Increíbles cadáveres exquisitos, cortesía de dos surreales artistas (GALERÍA)

Pedro Friedeberg se reunió con el excéntrico David Choe para dar vida a estos extraños personajes…

En 2013 visitó México uno de los artistas más excéntricos de nuestro tiempo. David Choe, pintor y muralista coreano-americano, bien podría ser llamado el “rey del capitalismo tardìo” por su estilo intenso, su presencia controversial en los medios, la forma en la que mezcla indiscriminadamente toda clase de referencias pop y porque se hizo famoso después de que le pagaron una de sus primeras piezas monumentales con acciones de Facebook. Sí, sin duda su figura es muy contemporánea.

Aunque una de sus movidas más divertidas fue reunirse con el último surrealista vivo del país: el artista mexicano Pedro Friedeberg, conocido por sus increíbles pinturas y magníficas piezas de diseño (entre ellas, la icónica “Mano-Silla”). Friedeberg trabajó de cerca con otros grandes como Mathías Goeritz, Leonora Carrington y Alicia Rahon. Como Choe, se ha ganado una reputación de excéntrico por sus piezas y sus comentarios sobre el arte contemporáneo.

De este improbable encuentro quedó un registro fantástico: 4 cadáveres exquisitos. Como buenos surrealistas, Choe y el artista mexicano no pudieron evitar jugar el clásico juego de los veintes. Si nunca lo has jugado, tienes que intentarlo, porque los resultados dejan preciosas pistas sobre lo que hay en tus entrañas.

artista-mexicano-contemporaneo-surrealismo-cadaveres-exquisitos

Bestiario de criaturas fantásticas en el arte mexicano (GALERÍA)

La técnica fue inventada por los surrealistas de antaño (liderados por el mítico André Breton) y consiste generar personajes o textos completamente nuevos, realizando una mezcla más o menos aleatoria. El primer jugador debe escribir una frase o dibujar el principio de un personaje en una hoja de papel. A continuación dobla la hoja, ocultando todo excepto los últimos trazos del dibujo o la última palabra y lo pasa al siguiente jugador que continúa el dibujo o texto con base en esta pista. Los resultados siempre son incalculables y muy divertidos.

El ejercicio ha sido hecho a lo largo de la historia por otros artistas como Tristan Tzara, Paul Éluard, Neruda y García Lorca, Nicanor Parra y Vicente Huidobro, entre otros. Muchos de ellos lo hacían bajo el influjo de alucinógenos o alcohol, vertiendo en el papel la más auténtica expresión de sus fantasías, revelándose y también exhibiendo sus sensaciones hacia los compañeros de juego. Se dice que el artista gráfico Max Ernst calificó al juego de un “barómetro de los contagios intelectuales en un círculo de creadores”.

De la combinación entre Choe y Friedeberg surgieron estos extraños personajes:

 

Patricia Uresti, la mexicana que ilustra para entender el mundo (ENTREVISTA)

Checa las preciosas viñetas de esta ilustradora, donde habitan personajes con vida propia…

Ilustrar es un acto cautivante; de alguna forma implica reinventar lo cotidiano, permitirle estar presente, pero siempre desde un nuevo enfoque, uno que lo reinventa o que lo potencia. Por eso no es extraña la relación entre la ilustración y los niños. Sin duda ellos viven así, con un pie en un mundo enteramente propio que informa y alimenta el nuestro; a veces, incluso, lo critica, de una manera sutil y preciosa.

Patricia Uresti, ilustradora mexicana especializada en libros para niños, parece encarnar a la perfección este espíritu y, al mismo tiempo, se permite encontrarse consigo misma y con personajes magníficos que cobran vida propia en el papel y que le susurran delicadamente sus anhelos personales, su nostalgia y su cariño por la propia identidad y las cosas lindas que la conforman.

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista

También en Más de México: Las ilustraciones de esta joven mexicana están reinventando los clichés nacionales (GALERÍA)

Esto nos contó sobre su experiencia como ilustradora:

MX: La pregunta obligada: ¿por qué ilustras? Nosotros pensamos que el oficio del ilustrador es alumbrar formas insospechadas de lo conocido y lo cotidiano. ¿Se relaciona con esto, de alguna forma?

P: Siento que tengo diferentes razones para ilustrar. La primera siendo porque quiero contar historias, aunque más que un deseo es una necesidad donde hay tantas cosas en mi cabeza que la mejor manera en que salen es a través de la hoja. También ilustro para entender. Me gusta mucho observar el mundo y a las personas y el dibujarlas me permite entender sus manierismos y recordarlos.

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Feliz pequeño pueblo”

Sobre lo que me comentas, pienso que de cierta manera sí. En lo personal, mucho de mi imaginación viene de lo que observo en el mundo y se me hace curioso. Siento que también es muy divertido cómo con la ilustración puedes usar algo tan cotidiano y hablar de cosas muy importantes, por ejemplo un libro que me gusta mucho de Wolf Erlbruch, quién toma algo tan universal como es un pato para hablar de la normalidad de la muerte.

MX: ¿Qué inspira tu estilo?

P: Me gusta mucho la estética asiática y el folklore de diferentes países, siento que más que nada es la relación familiar que estos crean. También me inspiro mucho en lo que veo y esto cambia con mi vida, como verás por el momento en mi estilo sin darme cuenta tengo una fascinación con las casas, que lo relaciono mucho con la nostalgia que me da recordar mi tiempo en Reino Unido, al igual que la nostalgia por mi familia. Me gusta mucho hablar sobre las relaciones personales y los lazos en mis ilustraciones.

Bestiario de criaturas fantásticas en el arte mexicano (GALERÍA)

MX: Decidiste especializarte en Cambridge School of Art porque ahí tienen un máster en “Children’s Books” ¿por qué te interesa este campo, el de los libros infantiles?

P: Siento que es un campo que se puede explorar demasiado y tratar toda clase de temas. A veces queremos creer que debemos proteger a los niños de ciertos temas o pensamos que sólo ciertas cosas específicas les gustaran. Pero los niños son toda una caja de sorpresas, la inteligencia e imaginación de los niños me sorprende. Siento que ellos aceptan mucho más diferentes historias que algunos adultos.

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Vamos a cazar una luna”

MX: ¿Qué tipo de temas tratas y quieres compartir con los niños?

P: Lo que más me interesa en sí son las relaciones de las personas, familiares, amigos, etc. No me gusta limitarme a los temas, porque aunque me gusta tratar con temas divertidos, no porque sean libros para niños me gusta alejarme de temas complicados como la nostalgia. Siento que el libro álbum debe de ser un espacio seguro para tratar cualquier clase de tema para los niños.

MX: Hablar con y sobre niños siempre tiene algo delicado, parece que frecuentemente nos aproximamos a ellos con condescendencia. ¿Crees que la ilustración puede difuminar esa barrera?

P: Siento que sí, siempre queremos proteger a los niños de temas que no consideramos apropiados para ellos, pero siento que la ilustración nos abre un campo imaginario y visual fantástico que nos permite tratar estos temas sin ser extremadamente agresivos en lo que mostramos y aún así transmitir nuestro mensaje.

MX: Tu estilo es mucho más universal, no creo que te concentres mucho en motivos locales, sin embargo ¿te interesa explorar la ilustración ligada a referencias cercanas a “lo mexicano” (sin clavarnos en definir qué significa ese adjetivo)?

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Vestuarios Mexicanos”

P: Curiosamente siento que ha veces no nos damos cuenta de qué es “lo mexicano”, porque ya está impregnado en nosotros. Los colores que usas en la ilustración, la clase de personaje que usamos y las temáticas que tomamos suelen ser bastante mexicanas sin que lo intentemos.  Durante mi maestría uno de mis personajes era un tlacuache y recuerdo que tenía que explicar a todos quién era esta clase de personaje y por qué tenía esa personalidad, recuerdo que me decían que era muy mexicano, cuando para mí era algo extremadamente normal. Elementos que usaba como las bugambilias y las clases de casas y personajes que usaban para los ingleses tenían motivos muy mexicanos.

Me ha parecido muy curioso que ahora en México me digan que dibujo como europea cuando allá me decían que dibujaba como mexicana. Si es algo que quiero explorar pero sí me parece muy interesante lo que consideramos mexicano en diferentes culturas.

MX: Por otro lado, ¿cuando ilustras (y simultáneamente narras) piensas en un contexto determinado? Quiero decir, ¿le hablas a un grupo de niños en especial?

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Los que amas hacen un hogar en tu corazón”

P: No sé si sonará algo narcisista pero en general ilustro para mí y la niña que era. Muchas veces ilustro pensando en qué me gustaría haber leído a mí cuando era pequeña y cosas que resuenen conmigo. Siento que a veces los temas que tratamos si somos el autor e ilustrador deben de venir de dentro de nosotros, sino siento que hasta puedes palpar la emoción falsa en la ilustración.

MX: Considerando lo último, ¿hay algún tema que te gustaría trabajar ligado a la niñez en el contexto de México?

P: Algo que me gustaba mucho de niña era el folklor mexicano y las leyendas que tenemos. De manera curiosa, esa extraña mitología y en algunos casos hasta violenta que tenemos en estos cuentos hace que las ideas sean muy mexicanas aún usando visuales más universales.

MX: ¿Qué implica para ti ser una creadora mexicana?

P: Siento que sin darme cuenta estoy empapada de México y aunque no creo que lo haga de manera consciente, el cómo son mis personajes, las temáticas que uso y hasta los colores vivos que me gusta usar demuestran fuera de mi país de dónde soy. También siento que mi imaginación es bastante distinta gracias a lo curioso que es nuestro país y como lo fantástico es parte de nuestra vida diaria.  

MX: Siguiendo esa línea ¿cómo sientes el ambiente creativo local? ¿a qué tipo de retos te tienes que enfrentar como artista en nuestro país?

P: Siento que sí es complicado el ambiente creativo, no sólo porque es difícil entrar, sino porque siento que sí se le da prioridad a cierta estética del momento entonces si un estilo no encaja con eso entonces se ignoran a muchos ilustradores muy buenos.

He notado que un reto que tenemos los ilustradores, es que como especie solemos ser muy introvertidos y a lo más fuerte que te enfrentas en México para ser visto es el tener que hablar, mostrar tu trabajo y darte a conocer con editores. El poder salir de ese cascarón es un fuerte reto inicial para los ilustradores.

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Chica Salvaje”

MX: Acercándonos al final. Escuchamos que lo más te gusta crear son personajes. ¿Cómo son estos personajes? ¿Qué tipo de ideas traen consigo? ¿Qué nos quieren decir? Y ¿qué función crees que puedan cumplir al introducirlos al imaginario de quien disfruta tu obra?

Los personajes que suelo hacer muchas veces tienen mente propia. Aparecen en mi cabeza y al dibujarlos me empiezan a mostrar su personalidad y es como si los conociera por primera vez. Muchas veces ellos deciden cómo será su personalidad. Pero de manera consciente veo que muchos de ellos son una amalgama de las personas que conozco y lo que me han enseñado. Me gusta mucho lidiar con la relación que tienen los personajes entre sí y cómo aprenden uno del otro.

Todo esto siento que me ayuda a que mi audiencia pueda empatizar y sentir algo por los personajes que dibujo, no sólo son una imagen, tienen una voz y una personalidad.

MX: Por último, ¿qué ilustradores mexicanos nos recomiendas?

Tres autoras mexicanas que me gustan mucho son Amanda Mijangos, Flavia Drago y Renata Galindo, quienes también puedes ver claramente su nacionalidad en su ilustración.

Surrealismo y neomuralismo combinados en la obra de este genial artista (FOTOS)

Este grafitero filtra criaturas fantásticas y monumentales a las calles de México y el mundo.

Sego (también llamado Ovbal), grafitero mexicano, afirma que sus piezas no están hablando de política. Aunque sería difícil negar que intervenir en el espacio público siempre implica administrarlo y, por supuesto, modificar el día a día de las comunidades que lo utilizan. ¿Y esto no es lo que hacen, al fin y al cabo, los políticos? Claro que la obra de este artista urbano es mucho más sutil, amable y, sin duda, fantástica que la política.

Filtrando a las paredes de México (y otras partes) del mundo sus criaturas extrañas y monumentales, Sego está cambiando las calles y también a quienes las habitan. Pero no es tan raro, el joven artista vivió desde muy pequeño en la costa de Oaxaca, tierra bien conocida por impulsar el neomuralismo.

También en Más de México: Este increíble colectivo está reviviendo el espíritu del muralismo mexicano a través del graffiti (FOTOS)

Esta corriente de arte callejero imita hasta cierto punto las intenciones del muralismo mexicano de principios del siglo XX, que buscaba consolidar una identidad nacional donde cupieran todas las voces del pueblo, los revolucionarios, intelectuales y las comunidades indígenas. Hay diversos colectivos y grafiteros mexicanos que lo practican; retomando símbolos indígenas, personajes de antiguas mitologías y también a héroes contemporáneos como Emiliano Zapata.

Pero para Sego no se trata solo de eso. Dice que la gente está cansada de la política y él prefiere atravesar la calle con creaciones que retoman otro lado de Oaxaca: su increíble naturaleza y un delicioso halo de surrealismo. Así, lo que genera es mucho más abstracto: personajes imaginarios inspirados en la hermosa fauna oaxaqueña, llenos de colores y texturas que, curiosamente, también recuerdan a las creaciones artísticas y artesanales del estado.

También en Más de México: EXTINTO: una increíble iniciativa para regresar a las especies en peligro a nuestro imaginario (FOTOS)

En ese sentido, hay una dimensión espiritual deliciosamente ligada a la obra de Sego; tal vez a un evidente amor por la naturaleza y al arte, claro, que se expande enormemente en sus murales. Sin duda lo que nos hace sentir cruzarnos con estas piezas, la suspensión que eso propone, nos invita a pensar en algo más, en abordar lo personal y colectivo desde lo imaginativo y no lo fijado.

Se podría decir que el muralismo de este grafitero mexicano habla desde una política del sueño y la creación, que, evidentemente, nos hace mucha falta.

Conoce más de su obra aquí.

Lecciones de civismo, cortesía de un artista mexicano emergente

Mario Zarza nos recuerda que México es nuestro y a todos nos toca cuidarlo (especialmente a los creativos).

Cuando buscamos lecciones de civismo; auténticos consejos para mejorar nuestra relación con el entorno y con quienes nos rodean, no lo hacemos en el arte. A ese campo misterioso nos acercamos por otro tipo de experiencias, tal vez más “personales”, que nos hacen reflexionar sobre nosotros mismos y no sobre la forma en que hacemos comunidad. Pero vale la pena replantear esta perspectiva, sobre todo frente a la obra de un artista preocupado por trabajar desde su práctica la forma en que nos relacionamos con los con-ciudadanos y con este país.

artista-mexicano-emergente-arte-contemporaneo-mexico-exposiciones-mario-zarza

Hablamos de Mario Zarza, un artista mexicano emergente que se ofreció a darnos su visión sobre la forma en la que el arte puede convocar a lo comunitario, a lo diverso y ser una invitación explícita a reapropiarse de este inmenso y complejo espacio que es México, para cuidarlo y, por qué no, hacerlo más agradable para todos.

Mario lleva 6 años trabajando como artista plástico, específicamente como pintor y escultor. En su obra resuelve las pasiones que emanan sus entrañas, pero también trata de generar vínculos con su exterioridad. Un dato curioso es que después de licenciarse en Negocios Internacionales por el Anderson National College, terminó por dedicarse a un campo con un sabor muy distinto. Afortunadamente, la decisión ha rendido buenos frutos, probando que ser creativo no es un trabajo “de segunda”, todo lo contrario.

También en Más de México: Una de las grandes mentes de la actualidad tiene un consejo para los jóvenes creativos mexicanos.

Desde el Columpio

artista-mexicano-emergente-arte-contemporaneo-mexico-exposiciones-mario-zarza

Como evidencia nos ofrece su más reciente exposición, Desde el Columpio, que estará abierta en las instalaciones de la Galería Arte XXI en la Ciudad de México hasta el 4 de agosto. Lo que encontrarás ahí son piezas ligadas al proceso que implicó el diseño, producción y montaje de “El Hombre de los Columpios”, un proyecto escultórico monumental y dinámico, instalado en el Parque la Mexicana en Santa Fé.

artista-mexicano-emergente-arte-contemporaneo-mexico-exposiciones-mario-zarza

“El Hombre de los Columpios” es un fantástico personaje metálico de una tonelada que sostiene tres columpios. Sin duda es una invitación a que los niños que visitan el parque se acerquen al arte de una manera muy especial. No solo porque la pieza, a estos espectadores tan peculiares, no les acontece como arte, sino como juego; también porque encarna la manera en la que Mario entiende lo que significa ser artista. 

Lecciones de civismo, cortesía de Mario Zarza

artista-mexicano-emergente-arte-contemporaneo-mexico-exposiciones-mario-zarza

Lo rico de platicar con un artista es que, como espectador de su obra, puedes pedirle mucho más que explicaciones técnicas sobre lo que hace. Pocos campos se abren a preguntas sobre cosas más humildes: las sensaciones (físicas y emocionales) que provoca el hacer; la justificación personal para trabajar de cierta forma y, claro, el compromiso que impulsa a cada creador a invertir sudor y tiempo es estos curiosos productos.

Así, de las palabras de Mario sobre su obra se pueden extraer valiosas lecciones para la vida cotidiana.

También en Más de México: Sobre la boyante escena del arte contemporáneo en México

El artista es un obrero

Citando a Diego Rivera, Mario Zarza nos recuerda que el artista es un obrero y para rematar nos dice que “como obrero, debe sudar su obra”. Así, todo lo que hagamos (aunque no seamos artistas) debería venir del esfuerzo, del enfoque, de las ganas de generar cambios. En cierto sentido, todos le debemos este “sudor” a nuestros paisanos.

Hay que luchar por las convicciones

El compromiso con la práctica es vital; sin este, no podemos construir nada que dure o que implique una auténtica diferencia en la paisaje. Mario Zarza dice: “hay que luchar por las las convicciones. No hay de otra.” También nos recuerda que a los mexicanos nos sobran cualidades para emprender esta pelea, empezando por una riqueza cultural inmensa y una resiliencia palpitante. Pero como bien dice, “tenemos que empezar por limpiar nuestra casa, estar bien conscientes de dónde venimos, de por qué nos comportamos históricamente de las maneras en que lo hacemos.” Lo que queda es tomar posición, crear un discurso y actuar con convicción.

artista-mexicano-emergente-arte-contemporaneo-mexico-exposiciones-mario-zarza

El peor enemigo es la (propia) ignorancia

Por otro lado, frente a la pregunta de los retos a los que se enfrenta como creador, Mario afirma que “Mi peor enemigo es la ignorancia. La ignorancia, será mi batalla hasta la muerte. Especialmente mi propia ignorancia.” Así, luchar por las convicciones es vital, pero siempre hay que asumir los propios límites, no dar nada por hecho, hacer(se) preguntas y buscar a los demás para aprender más y más.

Tus prácticas deben convocar a lo comunitario

“El Hombre de los Columpios” es el ejemplo perfecto. La pieza convoca a la diversidad y, al mismo tiempo, a volver a ocupar los espacios comunitarios y respetarlos. En sus palabras “a cuidar lo nuestro”.

“México es nuestro y tenemos que tomarlo de esa manera y hacernos responsables de él.”

El trabajo en equipo es vital

El asunto de la diversidad es básico. En cierto sentido la cara negativa de esta cualidad se traduce en discriminación. Pero eso en México tiene que parar. Tenemos que aprender a trabajar en equipo, desde los pequeños proyectos, hasta las grandes transformaciones sociales.

“Lo que nos toca en este momento histórico es trabajar en crear un sentido de pertenencia, volvernos a reivindicar con nuestras raíces… La diversidad tiene que existir per sé.”

Como dice Mario, todo empieza por la tolerancia y la empatía: “Tenemos que dejar de pensar únicamente en nosotros mismos y empezar a vernos en unidad”. Como ejemplo, vuelve a “El Hombre de los Columpios”, un proyecto en el que colaboran personas muy distintas y que además tuvo que superar toda clase de inequidades y asuntos burocráticos. Si se logró esto, dice Mario, ¿qué no podríamos lograr todos juntos?

También en Más de México: Remixeando las raíces mexicanas a través del arte: 5 brillantes ejemplos

artista-mexicano-emergente-arte-contemporaneo-mexico-exposiciones-mario-zarza

El civismo está en las pequeñas cosas

Dice Mario: “Empecemos por nuestra casa, antes de señalar al vecino. Cuando señalamos, tres dedos nos apuntan a nosotros. No destruir, no tirar basura. Plantar un árbol. Suena a cliché, pero es verdad. Ser amables, ser cordiales, ceder el asiento. En una palabra: civismo.”

*Imágenes: 1, 3, 4, 5 y 6) Mario Zarza; 2) Secretaría de Cultura