En la CDMX la esencia del punk es el amor y este corto documental lo demuestra

Las entrañas del punk mexicano apestan a resistencia…

Las voces en torno al punk suelen describirlo como un acto de rebeldía sin causa. Particularmente las que se quedaron con el amargo sabor derivado del conservadurismo ochentero que golpeó a nuestro país.

Después del Festival de Avándaro, figuras como la del gobernador Ernesto P. Uruchurtu (quien impidió la visita de The Beatles a la ciudad) estaban determinadas a erradicar cualquier atisbo de la energía que, en su momento, removió a los jóvenes hasta dar con manifestaciones como las que se dieron en 1968.

mexico-punk-mexicano-cdmx-escena-underground-alternativa

¿Y por qué se la llevaban en contra del punk? Por un lado porque la música sí sugiere una reorganización política que no convenía (y aún no conviene) al estado de las cosas; además, incita abiertamente al anarquismo y destila una fuerte desobediencia, que se manifiesta en la extravagante parafernalia y los bailes violentos.

Por otro lado, el punk sigue siendo un “gusto” de los barrios, de las clases sociales más desfavorecidas y aisladas. En la CDMX eso significa sitios como San Felipe, la colonia Rosario, ciertas zonas de Santa Fé, Ciudad Neza y Ecatepec. Y si es un estilo que atrae a los habitantes de estas zonas, es precisamente porque son víctimas de un sistema absolutamente desequilibrado, que los lastima. El punk es su grito de urgencia.

En México, las entrañas del punk apestan a resistencia. Y eso es lo que celebra “Scenes: Mexico City Punks”, un corto documental de John Merizalde. En sus palabras:

No se trata solo de la música o la moda. Creo que parte de la razón por la que el punk se ve más prominente aquí es porque los mexicanos, en general, tienen mayor conciencia social de la corrupción y trabajan juntos en formas más colectivistas para combatirla. Para los punks en México, la escena es mucho más que la estética. Es un sistema de apoyo para la clase trabajadora.

En ese sentido, el punk es mucho más que un estilo. Como afirman los entrevistados: la esencia del punk en México es el amor, la búsqueda de un mundo mejor.

4 viajes por México para recordar que la naturaleza es perfecta

Paisajes mexicanos que se despliegan demostrando que la auténtica belleza es la que florece en la tierra.

Hemos perdido la práctica antigua de mirar hacia la naturaleza en busca de respuestas. Mientras que las comunidades prehispánicas —y, afortunadamente también los grupos indígenas del presente— no dudaban en explorar su entorno para extraer de él las verdades más profundas; a muchos, simplemente se nos ha olvidado cómo. 

Pero solo hay que detenerse un instante a admirar el paisaje para que el interior se sacuda. Hay, sin duda, un lenguaje, una poesía que organiza caprichosamente a cada elemento del entorno natural y nosotros solo tenemos que hacer la conexión. La auténtica belleza es la que florece en la tierra y podemos comulgar con ella.

Y si faltaran razones para hacerlo, no hay que olvidar que este contacto puede ser ultra sanador. Al cuerpo le hacen falta las refrescantes sensaciones que provoca esta dimensión. Te proponemos, así, 4 destinos mexicanos para recordar que la naturaleza es perfecta.

También en Más de México: 4 paisajes de otro mundo que te están esperando en México

1: El recorrido de la Cascada de Tamul, en la Huasteca Potosina

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

En la cima del cañón del río Santa María, en San Luis Potosí, se encuentra la cascada de Tamul, el salto de agua más grande del estado. Tiene 105 metros de altura y es una visión inolvidable. 

Está ubicada en el municipio de Aquismón y el acceso es en el ejido La morena. Ahí puedes hacerte de una típica panga de madera, con guía y equipo de seguridad para el recorrido. Además, puedes nadar en las aguas azul turquesa y deleitarte con el verde paisaje que recubre las rocas. Hay otras actividades en la zona como rappel y senderismo.

2: Reserva de la Biósfera Sian Ka’an

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

Sian Ka’an o “Lugar donde empieza el cielo” es un Área Natural Protegida de Quintana Roo. Desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad (declarada por la UNESCO). Estos títulos aseguran, en cierto sentido, su protección y son garantía de que su belleza se mantiene intacta. 

En los humedales de Sian Ka’an, la vida florece verde y vibrante. La reserva es enorme: se extiende por, aproximadamente, 650 mil hectáreas a lo largo de 120 kilómetros. Alberga playas, cenotes y selva tropical. No es posible acceder a todas las zonas de la reserva, pero en Tulum, donde se encuentra el Centro Ecológico Sian Ka’an, es posible conseguir guías y organizar experiencias al interior de este increíble espacio. Lo más recomendable es partir de Punta Allen o Punta Herrero, dos pueblos pesqueros cercanos a la reserva.

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

La riqueza natural en torno a la selva es infinita (y un poco abrumadora). Cada región de la reserva es diferente y esconde fauna y flora particulares. Además, dentro del área hay 23 yacimientos arqueológicos que comulgan plenamente con la intervención de la naturaleza. Actividades de aventura hay de todo. Es el sitio perfecto para encontrarse en serio con los animales de México. Aunque está prohibido tocarlos, acercarse y está en ti tratarlos (y tratar su hogar) con el máximo respecto.

3: Reserva Ecológica Nanciyaga

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

En torno a la laguna de Catemaco, en Veracruz, se ha erigido Nanciyaga. Un espacio ideal para practicar el ecoturismo y conectar plenamente con la naturaleza. Si quieres darte un descanso de la visión urbana y quieres cultivar en ti o en otros el amor y las ganas de proteger la Tierra, Nanciyaga es el destino ideal. 

Es una experiencia menos densa que la de otros espacios naturales. El flujo es mucho más lento y puedes aprovechar para relajarte y conectarte con una dimensión más mística (después de todo, estarás cerca del mítico Catemaco). Limpias rituales, baños de temazcal y tratamientos con lodo son algunas de las opciones sanadoras.

Pero si quieres aventura puedes hacer kayak o recorridos para observar animales y plantas preciosos y endémicos.

4: Parque Nacional Cabo Pulmo

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

En Baja California Sur, frente a la costa de Cabo Pulmo, está el asu riqueza, dentro y fuera del agua, es enorme. rrecife de coral más grande del Golfo de California. También es un Área Natural Protegida porque 

En este sitio es posible admirar especies como el tiburón ballena, las mantas gigantes, ballenas jorobadas, tortugas marinas y tiburones. De hecho, en sus playas, anidan 3 especies diferentes de tortugas. Evidentemente es un destino ideal para el buceo, el snorkeling o simplemente disfrutar la playa.

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

El Parque se encuentra a una hora y media de San José del Cabo o a dos horas y media de La Paz, sitios donde puedes encontrar hospedaje y reservar experiencias increíbles.

También en Más de México: Rutopía: ecoturismo mexicano, genuino y deslumbrante para auténticos viajeros

La Noche que nadie duerme: una fiesta muy colorida que se apropia de la calle y la oscuridad (FOTOGALERÍA)

Para celebrar a la Virgen de la Caridad, la comunidad de Huamantla decora las calles con vibrantes tapetes efímeros. Una visión espectacular.

La noche y la calle son dos espacios con los que los mexicanos tenemos una relación ultra-compleja. 

Aunque somos plenamente callejeros y habitamos con todo nuestro esplendor el espacio público y nuestras ricas garnachas aromatizan el aire de la atmósfera nacional, la calle se ha vuelto sinónimo de la dolorosa violencia. Y la noche: su misterio sigue activo, la fiesta de la que es eterno escenario, también, pero no es tan sencillo navegarla.

Sin embargo, hay expresiones preciosas, vibrantes, luminosas, coloridas y comunitarias que, tal vez sin saberlo, contrarrestan esta oscuridad. Una de las más magníficas es “La noche que nadie duerme”, en Huamantla, Tlaxcala. Esta celebración se realiza en honor a la Virgen de la Caridad, aunque también está ligada a la fiesta prehispánica en honor a Xochiquetzalli, diosa de las flores y la fertilidad. 

Los preparativos para la fiesta se realizan desde temprano. Las calles son adornadas con velas, flores y otras decoraciones. Pero el motivo principal son los larguísimos tapetes de flores y aserrín, algunos con imágenes religiosas, que los artistas y artesanos del pueblo diseñan cuidadosamente cada año. 

Los tapetes están para adornar el camino por donde se hará una procesión con la representación de la Virgen. El trabajo es absolutamente impresionante y será disfrutado por locales y viajeros durante una noche de júbilo, cohetes, música, cantos, rezos y la rica gastronomía típica de Tlaxcala, como el mole de guajolote, memelas y los clásicos buñuelos.

Así en la noche del 14 de agosto la identidad, la pertenencia y el cariño reclaman la calle y la noche. La fiesta es plenamente comunitaria: las familias deben reunirse para trazar estas enormes y vibrantes artesanías efímeras, que a penas termina la fiesta son barridas y descompuestas (como los hermosos mándalas de los monjes budistas). A veces no duran la noche, pues los aguaceros las difuminan a su paso. 

Pero eso no detiene las ganas de celebrar, de poblar la calle con color y reactivar una y otra vez su potencia en la noche, demostrando en dónde está oculta la energía necesaria para salir de esta oscuridad.

También en Más de México: El significado detrás de la Guelaguetza, fiesta máxima de Oaxaca

 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Tlaxcala es más (@tlaxcalaes) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by ҒERNΔNDO O.Δ. (@yaonemi_) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lu (@medicenlalu) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Emmanuel Flores (@ferraemmanuel) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by FERNANDO (@mendez_trinidaad) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Dulce It. (@itzel.ix) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by ~ A (@alejandra_p_guevara) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Brenda Florentino (@brenda.florentino.09) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Cinthia Flores (@cnoemirflores7u7) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Anabel Alvarado (@edithanabel.av) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Augusto Méndez (@augusto_mega) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by México Ruta Mágica (@mxrutamagica) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Agencia Es imagen (@es_imagen) on

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by RoalHuamantla (@roalhuamantla) on

El Bosque de Chapultepec acaba de ser reconocido como el Mejor Parque del Mundo

Además de esta gran noticia, te decimos por qué visitar el increíble recinto natural e histórico.

En plena ciudad —entre el caos y la efervescencia— se abre, interrumpiendo y reconectando todos los flujos posibles, un oasis de 678 hectáreas. Se trata del Bosque de Chapultepec que, recientemente, ha sido declarado el Mejor Parque del Mundo por la World Urban Parks Association. 

Sí, el pulmón de la Ciudad de México quedó en primer lugar, sobre parques como el  Shakespeare Regional Park en Auckland, Nueva Zelanda y el Penang City Park, en George Town, Malasia. Como se explica en este artículo de Animal Político, el premio se otorga de acuerdo a 4 criterios centrales: el diseño y distribución del parque; las facilidades; la protección de la comunidad y el involucramiento de la misma, y la gestión y mantenimiento del espacio. 

bosque-chapultepec-parque-mexicano-mejor-mundo-que-hacer

El reconocimiento es realmente increíble, no solo por lo que significa este espacio para los mexicanos. También porque implica que este sitio enorme y ultra diverso sí está siendo protegido y bien usado por la comunidad que tiene derecho a habitarlo. Es una noticia fantástica. 

Chapultepec es símbolo de muchísimas cosas. No solo es hogar de algunos de los museos más importantes del país (como el de Antropología e Historia o el Tamayo), transformándolo en, tal vez, el circuito cultural más vibrante y concurrido. El Bosque de Chapultepec ha acumulado siglos de historia.

bosque-chapultepec-parque-mexicano-mejor-mundo-que-hacer

El mismísimo Moctezuma lo habitó y recubrió una sección con un místico jardín botánico y sus refrescantes baños. De esto aún se mantienen algunos restos arqueológicos que evocan inmediatamente la apacible vida que floreció entonces. Las batallas contra Estados Unidos en 1847 también se libraron ahí, incluida la épica que incluyó a los famosos “Niños Héroes”. 

El castillo que fue edificado durante el Segundo Imperio Mexicano es una de las figuras más relevantes en el horizonte de la capital. Y el florecimiento de este increíble parque no ha parado. Siempre está en restauración, reconstrucción o viendo brotar propuestas frescas, cortesía, por cierto del Fideicomiso del Bosque.

Sin duda Chapultepec es un sitio mágico que los mexicanos deberíamos transitar más y ahora con más ganas.

¿Qué hacer en Chapultepec?

bosque-chapultepec-parque-mexicano-mejor-mundo-que-hacer

Por supuesto, tienes que visitar los sitios más icónicos, incluidos los museos y espacios como la Fuente de Nezahualcóyotl (que es preciosa), pero hay cientos (literalmente) de opciones imperdibles. Algunas de nuestras favoritas son: 

  1.  El jardín botánico, especialmente el orquidiario al interior, uno de los rincones más encantadores del Bosque.
  2. La Casa del Lago, donde siempre puedes encontrar frescas alternativas de arte, música y teatro.
  3. Los Pinos: sí, porque poder entrar a ese recinto es, en muchos sentidos un evento histórico, pero, además porque es un oasis dentro del oasis, donde reina el silencio y el verde de los suntuosos jardines. 
  4. La Caverna de Cincalco, que se encuentra dentro del Audiorama. Desde hace siglos se piensa que este sitio es una entrada al inframundo y un punto sagrado relacionado con Tláloc. Aún la gente se acerca a la caverna a dejar ofrendas para ese dios.
  5. El Cárcamo de Dolores, una obra hidráulica en la Segunda Sección destaca por una curiosa arquitectura, la misteriosa Fuente de Tláloc y el mural WEl agua: el origen de la vida en la tierra”, ambas de Diego Rivera.
  6. El Jardín de la Tercera Edad en el Pabellón Coreano. Un espacio donde solo pueden entrar personas de más de 65 años. Es un sitio seguro, tranquilo y donde se ofrecen actividades culturales y recreativas a esta comunidad. La joya de la zona es justamente el Pabellón al que, a veces, se permite entrar.

También en Más de México: Conoce el Museo de sitio del Bosque de Chapultepec, una brújula para orientarte en el enorme oasis urbano

*Imágenes: 1 y 4) Creative Commons; 2) local.mx; 3) México Desconocido.