Las fantasías sexuales de los mexicanos

Descubre las fantasías sexuales más intimas de los mexicanos, desde orgías, sexo con desconocidos, hasta el exhibicionismo.

El sexo está en la mente de los mexicanos. A pesar de la influencia católica que quedó tan impresa en el imaginario –con sus consecuentes tabúes, coralinas y demás–, hay un algo entre nosotros que sin duda podría calificarse de sexual.

Quizá lo anterior tenga que ver con nuestra otra gran determinante cultural, nuestras raíces prehispánicas. Y recordemos entonces los cantos eróticos nahuas o la deidad Tlazoltéotl, quien representaba la lujuria y los amores ilícitos.

Sin embargo, poco se ha estudiado sobre las fantasías sexuales entre lo mexicanos. Y en esta búsqueda hallamos una encuesta realizada por la AMSSAC (Asociación Mexicana para la Salud Sexual), que reveló precisamente estas “ensoñaciones”. 

fantasias-sexuales-de-los-mexicanos-sexualidad-sexo-mexico-p1
Tlazoltéotl, Códice Laud

Es por esto, que resulta importante saber más de la sexualidad para normalizarla e, inevitablemente, esto lleva al campo de las fantasías que cada mexicano posee. Sin un conocimiento de estos deseos ocultos, las relaciones humanas podrían ser más difíciles. A continuación, te mostramos algunos de los resultados de una encuesta realizada a mexicanos de un rango de edad entre los 18 hasta los 60 años con fines de investigación y, en última instancia, de autodescubrimiento para cuando tú los leas.

¿Que tanto fantasea un mexicano con participar en una orgía?

 

fantasias-sexuales-de-los-mexicanos-sexualidad-sexo-mexico

La gráfica muestra que la frecuencia con la que un mexicano fantasea estar en una orgía no es muy alta. Aunque, de los encuestados, se muestra que los hombres son más proclives a esta fantasía con un 35.85% en la categoría de A veces, a comparación de las mujeres, quienes sólo tuvieron un 22.59%. Independientemente del resultado, es sumamente interesante como la práctica de las orgías continúa en la psique humana. Sobre todo, cuando en el mundo prehispánico, se tiene constancia de las orgías en el episodio en el que el rey Nezahualpiltzintli, heredero e hijo directo de Nezahualcóyotl, encontró a su esposa, la princesa Chalchiuhnenetzin, con tres amantes en pleno acto sexual.

¿Que tanto fantasean los mexicanos con tener sexo con su pareja? 

fantasias-sexuales-de-los-mexicanos-sexualidad-sexo-mexico-2

Los resultados demuestran que las mujeres son más propensas a fantasear con un ser querido por un 77,59% en la categoría de “A menudo”, a comparación de los hombres, quienes sólo lo fantasean un 61,46%. Esto revela la manera diferente en la que los hombres y mujeres se relacionan con la sexualidad, y sugiere que las mexicanas asocian más al sexo con el amor. 

¿Que tanto fantasean los mexicanos con tener sexo con una persona desconocida? 

fantasias-sexuales-de-los-mexicanos-sexualidad-sexo-mexico-3

La diferencia según el género vuelve a ser una realidad en estos resultados. De acuerdo a los porcentajes, un 33% de los hombres en la categoría A menudo, sí han pensando en tener relaciones sexuales con un desconocido; mientras, de las mujeres, sólo un 20% lo ha pensado.

¿Que tanto se imaginan los mexicanos teniendo sexo al aire libre? 

fantasias-sexuales-de-los-mexicanos-sexualidad-sexo-mexico-4

Las gráficas muestran que las fantasías en torno a esta situación son muy frecuentes entre ambos géneros. Aunque, la gráfica revela que las mujeres fantasean más con esta posibilidad en la categoría A menudo por un porcentaje de 35.18%; a comparación de los hombres, que sólo tienen un 26,43%

*Referencia de imágenes 1)Imagen de portada de Miranda Guerrero, 2) Gráficas del AMSSAC

8 afrodisíacos prehispánicos

La estimulación del apetito y la experiencia sexual era un tema que preocupaba a las culturas primigenias de México, esta es la prueba.

El erotismo está presente en todas las culturas del mundo. En el universo prehispánico la sexualidad solía considerarse como un regalo mundano de los dioses para hacer más llevadera la vida en la Tierra.  También, se le contemplaba como una expresión sagrada para preservar la vida y con ello tributar a las deidades. Ostentaba simultáneamente un carácter sagrado y uno mundano, pero siempre desde una perspectiva trascenental.

Para tener una mejor experiencia sexual los antiguos mexicanos conocían y, cabe decir,  explotaban las propiedades afrodisíacas de diversas plantas y alimentos. A continuación un compendio de algunas de los ingredientes cuyas propiedades eróticas eran celebradas entre estas culturas.

1.Vainilla:

Los cronistas se refieren a la vaina de la vainilla, y no a su flor, como un afrodisiaco. Por su delicioso olor y por despertar los sentidos era considerada como un detonador de lo sensual. Sobre todo para los aztecas, era considerado que al mejorar la circulación y provocar una sensación de euforia fungía como un excelente estimulante y vigorizador.

2. Achiote:

Este árbol de la familia de las bixáceas produce un fruto cuyas semillas sueltan una sustancia roja (conocidas también con el nombre de achiote) que eran empleadas para teñir el cuerpo y la cara. Se le han atribuido virtudes afrodisíacas y por ello pintaban de rojo también a las deidades de la fecundidad.

3. Damiana: 

Es un pequeño y aromático arbusto de florecitas amarillas y hojas vellosas que crece en las grandes cactáceas y mezquitas (los mayas también la llamaban Mizibcoc). Más que para generar energía sexual, la utilizaban para enfocar esta energía. Solían tomarla  como infusión. La damiana luego se convirtió en un ingrediente esencial de los brebajes afrodisíacos de hechiceros y alquimistas en Europa.

4. Jumiles:

Estas pequeñas chinches de monte son nativas de Guerrero y Morelos pero también los consumen en Veracruz y Oaxaca. Suelen comerse vivas (o a medio morir); tienen un ligero sabor a canela, y se comen como sazonadores, o bien, como contenido de tacos. Por su alto porcentaje de yodo, este incrementa el metabolismo, por ello se considera un vigorizante sexual.

5. Pimiento rojo:

Los pimientos elevan la temperatura corporal, lo que estimula el apetito sexual. También contiene capsaicina y hace que liberes endorfina, la hormona asociada al placer. Por ello es uno de los afrodisiacos más importantes.

6. Aguacate:

Usado como estimulante en las cortes aztecas y mayas. Su nombre en náhuatl, ahuacatl, de hecho, significa testículo. Es considerada una fruta muy energética por contener gran parte de la familia de las vitaminas, por lo tanto, un vigorizante sexual.

7. Gusano de maguey:

Asociado a un mayor rendimiento sexual, lo anterior por su alto valor nutritivo. El 31.23%  de su contenido son proteínas y ofrece hasta entre 759 y 862 por cada 100g.

8. Pulque:

Es muy conocido que luego de la borrachera se amanece con un gran deseo sexual. Sus propiedades relajantes ayudan a ello, y, también, contiene tantas propiedades nutricionales que es considerado que “sólo le falta un grado para ser carne”, por ello es un gran suplemento alimenticio. Relacionado con sus atributos afrodisiacos y según un fragmento recabado por Armando Ramírez, cronista de la ciudad de México:

Cuentan que el rey Netzahualcóyotl era muy bueno para tomar pulque y el señor tuvo 68 hijos.

¿Por qué este médico mexicano está revolucionando la sexualidad humana?

En su Antología sobre la sexualidad humana, el médico y terapeuta sexual Eusebio Rubio explica que es indispensable reconsiderar a la sexualidad como un continuum que se desarrolla a lo largo de la vida de un individuo

La sexualidad en México es un tema tabú que carga un espectro de perversión y morbo, el cual transforma el placer en una amalgama de culpa transgeneracional. Inclusive en el ámbito científico, este aspecto humano se encuentra insólitamente sesgado por el recato y la crítica de la cultura.

Al pensar en sexualidad, el primer término que viene a la mente es “sexo” –principalmente sucio, intenso, pecador–, el cual eclipsa a otras vivencias sexuales que son importantes para la concientización. Si bien existen numerosas teorías y estudios, como el de Sigmund Freud, Kinsey, Masters & Johnson y Helen Kaplan, la mayoría de ellos se dedican exclusivamente al ámbito del erotismo, sesgando entonces otras experiencias sexuales que implican desde la diversidad sexual, la formación de vínculos afectivos hasta la práctica reproductiva.

En su Antología sobre la sexualidad humana, el médico y terapeuta sexual Eusebio Rubio, oriundo de la ciudad de México, explica que es indispensable reconsiderar a la sexualidad como un continuum que se desarrolla a lo largo de la vida de un individuo, siendo constantemente influenciado por y en los aspectos de género, vínculos afectivos, erotismo y reproductividad. Esto lo llamó “la teoría de los holones de la sexualidad humana”, convirtiendo los elementos antes mencionados en holones que componen el átomo de la sexualidad.

Conforme un individuo crece, va adquiriendo experiencias que conforman su identidad como hombre y mujer, su rol en la sociedad e inclusive cómo se debe relacionar con los demás. Esto va marcando una pauta sobre su conducta en general, especialmente en lo que se refiere al vínculo de pareja –inclusive si se desea o no–, la experiencia de la familia, maternidad y paternidad y la vivencia (auto)erótica.

Si bien provenimos de una cultura principalmente judeocristiana culpígena –provocando que nuestras experiencias sexuales se vivan a través de la vergüenza, el miedo y la ignorancia–, la data científica confirma que no se trata de un destino típico de la tragedia griega. Es decir que gracias a la neuroplasticidad que cada humano comparte en su cerebro, se es capaz de desensibilizar la información almacenada para reprogramarla por una más adecuada a las necesidades del mismo individuo. Esto se ve traducido no sólo en su conducta, también en la experiencia consciente de su sexualidad –una más libre, liberadora y placentera–, comprendiendo y reduciendo los efectos de los trastornos sexuales; tales como disfunción eréctil, eyaculación precoz, deseo bajo, falta de orgasmos, excitación sexual dificultada (incluyendo lubricación vaginal difícil), vaginismo, dolor en las relaciones sexuales, la excitación sexual persistente, la evitación de las relaciones sexuales, las consecuencias de la violencia sexual como violación o abuso sexual, los problemas con la identidad sexual, incluyendo la transexualidad y algunas formas de travestismo, problemas para controlar la actividad sexual –conocido como adicción sexual o conducta sexual compulsiva–, los problemas de la vida en pareja que pueden resultar de los problemas sexuales, etcétera.

El doctor Rubio no sólo ha sido el fundador de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, en donde se enseña tanto la teoría como la práctica de la sexualidad, también fue el presidente de Asociación Mundial para la Salud Sexual –WAS–, la cual reúne a los sexólogos de todo el mundo trabajando a favor de la salud sexual.

Acá un fragmento sobre sus 4 holones sexuales.

Condonerías que proveen el lado erótico y divertido de la educación sexual

La educación sexual se ha convertido en un elemento básico para el bienestar, como una extensión de Eros, de la búsqueda de la belleza y perfección, a través del conocimiento.

En nuestra sociedad actual, hablar de sexualidad está directamente relacionado con sexo –sexo sucio, morboso, pornográfico–. Sin embargo es un término que realmente se refiere al amalgamamiento de experiencias y expresiones en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos para encontrar a Eros.

A Eros –origen de la palabra “erotismo”– se le reconoce como el dios del amor; sin embargo, se trata de un ser más complejo que un dios. Eros es un ser que se encuentra en la eterna búsqueda del bienestar y la belleza. Por lo que, cuando una unión entre dos personas que comparten esta búsqueda erótica y amorosa, crea algo superior a ellos e inclusive mejor a lo que eran cuando estaban separados. De alguna manera, en estos términos, la sexualidad se convirtió en la manifestación de la trascedencia de dos personas que aman la belleza de sus cuerpos, como un deseo de perfección, de lo puro y lo inmortal.

Sin darnos cuenta, Eros impacta en la vida de cada uno de nosotros. Comienza desde la diversidad de sexo, continúa con la de género y se extiende hacia la orientación sexual. Es así que esta deidad se expande en la esencia y perfección del erotismo como símbolo de la salud y plenitud.

Quizá por ello la educación sexual se ha convertido en un elemento básico para el bienestar de la población –como una extensión de Eros, de la búsqueda de la belleza y perfección, a través del conocimiento–. Lugares como una condonería retan estas premisas judeocristianas que reprimen la naturaleza de los cuerpos eróticos, pues más allá de ser unas simples sex-shops, son una especie de escuelas sobre el arte del amor de los cuerpos. 

Para conocer y expandir a Eros, las condonerías reconocen y garantizan la salud sexual como una de las principales necesidades de la juventud y la madurez, del ojo límpido y docto, de la torpeza de las emociones y la sabiduría de las sensaciones. Si bien estos sitios son poco conocidos en México, en la CDMX existen algunos que ayudarán en la búsqueda de la belleza, el amor y el bienestar.

Diversex – Condonería. Esta tienda, especializada en la diversidad sexual, cuenta con opciones de cursos, talleres y pláticas para descubrir las opciones más placenteras de la sexualidad.

1560643_647136625349293_1736384513_n

 

La condonería CONTACTO. Con más de 10 años de experiencia en el mercado, esta condonería lleva la educación sexual como un estilo de vida. Cuenta con dos sucursales en Coyoacán, las cuales cuentan con una gran variedad de formas, tamaños y texturas en sus artículos.

Screen Shot 2016-01-06 at 3

 Imágenes: 1 y 3) La Condonería, 2) Diversex Condonería

Maria Jose Castañeda
Autor: Maria Jose Castañeda
Psicóloga, educadora sexual, bailarina, lectora, persona. Ha colaborado en Algarabía, Pijama Surf, Petite Mort, entre otros.