Los 5 fotógrafos mexicanos más relevantes de la década

Te mostramos a los fotógrafos mexicanos que sobresalieron en esta década gracias a su gran talento.

La fotografía es una de las máximas expresiones del arte: es capaz de transmitir un sinfín de emociones por medio de una imagen. La tarea de un fotógrafo no es fácil; encontrar el momento o crearlo, preparar la cámara, buscar el mejor ángulo o alcanzar la iluminación perfecta, son acciones que debe realizar con cuidado.

Cualquiera puede ser capaz de fotografiar, pero se necesita tener “buen ojo” para lograr imágenes sorprendentes. Aquí te presentamos a los 5 fotógrafos mexicanos que han sido reconocidos gracias a su magnífica e innovadora visión.

1: Eunice Adorno

fotografos-mexicanos-destacados-decada
Imagen: Eunice Adorno, de la serie “Mujeres Flores”.

Para comenzar nuestra lista, se encuentra una artista de calibre. A través del fotoperiodismo, Eunice documenta a diversas comunidades de México: sus formas de vivir y de representarse.

Sus trabajos han dado la vuelta al mundo, colaborando con: British Journal Photography, New Yorker, Magazine, Ojo de Pez, Vice, Monocle, National Geographic Travel y Die Welt, por mencionar algunos.

Actualmente, realiza un proyecto llamado Octubre Rojo, donde busca reflexionar sobre el impacto de la violencia estructural que viven los universitarios de la casa estudiantil que dio su nombre al proyecto.

2: Ruth Prieto Arenas

fotografos-mexicanos-destacados-decada
Imagen: Ruth Prieto de la serie “Momentos de suspensión”.

Ruth Prieto se graduó del programa de Fotografía Documental en el Centro Internacional de Fotografía en Nueva York en el 2012. A pesar de estar en el extranjero, su trabajo sigue reflejando la vida de sus paisanos.

La temática de sus fotos gira en torno a tres ejes: inmigración, identidad y raza. En fotografías sencillas, esta artista muestra la vida cotidiana de los mexicanos inmigrantes en los E.U.

Ruth es reconocida internacionalmente, ya que su obra ha sido expuesta en Nueva York, Francia, España y China.

3: Maya Goded

fotografos-mexicanos-destacados-decada
Imagen: Maya Goded, de la serie “Tierra Negra”

Maya Goded, fotógrafa y socióloga de corazón. Esta artista, nacida en la Ciudad de México, nos muestra lo complejo que es el ser humano. Sus fotografías son una oda a la cotidianidad, con una belleza simple, pero potente.

Retrata la vulnerabilidad, las relaciones de poder, el hastío, la alegría y la soledad. Ha participado en varias ediciones de FotoMéxico; en este año, contribuyó con varias instalaciones al festival, reflexionando y cuestionando los ideales de la figura femenina en nuestro país. Sin lugar a dudas, es una artista inigualable.

4: Emmanuel Lubezki

fotografos-mexicanos-destacados-decada
Imagen: Emmanuel Lubezki

Director, productor y fotógrafo: el paquete completo. Este polifacético artista es egresado de una de las más importantes escuelas de cine en México: el CUEC. La fama de Lubezki le ha conferido un estatus de leyenda: su trabajo en Gravity, Birdman y The Revenant lo hicieron acreedor a tres Óscares. Además, ha trabajado con directores de la talla de Iñárritu, Burton, Michael Mann y Cuarón, entre otros.    

5: Santiago Arau Pontones

fotografos-mexicanos-destacados-decada
Imagen: Santiago Arau

Fotógrafo y cineasta, este artista se ha posicionado como uno de los mejores fotógrafos mexicanos de la década.

Destaca por sus asombrosas imágenes aéreas de la CDMX. Sin embargo, su fama abarca más que eso. Su trabajo engloba la vida en la Ciudad y el sentir social: protestas, marchas, conciertos y retratos.

Uno de los trabajos más recordados de este artista fueron las fotografías que retratan la devastación y la solidaridad que se vivió el 19 de septiembre del 2017.  El documental Ciudad Herida es uno de los trabajos que hizo en conjunto con Diego Rabasa y The New York Times, por el cual fueron nominados a los Premios Emmy.

¿Te gusta el cine? No te pierdas esta 7 películas mexicanas

 

3 mexicanos en un importante festival de foto que celebra la visión latinoamericana (GALERÍA)

Las espectaculares fotografías de estos mexicanos narran para todo el mundo la experiencia de nuestro país con cariño, claridad y franqueza.

Para muchos, comprender la particular visión latinoamericana es casi imposible. 

Se trata de una región marcada por la diversidad cultural, una enorme riqueza natural y —tal vez como consecuencia— al mismo tiempo es un espacio con una larga historia de conquistas, territorios en disputa y que, constantemente, tiene que explicarse frente a las potencias occidentales.

México encarna esto y más. Sin embargo, son cada vez más las regiones en el mundo que están viviendo situaciones que se parecen o recuerdan a la experiencia latinoamericana. Esto probablemente se debe al aumento en los movimientos migratorios

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Tonatiuh Cabello Móran

Así, ciudades como Nueva York, se han consolidado como capitales internacionales, multiétnicas que tienen que lidiar con los efectos —positivos y negativos; anímicos, simbólicos y materiales— de la migración. 

Pero, quienes quieran aproximarse a estos fenómenos, deben ser sumamente sensibles y buscar narraciones claras, francas y cariñosas que estén manifestando lo que significa para las subjetividades latinas cargar con este título en la contemporaneidad.

Con eso en mente se celebra en el Bronx Documentary Center el Festival Anual Latinoamericano de Foto que incluye obra de algunos de los más brillantes y premiados fotógrafos de Latinoamérica y el Caribe. 

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Citlali Fabián

Este Festival busca generar diálogos en torno a la obra de “fotoperiodistas experimentados que adoptan un enfoque poético y subjetivo de los temas complejos que aquejan a la región [que habitan], como la violencia política, la crisis económica y la migración masiva.”  

Y como explica Cynthia Rivera, una de las curadoras del Festival en 2019, “A pesar de que es realmente intenso sacar estas fotos en la calle y en los espacios públicos, es un tema muy importante […]” y lo es, especialmente, porque muchos habitantes de ese y otros barrios de Nueva York son migrantes.

También en Más de México: “Tierra de Brujas” fotografías que capturan el misticismo mexicano por Maya Goded (FOTOS)

Los mexicanos en el Festival Anual Latinoamericano de Foto

Tres mexicanos se presentarán en este importante evento. Te invitamos a leer un poco sobre ellos y echarte un pequeño clavado en algunas de las piezas que estarán exhibiendo.

Tonatiuh Cabello Móran

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Tonatiuh Cabello Móran

Originario de Ciudad Neza en el Estado México se ha especializado en fotografía de calle y proyectos de carácter documental, principalmente en la periferia de la CDMX. Uno de los temas que más le interesan (y que estará compartiendo en el Festival) es la relación de México con la religión católica. 

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Tonatiuh Cabello Móran

Entre clichés, escenas absolutamente kitsch, apropiaciones mexicanizadas de los íconos judeocristianos y la enorme importancia de las fiestas (con comida, desechables, peregrinaciones, cohetes, alcohol), las imágenes de Tonatiuh Cabello son igualmente entrañables y sorprendentes.

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Tonatiuh Cabello Móran
fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Tonatiuh Cabello Móran
fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Tonatiuh Cabello Móran
fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Tonatiuh Cabello Móran

Citlali Fabián

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Citlali Fabián

Esta brillante fotógrafa oaxaqueña utiliza la imagen como una forma de comprender, cuestionar y reinterpretar su propia identidad, al retratar a otros. Su proyecto “Mestiza” celebra la belleza de las mujeres yalaltecas (grupo descendiente de la cultura zapoteca), pero sin folklorizarla. 

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Citlali Fabián

Su obra, de hecho, deslegitima la práctica antropológica de fotografiar a las “tribus” que desde el siglo XIX ejecuta esta cuestionable disciplina. Por eso sus piezas son en blanco y negro y utiliza cámaras antiguas, así como técnicas de impresión de la época. 

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Citlali Fabián
fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Citlali Fabián

Yael Martinez 

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Yael Martínez

El trabajo de este guerrerense es sublime, abrumador y, con un poco de contexto, desgarrador. Lo que él explora en sus poéticas imágenes es la forma en que la violencia social afecta el estrato más profundo de las comunidades que lo rodean.

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Yael Martínez

Sus piezas describen, a través de ciertas presencias, la ausencia de quienes han muerto, han desaparecido o simplemente han abandonado a su familia y a la comunidad.  

fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Yael Martínez
fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Yael Martínez
fotografos-mexicanos-mejores-exponen-internacional-fotografas-mexico
Yael Martínez

También en Más de México: Elegantes fotografías de nuestra tierra, romántica y aleatoria (GALERÍA)

La piel de la nación: retratos limítrofes (y costeños) de México

En tiempos polarizados, no nos queda más que abrir umbrales entre límite y límite. Eso logran estas exquisitas fotografías.

Una fotografía conjuga una suma de decisiones. Frente a un evento, quien captura la imagen se hace responsable de contar una historia particular sobre el objeto enfocado. Por otro lado, la visualidad en nuestro tiempo es un asunto fortuito: dejamos pasar imágenes constantemente, sin dedicarles suficiente; y, de la misma manera, capturamos a otros sin hacernos responsables sobre la historia que en este acto relatamos.

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

Los formatos contemporáneos son en ese sentido ultra sencillos: cuadrados, donde la composición es evidente; sugiriendo al observador la posibilidad de consumir vorazmente imágenes, cuando le sea necesario.

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

Por otro lado, aún podemos valernos de propuestas vigentes y hermosas como “Litorales”, un proyecto de Francisco Mata Rosas y Eniac Martínez. El proceso consistió en que los amigos, ambos fotógrafos mexicanos, emprendieran un viaje para recorrer las riberas, costas y otros márgenes de la república: los litorales. Su idea era “dibujar el perfil del país”.

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

Estos encantadores retratos limítrofes (y costeños) de México cumplen múltiples funciones. Por un lado, las fotografías de “Litorales”, están tomadas en el formato 6×16, lo que les imprime una visión panorámica que exige ser recorrida por el espectador y que al fotógrafo obliga a tomar en serio cada detalle de la composición; sobre todo porque estas panorámicas no son de paisajes —que se pintan solos— sino de delicadas escenas que narran lo social y cultural.

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

Pero este es el trabajo del fotógrafo: elegir las herramientas adecuadas para transmitir una idea que, si se supone compleja, necesita construir una relación entre uno o más objetos y el territorio que los contiene. Los elementos de un extremo están conectados con el otro, en un equilibrio muy particular que nos sugiere relacionar cosas distantes —como un mar con otro— y pensar qué tienen en común.

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

Para un país aparentemente dividido y con las fronteras muy marcadas, encontrar estos puntos de encuentro, estos puentes, es fundamental. Las imágenes de “Litorales” nos regalan esta premisa, pues quizás estén tratando de llegar a las partes más distantes del país, a sus límites territoriales y transmitir una sensación de unidad. Como si en lugar de “fronteras” retrataran la piel que nos recubre, evidenciando también sensuales pliegues: umbrales donde los litorales se funden con el horizonte.

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

fotografias-mexico-destinos-playas-costas-fotografos-mexicanos

Finos retratos de siniestra simetría, cortesía de un arquitecto mexicano

Las casas de interés social proponen un paisaje que evoca extrañeza, pero también un peculiar placer derivado de su singular simetría.

Entre los paisajes fantásticos que hacen de México uno de los lugares más espectaculares del mundo, hay constantes interrupciones de concreto. Algunas son igualmente emocionantes, pero otras evocan una peculiar extrañeza; en el mejor de los casos, remiten al absurdo y en el peor, son llanamente feas o innecesarias.

Las casas de interés social, por su parte, evocan algo verdaderamente siniestro, pero también un extraño placer para la vista que posiblemente deriva de su singular simetría. Estos atributos atrajeron al ojo del brillante arquitecto y fotógrafo mexicano Jorge Taboada, quien dedicó una exquisita serie de imágenes al análisis de estos monstruosos conjuntos de viviendas que se encuentran en las afueras de casi todas las ciudades del país.

Como sucede constantemente con los proyectos gestionados por gobiernos mexicanos, algunos desarrollos se quedan solamente en eso. Inacabados, abandonados, aislados y grises, conjuran una cualidad ciertamente apocalíptica que también es seductora para el ojo de un creador como Taboada.

mexico-paisaje-urbano-imagenes-casas-interes-social-fotografias-drone

También en Más de México: Geniales fotografías de “arquitectura libre” mexicana (GALERÍA)

Y aunque sus imágenes son finísimos retratos de esta infraestructura, también funcionan como evidencia para ejecutar una dura crítica, no solo al proyecto de “interés social”, sino a una manera de entender la función arquitectónica. Nos olvidamos a veces de que el diseño del espacio tiene un poder enorme sobre nuestra cotidianidad. De sus formas dependen nuestros movimientos y posibilidades de habitar.

En ese sentido, la habitación, la “vivienda”, determina las vivencias de quienes la utilizan. Y, sin duda, hay una desconexión fuerte entre lo que suponen sobre la vida quienes diseñan estas casas (todas idénticas a sí mismas, tratando de usar la menor cantidad posible de material y los materiales menos costosos)  y las necesidades reales de las personas que se ven en la necesidad de comprarlas y rentarlas.

Esa misma distancia entre las viviendas como objeto y los usuarios es lo que las vuelve tan enigmáticas. Su falta de “usabilidad” recuerda a las cualidades de muchas obras de arte que están ahí para romper el paisaje de lo cotidiano, para cuestionarlo, pero no para ser habitadas o para facilitar la navegabilidad de la existencia.

“Alta densidad”, la serie de Taboada, toca con cuidado los dos lados. El fotógrafo de arquitectura llama acertadamente a estos conjuntos “paraísos siniestros”. Como explica (según este artículo de la revista WIRED):

Por un lado veo la belleza de esta arquitectura: los paisajes monocromáticos, las formas fractales… Pero luego creo que hay personas que viven allí y que están sufriendo las consecuencias de la despersonalización de la vivienda. Las grandes empresas de construcción, sin las regulaciones adecuadas del gobierno, construyeron parques pequeños o inexistentes y áreas de recreación. Estos son cubos pequeños y concretos, muy caluroso en el verano, y sin patios traseros. Los llamo paraísos siniestros.

Tal vez nuestros gobiernos podrían empezar a imitar las formas del paisaje que el concreto está fragmentando.