4 filósofos mexicanos esenciales y su gran legado

Estos cuatro brillantes mexicanos son un claro ejemplo de que nuestro país también es una importante cuna del pensamiento filosófico.

Desde hace siglos, la filosofía ha jugado un papel importante en el desarrollo del pensamiento racional. El ser humano siempre se ha caracterizado por buscar respuestas a todo lo que le rodea e incluso hacia sí mismo: ¿quién soy?, ¿qué es el bien y el mal?, ¿por qué existo? Todas estas preguntas, y muchas otras más, son la clave del nacimiento de la filosofía.

Históricamente, se dice que la filosofía nació en Occidente; para ser más precisos, en la Antigua Grecia (aunque hoy día se sabe que la filosofía asiática es más antigua que esta). Incluso, muchos de sus representantes y padres de la filosofía clásica como Aristóteles, Platón, Sócrates, Pitágoras, Heráclito y Tales de Mileto, son griegos. Sin embargo, hay que reconocer que al otro lado del charco también existían corrientes significativas y grandes pensadores.

No solo hacemos referencia a los filósofos que existieron en Mesoamérica, sino también a los grandes pensadores que se desarrollaron en México. Sí, es importante reconocer que hay un gran legado filosófico en nuestra nación y que Latinoamérica también es cuna de dicho pensamiento. Es por ello que aquí te presentamos a 4 filósofos mexicanos que nos hicieron preguntarnos, ¿qué significa ser mexicano? Ven a conocerlos.   

Antonio Caso

Imagen de: México Lindo y Querido

Antonio Caso Andrade nació en la Ciudad de México. Este ilustre hombre fue una de las figuras centrales de la llamada "Generación de 1910". A lo largo de su carrera abordó temas de filosofía, estética, doctrinas morales, ideología nacional y sociología, entre otras. Quizá lo recuerdes por ser uno de los fundadores del Ateo de la Juventud, junto con José Vasconcelos.

José Vasconcelos

Imagen de: Diario Presente

No podía faltar en esta lista, el gran José Vasconcelos Calderón. También conocido como "El maestro de la juventud de América", José Vasconcelos fue abogado, político, escritor, educador, funcionario público y filósofo. Entre sus obras literarias destacan: La raza cósmica (1925), Pitágoras, una teoría del ritmo (1916) y Prometeo vencedor (1920), entre otras.

Leopoldo Zea

Imagen de: UNAM Global

Filósofo de cabecera para todos los sociólogos y antropólogos. También nacido en la Ciudad de México, Zea se desempeñó en varios campos: investigador, funcionario, analista y catedrático. Como discípulo del maestro José Gaos, las obras de Leopoldo Zea siempre tuvieron una inclinación filosófica. Entre sus obras destacan El positivismo en México (1945), Apogeo y decadencia del positivismo en México (1944) y América en la historia (1957), entre otras.

Emilio Uranga

Imagen de: Círculo de Estudios de Filosofía Mexicana

Si alguna vez te preguntaste con gran detenimiento, ¿qué es ser mexicano? Probablemente conozcas a Uranga. Nació en la Ciudad de México y también es reconocido por ser uno de los personajes más ilustres de su época. Uranga es considerado uno de los iniciadores de la filosofía de lo mexicano, una corriente destacada de 1948 a 1952. Sus obras más importantes son: Análisis del ser mexicano (1952), Ensayo de una ontología del mexicano (1949), Kant y Santo Tomás (sobre el problema de la verdad) (1954) y Astucias literarias (1917). Su literatura está influenciada por Borges, Jaime Torres y Alfonso Reyes.

Si te interesa conocer más a fondo la filosofía de Emilio Uranga, aquí te dejamos un link.

*Fotografía destacada: Luis Montemayor