Rusos reaccionan a lo más querido de la música mexicana (VIDEOS)

La reacción de estos rusos a momentos icónicos de la música nacional te dejará profundamente conmovido…

Algunos músicos afirman que los mexicanos somos los mejores fanáticos del mundo.  Se rumora que somos los que aplaudimos más fuerte; que gritamos “otra” hasta que se nos acaban los pulmones y nos sabemos todas las canciones de las bandas a las que vamos a ver (o por lo menos las “washawasheamos”). Pero ¿será que estamos acostumbrados a esta pasión exacerbada? Incluso da para pensar que adorar así a nuestros ídolos locales nos hace olvidar por qué nos parecían tan fantásticos al principio.

Tal vez es solo desde la distancia donde podemos volver a cultivar un amor genuino por los iconos que informan nuestro cariño por esta tierra. De lejos podemos re-descubrirlos como si fuera la primera vez que tocan deliciosamente nuestros oídos. Y es que hay algo en lo que estos “iconos” manifiestan que no tiene que ver con el idioma o un contexto determinado; sino con sus miradas, sus voces, la forma en la que se mueven.

mexico-rusos-extranjeros-reaccionan-cosas-musica-mexicana-videos-chistosos

Así lo demuestran los protagonistas de un curioso canal de youtube llamado Russians React donde un chico y su simpática madre graban sus reacciones mientras escuchan música de diversas partes del mundo. En su repertorio tienen una extensa colección de reacciones a momentos icónicos de la música mexicana, que, a juzgar por sus miradas, risas, comentarios y una que otra lágrima, disfrutan particularmente.

Sin saber, francamente, un gramo de español, se emocionan profundamente con la inigualable voz de Juan Gabriel, la belleza de Selena y el ingenio de Jorge Negrete. A través de su viaje interior encuentran referencias para explicar lo que ven comparándolo con manifestaciones culturales rusas. Y en otros casos, solo la imagen o el sonido son elementos suficientemente potentes.

mexico-rusos-extranjeros-reaccionan-cosas-musica-mexicana-videos-chistosos

Algunas cosas sí se “malinterpretan” y es chistoso, como cuando escuchan La célula que explota de Caifanes y la mamá insiste que la traducción debe ser gota, porque simplemente no le cuadra la idea de una célula explotando. Al mismo tiempo, hacen lo posible por dejarse llevar por lo que están viendo y no caen en los clásicos estereotipos que suelen dominar la imagen mexicana en el extranjero. Así, con mucha apertura, se avientan desde los diez minutos del Huapango de Moncayo, hasta Frijolero de Molotov.

Sin duda te dejarán conmovido, especialmente porque algo en su ejercicio recuerda a los mexicanos que están lejos y que precisamente desde la distancia se re-enamoran de esta tierra al aferrarse a las cosas lindas mucho más allá de las palabras y los contextos que los ídolos mexicanos que dan la vuelta al mundo van depositando a su paso.

La célula que explota, Caifanes

Huapango de Moncayo con dirección de Alondra de la Parra

Como la flor, Selena

Coplas en “Dos tipos de cuidado”, Jorge Negrete y Pedro Infante

El triste, José José

Hasta que te conocí, Juan Gabriel

La Bikina, Luis Miguel

 

Llévele, llévele: disco con lo mejor de la música mexicana, cortesía de un jazzista estadounidense

Nunca has escuchado así el "Cielito lindo"…

“En el jazz no se admiten barreras sociales, raciales o nacionales”, dice bien convencido el presentador del concierto de Dave Brubeck en México, 1967, que afortunadamente fue grabado y se transformó en Bravo! Brubeck! Una pequeña joya que pocos mexicanos conocen, pero que seguramente muchos van a disfrutar.

Como bien dice el mismo presentador, el concierto se trata de un “bellísimo gesto” en el que Brubeck, jazzista estadounidense nacido en 1920 y conocido por ser uno de los exponentes del “cool jazz” (llamado así por ser fresco y ligero) dedica una presentación entera a explorar las posibilidades musicales de algunas de las más icónicas canciones del repertorio mexicano.

Acompañado de Chamin Correa (reconocido guitarrista de nuestra tierra) y Salvador Agüeros, percusionista, Brubeck nos lleva de paseo por la propia identidad sonora, pero deteniéndose constantemente para abrirse paso por puertas completamente nuevas.

Como es común entre los jazzistas, Brubeck se dedicó en múltiples ocasiones a ofrecer su propia versión de muchas piezas icónicas de la cultura estadounidense y los resultados son siempre magníficos. Lo que hace es descomponer la melodía central y después, se dedica a reensamblarla, pero con deliciosos e inesperados tropiezos que la vuelven mucho, mucho más rica.

En ese sentido, el de Brubeck no es un ejercicio apto para conservadores; por otro lado, quien ama la música y siente una peculiar nostalgia cuando suenan las clásicas mexicana, va a apreciar profundamente esta exploración.

También en Más de México: Bésame mucho: la canción mexicana de las mil versiones (PLAYLIST)

Un ejemplo muy interesante es su versión de “Allá en el Rancho Grande”, inconfundible ranchera, cantada en la reconocida película por Tito Guízar con mariachis. Esta, que respeta bastante la pieza original, te va a poner a bailar.

El “Cielito lindo”, considerado el “segundo himno nacional” porque la cantamos para reconfortarnos y darnos ánimo entre paisanos (tanto en los partidos de fútbol, como cuando fue épicamente entonada por brigadistas que apoyaron durante el 19S) es una delicia en manos de Brubeck; quien enfatiza en las partes más lindas y desarrolla de maneras fantásticas el resto de la pieza.

No podría faltar “La Bamba”, pieza veracruzana, clave en el repertorio de la música mexicana y que Dave Brubeck llevó al extremo.

Escucha el disco completo:

Bandita chilanga: un curioso álbum de cosas que sólo pasan en la CDMX

No importa si la amas o la odias, no puedes negar que la Ciudad de México es un sitio incomparable…

La Ciudad de México siempre provoca sentimientos encontrados. Es difícil no mantener con ella una intensa relación amor-odio. Y es que no hay mejor síntesis de lo que es el territorio nacional, incluyendo majestuosos paisajes naturales, exquisita arquitectura, caóticos mercados llenos de expresiones culturales; pero también, sitios de dinámicas rudas y hasta violentas. Así, todo se junta indiscriminadamente en este pequeño gran territorio sobre-poblado y definitivamente ultra estimulado y estimulante.

Y tal vez sea eso: la Ciudad es inmensa, sobre todo por lo que demanda a sus habitantes, que, involuntariamente, se transforman después de unos años aquí (y no se hable de los que son nativos) en criaturas astutas, capaces de esquivar toda clase de peligros urbanos; sobrevivir al imparable hacinamiento de gente, coches y edificios, y con un estómago “de perro” que resiste toda clase de delicias callejeras.

Al mismo tiempo, la CDMX tiene un lado amable y bondadoso. No es nada más un ente que se atraganta con las delicias de “lo abarrotado”; también es francamente bellísima, con rincones elegantes y maravillosos y otros humildes, pero que refrescan la mirada y abrazan cariñosamente a quien los visita.

En esa mezcla que es inconfundible, los huecos, las grietas —cualquier desperfecto— se tapan con un humor tan incrustado en los “chilangos” que se hace presente en los actos más ínfimos, volviendo la cotidianidad un conjunto de auténticas curiosidades.

Por suerte a los chilangos estos detalles no se les escapan y así nació Bandita Chilanga, una cuenta de Instagram dedicada a coleccionarlos. Te dejamos por aquí algunas muestras del curioso álbum de cosas que sólo pasan en la CDMX. No importa si la amas o la odias, no puedes negar que esta Ciudad es un sitio incomparable.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

La #banditacholanga arrancando el día con toda la actitud en @mexicodf ♥️ #mexicodf #cdmx #chilango

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Un héroe en cada esquina en @mexicodf 📸: @abelardojeda ❤️ @centrohistorico #banditachilanga #mexicodf #cdmx #centrohistorico #streetartchilango

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

En @mexicodf hasta la poli disfruta las publicaciones de #banditachilanga 📷: @frederick.wonka feliz miércoles #mexicodf ✌🏼 #cdmx #chilango #chingon

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Desde el @centrohistorico de @mexicodf nuestro amigo @im_dlao nos regala esta postal chilanga ❤️🇲🇽✌🏼 #centrohistorico #mexicodf #cdmx #banditachilanga #chilango

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

En @mexicodf la #banditachilanga sabe como conquistarlas ❤️ 💐 😘 #cdmx #mexicodf #chilango #chingon #chido

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

@mexicodf Los dejamos con esta increíble imagen del fotógrafo documental @federicogama que lleva retratando mucho tiempo a la #banditachilanga ❤️ #mexicodf #cdmx #chilango #chingon #chido #mazahuacholoskatopunk

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Personajes del metro de @mexicodf por nuestro compi @covidmx ❤️ la mera #banditachilanga #cdmx #mexicodf #chilango #chingon

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Desde el @centrohistorico de @mexicodf nuestro compi @fotoflama nos regala esta imagen de dos hombres santos 😇 #banditachilanga #bandachilanga #mexicodf #cdmx #chilango #chingon #centrohistorico

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

@mexicodf aguas con el agua mai 💦 ❤️🇲🇽 foto: @tonton45 #banditachilanga #mexicodf #cdmx #chilango #chingon #chido

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

En @mexicodf No hay amor más sincero que el del chofer del Pesero 📸❤️: @oskarstyle #banditachilanga #mexicodf #cdmx #chilango #chingon #amorchilango

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Feliz miércoles @mexicodf nuestro amigo @shark4chipdrink nos regala esta imagen del señor de los #tacosdebarbacoa #🌮 #banditachilanga #mexicodf #cdmx #chilango #chingon

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Desde #Xochimilco @mexicodf nuestro amigo @rafa213 nos regala esta postal de la #bandachilanga remando las #trajineras ❤️ #amorchilango #mexicodf #cdmx #chilango #chingon #banditachilanga

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

@mexicodf el #amorchilango el más bello del mundo ❤️📸: @deividgg #bandachilanga #mexicodf #cdmx #chilango #chingon

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Un clásico de @mexicodf los #mariachis dando #serenata ❤️📸: @tonton45 #bandachilanga #mexicodf #cdmx #chilango #amorchilango #chingon

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

4:20 en punto en el #metro de @mexicodf ❤️📸☘️ @0sva_ #420 #banditachilanga #chilango #chingon #canabis #subwaycreatures #mariguana

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

En @mexicodf la #banditachilanga sabe divertirse ❤️📸: @tonton45 #mexicodf #cdmx #mexicocity #chilango #chingon

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Feliz miércoles desde @mexicodf #banditachilanga @soyomarcabrera nos comparte esta imagen que es puro #amorchilango ❤️ #banditachilanga #cdmx #mexicodf #taquero #chilnago #chingon #centrohistorico

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Las estatuas cobran vida en el @centrohistorico de la #cdmx 📸: @ftstation ❤️ #mexicodf #centrohistorico #bandachilanga #torrelatinoamericana

Una publicación compartida de Bandita Chilanga 🤦‍♀️ (@bandita_chilanga) el

Cholula Dans Division, un proyecto musical que remixea en serio

Cholula tiene su propio ritmo y, a juzgar por estos sonidos, es delicioso…

No hay ejemplo más fantástico de la diversidad que habita los confines geográficos de eso que llamamos México, que la música que aquí se produce. No cabe duda de que, entre las grietas de una identidad cultural que simplemente no puede definirse de forma concreta, surgen toda clase de manifestaciones. Entre ellas, nació Cholula Dans Division, un proyecto musical que remixea, pero en serio.

cholula-puebla-mexico-musicos-mexicanos-contemporaneos-musica-alternativa
Imagen: Zamurai Zamora

El dúo lo componen Arturo Uriza, poblano y Jorge Chalino, culichi, que son músicos más por gusto, menos que “de profesión”. Amigos de esos que no se completan precisamente las frases, pero contestan, sin miedo a fallar, “lo que él dijo me describe”, se conocen desde hace cuatro años y trabajan en múltiples proyectos creativos. Entre ellos está Montecarlo 88, un power trío que hace música como esta:

Pero el proyecto que nos llevó a buscarlos con insistencia fue Cholula Dans Division y su primer EP, Heavenly Sounds in Lo-Fi Vol. 1, una pequeña joya de 4 piezas electrónicas en donde es sampleado material “original” (entre comillas porque el término siempre es cuestionable) de músicos de todo tipo, desde Flans y Wham!, hasta Thelonius Monk y Béla Bartók.

En palabras de sus autores:

El statement estético tiene que ver con la reapropiación y reutilización de elementos existentes a los cuales les añadimos además bajos, guitarras, sintetizadores, vocoders y poesía prestada para darles una nueva y completamente distinta aproximación a lo que originalmente eran. Robamos de todos lados…

Y aunque no dudamos en decir (y dos veces) que el EP es una joya, en palabras de Chalino y Arturo el ejercicio fue un “asunto lúdico”. Para los amigos es cotidiano sentarse a escuchar música y a jugar con ella. Eso se transformó en algo literal cuando comenzaron a samplear:

… el proceso era elegir sonidos, irlos armando, filtrarlos, grabar cosas encima, meterles algo, como un rompecabezas y era muy lúdico, muy divertido.

Y el juego también dio para la experimentación: “Al principio era inadvertido; pero llegamos al tratamiento ‘Cholula Dans’, que consiste en pasar los sonidos a través de pedales de guitarra, o por sintetizadores, para darle texturas más cálidas.” Y aunque esto también lo hacen otros músicos, el “tratamiento” llevó a resultados muy especiales. Además, el sampleo es prácticamente invisible y lo que tienes es una pieza para leerse con la ingeniudad y fantástica sorpresa que viene con la novedad.

Y se puede decir que esta reutilización, relativamente descarada, pero muy ingeniosa y esta franqueza que viene con aceptar que vamos por la vida jugando, define no solo el estilo musical de este EP, también un poco la vida de músicos de Chalino y Arturo.

Al preguntarles sobre la industria musical y sus escenas en México (y también en Puebla), ambos se fueron por una tangente que les interesa más:

Chalino:

La miseria me libera. No ganamos nada, no vivimos de esto, no tenemos pensado firmar con una disquera, entonces podemos hacer lo que queramos. Sobre la industria, hace falta un desarrollo en cuanto a práctica, a cómo nos relacionamos con la música en este país, sobre todo hablando de derechos de autor; estamos acostumbrados a que la música sea gratis. En lugar de lamentarnos por eso, agarramos lo que tenemos: libertad creativa.

Arturo:

Tiene que haber un rollo muy libre en la creación; sí nos gustaría que tuviera más impacto (lo que hacemos), sobre todo para medirnos. Pero el objetivo es hacer música y divertirnos.

A nosotros también nos gustaría que fueran un referente en la música local y una probadita de lo que se puede hacer si nos animamos a jugar más con (todo) lo que tenemos al alcance. Su visión sobre la producción es algo que hay que tomar en cuenta: cuando les preguntamos sobre los retos a los que se enfrentan como creadores en México nos dejaron una sorpresa:

Chalino:

El reto es ser feliz y para eso trabajamos.

Arturo:

No nos hacemos torturas mentales para lograr metas que nadie nos está imponiendo. Hay que encontrarle valor a lo que uno hace y pensar ‘¿cómo lo que hacemos impacta positivamente en nuestra vida?’ Estamos en los momentos más tristes en el capitalismo tardío… Buscar en los sonidos cosas que amemos es una manera de procesar las amarguras, la violencia o las situaciones cotidianas.

A propósito del contexto, es interesante darse un llegue con sus ideas sobre la identidad, especialmente la mexicana. De nuestro lado tenemos la premisa de que los mexicanos somos unos genios cuando se trata de remezclar, porque cabe la posibilidad de que el hilo conductor de nuestra “identidad” nacional, no sea otra cosa que nuestra desbordante e imparable diversidad. A estas especulaciones Chalino responde:

Adoro esta tierra y adoro las costumbres y la gente que vive por acá, los sabores, los sonidos; pero intento nunca postular lo que hago como algo mexicano, porque no estoy a favor de ningún nacionalismo: mi mundo es el planeta Tierra e intento no llevar las cosas por ahí. Ser mexicano implica adoptar un proyecto de Estado-nación con el cual no estoy de acuerdo, lo prefiero ver más anarquistamente. Lo que hacemos se nutre de lo que nos rodea y lo que nos rodea se llama México… [Pero] no lo quiero pensar dentro de los confines imaginarios de una división geopolítica.

Además, dicen, “Cholula tiene su propio ritmo.” Eso, sin duda, ya nos quedó claro. Y nos fascina.