Gabriela Molina, la modelo mexicana que sacude el paradigma de belleza

No tiene brazos pero le sobra espíritu a esta psicóloga y modelo mexicana de 24 años.

Ana Gabriela Molina nació sin brazos, y 24 años después ganó un certamen de belleza en Coatzacoalcos, Veracruz. Así, esta joven mexicana emprendió una de las tareas más difíciles del arte de la educación: diluir estereotipos, en este caso de belleza, y sacudir los paradigmas que rigen la realidad cultural. 

Psicóloga, modelo y conferencista, Ana Gabriela presume una actitud ejemplar: “He logrado superar todo lo que me ha ocurrido en la vida”, declaró a la agencia Reuters, y advirtió que una circunstancia en su camino, por ejemplo nacer sin brazos, no le ha impedido soñar y luego materializar sus sueños.

En marzo de 2020 participará en la edición estatal del concurso de belleza, y si triunfa entonces accedería a Miss México (el certamen más importante a nivel nacional). Pero independientemente de lo que ocurra con su carrera, por lo pronto resulta ya fascinante la figura de esta veracruzana; su historia demuestra cómo la voluntad puede dominar la materia, y así Ana Gabriela trasciende su propio cuerpo físico para cambiar una pequeña porción de realidad. 

En México ocurren permanentemente historias como esta, y no inspirarnos en ellas sería una verdadera lástima.  

Nuestras Voces: un espacio para que conozcas a las mexicanas que han cambiado la historia

Conoce a las mujeres mexicanas que han cambiado nuestra historia en esta increíble plataforma colectiva.

En la historia de México no faltan grandes héroes. Hombres increíbles y de fuertes convicciones que buscaban construir un país donde la vida fuera digna y donde cupieran todos.

Paradójicamente, la historia oficial es tremendamente excluyente. Pasando la conquista, se olvida de los grupos indígenas (en todo caso, les llama “campesinos”); en ningún momento reconoce la presencia de los héroes afromexicanos, y francamente, poco nos dice de las mujeres.

mexico-historia-mujeres-heroinas-mexicanas-cientificas-artistas-escritoras
María Sabina

La invisibilización de estas “minorías” responde a muchas razones. Por un lado, probablemente sea cierto que participaban menos de los grandes eventos políticos de México, porque no se les permitía.

Sin embargo, eso no quita que tengan historias valiosas y que, en distintos nichos, hayan realizado actos heroicos. Lo más extraño es que esta tendencia continúa activa y la historia contemporánea se sigue brincando a ciertas figuras increíbles, discriminando por rasgos identitarios como el género y la etnia.

mexico-historia-mujeres-heroinas-mexicanas-cientificas-artistas-escritoras
Nahui Olin

Pero muchos de estos grupos —poco, nada o muy mal representados por la historia oficial— están dando la lucha. Con esto en mente nació Nuestras Voces, un colectivo que tiene como objetivo “rescatar las historias de mujeres mexicanas que nos inspiran.”  Y la forma de hacerlo evidencia una enorme creatividad y también pone en el mapa a las mujeres mexicanas que hoy están haciendo la diferencia.

A través de relatos, ilustraciones, videos, una increíble línea del tiempo y este quiz (que te retamos a contestar), este proyecto colaborativo ha comenzado la valiosa labor de reconocer a las grandes heroínas mexicanas que poco o nada fueron tratadas por la historia oficial y también a las contemporáneas que se destacan en campos vitales como el arte, la ciencia, la literatura, el periodismo y la política.

mexico-historia-mujeres-heroinas-mexicanas-cientificas-artistas-escritoras
Antonieta Rivas Mercado

Además, el proyecto se abre a la colaboración de cualquier mexicana, invitando a todas a enviar relatos, ilustraciones, datos o investigaciones sobre las mujeres nacionales que la inspiran. Con ingenio, Nuestras Voces está expandiendo los límites de la historia, para que pueda hacer honor al proyecto que, hasta donde sabemos, inspiró a los héroes de siempre: un México donde todos estemos presentes.

Vista la plataforma aquí.

Conoce el sitio que recaba la historia de mexicanos comunes que inspiran

Tú, y todos, conocemos a alguien que nos inspira: esas historias deben contarse.

Podríamos decir que un país, en su generalidad, es un espacio geográfico con ciertas coincidencias culturales que comparten aquellos que lo habitan. Aquí lo curioso es que dicho espacio no es el protagonista, lo son sus habitantes.

Con más de 112 millones de habitantes México ostenta una diversidad increíble, casi inabarcable. Hasta cierto punto resulta paradójico, aunque aún más fascinante, el hecho de que 68 pueblos indígenas coexistan con una amplia mezcla mestiza, y sin embargo exista un algo que de verdad nos identifica: quizá una manera de ver la vida de forma ligera, cercana al desapego. No, no somos tan diferentes como parecemos, y es tan obvio como cuando en la calle te topas con un extraño y en pocos segundos terminas entablando una conversación. 

Un proyecto llamado “México: Historias que Inspiran” reunió, gracias a la contribución de los usuarios, cientos de historias de personas comunes, algunas con casos de éxitos profesionales, otras simplemente de congruencia en la vida cotidiana. Personajes que son como tú y como yo, y que desde su vida “común” nos regalan un respiro para inspirarnos con ellos (y por lo tanto para inspirarte contigo).

Una plataforma digital donde cualquiera podía compartir la historia propia, o de algún conocido, dignas de consideración. El usuario compartía el caso y podía complementarlo con algo de material extra, como un video. Luego de 72 horas se decidía si las historias serían publicadas. Después, los mismos usuarios iban compartiendo en redes sociales sus favoritas; así, este indicador fue útil para los creadores del proyecto con el fin de seleccionar finalmente los ganadores.

Cuando la historia comenzaba a compartirse mucho, entonces eran creados más formalmente videos que sintetizaran ese capítulo inspirador. El objetivo era simplemente inspirarte, verte en un espejo en todas esas personas que son como cada uno de todos. 

La convocatoria para subir las historias expiró en noviembre, pero ahora queda para la posteridad este sitio que nos muestra decenas de casos, muchos aparentemente nada espectaculares, pero llenos de un sentido colectivo desde la individualidad grande, que hace de un país lo que es.. Estas historias son abstracciones necesarias para retomar una identidad que intuimos, que se dibuja en cada persona amable cuando simplemente recorrernos una acera.

Algunos de los ejemplos de este proyecto:

Juan Orozco, policía mexicano

 

Pablo Salas, cocinero mexicano

 

Joana y Víctor, estudiantes, creadores de Ecomuros

 

20 mujeres recorren México para encontrar historias de luchadoras sociales

“Voces de mujeres, historias que transforman” va por el país recolectando ejemplos de vida de mujeres que están haciendo cambios profundos en su contexto.

“Alondra, de 43 años, ha sido trabajadora sexual desde que se salió de su casa a los 19. Recuerda que su infancia fue tranquila, sin carencias, incluso recuerda las jornadas vacacionales en las que les llevaban a visitar fábricas y museos.” Así comienza una de las decenas de historias que puedes recorrer en el sitio Voces de mujeres, historias que transforman; ahora Alondra se ha convertido en una estudiante de maestría en derecho.

¿Por qué concentrarse en las mujeres? Pues por que ellas protagonizan millones de hogares, muchas como jefas de familia, por que su rol en la sociedad es evidentemente decisivo: no solo participan como una gran fuerza económica y laboral, también absorben en buena medida la crianza de los hijos.

tumblr_inline_norbsmOeNk1rgohgc_500

Encontrar y dar a conocer historias inspiradoras de mujeres que están actuando por cambiar sus comunidades es muy importante, es inspirador, es justo y puede fortlecer este motor de cambio. Organizaciones como Luchadoras TV, La Sandía Digital, SocialTIC, Subversiones y WITNESS, en mancuerna con 20 mujeres involucradas en procesos comunitarios o colectivos de mujeres, han creado el proyecto Voces de mujeres, historias que transforman. La intención es recabar todas esas historias a las que hace falta mirarles y aprenderles.

Todas las organizaciones participantes han recibido asesoría en técnicas de audio y video para documentar los capítulos de mujeres valientes y comprometidas con esparcir valores que mejoren el tejido social mexicano.

Las historias son tan disímiles como la de Aurora, una servidora sexual que fue transformando su vida para proteger a más mujeres que viven vulnerables, como ella, hasta mujeres que protegen los recursos naturales en sus comunidades pese a la persecución de autoridades o intereses corporativos.

“Al escuchar las diferentes historias de cada mujer en la zona de La Merced consideré necesario escribir un caso que como muchas rompen el estereotipo, estudian carreras universitarias y se dedican a defender y ser portavoz de sus compañeras.” nos cuenta en otra historia Mariana.

Asimismo esta iniciativa documenta otros proyectos que nos engrandecen como sociedad, todos y cada uno liderados por mujeres. Como colectividad es menester tener en mente todos estos esfuerzos que no suelen hacer noticia, pero que nos hacen proyectarnos y modifican esa abstracción que imaginamos sobre nuestra realidad.

Date un necesario y reconfortante sorbo de estas historias; dentro de cada una yace un personaje ejemplar.

* Imagen: Witness.org