El “mal del aire” contemporáneo y algunas maneras de contrarrestarlo

Este “mal del aire” de nuestros tiempos nos ha llevado a una auténtico estado de contingencia…

Entre distintas comunidades indígenas el “mal del aire” es una enfermedad auténtica y peligrosa. Se trata de un padecimiento —elusivo, pero potente— que puede acaecer cuando uno se expone a “energías” o situaciones pesadas y de maldad.  

El sujeto enfermo normalmente se siente débil, con “cuerpo cortado” y puede experimentar punzadas en distintas regiones, particularmente la cabeza. Por otro lado, confirmar el diagnóstico es complejo, uno debe ir a ser revisado por un especialista, un curandero que pueda efectuar los rituales indicados para determinar si alguien sufre de un “mal del aire”.

De acuerdo con las creencias populares, este mal le puede suceder a casi cualquier persona y sin previo aviso y funciona como una “intrusión” en el cuerpo, que debe ser expulsada mediante el uso de remedios medicinales, limpias y ahumadas.

También en Más de México: El mal del aire ¿qué es esta enfermedad común de la tradición indígena de México?

¿Cuál es el “mal del aire” contemporáneo?

Hay otro mal que acecha en el México contemporáneo. Se trata de un muy literal “mal del aire”, producto de la inmensa e innegable contaminación ambiental. Partículas contaminantes en volúmenes catastróficos se mezclan con el oxígeno que nuestros cuerpos anhelan y se adentran en nosotros, como un aire intruso, enfermándonos, nublando nuestra visión y concentración.

Las consecuencias son notables, pues este tipo de contaminación está asociada a distintas enfermedades cardiovasculares, respiratorias y hasta un aumento en la mortalidad. Según la OMS 18 mil personas anualmente mueren por este mal que entra hacia nuestro cuerpo, sin que lo notemos o podamos evitarlo, como un “mal aire”.

Y aunque la situación es francamente alarmante, hay algunas acciones que podemos practicar para contrarrestar.

Remedios terapéuticos

Las creencias sobre el “mal del aire” dictan que a este hay que expulsarlo del sujeto enfermo. Para eso se realizan distintas limpias y sahumadas. La última, en caso de un mal aire contemporáneo no se recomienda; de hecho tiene un efecto adverso encender incienso, copal y cigarros.

Por otro lado, sí podemos recurrir a algunos “remedios terapéuticos” muy tradicionales, como los baños con vapor, que ayudan a descongestionar las vías respiratorias; la hidratación de la piel con la “carnita” del aloe (solo extráela de la planta y úntala en tu piel), y las infusiones de plantas medicinales.

También en Más de México: 5 plantas medicinales para tus “achaques” contemporáneos

Estas últimas pueden ayudarte mucho a descongestionar, prevenir enfermedades, limpiar las vías respiratorias y a relajarte un poco. Usa plantas mexicanas como la gobernadora, jara negra, coronilla, gordolobo, manzanilla y geranio.

Acciones que remedian

Por otro lado, es vital que te involucres en hacer que mejore la situación. La contaminación del aire es la suma de acciones humanas (en diferentes escalas). Algunas acciones que remedian son:

  1. Evita fumar, especialmente en espacios cerrados o interiores.
  2. Camina más; prefiere la bicicleta o el transporte público a los automóviles.
  3. Si estás en un lugar que es susceptible a los incendios (como un bosque), toma todas las precauciones: no fumes, no tires basura, no enciendas fogatas. Los incendios son una de las causas más importantes de eso que llamamos la “contingencia ambiental”.
  4. Compra local y lo menos procesado posible. Al hacerlo privilegias la economía de tu zona y disminuyes el impacto por distribución de bienes o su fabricación industrial (que es ultra contaminante).
  5. Hazte responsable del manejo de tu basura. No permitas que sea quemada. Haz composta. Re usa y recicla tanto como puedas. 

Remedios psíquicos

Igual que el “mal del aire” reconocido por algunas comunidades indígenas, hay algo psíquico y hasta místico en este mal aire contemporáneo. Se trata de la forma en que nos relacionamos con la naturaleza. Si no empezamos ya a entenderla como el único escenario donde nuestra vida es posible, probablemente nunca mejore la situación.

Los remedios psíquicos incluyen: tomar responsabilidad sobre la propia acción en contra de la contaminación; hacerse cargo del entorno que uno mismo habita; revalorar la función de la naturaleza en la propia existencia, y tratar al medio ambiente de forma análoga a la manera en que se trata al propio cuerpo.

Breves maravillas sonoras: algunos de los mejores Tiny Desk Concerts a la mexicana

Estos pequeñísimos conciertos muestran versiones únicas de tus canciones favoritas, tienes que escucharlos.

Para re-enamorarte de la música mexicana o simplemente empezar a conectar con el trabajo de algunos paisanos muy creativos tenemos una recomendación muy especial. Se trata de los “Tiny Desks Concerts”

Esta propuesta de la Radio Pública Nacional estadounidense ha sido un éxito entre amantes de la música en todo el mundo. La idea es invitar a una banda o músico solista que ejecutará un repertorio corto (de menos de 20 minutos) y con versiones absolutamente inéditas de su música original en un estudio muy íntimo, con una audiencia próxima. 

A lo largo de la historia de los Tiny Desk Concerts algunos grupos mexicanos (o influenciados por nuestra música tradicional) han hecho memorables presentaciones que refrescan en muchos niveles nuestro paisaje sonoro. Te presentamos algunas de nuestras favoritas.

Magos Herrera and Brooklyn Rider

Magos Herrera es una brillante cantante mexicana. Su voz es profunda, compleja y muy expresiva. A lo largo de este pequeño concierto quedarás completamente enamorado.

Café Tacvba

La épica banda mexicana, nos regala en este pequeñísimo concierto versiones encantadoras de un clásico y tres piezas más contemporáneas; acompañadas de algunas reflexiones importantes sobre el presente de nuestro país.

También en Más de México: Pequeñísimo concierto de Café Tacvba (VIDEO)

Jenny And The Mexicats

Esta banda multicultural toca distintos géneros con sus sonidos, incluyendo flamenco, un poco de cumbia y otros ritmos latinos. Disfrutarás mucho sus vibrantes canciones.

Natalia LaFourcade

La popular cantante mexicana reinventa nuestros sonidos más tradicionales con un enfoque íntimo y muy genuino. No te pierdas este concierto musicalizado por Los Macorinos; el dueto de Juan Carlos Allende y Miguel Peña, que también tocaron, en su momento, con Chavela vargas.

 

Sobre el polémico discurso de Rubén Albarrán en el Senado (VIDEO)

El músico y activista sorprendió a todos con un potente discurso que vale la pena escuchar y discutir.

La conciencia sobre la violencia de género está, cada día, ganando más terreno. En espacios donde era inimaginable escuchar sobre este tema, el asunto es cada vez más importante y está permitiendo la apertura a conversaciones sobre problemas relacionados. 

Por ejemplo, recientemente en el Senado de la República se llevó a cabo el foro “Los costos de la masculinidad tóxica: retos y alternativas para la igualdad y el bienestar” donde la idea era demostrar cómo ciertas actitudes culturales le cuestan al Estado vidas, pero también dinero. 

La premisa, de entrada, es muy extraña, pero se presta para llamar la atención de muchos sujetos que siguen sin entender la violencia de género (entre otras formas violentas de tratar a algunos grupos sociales) como uno de los problemas más graves que estamos enfrentando los mexicanos.

Uno de los invitados al foro fue el músico y activista Rubén Albarrán. El también integrante de Café Tacvba dio un potente discurso que vale la pena escuchar y discutir. 

No solo porque escandalizó a muchos de los presentes y ha causado revuelo en las redes sociodigitales, también porque pone sobre la mesa una serie de problemas muy urgentes que, a su parecer, derivan todos de eso que hoy se llama masculinidad tóxica.

Mira el discurso de Rubén desde el minuto 38:

A todo esto ¿qué es la masculinidad tóxica?

El concepto contemporáneo es una derivación de una idea central en los estudios de género. Se trata del concepto de “masculinidad hegemónica” popularizado por la socióloga Raewyn Connell. Se define como una serie de prácticas que aseguran la posición dominante de los hombres frente a las mujeres. Estas prácticas pueden ser sutiles o inmensamente violentas.

El origen de esta actitud es elusivo, aunque sí ha sido analizado por distintos investigadores a lo largo de la historia y hay muchas teorías sobre por qué esta “masculinidad hegemónica” se repite en distintas culturas. 

Hay tres preguntas que cada uno de nosotros debe hacerse con respecto a este asunto. La primera es si estas actitudes tienen una función real en nuestras vidas personales. En caso de que la tengan ¿esta función es probar el dominio de un género sobre otro? Si lo es ¿por qué deberían los hombres asegurar su dominio sobre las mujeres? 

Al señalar la existencia de eso que se manifiesta como “masculinidad hegemónica” y reconocerla en uno mismo, cabe la posibilidad de construir la masculinidad propia desde otro sitio. Es un ejercicio valioso que, además, puede repetirse con otros rasgos “tóxicos” de la identidad, otros rasgos que nos hacen pensar que somos más o menos importantes que cualquier otro sujeto.

Los puntos clave del discurso de Rubén Albarrán

ruben-albarran-discurso-senado-hijos-chingada-masculinidad-toxica

El excéntrico Rubén le da al clavo con muchos de los ejes que trató durante su discurso. Pero vamos paso a paso. Mientras que a algunos les parece detestable que se dirigiera a los Senadores con el apelativo de Hijos de la Chingada, hay que entender un poco el contexto que el activista quiso plantear. 

Más que una “mentada de madre”, Albarrán estaba haciendo un llamado a la madre. Y cuando decimos madre, lo hacemos en un sentido muy amplio: a nuestras mamás, por un lado; a la Tierra y a quienes la protegen, incluso al lado maternal que, como explica Albarrán, todos guardamos. 

Sin hacerlo necesariamente explícito, Albarrán mienta el conocido texto de Octavio Paz (“El laberinto de la soledad”) para relatar nuestra historia compartida. Los mexicanos, dice, somos hijos de un padre que explota y daña a nuestra madre: el padre, sin duda son los conquistadores españoles y la madre es nuestra tierra y el conjunto de culturas y etnias que la habitaban. 

Pero el padre es toda manifestación de “patriarcado”. El padre es la explotación contemporánea del territorio que ahora siempre viene acompañada del permiso de nuestros propios gobiernos (aprovecha aquí para hacer una dura crítica al Tren Maya). El padre somos también cada uno de nosotros y nosotras cuando permitimos esta explotación y cuando nos aprovechamos de los demás. 

El padre es la violencia que subordina igual a las mujeres, a la tierra, a las minorías. Y los hijos, somos esos que replicamos, tal vez sin saberlo, esa llamada “masculinidad tóxica”. Por su parte, Albarrán agradece a esa madre y padre culturales y metafóricos, pero les urge cambiar y les recuerda que él va a ser otro. 

Que aunque se reconoce en su mestizaje y se reconoce igualmente masculino y femenino, él no va a ser explotado, ni permitirá que sus hijos lo sean. Aunque la idea es intrincada y puede ser difícil descomponerla para extraer de ella algo más que una impresión superficial, desencantada y escandalizada, hay que hacer el esfuerzo.

No nos escapemos de la sensación de incomodidad o tristeza que este discurso podría provocar. Sin duda hay algo ahí que nos con-mueve. Y recordemos que no se trata de bandos contrarios, como dijo alguna vez con elocuencia uno de los nuestros: La polarización es más o menos el peor camino que colectivamente podemos elegir, aplica tanto para fifis vs chairos como, todavía peor, hombres vs mujeres

Tenemos que cambiar la manera, no en la que entendemos a los demás, sino en la que nos construimos a nosotros mismos. Asumir que encarnamos una multiplicidad y que los rasgos de la misma (género, etnicidad, sexualidad, lengua, estatus económico) son maleables. Son como la masa del maíz que en muchos sentidos nos forma. 

También en Más de México: Gerardo Romero, geógrafo nahua, nos explicó la lucha vital de la Sierra Norte de Puebla (y cómo apoyarla)

María Fernanda Garduño Mendoza
Autor: María Fernanda Garduño Mendoza
Estudios y gestión de la cultura, UCSJ. Ensayando discursos, constantemente. Articulando rupturas.

Esta joven mexicana diseñó una forma muy ingeniosa de reciclar colillas de cigarro

Uno de los peores desechos son las colillas de cigarro, pero esta diseñadora mexicana encontró la forma de reciclarlas (y con mucho estilo).

Nuestro tiempo probablemente sea recordado por la enorme y ultra compleja crisis ambiental que estamos atravesando. Con un poco de suerte y muchísimo ingenio, también destacará la forma en que resolvimos esta crisis. Y, precisamente porque el problema es muy grande, sólo si todos participamos podemos darle la vuelta. 

Hay formas muy sencillas y realistas de ayudar que cualquiera podría poner en práctica, pero algunos mexicanos y mexicanas están explotando su creatividad y generando soluciones realmente ingeniosas. Una de ellas es Nayely Martínez, una joven diseñadora que está haciendo su parte produciendo decoraciones y objetos de papelería con colillas recicladas.

diseno-mexicano-reciclaje-basura-colillas-joven-mexicana

Las colillas de cigarro son uno de los peores desechos que producimos los humanos. Además de ser muy difíciles de reciclar, son muy tóxicos: dañan el suelo, a los animales que por accidente los comen (como aves, perros, gatos, roedores y otros mamíferos) y cuando acaban en mares y ríos son muy contaminantes para el agua

También en Más de México: 4 brillantes productos hechos de sargazo y diseñados por mexicanos

diseno-mexicano-reciclaje-basura-colillas-joven-mexicana

Según un reporte de Ocean Conservancy una sola colilla puede contaminar hasta 8 litros de agua de mar y 50 de agua potable. Además, según el mismo reporte, las colillas representan entre el 30 y el 40% de los residuos recogidos en actividades de limpieza urbana y costera. Además, como explica Greenpeace, las colillas y el plástico son los mayores contaminantes de las playas mexicanas. 

Es urgente encontrar alternativas

diseno-mexicano-reciclaje-basura-colillas-joven-mexicana

Es urgente comenzar a reciclar las colillas y apoyar iniciativas como las de Nayely Martínez. Su proyecto nació pues ella comenzó a notar la omnipresencia de este desecho. Igual en las playas que en las ciudades; en las calles y en los ríos. 

Aliada con otros mexicanos creativos, descubrió que se puede generar un material utilizando madera, colillas y papel (todo reciclado) que sirve para construir objetos de diseño como macetas, libretas y otras piezas decorativas y de uso cotidiano. 

diseno-mexicano-reciclaje-basura-colillas-joven-mexicana

Las macetas son su diseño más popular y brillante: cuando riegas las plantas, el material reciclado retiene la humedad y las mantiene hidratadas por varios días. Su trabajo ha llamado la atención de distintas cadenas hoteleras que le encargan diseños personalizados para decorar sus recintos. 

diseno-mexicano-reciclaje-basura-colillas-joven-mexicana

Junto a estas empresas, el colectivo de Nayley que se llama “Verde Halago” organiza “colillatones”: jornadas de recolección de este residuo en playas y otros espacios públicos. Así se hace del material que necesita para dar vida a sus diseños. 

diseno-mexicano-reciclaje-basura-colillas-joven-mexicana

Si eres fumador, lo sabes: las colillas son una basura muy escurridiza y no hay protocolos claros para deshacerse de ellas. Pero piensa que dejarlas por ahí es ser responsable de un daño enorme a la naturaleza y a la salud de todos. 

Conoce más sobre Verde Halago y hazte de una linda maceta aquí. Además, puedes considerar alternativas al cigarro convencional, buscar filtros biodegradables y también disfrutar de los tabacos nacionales y orgánicos de marcas como Tabaco Mayan Spirit, Tabaco Kin y Tabaco Flor Morada