Bosques de Monterreal, el improbable  sitio para esquiar en México

Se le ha llegado a considerar como la “Suiza de México" por su carácter boscoso y sus cumbres nevadas en invierno, que recuerdan a los paisajes europeos.

Esquiar parece ser un sueño que sólo se consigue en ciertos sitios de latitudes al norte,  como Canadá, EE.UU. o diversos países europeos. Sin embargo, la increíble diversidad de ecosistemas en México incluye, para sorpresa de muchos, la oportunidad de contar con un centro de esquí en este país.

En el estado de Coahuila existe un sitio novedoso y elegante, que se ha posicionado como uno de los centros de esquí más llamativos en el mundo. Se trata de los Bosques de Monterreal, ubicado en la sierra de Arteaga –a media hora de la ciudad de Saltillo y a una hora del aeropuerto de Monterrey, en Nuevo León. Inclusive se le ha llegado a considerar como la “Suiza de México”, pues su paisajes boscosos y cumbres nevadas en temporada invernal recuerdan a los horizontes europeos.

3dda5e13aee032ec1bf471fa163d2070 

A una altitud de mínima de 2,300 metros, y máxima 3,700, los Bosques de Monterreal brindan la posibilidad de pasear, de manera improbable considerando que estamos en México, por parajes icónicos del invierno blanco. Las cabañas que se encuentran en la zona hotelera proporcionan una insólita vista de la naturaleza, convirtiendo la experiencia en un encuentro de paz. Además, el destino no solo presume su pista principal de esquí, también cuenta con campo de golf, canchas de tenis, alberca techada, muros para practicar el rapel, rutas de senderismo y un centro ecuestre.

El sitio cuenta con dos tipos de pistas, la principal y la de aprendizaje, las cuales están compuestas por dendix, una fibra especial que facilita el deslizamiento de los esquíes con el rocío del agua. La primera, la principal, tiene una longitud de 230 metros y un lift –ascensor para subir a la cuesta– que cubre una pendiente de 20 grados. Mientras que la segunda, la de aprendizaje, sólo cuenta con 45 metros de longitud y un lift de banda.

Los expertos del lugar aseguran que ambas pistas requieren del mismo equipo que en un centro de nieve natural: ataduras para evitar lesiones en las piernas, botas para la protección de los pies, esquíes y palos para impulsar el descenso de la cuesta. Todo esto puede conseguirse en la administración de los Bosques de Monterreal, junto con la asesoría de un instructor o guía especializado.

En pocas palabras el sitio brinda realmente una oportunidad de relajación en un ambiente óptimo a la introspección y al desafío. Visitarlo no sólo implicará descubrir un lado insólito de México, también otro de uno mismo, muy oculto, que disfruta de las emociones intensas y, a la vez, relajantes, incluso poéticas –a fin de cuentas el blanco invernal de un paisaje nevado es profundamente sugerente.

bosques de montería en coahuila con nieve

* Imágenes: Mochileros

Danzas de la calle: resolviendo la violencia “a cumbiazos” (VIDEO)

Algunas “pandillas” de Saltillo se organizaron para cambiar los golpes por las cumbias y, así, sublimar la violencia con mucho estilo.

Está clarísimo: la situación de violencia en México nunca había sido tan complicada. Eso todos lo sabemos. Lo que pocos saben son las cosas que muchísimos mexicanos están haciendo para darle la vuelta a este terrible panorama. Y lo mejor de todo es que, estas acciones retoman lo más simple, cosas que nunca imaginamos que servirían para resolver un problema tan grave. Cosas como bailar.

saltillo-coahuila-danzas-calle-cumbia-pandillas-comunidad-violencia

Un ejemplo increíble es el colectivo “Danzas de la calle”, que ha sabido interpretar bien las dinámicas urbanas de Saltillo, Coahuila, y usarlas para construir una cultura de paz, en lugar de un entorno violento. Su intención es “representar las guerras de bandas o pandillas a través del baile”; así en lugar de “agarrarse a madrazos”, pandillas rivales hacen una reta de cumbia colombiana (cumbia tradicional mezclada con techno) y en ese movimiento subliman su enojo. 

saltillo-coahuila-danzas-calle-cumbia-pandillas-comunidad-violencia

“Danzas de la calle” ya es un grupo consolidado de danza, que se presenta en distintas colonias de Saltillo, incentivando formas completamente nuevas de comunicarse con los demás y también de encontrarse con uno mismo. Inspirados por el estilo, un ambiente familiar y muy agradable, el movimiento y, claro, una buena cumbia, muchos jóvenes de la ciudad buscan unirse a este grupo; y otros tantos han aprendido que bailar es la mejor manera de “enfrentarse”, expresándose con honestidad, pero sin salir lastimados. 

Pero ser parte de “Danzas” —como le dicen de cariño sus integrantes— es un compromiso fuerte, pues en el colectivo no se permite el uso de drogas, se evitan a toda costa las interacciones violentas y si uno quiere bailar, tiene que demostrar que le está yendo bien en la escuela. Así, esta actividad colectiva es una auténtica alternativa para los jóvenes que viven en las periferias de Saltillo y que, como referente, tienen un contexto bastante descompuesto, pero que sí se puede cambiar. 

saltillo-coahuila-danzas-calle-cumbia-pandillas-comunidad-violencia

También en Más de México: Juego de pelota en la CDMX: retas prehispánicas para sublimar la violencia

Lo mejor es que “Danzas de la calle” no descarta las ideas de “pandilla” y orgullo barrial, porque encuentran en ellas la encarnación de lo comunitario, la importancia de la familia y sin duda una herramienta para re-ensamblar el tejido social. 

Y claro que ser de barrio es motivo de orgullo. Los barrios suelen ser zonas rezagadas, donde las políticas públicas no aplican de las mismas formas y donde los servicios no llegan con la misma facilidad que en las colonias de mayores recursos. Ser de barrio implica resiliencia y mucha unión social. Y ese orgullo también es un escudo contra la discriminación. 

saltillo-coahuila-danzas-calle-cumbia-pandillas-comunidad-violencia

La cumbia colombiana está ligada a un estilo que remite a la vida barrial, a la cultura chicana, a la urbanidad y para algunos esto se relaciona inmediatamente con criminalidad y, claro, violencia. Pero los jóvenes que bailan en “Danzas” están fragmentando estos juicios superficiales. Con sus intrincados movimientos y a través de este cadencioso ritual, los bailarines de cumbia en Saltillo están generando una auténtica resistencia. 

También en Más de México: Breve introducción a los explosivos y legendarios sonideros de México

Laatzi Du es el bosque más sustentable de México y es protegido por sus habitantes

En el municipio de San Juan Evangelista Analco, en la Sierra de Oaxaca, los habitantes han conseguido resultados sorprendentes con el manejo de su bosque.

En México el 70% de los bosques está en manos de indígenas y campesinos, son generalmente, espacios de tierra comunal. Aunque milenariamente el indígena es quizá el sector que más ha cuidado la naturaleza por el valor que le otorga, en los últimos años muchos factores han propiciado la polarización de las comunidades y megaproyectos (entre otros motivos) han amenazado estos recursos, marginando a poblaciones enteras y dividiéndolas.

Por las anteriores cifras, el cuidado de los bosques en México está altamente vinculado con los habitantes de estos espacios. Los mejores guardianes de la naturaleza, así, son sus dueños comunales.

El ejido es un modelo que otorga derechos agrarios a las comunidades con respecto a una parcela; de este modo no hay un dueño específico, sino que un grupo de personas puede explotar estas tierras. Es precisamente esta organización la que puede generar cohesión para el cuidado forestal. 

Lo anterior ha sido comprobado por una comunidad en particular que se ha convertido en un ejemplo de manejo sustentable de sus recursos forestales. Se trata de los habitantes del municipio oaxaqueño de San Juan Evangelista Analco, quienes acaban de ganar El Premio Nacional al Mérito Forestal 2016, este reconocimiento del gobierno federal los ubica como los más eficientes promotores y ejecutores de la Silvicultura Comunitaria de México.

Laatzi Du mejor bosque sustentable méxico oaxaca

Esta comunidad ha tradicionalmente cuidado sus bosques, ello es parte de sus cultura, sin embargo hasta 2005 inició la silvicultura de manera formal concentrándose sobre todo en la correcta distribución del uso de la tierra: áreas urbanas, de conservación, turismo, para la producción forestal, áreas agrícolas y de trabajo de restauración.

En San Juan Evangelista Analco nadie puede hacer un proyecto ni realizar un tipo de trabajo en el bosque sin que el asunto sea aprobado previamente por la asamblea del pueblo.

“Lo que estamos haciendo va más allá de 10 años. Es difícil entender el correcto cuidado del bosque, pero es una tarea que cada uno en Analco ya aprendió y sabe que tiene que cuidar los árboles, los mantos acuíferos y a los animales” enfatizó Rogelio Manzano Sosa, especialista en temas forestales para nvinoticias.

Como casos afortunados y similares, en Chiapas, en el municipio de Pijijiapan, un grupo de habitantes  ha conseguido que animales como el Tucán haya vuelto con la reforestación de hasta 40 hectáreas, convirtieron un desierto en un oasis. También, al mixteco Jesús León Santos  le ha sido otorgado el premio conocido como”el nobel de ecología”, el Premio Ambiental Goldman, por su labor de reforestación de la Sierra Mixteca.

Laatzi Du mejor bosque sustentable méxico oaxaca

 

*Imágenes: nvinoticias.com

Sitios hermosos y poco conocidos para pasar las vacaciones en México

La diversidad de México permite siempre descubrirlo en algún lugar nuevo.

México está lleno de sitios por visitar, sus sorpresas no decaen cuando te dispones a encontrar nuevos y hermosos lugares. En estos días de Semana Santa, en que los espacios más turísticos suelen estar atiborrados, hoy te presentamos algunas opciones no tan populares pero de una belleza increíble:

Izamal, Yucatán

También conocida como la Ciudad Amarilla, la Ciudad de las Tres Culturas o la Ciudad de los Cerros. Asentada entre colinas, sus construcciones están, atípicamente, pintadas de amarillo. Su conjunto conventual llamado Nuestra Señora de Izamal está asentado entre vestigios prehispánicos lo que le imprime un toque místico…. Sus calles del centro adoquinadas en contraste con el amarillo de sus edificios te encantará. Ubicada a 67 kilómetros al este de Mérida. 

izamal, yucatán

Costa Esmeralda, Veracruz

Es un franja a lo largo del Golfo de México, 20 kilómetros de arena clara y aguas cristalinas en tonos verdes. Tiene un oleaje muy apacible, es parecido a un lago verde turquesa, prolongado, y con bahías. Es un lugar increíble por ser un híbrido entre turismo económico y regular. Encontrarás desde hoteles hasta casas rodantes y lugares para acampar. costa esmeralda veracruz

La Huasteca, Nuevo León

Es un parque ecológico cerca de la ciudad de Monterrey. Sus formaciones montañosas y rocosas son espectaculares, muy similares a las místicas formaciones de la orografía China de Huangshan; cruza además por el lugar un hermoso río color verde esmeralda llamado Santa Catarina.

la huasteca nuevo león

 Lago de Camécuaro, Michoacán

A a 13 km de la ciudad de Zamora. Aquí encontrarás aguas termales; el lago se abastece de manantiales naturales y sus enormes y antiguos ahuehuetes lo enmarcan (con sus propios tonos de verde) de una manera espectacular.

camécuaro michoacán

El Cielo, Reserva de la Biosfera, Tamaulipas.

Este precioso y especial lugar combina una zona neotropical y otra neoártica; tiene cuatro tipos de climas: bosque tropical, bosque mesófilo de montaña, bosque de quercus conocido como encinar  y bosque de coníferas. Su cueva del Agua tiene especies trogloditas (que tienen ausencia de ojos y pigmentación). En solo 21 Km  en línea transitarás, por desde la selva tropical hasta el semi-desierto, pasando asimismo por bosques templados húmedos a bosques templados secos (bosque de pinos- encino).

reserva de la biosfera el cielo

*Imágenes: 1 y 3) 41.media.tumblr.com; 2) Milenio Novedades, 4) ultra.com.mx; 5) México Desconocido