5 plantas medicinales para tus “achaques” contemporáneos

La vida contemporánea es dura, pero la tierra mexicana tiene la cura pa’ todo mal…

La vida contemporánea es dura. Y aunque, probablemente, en la práctica sea menos compleja que antes —porque estamos rodeados de infraestructura, medios de comunicación y, la accesibilidad es lo que más nos importa— no deja de ser muy difícil.

Los ritmos de nuestro tiempo son ultra acelerados y la tecnología nos demanda muchísima atención; la necesidad de producir es enorme y cada vez somos más, así que desplazarse es más difícil y habitar el espacio público, más pesado.

Tal vez lo más grave: nos hemos alejado un montón de la naturaleza. No importa si estás en un pueblo o en una ciudad: el concreto domina en la tierra y nuestro interés por el campo está decayendo cada vez más rápido. Y ni hablar de nuestros hábitos alimenticios y de la enorme contaminación, que, evidentemente también tienen un impacto fuerte en la salud cotidiana.

Así, vivimos con un enorme abanico de “achaques”, que solo son síntoma de nuestra mala calidad de vida o manifestaciones del gran estrés al que estamos sometidos. Por suerte, la tierra mexicana tiene la cura para todo mal y lo mejor: los remedios naturales casi siempre están libres de efectos secundarios y tienen preciosos super justos. Así, te presentamos 5 plantas medicinales que te urge empezar a consumir:

También en Más de México: ¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Árnica

A los millennials todo les duele, especialmente el cuello, espalda y hombros. No puede ser coincidencia: el uso ininterrumpido de las computadoras y los celulares nos la está cobrando. Además, los problemas gastrointestinales son otra constante. Por suerte, hay una planta increíble que resuelve ambos al mismo tiempo. Se trata del árnica. La puedes tomar como infusión o puedes aplicarla en crema o gel.

El árnica ayuda a disminuir el dolor y en infusión también sirve para reducir los mareos. Pero su función más importante es que es desinflamatoria. De hecho, recientemente un grupo de investigadores de la UNAM descubrió que esta propiedad transforman a los derivados del árnica en un aliado contra el cáncer de colón, por cierto, el cuarto tipo de cáncer más frecuente.

Epazote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Esta planta aromática es deliciosa. Pero, además de ser el sabor dominante en nuestros amados esquites, tiene múltiples propiedades medicinales. Llena de fibra, vitaminas (como A, C, B& y ácido fólico) y minerales (calcio, el selenio, el potasio, el zinc, el fósforo y magnesio), el epazote también es antiparasitario, antiinflamatorio, antiespasmódico (perfecto para el dolor de panza y los cólicos menstruales) y antiácido. Tómalo en infusión o prepara una pasta, moliendo el epazote con un poquito de agua y aplícalo sobre heridas o golpes.

Pelo de elote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Nunca tires los pelos del elote. Entre la contaminación y el calor intenso de nuestros tiempos, la deshidratación es constante y también las enfermedades de riñones, vías urinarias y la retención de líquidos. Los pelos de elote son un potente diurético, tomados en infusión. Ayudan así a calmar el dolor en riñones, desinflamarlos y a orinar con saludable frecuencia.

Toronjil

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

El toronjil es una planta increíble. Su sabor es dulce y cítrico. Si sufres ansiedad, ataques de pánico, estrés o migrañas, este es el remedio natural que estás buscando. La infusión de toronjil es relajante, ayuda a conciliar el sueño y tiene un efecto analgésico, por eso ayuda también con dolores de cabeza y menstruales.

Manzanilla

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

¿Te acuerdas cuando en la escuela para todo te daban tecito de manzanilla y no te lo quisiste tomar? Pues aquí van las razones para arrpentirte: la manzanilla es antiinflamatoria, así que ayuda con malestar estomacal, cólicos y dolores musculares. Además calma la ansiedad y tiene un ligero efecto antidepresivo. Por si fuera poco, la infusión de manzanilla, sin azúcar ni miel, sirve para limpiar e hidratar tus ojos, que constantemente sufren por la contaminación y la luz incesante de las pantallas.

*Imágenes: Creative Commons.

¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Las plantas medicinales tienen que volver a nuestro imaginario (y uso) cotidiano. Son un regalo natural que no podemos desaprovechar.

México es el segundo país del mundo con más plantas medicinales registradas. Los pueblos indígenas lo saben y, por eso, en muchas comunidades sigue siendo cotidiano su uso para librarla de muchos males del cuerpo, la mente (y hasta el espíritu).

Sin embargo, han perdido presencia en otras realidades colectivas, tal vez porque su uso y consumo no ha sido regulado de acuerdo a ciertos parámetros que los consumidores en general consideran aceptables. Pero como explica Juana Rodríguez y Betancourt, presidenta de la Academia Nacional de Ciencias Farmacéuticas, urge que las plantas medicinales sean usadas y reconocidas.

No solo porque tienen un montón de propiedades y porque están ligadas a una preciosa tradición que nos vincula intensamente con la tierra y la naturaleza, también porque podrían convertirse en productos medicinales de acceso fácil y económico. Por otro lado, es vital cuidarlas: muchas de las plantas medicinales que se pueden encontrar en estas tierras son endémicas y podrían extinguirse si se sobreexplotan.  

Aunque sólo conociéndolas a profundidad y apreciando sus usos, les daremos valor suficiente como para usarlas, sin dejar de cuidarlas. Afortunadamente, a través de las tradiciones orales y las costumbres familiares se ha distribuido la experiencia de tratar distintas enfermedades con plantas tradicionales. Todos sabemos un poco sobre el asunto y lo recomendamos con convicción porque lo hemos probado.

Sin duda, la medicina tradicional es una de los aspectos más resilientes de nuestra cultura y el llamado contemporáneo es a tomarla muy en serio, pues promete ser una medicina sustentable, menos violenta, incluyente y ligada a un espectro amplio de creencias que se tiñe igual de lo científico y de lo simbólico.

También en Más de México: Guía práctica de plantas medicinales mexicanas

Tradiciones ancestrales que son 100% ecológicas (y hay que recuperar)

No necesitas volverte muy sofisticado para vivir sustentablemente; al contrario: tu mejor opción es volver a la simpleza de las tradiciones.

La búsqueda de alternativas ecológicas para nuestros hábitos cotidianos nos ha llevado a crear toda clase de tendencias elaboradas (y muchas veces sobrevaluadas). Pero no necesitas volverte muy sofisticado para vivir sustentablemente; al contrario: tu mejor opción es volver a la elegante simpleza de las tradiciones y costumbres.

Todos esos “tips”, consejos y formas de hacer de tus ancestros —especialmente las abuelas— que desdeñaste sin sospechar su inmensa utilidad están de vuelta (desde reutilizar los envases de yogurt y mermelada para guardar comida, hasta heredar la ropa entre generaciones).

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

Y, además, al llevar la exploración un poco más lejos encontramos también increíbles prácticas mexicanas tradicionales que trabajan de forma armoniosa con el entorno y que podrían mejorar muchísimo el estado del medio ambiente.

Es cierto, algunas exigen trabajo duro, casi todas demandan paciencia y también que estés dispuesto a cambiar tus ritmos y hábitos cotidianos; pero verás que tienen muchas ventajas. Además, no tienes que practicarlas directamente, puedes hacer un esfuerzo por apoyarlas o preferirlas en lugar de otros modos de producir.

Lo más increíble de estas tradiciones es que imaginan el mundo desde un lugar muy particular: uno donde podemos compartir el día a día con los demás y donde encontramos beneficios juntos o, de lo contrario, volvemos a empezar.

Estas son 8 tradiciones ancestrales completamente ecológicas que tenemos que recuperar.

La milpa y la chinampa

Ambas formas de cultivo son tradicionales. Llevan entre nosotros cientos de años. La milpa fue, por mucho tiempo, la base de la alimentación de los pueblos que habitaban esta tierra. Ahora aparece menos entre nosotros, pero urge recuperarla.

Consiste en una parcela de siembra de policultivo. Se conforma de maíz, frijol, calabaza y chile. Al sembrar así, nos aseguramos de no sobre explotar el terreno y variar nuestro consumo de forma sustentable. Alrededor de la milpa hay todo un sistema de alimentación que nos invita a comer local, producir menos desechos inorgánicos y a vivir de una siembra que coexista con los bosques; que evite la deforestación.

La chinampa consiste en un pequeño terreno preparado para sembrar hortalizas, flores y plantas medicinales y sobre cuerpos de agua. Es una solución que persiste en Xochimilco, en la Ciudad de México y alimenta de forma sustentable a cientos de personas.

Si no te quieres aventar a sembrar, no está de más asegurarte de comprar puros productos que deriven de estos magníficos sistemas de cultivo.

También en Más de México: La milpa, el generoso microcosmos que sostiene a México y Cómo crear tu propia chinampa casera en 5 pasos

Una casa que resuena con su geografía

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

Estamos acostumbrados a pensar poco en el impacto ambiental de nuestras viviendas. Pero es grande y no podemos olvidarlo. No solo tiene que ver con deforestación, con agua, con contaminación, también con la producción de los materiales para construir y lo que esos materiales le provocan al entorno.

Nada como una casa que resuene en serio con su geografía. Tal vez que esté hecha con materiales locales, reciclados, y biodegradables. Y también que esté construida para vivir cómodamente en la zona elegida: con buen clima y de manera funcional, es decir sin contaminar y sin gastar recursos de forma desmedida.

En nuestro abanico tradicional hay muchos diseños así: las casas de adobe (que está hecho de tierra, paja y estiércol), las de tierra modelada, las de piedra o las que tienen techos de palma.

Para llevar, pero sin contaminar

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

El plástico y su ubicuidad, es uno de los problemas ambientales más terribles de nuestro tiempo. Por suerte, tradicionalmente el plástico sale sobrando. Para envolver y guardar, nada como el totomoxtle (la hoja de maíz) o las hojas de plátano. Es fácil conseguirlas en los mercados.

Y olvídate de las bolsas desechables. Necesitas una bolsa de mandado de tela o una canasta de junco o, por qué no, una bolsa de mandado clásica, que es de plástico, pero duran toda la vida.

Ropa de fibras naturales

El “fast fashion” o la tendencia de producir ropa prácticamente desechable, que debe ser sustituida por los nuevos diseños todo el tiempo es una pésima práctica. Producir ropa de este tipo implica gastar muchísimos recursos, generar grandes cantidades de desechos y fomentar un proceso industrial que trata injustamente a sus empleados.

Pero la ropa tradicional, hecha con fibras naturales (como la lana de borrego), decorada con tintes biodegradables (hechos con plantas, flores y semillas) y producida por brillantes artesanos mexicanos no tiene ese problema y, además se ve muy bien. No te limites a pensar que los diseños son siempre iguales. La sustentabilidad y el diseño están encontrando múltiples puntos de encuentro.

También: Conoce la preciosa labor de las tejedoras de Hueyapan (FOTOS)

No te olvides de las plantas medicinales para curar tus males

A veces toca tomar medicamentos. Tienen una potencia especial. Pero muchos de sus compuestos fueron extraídos o tal vez originalmente encontrados en plantas y árboles. Los mexicanos lo sabemos. Por eso, a pesar del tiempo, aún hay muchas personas que se valen de las plantas medicinales para curar toda clase de síntomas. Además no contaminan, porque no son productos industriales y no producen desechos.

También en Más de México: Guía práctica de plantas medicinales mexicanas

Slow food o Millennials descubren los hornos de barbacoa

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

El slow food es un movimiento contemporáneo que nació en Italia pero ya se coló a las cabezas de millennials en todo el mundo. Se trata de recuperar las tradiciones gastronómicas de cada país y los métodos de cultivo regionales.

La idea es promover una alimentación sustentable que comprenda la producción de cada cosa y respete esos procesos. Es un asunto de paciencia. Como comer barbacoa tradicional de horno de hoyo en la tierra.

Llévele: todo sustentable para la limpieza del hogar

Hay productos de limpieza 100% mexicanos, duraderos y biodegradables. El zacate debe ser el más popular seguido por la escobeta, la escoba de ramas y la piedra pómez. Además, la limpieza se puede hacer usando algunos productos que no tienen gran impacto en el ambiente como el limón, el vinagre y bicarbonato de sodio.

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

*Imágenes: 1) Edición Más de México; 2, 4 y 6) Creative Commons; 3) Daoud Abdullah/Flickr; 5) Food and Travel.

Remedios y consejos mexicanos contra la depresión contemporánea

Se dice que próximamente la depresión será la principal causa de discapacidad en México, pero estamos a tiempo de darle la vuelta a esta terrible afirmación.

La depresión está acechando el imaginario mexicano. La palabra, la enfermedad, el concepto, la sensación: la depresión en todas sus formas flota ominosa entre nosotros. Y es que son ya extensos estudios los que prueban que esta condición está afectando cada vez a más personas, en México y en todo el mundo.

mexico-depresion-estadisticas-estudios-discapacidad-2020-soluciones-remedios-mexicanos

Algunos datos y predicciones son verdaderamente alarmantes; sin embargo, sabemos que hacerlos públicos responde a una función positiva: evitar que se transformen en la realidad cotidiana; hacer conciencia sobre el lugar en donde estamos parados; ayudar a quien lo necesite y, sobre todo, buscar alternativas para cuidarnos.

Afortunadamente podemos recurrir a nuestra propia tierra, a nuestra historia, cultura e identidad para hacernos de remedios y consejos contra la depresión contemporánea. Por supuesto, sin asumir que curan mágicamente las dolencias; pero hay que agarrarse de todos lados para darle la vuelta a la situación e iluminar el espacio que el panorama ha ensombrecido.  

Una ventana al futuro oscuro…

mexico-depresion-estadisticas-estudios-discapacidad-2020-soluciones-remedios-mexicanos

Hay que decirlo: el panorama no pinta bien. Según la revista Newsweek en Español  la depresión será el principal reto para las instituciones de sanidad en los próximos 10 años. Además, la Organización Mundial de la Salud indica que para 2020 esta enfermedad será la primera causa de discapacidad en México. Como se afirma en Animal Político: “no es exagerado decir que hay una epidemia mundial de depresión”, especialmente porque ahora se sabe que más que de una condición, hablamos de una enfermedad que se rige por predisposición genética, como el cáncer y la diabetes del tipo II.   

De su lado, el INEGI estima que 29.9% de de los habitantes mayores de 12 años sufren sentimientos de depresión ocasionalmente y 12.4% los viven de forma frecuente. Además, es la primer causa de deterioro en calidad de vida para las mujeres, la novena para los hombres. Es en este sentido que produce discapacidad. Según Animal Político quienes padecen alguna variante de esta enfermedad pierde 2.7 días más de trabajo que otros.

mexico-depresion-estadisticas-estudios-discapacidad-2020-soluciones-remedios-mexicanos

Aún frente a estas condiciones, son muchas las personas que no buscan, ni reciben ayuda. En gran medida porque no hemos aprendido a reconocer los síntomas, a pesar de se pueden volver muy evidentes, especialmente en los trabajos, la escuela y por la forma en la que afectan las relaciones cercanas.  

Las enfermedades mentales no se están tomando en serio y muchos mexicanos necesitan ayuda. El asunto va mucho más allá de pedirle a alguien que se calme, decirle que todo va a estar bien, que “el cambio está en uno mismo”, o que toca echarle ganas y, en su versión extrema “aguantar vara”. A todos nos toca mejorar el mundo de quienes nos rodean y, simultáneamente, volver más agradable el propio espacio.

Podemos darle la vuelta a este asunto. La cosa es mejorar la calidad de vida y el entorno. En la sabiduría local encontramos algunas pistas.

No olvidemos que los remedios no curan, remedian. Esto quiere decir que ayudan a mejorar el panorama. De ninguna manera sustituyen la atención médica y terapéutica. Pero no dudes en acompañarte de ellos.

Comer y beber para calmar la mente

De la tierra mexicana brotan superalimentos; ingredientes deliciosos que son increíblemente nutritivos y que poseen propiedades que mejoran la salud. Algunos como el amaranto y el cacao contienen altos niveles de triptófano un aminoácido que ayuda a sintetizar la seretonina, neurotransmisor con efectos antidepresivos.

No en vano el chocolate caliente se recomienda para sanar la tristeza. Y no debe ser casualidad que el dulce de amaranto se llame “alegría”. Hay que comer para calmar la mente y hacer sentir bien al cuerpo.  

Volver a la tierra

Algunas plantas medicinales tomadas en infusión, pueden relajar el cuerpo; auxiliar en momentos de dolor; tener un ligero efecto somnífero; calmar los nervios y también levantar el ánimo. Nuestras favoritas son el toronjil, el cedrón y la hierba de San Juan. De esta última, con sabor delicioso y peculiar que recuerda al aroma de la flor de cempasúchil, se produce un ansiolítico ligero.

También en Más de México: 7 remedios mexicanos para el alma

Indagar en la sabiduría antigua

No se trata de implicar que la felicidad y la depresión son contrarios. El asunto no podría ser tan simple. Particularmente porque la depresión se puede presentar también como una enfermedad crónica; pero si algo se busca al tratar este padecimiento es mejorar la calidad de vida. Y esto, “el buen vivir”, podría ser la definición más apropiada de felicidad.

Para los mexicas eso era claro: hay que plantear un terreno en donde se puede tener una buena vida; sin dejar de aceptar que la existencia se complica incansablemente y que “la felicidad” es un asunto de instantes. Pero el bienestar debe ser estable.

Así, el buen vivir debería ser en México política pública y, al mismo tiempo, todos deberíamos estar atentos de cómo afectamos el día a día de otros, tratando de ofrecer lugares para construirse; y en caso de que sea necesario destruirse (cambiar, cuestionarse, descomponerse, rehacerse) poder hacerlo sin comprometer la vida.  

También en Más de México: Lo que los mexicas pueden enseñarnos sobre la felicidad y el buen vivir

Dejar que el paisaje envuelva

Múltiples estudios confirman que estar cerca de la naturaleza modifica positivamente la percepción sobre el tiempo, la propia imagen y, por supuesto, incrementa la sensación de bienestar. En México tenemos, hasta en la más urbanizada región, la compañía incansable naturaleza; somos uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo y el campo siempre nos está esperando. Date tiempo de explorar las maravillas naturales que te rodean y apuesta por que los espacios sean verdes; esto es básico para el bienestar de todos.

También en Más de México: En México existe una “Ley del Cielo” (y quiere defender tu derecho a ver los cielos oscuros)

Ser feliz (a la mexicana)

Si ser felices es tener bienestar, no podemos negar las complicaciones que esto implica en el México contemporáneo. Así, la estabilidad se transforma en una navegación intensa, que evidentemente está cobrando consecuencias, pero que podemos manejar.

Para contrarrestarlo, es valioso recordar algunas lecciones de felicidad a la mexicana:

  1. Date tiempo de disfrutar los pequeños placeres que te regala la cotidianidad (desde comerte un taco, hasta sentarte a admirar una montaña). Tienes derecho a hacerlo.
  2. Recuerda que lo “bueno” y lo “malo” son relativos y, además, son solo destellos de una vida larga. Hay que ser gratos con ambas.
  3. La felicidad es un estado de plenitud; un asunto despreocupado; pero se esfuma. Lo que vale es saber hacer lo mejor posible con las condiciones dadas. Esta habilidad a los mexicanos nos sobra.
  4. Para los pueblos indígenas continúa siendo vital y más nos vale retormarlo: la comunidad y la familia; la solidaridad con los que nos rodean; estas son las bases del bienestar.

¿Necesitas ayuda?

mexico-depresion-estadisticas-estudios-discapacidad-2020-soluciones-remedios-mexicanos

Puedes solicitar atención gratuita aquí. O llamar a la línea de atención especializada de la UNAM: 01 55 56 23 22 92, 01 55 56 23 21 27, 01 55 56 22 22 88.

Revisa aquí la lista de hospitales especializados en todo el país.

Aprende a reconocer los síntomas, en ti mismo y en los que te rodean: agotamiento físico extremo, hipersomnia e insomnio en periodos prolongados; dolor crónico, y alteraciones bruscas del humor.

Cuídate, siempre.

*Imágenes: Rachel Levit Ruiz, ilustradora mexicana/Imagen destacada modificada por Más de MX.