Los mayas construyeron una de las carreteras más antiguas del mundo

Los caminos blancos eran las principales vías que conectaban las ciudades mayas del Yucatán del pasado; uno de ellos llegó a medir hasta 100 kilómetros.

La civilización maya es una de las grandes culturas de Mesoamérica: su influencia ha trascendido tiempos y fronteras. Sus aportaciones son numerosas: arquitectura monumental, calendarios, conocimientos astronómicos, la invención del cero…en fin, los mayas han marcado la historia de México y de Latinoamérica a través de los siglos. Recientemente, unos estudios revelaron toda una serie de carreteras que conectaban ciudades mayas en Yucatán.

yucatan
Imagen de: Pinterest

Estos caminos se conocen como sacbes, que en maya significa “camino blanco”. Se cree que su principal función era conectar asentamientos en la península, pero su importancia también era espiritual y mitológica. Por un lado, una obra de ingeniería de tal envergadura demostraba el poderío político y económico de una ciudad en particular. De esta manera, ciudades rivales establecían su dominio. Por otro lado, los sacbes eran importantes rutas de peregrinación.

A pesar de que se sabe de la existencia de varios sacbes, científicos de la Universidad de Miami, valiéndose de tecnología láser, lograron identificar uno que mide 100 km. La bautizaron como “la gran calzada maya”, ya que es la carretera más larga de la que se tiene noticia en Yucatán. Además, fue levantada hace más de mil años. Esta singular obra, llamada Sacbe 1, está construida con piedra, con un núcleo relleno de piedras grandes y grava en la superficie, la cual estaba recubierta con una capa de estuco.

yucatan

Aunque está construido sobre terreno ondulado, el Sacbe 1 era plano, ya que las irregularidades se rellenaban con piedra caliza. La superficie estaba recubierta de yeso blanco brillante, hecho de piedra caliza, cal y agua. Esta es la misma fórmula que utilizaban los romanos para fabricar concreto en el siglo III a.C. Esta no es sino una de las tantas similitudes que unen a diferentes culturas, a pesar de la distancia en el espacio y en el tiempo.

El larguísimo camino blanco se descubrió gracias a la tecnología láser. Lo que hicieron los arqueólogos fue disparar pulsos de luz láser desde el aire a la superficie, para después medir el tiempo que tardaba el rayo en rebotar. Esto les permitió recrear mapas 3D de muchas construcciones escondidas bajo la vegetación. Los estudios revelaron más de ocho mil estructuras a lo largo del camino. Además, revelaron que los sacbes no eran rectos, sino que serpenteaban para conectar varios asentamientos.

yucatan
Fotografía de: Traci Ardren

El Sacbe 1 conectó a dos importantes ciudades de Yucatán: Cobá y Yaxuná. Se cree que se construyó por la orden de K’awiil Ajaw, una poderosa dirigente de Cobá, hace más de mil años. K’awiil Ajaw fue una de las líderes más aguerridas de la ciudad. La teoría que en estos momentos prima entre los arqueólogos es que la mandataria mandó construir el Sacbe 1 como una estrategia, para afianzar el dominio de Cobá en la península.

Sin embargo, esta es solo una hipótesis, y se necesita de meses, o incluso años, de estudios, para probarla. El siguiente paso para el equipo de arqueólogos de Miami es realizar una serie de excavaciones a lo largo del camino blanco, lo que les permitirá armar el misterioso y fascinante rompecabezas de esta impresionante obra de ingeniería de la antigüedad. Yucatán es un estado repleto de historia y tesoros escondidos: el Sacbe 1 solo es el comienzo de grandes descubrimientos.

Si te interesan las grandes obras de arquitectura, no te pierdas los 8 edificios abandonados más fascinantes de México.

*Imagen destacada de: El Universal