho más rica.

En ese sentido, el de Brubeck no es un ejercicio apto para conservadores; por otro lado, quien ama la música y siente una peculiar nostalgia cuando suenan las clásicas mexicana, va a apreciar profundamente esta exploración.

También en Más de México: Bésame mucho: la canción mexicana de las mil versiones (PLAYLIST)

Un ejemplo muy interesante es su versión de “Allá en el Rancho Grande”, inconfundible ranchera, cantada en la reconocida película por Tito Guízar con mariachis. Esta, que respeta bastante la pieza original, te va a poner a bailar.

El “Cielito lindo”, considerado el “segundo himno nacional” porque la cantamos para reconfortarnos y darnos ánimo entre paisanos (tanto en los partidos de fútbol, como cuando fue épicamente entonada por brigadistas que apoyaron durante el 19S) es una delicia en manos de Brubeck; quien enfatiza en las partes más lindas y desarrolla de maneras fantásticas el resto de la pieza.

No podría faltar “La Bamba”, pieza veracruzana, clave en el repertorio de la música mexicana y que Dave Brubeck llevó al extremo.

Escucha el disco completo:

La nueva película de Pixar es una oda a la mexicanidad y su folclor (VIDEO)

Coco saldrá este 2017 y narra la historia de un niño que vive en el México rural, y que se encuentra con el mundo de los muertos.

Pixar es un referente a nivel mundial para las generaciones de niños. Su manejo inteligente de la tecnología, ha llevado el entretenimiento infantil a un nivel muy interesante. Su primer largometraje, Toy Story, en 1995, mostró al mundo la tecnología animada como nunca, con figuras hechas por computadora mostradas con texturas que infunden algo de realismo.

De algún modo, Pixar, por su gran influencia, genera cultura (con sus pros y sus contras) y este 2017 hará referencia a la mexicanidad desde una de sus aristas más emblemáticas: la milenaria y asombrosa relación de México con la muerte. También, haciendo énfasis al valor de la familia que, en un mundo de capitalismo, se trata de una especie de escudo en el que la comunidad continúa tejiéndose, frente a la soledad abasalladora que arroja este sistema.

El nombre de la película es Coco, emulando a un niño llamado así y que vive en una zona rural de México. En un inesperado episodio Coco se encuentra con el mundo de los muertos, y allí descubre las almas de su familiares, antepasados lejanos y no tan lejanos. La estética de Coco muestra directamente la influencia mexicana, y más allá de esta, desvela la riqueza cultural que a México y que siempre está ahí.

Su estreno será el 22 de noviembre de 2017, justo el mes en que se celebra en México el Día de los Muertos. Cabe mencionar, que de manera indirecta, esta película generó una especie de cohesión en torno a esta tradición, sobre todo de la comunidad Latina en Estados Unidos. Disney pretendió, en un principio, patentar la frase que daba el nombre a la película: Día de los Muertos. La respuesta, desde luego, fue de indignación rotunda, y una petición en Change.org en poco tiempo alcanzó hasta 22 mil firmas.

Finalmente Pixar pidió disculpas y se retractó. La película ahora solo se llama Coco, y es una oda a la riqueza cultural de México, una concepción de vida, que recae, paradójicamente, en la relación con la muerte.

¡Que Viva México! La película que mostró al mundo la encantadora acidez de este país

Uno de los genios de la historia del cine, el soviético Sergei Eisenstein, viajó a México para documentar para siempre algo de su magia ancestral.

Históricamente México ha llamado la atención de las almas sensibles de los artistas. El sincretismo que se ha creado en esta país es magnético; no solo su excentricidad, también su más profunda y misteriosa significación.

Existe siempre conviviendo, aún hoy, un México profundo milenario con uno que busca ir hacia una modernidad que nunca llega enteramente. También se vive una colectividad leal a sus creencias y a sus arraigos.

Considerado como un genio de cine, el soviético Sergei Eisenstein quedó fascinado por el México pos revolucionario. Creador de una de las películas consideradas como mejores de todos los tiempos El Acorazado Potemkin; pionero y teórico en el uso de montajes para el cine, este también intelectual viajó a México entre 1930 y 1932 para hacer su proyecto cinematográfico más ambicioso ¡Que viva México!  (cabe anotar el chusco capítulo de que él y su equipo fueron aprehendidos a su llegada).

viva méxico sergei einsentein

Su proyecto estaba siendo fondeado por el novelista Upton Sinclair y Eisenstein llegó a rodar hasta 60000 m de película. Viajó por todo México y el material de esta época es considerado un tesoro internacional que incluso la Unión Soviética se obstinó en recuperar durante la Guerra Fría.

Aunque la película nunca fue terminada, en 1979 Grigori Aleksándrov, a partir de los storyboards originales de Eisenstein, compiló Da zdrávstvuyet Méksika! (¡Viva México!), una aproximación al montaje que éste planeaba.

La película, que es de alguna manera un patrimonio de la humanidad y reúne un sincretismo mexicano en uno de sus momentos más puros, antes de que la globalización irrumpiera con la fuerza de ahora, hace una compilación donde el punto de convergencia es siempre la fiesta, tan asociada a la cultura y el misterio mexicano.

En el filme primero son recreados los preparativos de una boda en Tehuantepec, Oaxaca (con una coreografía exquisita entre las tradicionales tehuanas), luego una fiesta brava de un talante muy españolizado. En medio de la película es escenificada una ficción de la tragedia de un campesino que sufre los abusos de autoridad de un México desigual; finalmente el Día de Muertos es una alusión exquisita a la manera en que el mexicano hasta de la muerte se burla.

Más allá de mostrar un frívolo folclor, Eisenstein exuda una admiración por un pueblo inclasificable, de algún modo incomprensible, cuya fiesta perenne es un recordatorio de que la vida puede ser abordada desde sus propias contradicciones, con la ligereza que se destila, precisamente, de su inevitable incertidumbre.

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Editora en jefe de +DeMx. Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )