En Oaxaca existe una biblioteca creada con residuos de agave

La primera biblioteca orgánica de México cimenta no sólo un nuevo palacio para la cultura local, también el inicio de un fascinante proyecto de arquitectura sustentable.

El éxito de la vida en colectividad está, quizá, en aprender a reutilizar cada objeto o materia orgánica que ya se ha usado. Volverlo transfinito, mediante un ciclo de interminables usos. De esta manera estaríamos simulando también el orden de la naturaleza. 

Recientemente la Organización Radiofónica de Oaxaca dio a conocer un extraordinario proyecto de sustentabilidad, que además interfiere con una finalidad solidaria muy hermosa. Se trata de la creación de la primera biblioteca de la localidad, para que niños y jóvenes no tengan obstáculo alguno que les impida leer. Una biblioteca única en su tipo, pues fue construida con los residuos provenientes del agave en el proceso de destilación del mezcal

biblioteca de agave oaxaca

Oaxaca es muy conocido por su producción exponencial de mezcal (incluso es uno de los mejores sitios para comprar bebidas endémicas de calidad y a buenos precios). En Santa Catarina Minas, en particular, la actividad mezcalera es liderada en su mayoría por mujeres, mujeres “mezcaleras” cuyos esposos han migrado al norte del continente en busca de mejores trabajos. Entre la producción de mezcal y las actividades agrícolas como la siembra de maíz o frijol, las mujeres del Barrio del Rosario han dedicado un tiempo para fortalecer la educación de los niños de su localidad sembrando una biblioteca orgánica.

Desdoblada en una extensión de 4 mil metros cuadrados donados por comuneros de la localidad, la estructura fue cimentada a mano por vecinos y vecinas quienes ayudaron a fabricar 8 mil adobes para los muros, elaborados a partir de lo que se conoce como guarape, que es la materia orgánica sobrante del agave. Graciela Ángeles Carreño, productora de mezcal e impulsora principal del proyecto, advierte que “con una biblioteca cercana, se acabó el pretexto de sacar a  las niñas y las niños de la escuela. Los chicos no se desplazarán a otro lugares a realizar las tareas, arriesgándose a peligros y gasto en pasajes”. 

Con este proyecto, Ángeles Carreño y la comunidad del Rosario no solo germinaron un nuevo palacio de cultura para la localidad, también, nos plantean la posibilidad de reutilizar los desechos sin valor aparente alguno, una muestra loable de que la sustentabilidad es posible si se sabe ser comunidad.

biblioteca de agave 2

biblioteca de agave 6

biblioteca de agave 3

Imágenes: 1) losamantesmezcal; 2, 3, 4, 5) Organización Radiofónica de Oaxaca