Atención creadores mexicanos: Guillermo del Toro los está buscando

El increíble director mexicano será responsable de reinventar Pinocchio y está buscando llenar la producción de talento local. Todos pueden aplicar y aquí te decimos cómo.

Además de ser conocido por sus extravagantes monstruos y entrañables historias, Guillermo del Toro es uno de los creadores mexicanos más preocupados por incentivar el genio local.

De ahí que se encargara de gestionar la beca Jenkins-del Toro, que pretende hacer vibrar a la industria cinematográfica mexicana asegurando la formación de sus futuros representantes.

Pero ahora dio un giro un poco más radical, abriendo una convocatoria que nos invita a todos a aplicar para participar en la producción de “Pinocchio”. La película que el mexicano dirigirá y producirá para Netflix, estará basada en el novela original escrita por Carlo Collodu en 1883 y, aunque la producción será en Portland, Oregon, han prometido apoyar a los colaboradores mexicanos en la gestión de sus visas.

guillermo-del-toro-beca-convocatoria-pinocho-pinocchio-netflix

Al parecer, su versión tomará el clásico giro oscuro que ya es característico de las producciones del afamado director, pues será un musical ambientado en la Italia de 1930, cuando el partido (y movimiento) Fascista comenzaba a expandirse. El guión está a cargo de Patrick McHale (conocido por la caricatura “Hora de aventura”) y co-dirigido por Mark Gustafon (de “El fantástico Señor Zorro”)

Sin duda es una oportunidad imperdible para artistas, fotógrafos, diseñadores, animadores, sonidistas, camarógrafos y demás creadores locales. La aplicación es muy sencilla. Primero: debes acceder al sitio https://pinocchiocrew.com, en la pestaña “JOBS”, ahí, selecciona la posición que te interesa, puedes seleccionar varias.

A continuación llena el formulario que aparece en otra ventana y espera a que te llegue la confirmación y agradecimiento por el interés. Después, recibirás un correo con la “aplicación”, que deberás llenar de acuerdo a las instrucciones que estarán ahí presentes y se te darán detalles sobre la posición a la que aplicas, pues, por ejemplo, no todas implican viajar a Oregon en Estados Unidos.  

¡Mucha suerte a los aplicantes! y si lo estás pensando, te recomendamos que solo sigas este impulso, algo muy bueno podría resultar.

También en Más de México: La preciosa reacción de Yalitza Aparicio por su nominación al Oscar (VIDEO)

Guillermo del Toro relata su experiencia con un ovni en los 80 (Video)

"Yo no quería ver un OVNI que además estaba horriblemente diseñado"

Sé que sonaré como un auténtico lunático, pero juro que vi un OVNI. Sé que esto es horrible. Yo no quería ver un OVNI que además estaba horriblemente diseñado.

No sorprende escuchar esto desde Guillermo del Toro. El cineasta mexicano y defensor de monstruos destaca por su genialidad y una creatividad inspiradora que, según ha declarado, encontró en su código genético:

Pero del Toro no ve en los monstruos solo oscuridad. Su apuesta es siempre encontrar la belleza de las imperfecciones de estos personajes, desde una óptica muy conmovedora. 

Ahora, un hombre que desborda autenticidad como el señor del Toro también presume un vasto catálogo de experiencias sensoriales en su vida: contacto con ovnis y fantasmas. En una entrevista realizada por su colega cineasta, James Cameron, del Toro cuenta cómo en su adolescencia fue espectador de estos fenómenos paranormales, y relata uno de sus encuentros –un fenómeno escandaloso para la época–, un platillo volador:

Yo estaba con un amigo. Habíamos comprado un pack de seis cervezas y estábamos en un lugar llamado Cerro del Cuatro, la Montaña de los Cuatro, en la periferia de Guadalajara. Nos sentamos a tomar una cerveza, mirar las estrellas y hablar. Éramos los únicos en la autopista. Y entonces la vimos, una luz en el horizonte yendo muy rápido, de manera no lineal. Y le dije a mi amigo: ‘toca la bocina y enciende las luces’. Y empezamos a darle al claxon.

Una experiencia como esta podría asombrar a cualquiera, pero del Toro, con un humor muy fino, no pudo evitar sentirse decepcionado por el diseño del ovni:

Pasó como a unos 1000 metros, o quizás algo más cerca, en menos de un segundo. Y era horrible. Era un platillo volador, tan cliché que tenía luces parpadeando. Es muy triste, me gustaría poder revelar que no son lo que crees que son, pero realmente son tal y como pensamos. 

Pese a que el cineasta ha convivido, literalmente, con sus monstruos (seres fantásticos, aterradores y desconocidos para la mente humana), no negó un hecho primordial que cualquiera podría experimentar al ser espectador de un fenómeno paranormal: 

Y el miedo que sentimos es tan primario… Nunca he estado tan asustado en mi vida. Nos montamos en el coche y nos fuimos de allí a toda velocidad. Nos persiguió un rato, pero cuando volví a mirar ya había desaparecido.

También en Más de México:

Bestiario de Guillermo del Toro: estas son 7 de sus más adorables (y temidas) bestias
The Shape of Water (o sobre cómo el amor es rebeldía en tiempos espesos)

The Shape of Water (o sobre cómo el amor es rebeldía en tiempos espesos)

"La forma del agua", la nueva película del cineasta mexicano Guillermo del Toro, nos dice por qué amar es una forma de rebeldía en tiempos de crisis.

Qué hay en esa idílica fotografía que presenta la nueva película de del Toro, sino la forma que toma el amor. Un pedazo de eternidad en el espeso escenario azul, la imagen de la inocencia en un escenario poco probable; un acto de rebeldía en tiempos de crisis. 

The Shape of Water (La forma del agua) es el último filme del cineasta mexicano y una de las probables películas acreedoras a un Óscar. Ha sido ganadora al León de Oro del 74 Festival de cine de Venecia y recientemente fue apremiada como mejor película, mejor director, mejor diseño de producción y mejor banda sonora en los Critics’ Choice Awards. La cinta es, como varios de sus trabajos de del Toro, una fantasía atrapada en la realidad; el cuento de hadas donde los monstruos también son bellos, y la entelequia de una película romántica hollywoodense, que no se limita a engañar al espectador con la posibilidad de la ficción norteamericana sino que, demuestra el bellísimo alcance de la imaginación para producir nuestras propias quimeras

La historia la hemos visto antes: un monstruo enamorado de una mujer (El monstruo de la laguna negra), un espíritu atrapado en un cuerpo horrendo (Frankenstein), un corazón bondadoso –y sin embargo “raro”– que desploma su vida ante la aparición de un ser quimérico (El laberinto del fauno) y una confianza en el amor como hace tiempo no la hemos creído.

Elisa Espósito (Sally Hawkins) –una mujer muda que trabaja como personal de limpieza en el Centro de Investigación Aeroespacial de Baltimore– encuentra increíblemente atractivo a un monstruo escamoso (Doug Jones) que han traído a los laboratorios desde el Amazonas para estudiar su calidad de anfibio. La ayuda de un tercer personaje, un pintor frustrado que considera, nació “demasiado tarde o demasiado temprano para este mundo”, es elemental para que Elisa ayude a escapar y regresar a su hogar a dicha bestia. El desenlace es por demás alentador, y del Toro nos comparte algunas escenas oníricas que en una historia hoollywoodense podrían pensarse visualmente imposibles.

shape-of-water-la forma del agua del toro cine mexico

La luz y los colores de una fotografía hermosa, revelan el fanatismo de del Toro por la estética steam punk y la posibilidad de crear a su antojo una historia en la que el monstruo-animal y la mujer humana son atraídos también sexualmente. 

En La forma del agua existen muchos pasajes escondidos: la narrativa universal romántica es utilizada como un pretexto para desdoblar lo evidente: el amor inocente es rebeldía para los tiempos actuales. El contexto, inspirado en los Estados Unidos de los años 60, se alinea con la actualidad para denunciar al miedo como arma de guerra, y al racismo y el clasismo como fenómenos extraídos, paradójicamente, de una sociedad norteamericana que ha vivido en la ilusión de los bellos musicales de las películas clásicas de antaño, la misma generación de hombres y mujeres que hoy vivifican la frase Make America Great Again.

La idealización de Norteamérica a través de arquetipos como la música, los autos y la moda de aquella época contrasta con lo que es real: la posibilidad del amor noble, el imposible, el raro, el fuerte, el valiente.

Pero el amor también encuentra el reto en el diálogo del personaje consigo mismo. El monstruo no es un personaje principal, sino el espejo de los personajes alrededor. Es la desventura y la frustración para el Coronel Richard Strickland (una suerte de villano) que a ratos explora su humanidad; es el ingenio creativo del pintor Giles y toda esa inspiración que había guardado durante años, y es la capacidad de aceptar con felicidad la fealdad interior de la propia Elisa. Encontrar lo nuestro en lo otro –en el monstruo–, y alcanzar la felicidad y la armonía es el mensaje. 

shape-of-water-la forma del agua cine mexico

Esta es una historia en la que el amor se muestra como un acto de rebeldía en tiempos espesos. Si bien es difícil aceptarlo, hoy día el mundo afronta una etapa de transición delicada, donde difícilmente podemos dar una oportunidad a las formas impredecibles del amor real, pues la sociedad pesa: pesa la soledad, el miedo al fracaso, la eventualidad de parecer sujetos anormales, demasiado bondadosos o demasiado románticos, la desconfianza, el miedo, el rencor, y sin ser necesaria una sola palabra (como Elisa Espósito), pesa afrontar la vulnerabilidad de decir con una mirada te quiero.

la forma del agua guillermo del toro pelicula cine mexico

 

No te pierdas esta increíble película que ya se encuentra en los cines mexicanos. 

Jaen Madrid
Autor: Jaen Madrid
Editora de tiempo completo, música y ser humano. Ha escrito numerosos artículos en este medio, dando vida principalmente a los rubros de Arte, Cultura, Misticismo y Surrealismo. Escribe y edita Ecoosfera. Su tiempo libre lo dedica a leer literatura griega, tarot y ocultismo, además de crear música con sintetizadores.

Bestiario de Guillermo del Toro: estas son 7 de sus más adorables (y temidas) bestias

Éste director mexicano tiene la capacidad única, de ver lo bello en lo que a todos nos atemoriza.

Los monstruos están en todos lados. Desde los más “inofensivos”, que son aquellos que se esconden debajo de la cama, hasta los que se dice que son capaces de lastimar a los vivos. El repelo hacia estas bestias sería una respuesta coherente. Pero, si hay algo que ha caracterizado a los humanos, es el carácter irracional. Por eso existen personas que, de manera más abierta que otras, expresan la atracción y curiosidad que sienten por los monstruos. Guillermo del Toro es un ejemplo. Aunque, ha sido de los muy pocos que ha logrado transmitir ese amor que tiene por estos seres a los demás. Aquí te presentamos sus monstruos más queridos (y temidos) por el público. 

 

El hombre pálido (El laberinto del Fauno)

guillermo-del-toro-monstruos-peliculas-cine-mexicano-1

Desde su aparición en El Laberinto del Faunoel hombre pálido ha sido una de las bestias que más ha causado miedo. Muchas de las razones de este sentir podrían justificarse en el aspecto de este ser. Tanto por su piel arrugada, donde sólo se marcan partes de sus huesos y venas, hasta sus  dientes que arrancan las cabezas de inocentes hadas. Aunque, la simbología de este monstruo va más allá de su apetito feroz. Acorde al mismo Guillermo de Torono es casualidad que este ser se llame el hombre pálido. Para el director, el hombre pálido es una representación de todo abuso institucional que se alimenta de los desamparados: 

 

 

 Los fantasmas de las esposas de Thomas Sharpe (La Cumbre Escarlata)

guillermo-del-toro-monstruos-peliculas-cine-mexicano-4

Interesado en ver más allá de la repulsión o miedo que causan los monstruos, Guillermo del Toro busca su tragicalidad. Los fantasmas de La Cumbre Escarlata son un ejemplo. En un principio, debido al aspecto fatídico y rasgos mórbidos, la impresión de estos no va más allá de un desagrado visual. Aunque, muy pronto el espectador descubre la vulnerabilidad de estos fantasmas. 

 

Jesús Gris (Cronos)

guillermo-del-toro-monstruos-peliculas-cine-mexicano-7

El nombre de este personaje no es casual. Al llamarse Jesús, Guillermo del Toro hace alusión al episodio bíblico en el que Jesús resucita. De esta manera, el director mexicano une la simbología religiosa y las características humanas como el temor a la muerte. Sólo así, la construcción del personaje Jesús Gris se vuelve extremadamente humana y hasta conmovedora. Aunque su final sea bastante trágico. 

Judas (Mimic)

guillermo-del-toro-monstruos-peliculas-cine-mexicano-5

Considerado como uno de los primeros monstruos de Guillermo del Toro, Judas es un insecto modificado científicamente. En un principio fue creado para eliminar una plaga de cucharas en el subterráneo de Nueva York, pero su evolución se volvió repentinamente perjudicial para los humanos. Este es uno de los pocos monstruos de Guillermo del Toro que no tienen una personalidad o características humanas

 

El fauno (El Laberinto del Fauno)

guillermo-del-toro-monstruos-peliculas-cine-mexicano-6

Un entrañable ser por su misterio y naturaleza, el fauno de Guillermo del Toro, representa un ser de libertad en un mundo donde las atrocidades de la guerra parecen interminables. Su papel como guía y, hasta amigo, en el Laberinto de Fauno, representa que muchas veces el cariño y sabiduría puede estar en las personas cercanas en el momento en el que más las necesitamos. 

Santi (El Espinazo del Diablo)

guillermo-del-toro-monstruos-peliculas-cine-mexicano-2

Sin duda alguna, Santi del Espinazo del Diabloes uno de los monstruos más interesantes de Guillermo de Toro. No sólo su historia es trágica, debido a las circunstancias de su muerte y el reflejo de la vulnerabilidad de los niños durante la Guerra Civil en España, sino que es un recuerdo de que a quiénes realmente debemos temerle es a los vivos.

El hombre Anfibio (Las extrañas formas del agua)

guillermo-del-toro-monstruos-peliculas-cine-mexicano-8

El inminente estreno de Las formas del Agua traerá consigo la irrupción de un nuevo personaje al universo de Guillermo del Toro. Hasta ahora sólo se sabe que se le refiere como el hombre anfibio y, como muchos de los monstruos del director, parece que tendrá características bastantes humanas. Tanto así, que podría considerarse más humano que algunos de los personajes con los que compartirá escenario.

EL uso de características humanas en seres que parecen monstruosos resulta un recurso extremadamente interesante. Sin embargo, Guillermo del Toro lo lleva a otro nivel al darle un significado más allá: la fragilidad  no se exenta de nadie.