El “mal del aire” contemporáneo y algunas maneras de contrarrestarlo

Este “mal del aire” de nuestros tiempos nos ha llevado a una auténtico estado de contingencia…

Entre distintas comunidades indígenas el “mal del aire” es una enfermedad auténtica y peligrosa. Se trata de un padecimiento —elusivo, pero potente— que puede acaecer cuando uno se expone a “energías” o situaciones pesadas y de maldad.  

El sujeto enfermo normalmente se siente débil, con “cuerpo cortado” y puede experimentar punzadas en distintas regiones, particularmente la cabeza. Por otro lado, confirmar el diagnóstico es complejo, uno debe ir a ser revisado por un especialista, un curandero que pueda efectuar los rituales indicados para determinar si alguien sufre de un “mal del aire”.

De acuerdo con las creencias populares, este mal le puede suceder a casi cualquier persona y sin previo aviso y funciona como una “intrusión” en el cuerpo, que debe ser expulsada mediante el uso de remedios medicinales, limpias y ahumadas.

También en Más de México: El mal del aire ¿qué es esta enfermedad común de la tradición indígena de México?

¿Cuál es el “mal del aire” contemporáneo?

Hay otro mal que acecha en el México contemporáneo. Se trata de un muy literal “mal del aire”, producto de la inmensa e innegable contaminación ambiental. Partículas contaminantes en volúmenes catastróficos se mezclan con el oxígeno que nuestros cuerpos anhelan y se adentran en nosotros, como un aire intruso, enfermándonos, nublando nuestra visión y concentración.

Las consecuencias son notables, pues este tipo de contaminación está asociada a distintas enfermedades cardiovasculares, respiratorias y hasta un aumento en la mortalidad. Según la OMS 18 mil personas anualmente mueren por este mal que entra hacia nuestro cuerpo, sin que lo notemos o podamos evitarlo, como un “mal aire”.

Y aunque la situación es francamente alarmante, hay algunas acciones que podemos practicar para contrarrestar.

Remedios terapéuticos

Las creencias sobre el “mal del aire” dictan que a este hay que expulsarlo del sujeto enfermo. Para eso se realizan distintas limpias y sahumadas. La última, en caso de un mal aire contemporáneo no se recomienda; de hecho tiene un efecto adverso encender incienso, copal y cigarros.

Por otro lado, sí podemos recurrir a algunos “remedios terapéuticos” muy tradicionales, como los baños con vapor, que ayudan a descongestionar las vías respiratorias; la hidratación de la piel con la “carnita” del aloe (solo extráela de la planta y úntala en tu piel), y las infusiones de plantas medicinales.

También en Más de México: 5 plantas medicinales para tus “achaques” contemporáneos

Estas últimas pueden ayudarte mucho a descongestionar, prevenir enfermedades, limpiar las vías respiratorias y a relajarte un poco. Usa plantas mexicanas como la gobernadora, jara negra, coronilla, gordolobo, manzanilla y geranio.

Acciones que remedian

Por otro lado, es vital que te involucres en hacer que mejore la situación. La contaminación del aire es la suma de acciones humanas (en diferentes escalas). Algunas acciones que remedian son:

  1. Evita fumar, especialmente en espacios cerrados o interiores.
  2. Camina más; prefiere la bicicleta o el transporte público a los automóviles.
  3. Si estás en un lugar que es susceptible a los incendios (como un bosque), toma todas las precauciones: no fumes, no tires basura, no enciendas fogatas. Los incendios son una de las causas más importantes de eso que llamamos la “contingencia ambiental”.
  4. Compra local y lo menos procesado posible. Al hacerlo privilegias la economía de tu zona y disminuyes el impacto por distribución de bienes o su fabricación industrial (que es ultra contaminante).
  5. Hazte responsable del manejo de tu basura. No permitas que sea quemada. Haz composta. Re usa y recicla tanto como puedas. 

Remedios psíquicos

Igual que el “mal del aire” reconocido por algunas comunidades indígenas, hay algo psíquico y hasta místico en este mal aire contemporáneo. Se trata de la forma en que nos relacionamos con la naturaleza. Si no empezamos ya a entenderla como el único escenario donde nuestra vida es posible, probablemente nunca mejore la situación.

Los remedios psíquicos incluyen: tomar responsabilidad sobre la propia acción en contra de la contaminación; hacerse cargo del entorno que uno mismo habita; revalorar la función de la naturaleza en la propia existencia, y tratar al medio ambiente de forma análoga a la manera en que se trata al propio cuerpo.

6 películas mexicanas entre las más esperadas del 2020

Óperas primas y cintas de directores galardonados; historias desgarradoras, catárticas, satíricas: estas películas mexicanas lo tienen todo.

La década pasada nos dejó grandes películas mexicanas. El cine nacional creció y se vio representado por largometrajes excelentes, con una gama de temas tan variados como bien trabajados. Cintas de ficción maravillosas, como La camarista, Roma o El vigilante, entre otras. Documentales devastadores y con atención hasta al más mínimo detalles: Hasta los Dientes, Tempestad y La Libertad del Diablo, por solo mencionar algunos.

Sin embargo, es tiempo de dar vuelta a la página e inaugurar un nuevo capítulo en la historia del séptimo arte en nuestro país. El inicio de la nueva década se ve muy prometedor; nuevos ojos y miradas experimentadas se juntan para ofrecer una cartelera digna de mención. Sin más, las 6 películas mexicanas más esperadas del 2020:

Los Lobos (Samuel Kishi)

Estreno: 30 de abril

Seis años después de su ópera prima, Somos Mari Prepa, la cual estuvo nominada al Ariel, Kishi nos convierte en viajeros junto a una madre y sus dos hijos, quienes emigran a Estados Unidos en busca de una mejor vida. La resiliencia, la esperanza y las ansias de vivir marcan cada momento de esta película. Los Lobos nos muestra que, incluso en las situaciones más oscuras, el espíritu humano siempre logra encontrar un fino haz de luz que lo empuja a seguir adelante y no rendirse.

Lo que Algunos Soñaron (Michel Franco)

Estreno: 26 de junio

peliculas-mexicanas
Imagen de: cinepremiere.com.mx

Otra visión desesperanzadora de la situación de nuestro país, pero ejecutada con una cinematografía impecable, que te obligará a reconocer la sutil belleza de su escenario distópico. Es el México actual llevado a su extremo, a sus límites inimaginables (pero cada vez más cercanos). La desigualdad y marginación tan características de México son palpables a través de la pantalla, y fungen como una advertencia para alejarnos del deplorable camino que estamos transitando. Cabe destacar que esta película tiene la oportunidad de debutar en Cannes.

Blanco de Verano (Rodrigo Ruiz Patterson)

Estreno por confirmar.

peliculas-mexicanas
Imagen de: sundance.org

La dieciseisava producción del programa de óperas primas del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) retrata el difícil viaje de la infancia a la madurez. Todos los elementos que irrumpen en nuestra burbuja infantil y nos muestran atisbos, a veces desgarradores, de la realidad, están ahí. Esta película estilo “coming of age” tiene cosas con las que todos nos podemos identificar. Además, es una de las cintas seleccionadas para representar a México en la edición 2020 del Festival Sundance.

El Camino del Sol (Claudia Sainte-Luce)

Estreno por confirmar.

peliculas-mexicanas
filmaffinity.com

La maravillosa cineasta Claudia Sainte-Luce, directora de obras maestras como Los Insólitos Peces Gato y La Caja Vacía, llega con su tercer largometraje, el cual ofrece una visión muy personal e impactante de la situación de los desaparecidos en México. Después de que Christian es secuestrado a las afueras de su casa, con apenas siete años de edad, su madre comienza una búsqueda implacable, ante la indiferencia de las autoridades. Esta historia, que te estrujará el corazón, retrata a la perfección el viacrucis que viven los familiares de aquellos que se llevaron.

Noche de fuego (Tatiana Huezo)

Estreno por confirmar.

peliculas-mexicanas
Imagen de: latempestad.mx

Tatiana Huezo regresa a la gran pantalla después de ganar el Ariel a Mejor Dirección con su documental Tempestad. A pesar de adentrarse en la ficción, la historia de su segundo largometraje se siente tan cruda, tan cercana, que supera la realidad. Una niña de seis años intenta hacerse pasar por niño, para escapar la violencia que la acecha a cada momento. Otro punto de vista muy particular, pero igual de impactante, de los horribles eventos que acontecen en nuestro país. Esta cinta podría estrenarse en la Berlinale 2020, donde también debutó Tempestad

Sin Señas Particulares (Fernanda Valadez)

Estreno por confirmar.

¿Listo para que tu corazón se estruje una vez más? La última película de nuestra lista es otra de incertidumbre y desesperanza, pero contrastada por el compañerismo y la compasión de los que puede llegar a ser capaz el ser humano: las dos caras de una moneda. Los desaparecidos de México vuelven a ser la historia de fondo. En esta ocasión, Magdalena emprende la desgarradora búsqueda de su hijo, perdido en el camino rumbo a la frontera con Estados Unidos. Miguel, un joven que fue deportado del país al que todos intentan llegar, se encuentra con ella y la acompaña en su travesía. Este largometraje también forma parte de la selección oficial de Sundance 2020.

Así termina la lista de las 6 películas mexicanas más esperadas del 2020. La temática se repite, pero no hay cómo evitarla: la situación de México trasciende todas las profesiones y expresiones artísticas; es la realidad en que vivimos; tal vez retratarla nos ayude a trascenderla.

También en Más de México: mexicanos crean una piel sintética de nopal que impone tendencia.

*Imagen destacada de: sundance.org

Gabriela Molina, la modelo mexicana que sacude el paradigma de belleza

No tiene brazos pero le sobra espíritu a esta psicóloga y modelo mexicana de 24 años.

Ana Gabriela Molina nació sin brazos, y 24 años después ganó un certamen de belleza en Coatzacoalcos, Veracruz. Así, esta joven mexicana emprendió una de las tareas más difíciles del arte de la educación: diluir estereotipos, en este caso de belleza, y sacudir los paradigmas que rigen la realidad cultural. 

Psicóloga, modelo y conferencista, Ana Gabriela presume una actitud ejemplar: “He logrado superar todo lo que me ha ocurrido en la vida”, declaró a la agencia Reuters, y advirtió que una circunstancia en su camino, por ejemplo nacer sin brazos, no le ha impedido soñar y luego materializar sus sueños.

En marzo de 2020 participará en la edición estatal del concurso de belleza, y si triunfa entonces accedería a Miss México (el certamen más importante a nivel nacional). Pero independientemente de lo que ocurra con su carrera, por lo pronto resulta ya fascinante la figura de esta veracruzana; su historia demuestra cómo la voluntad puede dominar la materia, y así Ana Gabriela trasciende su propio cuerpo físico para cambiar una pequeña porción de realidad. 

En México ocurren permanentemente historias como esta, y no inspirarnos en ellas sería una verdadera lástima.  

Paraje Quiltepec, una ecoaldea en Tlalpan que capta y aprovecha el agua de lluvia

Con la ayuda del colectivo Isla Urbana, Quiltepec se ha convertido en el modelo de ecoaldea, con la recolección pluvial como su piedra angular.

La falta de agua es un problema cada vez más preocupante, y que no se está atendiendo con la debida premura. Las sequías prolongadas, el desabasto en el servicio y el cambio climático no hacen sino empeorarlo. Se está llegando al punto en que el agua se convierte en un bien escaso y codiciado. Quiltepec, una pequeña localidad en Tlalpan, Ciudad de México, sufrió de ello durante mucho tiempo hasta que se ofreció una solución.

quiltepec
Imagen de: sinembargo.mx

Los vecinos de la comunidad tenían que ir a casas alejadas de familiares, acarrear garrafones y hasta atravesar una manguera por otras casas, con el riesgo de que alguien más les robara el agua. Además, no hay suficiente transporte público, por la falta de asfaltado y el carácter periférico de Quiltepec. Bajo estas condiciones es difícil subsistir con un solo tinaco con una capacidad de mil litros, aproximadamente.

quiltepec
Imagen: Isla Urbana

Afortunadamente, Isla Urbana, un colectivo formado en 2009 por diseñadores, urbanistas, antropólogos, ingenieros, educadores y artistas instaló varios sistemas de captación de agua de lluvia en la comunidad. Los miembros de Isla Urbana saben que la escasez hídrica es un problema grave que tiene que atenderse a la voz de ya. Su equipo multidisciplinario se ha enfocado en abastecer de agua a comunidades marginadas.

quiltepec
Imagen de: momentum.bbva.com

Fieles a su lema, “lluvia para todos”, trabajan incansablemente para concientizar a la población acerca del uso responsable y sustentable de este vital recurso, además de intentar llegar a los rincones más apartados del país para instalar esta importante tecnología. Ahora, los habitantes de Quiltepec sienten que su vida ha cambiado. Mientras que antes tenían que racionar el agua para su uso en lo más indispensable, ahora la subsistencia es más fácil.

El sistema, además de barato, es sencillo. Cada sistema de recolecta tiene un costo de 6,700 pesos, y se adapta a las necesidades de cada hogar: desde una casa en Quiltepec hasta un departamento en Coyoacán. En el caso de Quiltepec, la captación empieza desde el techo, donde hay tres agujeros situados en los puntos de inclinación que llevan el agua a un solo conducto. Acto seguido, el agua pasa por un primer filtro y, con los sólidos ya retenidos, entra al tlaloque, un recipiente cuadrado que separa la parte más sucia de la lluvia para que no entre a la cisterna.

quiltepec
Imagen de: cronicaambiental.com.mx

Después, el líquido sigue su camino hacia un tanque rotomoldeado de 5 mil litros de capacidad (en caso de que no se cuente con una cisterna). Aquí es donde entra el agua de lluvia, para ser almacenada sin revolver los sedimentos que se acumulan en el fondo. Finalmente, el agua sale por otro tubo que lo lleva a una bomba de agua, y pasa por una manguera con dos filtros más antes de llegar al tinaco.

El trabajo de Isla Urbana, aunado a la resistencia y organización ejemplares de Quiltepec, son la muestra de que, a pesar de las dificultades y retos, que pueden parecer abrumadores, sí hay maneras de salvar un futuro que parece oscuro e incierto. Sin embargo, antes de hacerlo, hay que darnos cuenta de nuestros privilegios, para salir de nuestra zona de confort y no hacer la vista gorda ante una situación insostenible.

También en Más de México: una iniciativa para salvar a los colibríes en la CDMX.