Las Pozas en Xilitla: un jardín que encarna la épica lucha entre concreto y naturaleza (VIDEO)

El hermoso laberinto diseñado por Edward James es simultáneamente un homenaje y un reto a la naturaleza.

Si consideramos que las construcciones humanas tienen algo de “artificial”, tal vez sea porque sospechamos de sus intenciones. La naturaleza también ensambla construcciones, pero su transparencia nos es evidente y su franqueza excepcional, nos conmueve. Ella se desenvuelve porque, en ese movimiento, existe. Pero las construcciones humanas están para ceñir la vida de otros humanos, tienen una agenda —política, incluso— que las diseña.

Pero, al mismo tiempo, ambas fuerzas tienen un propósito común que se podría resumir como el “desenvolverse”, reproducirse, hacerse de más territorio. Así, luchan por expandir su presencia y, a ratos se entrecruzan; a veces de forma explícitamente violenta (como cuando las construcciones demandan la tala de miles de árboles o las raíces de los árboles rompen las banquetas) y otras veces, de forma equilibrada, tejiendo una sutil danza (como en los jardines).

xilitla-las-pozas-edward-james-jardin-surrealista-mexico

Las Pozas en Xilitla, el hermoso laberinto-castillo surrealista diseñado por Edward James, es un jardín que encarna esta épica lucha. Que sea un acto “escultórico” sobre todas las otras formas de arte a las que apela, es una declaración de rebelión frente a la naturaleza. El concreto no es perecedero y el manejo técnico que implican sus formas lo vuelve inmensamente valioso y atemporal.

Por su lado, la naturaleza devuelve el golpe, comiéndose todo lo que está a su paso. Las plantas se rebelan, los árboles terminan por introducirse en la construcción, el musgo lo colorea todo y la humedad imprime fragancias al concreto que se quedan siempre en la memoria de quienes recorren el jardín.

Los argumentos terminan ajustándose en un diálogo que uno va recorriendo inmerso en la constante sorpresa. Visitar este sitio definitivamente hace que uno se sienta como un niño, pues ofrece la posibilidad de descubrir formas completamente nuevas y disloca lo que uno suele asumir sobre el diálogo que hay entre la naturaleza y nosotros.

Todas estas reflexiones están, de alguna manera, plasmadas en un precioso y elegante corto documental de Toby Aimes, quien nos guía a través de Las Pozas. El sitio excéntrico y fascinante, sin duda nos remite a la excéntrica época en la que fue construido (a mediados del siglo XX).

Pero la “agenda” del concreto se actualiza y nos devuelve al presente cada vez que lo recorremos y nos dejamos abrazar y fascinar por sus formas. Y, en contrapunto, la naturaleza humedece las construcciones, las fragmenta y las tiñe, sin saber que eso que se degrada es el legado de un sujeto cuyo cuerpo ya se ha reintegrado a la política de la naturaleza y es absolutamente libre del concreto.

4 viajes por México para recordar que la naturaleza es perfecta

Paisajes mexicanos que se despliegan demostrando que la auténtica belleza es la que florece en la tierra.

Hemos perdido la práctica antigua de mirar hacia la naturaleza en busca de respuestas. Mientras que las comunidades prehispánicas —y, afortunadamente también los grupos indígenas del presente— no dudaban en explorar su entorno para extraer de él las verdades más profundas; a muchos, simplemente se nos ha olvidado cómo. 

Pero solo hay que detenerse un instante a admirar el paisaje para que el interior se sacuda. Hay, sin duda, un lenguaje, una poesía que organiza caprichosamente a cada elemento del entorno natural y nosotros solo tenemos que hacer la conexión. La auténtica belleza es la que florece en la tierra y podemos comulgar con ella.

Y si faltaran razones para hacerlo, no hay que olvidar que este contacto puede ser ultra sanador. Al cuerpo le hacen falta las refrescantes sensaciones que provoca esta dimensión. Te proponemos, así, 4 destinos mexicanos para recordar que la naturaleza es perfecta.

También en Más de México: 4 paisajes de otro mundo que te están esperando en México

1: El recorrido de la Cascada de Tamul, en la Huasteca Potosina

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

En la cima del cañón del río Santa María, en San Luis Potosí, se encuentra la cascada de Tamul, el salto de agua más grande del estado. Tiene 105 metros de altura y es una visión inolvidable. 

Está ubicada en el municipio de Aquismón y el acceso es en el ejido La morena. Ahí puedes hacerte de una típica panga de madera, con guía y equipo de seguridad para el recorrido. Además, puedes nadar en las aguas azul turquesa y deleitarte con el verde paisaje que recubre las rocas. Hay otras actividades en la zona como rappel y senderismo.

2: Reserva de la Biósfera Sian Ka’an

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

Sian Ka’an o “Lugar donde empieza el cielo” es un Área Natural Protegida de Quintana Roo. Desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad (declarada por la UNESCO). Estos títulos aseguran, en cierto sentido, su protección y son garantía de que su belleza se mantiene intacta. 

En los humedales de Sian Ka’an, la vida florece verde y vibrante. La reserva es enorme: se extiende por, aproximadamente, 650 mil hectáreas a lo largo de 120 kilómetros. Alberga playas, cenotes y selva tropical. No es posible acceder a todas las zonas de la reserva, pero en Tulum, donde se encuentra el Centro Ecológico Sian Ka’an, es posible conseguir guías y organizar experiencias al interior de este increíble espacio. Lo más recomendable es partir de Punta Allen o Punta Herrero, dos pueblos pesqueros cercanos a la reserva.

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

La riqueza natural en torno a la selva es infinita (y un poco abrumadora). Cada región de la reserva es diferente y esconde fauna y flora particulares. Además, dentro del área hay 23 yacimientos arqueológicos que comulgan plenamente con la intervención de la naturaleza. Actividades de aventura hay de todo. Es el sitio perfecto para encontrarse en serio con los animales de México. Aunque está prohibido tocarlos, acercarse y está en ti tratarlos (y tratar su hogar) con el máximo respecto.

3: Reserva Ecológica Nanciyaga

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

En torno a la laguna de Catemaco, en Veracruz, se ha erigido Nanciyaga. Un espacio ideal para practicar el ecoturismo y conectar plenamente con la naturaleza. Si quieres darte un descanso de la visión urbana y quieres cultivar en ti o en otros el amor y las ganas de proteger la Tierra, Nanciyaga es el destino ideal. 

Es una experiencia menos densa que la de otros espacios naturales. El flujo es mucho más lento y puedes aprovechar para relajarte y conectarte con una dimensión más mística (después de todo, estarás cerca del mítico Catemaco). Limpias rituales, baños de temazcal y tratamientos con lodo son algunas de las opciones sanadoras.

Pero si quieres aventura puedes hacer kayak o recorridos para observar animales y plantas preciosos y endémicos.

4: Parque Nacional Cabo Pulmo

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

En Baja California Sur, frente a la costa de Cabo Pulmo, está el asu riqueza, dentro y fuera del agua, es enorme. rrecife de coral más grande del Golfo de California. También es un Área Natural Protegida porque 

En este sitio es posible admirar especies como el tiburón ballena, las mantas gigantes, ballenas jorobadas, tortugas marinas y tiburones. De hecho, en sus playas, anidan 3 especies diferentes de tortugas. Evidentemente es un destino ideal para el buceo, el snorkeling o simplemente disfrutar la playa.

viajes-mexico-destinos-aventura-naturaleza

El Parque se encuentra a una hora y media de San José del Cabo o a dos horas y media de La Paz, sitios donde puedes encontrar hospedaje y reservar experiencias increíbles.

También en Más de México: Rutopía: ecoturismo mexicano, genuino y deslumbrante para auténticos viajeros

8 destinos de México perfectos para introvertidos

México es profundamente amable, cariñoso y apacible. Así, si eres un viajero introvertido hay sitios que te esperan pacientemente…

México es inmenso y caótico. Sus destinos son gigantescos laberintos que pretenden seducirte con exuberancia. Olores intensos, ruidos abrumadores y colores intensamente brillantes que, si te descuidas, te atraviesan e hipnotizan.

Y, al mismo tiempo, México es profundamente amable, cariñoso y apacible. Donde domina la naturaleza hay un delicioso silencio y donde reina el concreto el oleaje producido por el ir y venir de automóviles te adormece con delicadeza. En ese sentido, hay múltiples lugares que esperan pacientemente para recibir al viajero introvertido.

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

¿Y quién es ese? El que se contenta con su propia presencia, aunque a veces desea que esta se vuelva transparente; imperceptible. El que evita gastar palabras en conversaciones casuales o esas que sirven solo para “salir del paso”. El introvertido es ese que quiere (re) conocerse a través de experiencias personales y no en medio de la vibrante muchedumbre.

Así, te compartimos 9 destinos nacionales perfectos para viajeros introvertidos.

Bacalar, Quintana Roo

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

Para caminar y, sobre todo contemplar, este sitio es absolutamente perfecto. La Laguna de los Siete Colores conjura un trance delicioso. De los destinos del Caribe, tal vez este sea el más apacible.

La contemplación no se limita a deambular por el pueblo: puedes visitar el Fuerte de San Felipe, construido en el siglo XVIII o la Casa Internacional del Escritor (un espacio cultural para inspirarte) o sumergirte en las profundidades del Cenote Azul y deleitarte en esa particular soledad.

Guanajuato

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

La capital de Guanajuato tiene un lado muy intenso que tal vez aleja al viajero introvertido. Pero, al mismo tiempo, la energía que ahí se concentra lo transforma en un espacio increíblemente atractivo.

Si disfrutas observando interacciones sociales desde afuera, analizando lo cultural sin participar demasiado, aquí se puede, especialmente durante el tiempo en que se celebra el Festival Cervantino. Aunque suena contraproducente: si quieres ser anónimo entre la muchedumbre, es un buen lugar y un buen momento.

Si no es tu búsqueda, en otras temporadas esta pequeña ciudad ofrece hermosas callecitas para recorrer, zonas arqueológicas para redescrubir, arquitectura colonial para admirar y tal vez a los más tranquilos habitantes del país: las extravagantes momias.

Te interesa: Estos son los mejores destinos para mexicanos creativos

Pátzcuaro, Michoacán

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

Inmenso en su belleza y al mismo tiempo, perfectamente discreto, Pátzcuaro es un sitio ideal para viajeros introvertidos. Hay distintos edificios antiguos para admirar como la Basílica de Nuestra Señora de la Salud; el Templo de la Compañía de Jesús; el Hotel Posada Basílica; el Museo de Artes e Industrias Populares, y la Casa de los Once Patios. En esta última encuentras los talleres de algunos grandes artesanos de la zona. Y si te gustan las artesanías, puedes visitar también el Mercado de artesanías de madera.

Para contemplar con cuidado la excepcional vista puedes dirigirte al mirador del cerro del Estribo. Si, además, quieres embriagar a tus otros sentidos tienes que probar el chocolate local; la charanda (licor endémico) y la gastronomía local: uchepos, sopa tarasca, los charales y los dulces típicos.

San Luis Potosí (las dos caras)

El desierto

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

San Luis Potosí es uno de los estados más interesantes de México, particularmente porque se guarda una buena gama de ecosistemas. Ahí se encuentra Wirikuta, un sitio sagrado para los indígenas wixárikas. La zona forma parte de distintos municipios, entre ellos, Real de Catorce y Matehuala.

En ambos municipios encontrarás guías que te pueden orientar para experimentar el desierto, si te sientes preparado, a pie y pasar una noche que sin duda complacería al más introvertido. Las estrellas en esta zona regalan una claridad muy especial. Muchas personas se adentran a este sitio buscando probar el peyote, una planta que es vital para la tradición wixárika.

Y, aunque recomendamos en serio que aproveches el viaje para comulgar con una cultura que tal vez te parece muy lejana, debes recordar que el peyote es realmente sagrado y que está en peligro de extinción. La experiencia del desierto, por otro lado, será estímulo suficiente.

La Huasteca

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

La otra cara de San Luis Potosí es verde. La Huasteca es una región que este estado comparte con otros cinco y que está constituida por 20 municipios. Tal vez el más popular es Xilitla, un espacio que desborda riqueza natural y que alberga el famoso Castillo surrealista de Edward James.

En esta región hay una filiación particular por lo “extremo” pues la geografía, el agua y la inmensa vegetación invitan a ser exploradas de la forma más intensa posible. Sabemos que no por ser introvertido desdeñas la aventura, así que si buscas acelerar el pulso, podrías encontrar exactamente lo que deseas en esta zona.

También en Más de México: Los 5 sitios más populares entre viajeros mexicanos.

Tapalpa, Jalisco

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

Un pueblo pequeñísimo, pero inolvidable. Lo recorres rápidamente, pero no te cansarás de hacerlo una y otra vez. La comida, por donde pases, es espectacular y creativa, combinando bien las delicias locales y tradicionales con la creatividad contemporánea. Aunque no puedes dejar de probar los riquísimos tamales de acelga que se sirven con crema y salsa, a un costado de la explanada principal.

Este es un sitio perfecto para estar solo, porque todo se admira y reconforta, pero sin abrumar. Especialmente la cascada Salto del Nogal y el Valle de los Enigmas. A este último se le conoce coloquialmente como “Las Piedrotas”, se trata de un inmenso valle donde se encuentran enormes (realmente enormes) piedras cuyo origen aún no se ha determinado.

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

La fuerza que emana este lugar tan especial solo se percibe en silencio y contemplación; así puede que nada más los viajeros introvertidos la hayan experimentado.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

No podía faltar este sitio, uno de los más exuberantes del país. Y aunque, sin duda también es uno de los más populares, es perfecto para introvertidos por ser inmensamente generoso, así, puedes desplazarte por todos lados y sentirte completamente seguro. Caminar por Oaxaca es vital. De día y también de noche.

Conocer a profundidad y a tu propio paso sus hermosos edificios y recintos culturales será muy grato Y, claro, tienes que comer y beber: mole, tlayudas, queso, mezcal, chocolate. Además, puede ser tu punto de partida para un viaje más largo hacia la zona arqueológica de Mitla, las cascadas de Hierve el Agua y mucho más.

Ciudad de México

destinos-mexico-mejores-viajeros-introvertidos

Otro aparente “cliché”, pero si hay un sitio para practicar el perfecto anonimato, debe ser la CDMX: la ciudad más grande de América. Nada resalta aquí, porque todo es extraordinario.

La soledad se puede practicar con discreción y sin culpa, caminando por cualquiera de sus parques, sus infinitas avenidas, bebiendo en silencio en sus cafés, bares o contemplando la tarde desde cualquiera de sus miles de restaurantes. Si el ruido de derrumba, el bosque de Chapultepec te espera; si quieres ver movimiento, el Centro Histórico aguarda.

Si eres amante del arte y la cultura, puedes pasar el día entero en la Cineteca o visitar algunos de los más de 150 museos distribuidos por toda la capital. Aquí hay gente de todos lados, de todas las formas posibles y cada uno está buscándose en el infinito laberinto. La ciudad más intensa y pública es también la más solitaria y vertida en sí misma. 

*Imágenes: 1) Alexis Nava; 2) Diego Álvarez; 3) Iván García; 4) Carlos Zgz; 5) newcombbd1121; 6) Chris Lemanz; 7) Revista Chilango; 8) Marco Vigil; 9) ; 10) Alain Misrachi; 11) the_histoghramer/Instagram.

 

Te podría interesar: Destinos preferidos de los mexicanos.

Xilitla, una recreación surrealista del “jardín del Edén” en México

En la huasteca potosina Edward James creó un vivo manifiesto del surrealismo, un espacio pensado para existir con libertad que materializa oníricos escenarios de la mente humana.

México ha sido tierra fértil para engendrar al surrealismo. Artistas como Andre Breton, Leonora Carrington y Edward James, así lo confinaron. Y es que bajo la sombra de las culturas mexicanas –que en indefinidas ocasiones vislumbran un poco de su inconsciente, de su origen que yace en las costumbres prehispánicas–, existe todo un mundo folclórico que raya entre el misterio de sus mitos y lo sagrado de sus ritos. Para los surrealistas el mismo espíritu telúrico de México era surrealista, y sus artistas un instrumento de transmisión de la más íntima subjetividad mexicana.

Fue entonces que en la década de los 40, el millonario, poeta y surrealista Edward James decidió crear una magna obra de arte en México, cuyo fin primordial fuera el quedarse abandonada para que la naturaleza se apropiara de ella. El lugar elegido fue Xilitla, un pueblo de la huasteca potosina. Se trata de un espacio concebido desde un principio como el jardín del Edén. En este idílico paraje encuentras El Castillo y Las Pozas, confluyendo con la jungla y las cascadas, al borde del río Santa María.

En la versión moderna del náhuatl Xilitla significa “lugar de caracoles”, pero en tiempos antiguos se relacionaba con la “gran serpiente verde azul”, una especie de guía mitológica de la región que personalizaba al río y que regía la perfección selvática y a su silencio inherente, cuando aún los hombres no pisaban su tierra. Esta fantástica historia fue contada por Leonora Carrington a James cuando vivió ahí, y es tal vez por ello que sus esculturas de Las Pozas simulan un laberíntico paraje abandonado, que regala un poco de silencio a quien decide sumergirse en él.

Entre 1960 y 1970 se confabuló el jardín y su complejo arquitectónico, en un espacio de 40 hectáreas con 36 estructuras surrealistas que recuerdan por una parte a las escenas del realismo mágico en la pintura, y por otra a la arquitectura neogótica de Inglaterra, la tierra natal de James. Entre las más apabullantes se encuentran La escalera al cielo, un hermoso abanico que corre hacia arriba sobre dos pilares, El camino de las siete serpientes, donde cada una representa un pecado capital, La estructura de tres pisos que pueden ser cinco, también conformado por grandes pilares que no sostienen nada, La recámara con techo en forma de ballena que corresponde a un hermoso complejo de grandes óvalos en forma de gota, y La estructura llamada El Cine, en donde James proyectaba películas a los trabajadores y a sus familias.

Xilitla representa con orgánica exquisitez ese milenario sueño de los seres humanos por gestar un espacio que trascienda las fronteras de la realidad ordinaria. Y en este caso, como en muchas de las proyecciones utópicas, Sir Edward James encontró en el arte el vehículo ideal para tan excitante misión.

Ve aquí el increíble recorrido en video por Las Pozas de Xilitla, grabado con un dron

xilitla-escalera-al-cielo

xilitla castillo

Xilitla-1

Siete-serpientes-Xilitla
Las-pozas-de-Xilitla (PRINCIPAL)

Laspozas xilitla

Xilitla-3