La distópica (y hermosa) iglesia sepultada por un volcán en Michoacán

En 1943, apareció entre las milpas un cráter, el más joven del mundo, y luego San Juan Parangaricutiro quedó sepultado en magma.

Una de los escenarios más hermosos imaginados en historias de ciencia ficción, es cuando la naturaleza se apropia de estructuras creadas por el hombre, o espacios que fueron habitables y por alguna catástrofe quedaron abandonados a merced de la yerba, y en este caso, de las gruesas capas de magma. San Juan Parangaricutiro era un pueblo en el estado de Michoacán, hasta que en 1943 un volcán surgido entre las milpas lo sepultó tras hacer erupción.

Screen Shot 2015-12-22 at 10.52.09 AM

El volcán Paricutín, el más joven del mundo, nació inesperadamente un 20 de febrero del mismo año, así lo contó Dionisio Pulido, el campesino que, siguiendo la leyenda, se encontraba labrando sus tierras cuando presenció el nacimiento del cráter. En tan solo 24 horas, el volcán medía ya 7 metros y en el transcurso de una semana su altura era de 50 y continuó en ascendencia hasta llegar a medir los 600 metros de altura. En el lugar ahora queda una extensa capa de lava seca, como un mar de rocas negras que en algún punto se detuvieron, contrastando con la vegetación que no fue tocada de una manera hermosa. Quizás lo más precioso de este paisaje distópico y abandonado en su totalidad, es la iglesia que resistió el cataclismo, la única huella que el pueblo puedo dejar presente de su existencia en aquel escenario.

La iglesia del primer pueblo de San Juan permanece ahí, inerte al paso de los años; la lava cubrió solo una parte de ella, dejándola inmóvil y fantasmal, como un poema visual escrito en las tierras de ningún lugar para aquellos viajeros solitarios que coleccionan recuerdos hermosos. Aunque el volcán permaneció en erupción durante 9 años, aún se pueden encontrar espacios donde la lava corre bajo la tierra: el calor, el vapor y las capas blanquecinas de azufre le delatan.

Actualmente se puede visitar el sitio; se recomienda llegar al pueblo de Angahuan, que es el más cercano y que cuenta con servicios de guía para visitar la zona.

Volcán-Paricutín-05

iglesia-2

iglesia

* Imagen: 1) Por mi tierra, 3) Morelianas

Morelia, la hermosa ciudad de piedra hecha a mano (VIDEO)

Morelia fue construida a mano, pieza por pieza. Un artesano michoacano explica cómo en este entrañable corto documental.

El inmenso repertorio de artesanías que se guarda México, se lo debemos a la riquísima gama de materias primas que podemos extraer de la naturaleza. Cada pieza artesanal resuena con la tierra en donde fue producida, con sus colores, olores y texturas. 

Morelia, una de las ciudades más hermosas de nuestro país, puede presumir haber sido construida con cientos de artesanías, pues los antiguos edificios de cantera de este lugar están compuestos por piezas individuales finamente talladas por los artesanos de hace 500 años. 

morelia-michoacan-artesanos-artesanias-michoacanas-cantera
Fotografía: Suil Torres

Sí: cada sección de las iglesias, plazas, fuentes y casas tiene una historia propia; desde el momento en que la piedra fue extraída, hasta que llegó en la forma precisa para componer, junto a otras tantas, las hipnóticas edificaciones y calles de la capital michoacana. 

Sin duda, por esta magnificencia la ciudad es un destino querido en todo el mundo: su perfectamente preservada arquitectura invita a recorrerse y explorase despacio, justo como si lo que uno estuviera visitando fuera una galería exponiendo la riqueza artesanal y no solo el resultado de un trazado urbano.

morelia-michoacan-artesanos-artesanias-michoacanas-cantera

Es por esto que en 1991, la UNESCO declaró a la ciudad de Morelia “Patrimonio de la Humanidad”, reconociendo que es un “ejemplo sobresaliente de planificación urbana, que combina las ideas del Renacimiento español con la experiencia mesoamericana”.

Sin embargo y a pesar de todo lo que representa, la tradición de los canteros (sujetos que se dedican a explotar y tallar la cantera) está desapareciendo. Apenas reconocemos a estas piezas como objetos decorativos que aparecen de vez en cuando con su aire serio y antiguo.

Buscando celebrar la existencia y el enorme significado de la cantera en Michoacán, el joven cineasta Mariano Rentería Garnica creó una hermosa pieza documental que, por cierto, es parte de una serie de audiovisuales dedicados a celebrar la tradición artesanal michoacana. 

A los canteros les debemos la enorme belleza de Morelia que tiene más de 500 años y les podemos aprender suficientes lecciones como para alimentar de belleza nuestra tierra por otros 500. El corto documental es protagonizado por Antonio León, quien, en sus palabras “heredó el oficio” de su padre y sus abuelos.

morelia-michoacan-artesanos-artesanias-michoacanas-cantera

Y, a pesar de haber pasado 48 años en el oficio, el cariño que le tiene es palpable. Antonio explica que Morelia fue edificada completamente a mano, con una precisión extraordinaria que se deja ver en cada rincón. En ese sentido, cualquier infraestructura nueva de la zona, debería honrar este linaje.

Incidentalmente, lo que propone Antonio es que se mantenga la fina cualidad orgánica de la arquitectura de su ciudad. La cantera es un material de la zona y el hecho de que Morelia haya sido construida con eso, perdure a través del tiempo y sea aún tan hipnótica para la mirada, nos recuerda la importancia de construir con los materiales regionales. Solo así, la intervención humana del paisaje comulga verdaderamente con el espacio natural. 

morelia-michoacan-artesanos-artesanias-michoacanas-cantera

Antonio cuenta que, a pesar del trabajo que implica, no podría decir cuántas piezas de cantera ha fabricado y diseñado. En realidad no importa: todas son excepcionales, precisas y tienen impreso el cariño del artesano. ¿Es posible que Morelia encante porque brotan de sus piedras todas estas intensidades?

También en Más de México: Estas hermosas máscaras michoacanas conjuran el lado oscuro de quien las porta (VIDEO)

*Imagen destacada: Suil Torres.

Mira las hermosas instalaciones de arte al interior del cráter del volcán Paricutín (FOTOS)

Ejércitos de flores, esculturas de barro que parecen en movimiento, el Volcán Paricutín como un museo natural cada cierto tiempo.

Entre el 2006 y el 2013, se celebró en las inmediaciones, y al interior del cráter del volcán Paricutín, el Festival de Arte de la Tierra del Volcán Paricutínsegún recuerda el blog de este magnético evento.

No fue la primera vez que artistas se acercaron a este túnel geológico. Sabemos que el Volcán Paricutín es uno de los más jóvenes del mundo y nació de manera inesperada el 20 de Julio de 1943. Curiosamente, y como un gran regalo del destino, el Dr. Atl, quien había dedicado gran parte de su vida a estudiar y pintar los volcanes, le tocó presenciar este abrupto y tanto horroroso como hermoso acontecimiento.

Diego Rivera y Dr. Atl documentaron esta hermosa manifestación geológica en distintas ocasiones,. En 1970, cuando el Land Art (Arte de la tierra) vivía sus primeras apariciones, el artista británico Peter Hutchinson intervino por primera vez el cráter del volcán, llevando migajas de pan, que luego en descomposición hacían un hermoso contraste.

En 2006, volvió el arte al volcán. Ese año comenzó a celebrarse el Festival de Arte de la Tierra Volcán Paricutín, en el que se invitaron a artistas nacionales y extranjeros a intervenir tanto el trayecto al volcán, como al volcán mismo. Se celebró 4 veces, siendo el último en el 2013 (al menos, según el registro que hallamos desde su propio blog).

Las intervenciones en un lugar como este, donde contrasta la vitalidad del paisaje boscoso con la lava negra, elegante y con algo apocalipsesco, la iglesia cubierta de lava, salvo sus torres (y su altar), y  el volcán que se erige hermoso, siempre con tonos dantescos, cenizos, son, simplemente, alucinantes.

En las siguientes fotos mostramos las intervenciones de distintas ediciones de este hermoso evento, el resultado es memorable:

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

arte en el volcan paricutin festival arte de la tierra

 

Imágenes: festivaldeartedelatierra.blogspot.mx

 

Sin categoría

El alucinante cráter del volcán Chichonal en Chiapas

En 1982 hizo erupción y hoy guarda en su interior un hermoso lago de color verde amarillo.

Parece como sacado del fin del mundo, o del inicio de este. Es como un ojo, un túnel estratificado; se siente como el lugar más remoto, y donde la Tierra se expresa en colores fosforescentes, quizá está enojada, o contenta.

Estamos hablando de un lugar alucinante en el ya de por sí hermoso estado de Chiapas. Se trata del cráter del volcán Chichonal, localizado a unos 25 km de Pichualco, y a unos 75 km de distancia tanto de Villahermosa, Tabasco, como de San Cristóbal, Chiapas.

Fue descubierto por occidente hace menos de 100 años, por el geólogo alemán Federico K. Mulleriend, en 1923. Su erupción más reciente documentada se dio en 1982, y luego de ella su altura pasó de 1,260 msnm a 1,060, como se conoce actualmente. Los habitantes zoques de la zona afirman que desde 1981 “comenzó a temblar la Tierra”.

Según los pobladores, también ocurrió una de sus erupciones a finales del siglo XIX, aunque no está oficializada por los registros científicos. Hoy es considerado como un volcán estratificado, es decir, que arroja cenizas y gases (sobre todo ácido sulfúrico) a niveles muy altos de la atmósfera.

Su formación se hizo por medio de capas arrojadas, esporádicamente, de lava y ceniza, que emergieron de erupciones de las fracturas y grietas entre los sedimentarios y calizos de la zona.

Hoy este hermoso y alucinante espacio, se ha convertido en uno muy turístico. En internet abundan las fotografías de viajeros, sobre todo nacionales, que suben a este cráter. Indudablemente uno de los mejores espectáculos que hoy ofrece la abundante y diversísima naturaleza de México.

¿Cómo llegar?

Tienes que llegar al municipio de Pichucalco, Chiapas. Puedes hacerlo en autobús o auto desde Villahermosa, Tabasco (unas 3 horas y media de camino), o bien, desde San Cristóbal. Una vez en el pueblo, pregunta a los pobladores por los tours o indicaciones.

volcan crater chichonal chiapas

volcan chichonal chiapas crater

volcan crater chichonal chiapas

volcan chichonal chiapas

Imágenes: 1 y 3) expresionrevista.com 2) muralchiapas.com; 4) periodicocorreo.com.mx