Sin categoría

Los cenotes; del linaje ritual maya a la fiesta electrónica

El milenario ritual en los cenotes permuta hacia nuevos festejos: el Rave de la psicodelia tardía

Los cenotes, término derivada de la palabra maya dzonoot (hoyos de agua), surgieron durante los pulsos glaciares del Pleitoceno, cuando el nivel del mar disminuyó. Sobre su origen hay dos hipótesis: la combinación entre las cámaras subterráneas de roca caliza, característica de los suelos de Yucatán, y el transito de agua dulce y salada que recorre su fondo; o el impacto del meteorito de 9 kilómetros que hace 65 millones de años exterminó a los dinosaurios y que dio origen al cráter de Chicxulub.

Los cenotes fueron usados por los antiguos mayas como escenarios de ceremonias sacramentales. En ellos se realizaban ritos para matizar la furia de Chaac, deidad acuática y patrono de la lluvia, que consistían en arrojar niños menores de 11 años a sus aguas. Pero no solo se sacrificaban seres humanos, también se ofrendaban felinos y perros, estos últimos ayudaban a transitar a los individuos hacia el Xilbalba, ese mítico lugar para los mayas donde moraban sus dioses. Además, se han encontrado aquí vasijas, máscaras de jade y artículos diversos y valiosos que atestiguan el gran significado que estos lugares guardaban para los mayas.

Actualmente los cenotes son una puerta hacia otro mundo: el del ecoturismo que hace descender a los visitantes hasta sus entrañas. También se han popularizado como sede de festivales de música electrónica, que reciben jóvenes que celebran por medio de la psicodelia tardía la entrada de la humanidad a una era, el post 2012.

Consciente o no, esta horda de jóvenes exploradores se divierten al margen de los rituales antiguos para edificar uno nuevo: el baile frenético en los bordes de los cenotes que llega hasta altas horas del amanecer. Negocio no solo para los organizadores sino para los proveedores de sustancias que se encargan ahora de hacer el conecte entre este mundo y el del alucín desbocado, ansioso de apreciar un poquito de la nada.

La nada como una salutación metafísica a la vacuidad del principio del milenio, “ritual” protagonizado una juventud apática que se divierte en el viaje alucinógeno pero que demerita con su actuación como agente de cambio.

Aquellos ritos que llevaban a los sacerdotes hasta las puertas del Xilbalba y que los obligaba a zambullir a los pequeños en las aguas como ofrenda al lugar de donde manaba la vida, los cenotes, ahora se han convertido en escenografía de las “fiestas salvajes”; el nuevo sacerdote ahora es devenido en un personaje pagano, el Dj; y la inmersión en sus aguas no es consecuencia de ningún sacrificio en cambio es producto de una ansia por la experimentación a ultranza de una sociedad de consumo que le dice a sus usuarios: puedes pagarlo, entonces puedes hacerlo todo.

Rober Diaz
Autor: Rober Diaz
Escritor. Hiperrealista. Trabaja en LCD / Departamento de teorías conspiratorias.

El Museo Tamayo transformará sus obras en música: Sinestesia

En sinestesia, música y arte plástico se fundirán en una memorable intimidad creativa.

Tal vez esta sea la primera vez que un museo en México convoca a músicos contemporáneos para desdoblar piezas a partir de obras plásticas. Sinestesia es un diálogo interdisciplinario y una interacción sinestésica entre lo sonoro/musical y las artes plásticas, ofreciendo al espectador una experiencia sensorial única.

En Sinestesia, músicos, artistas sonoros y DJs serán invitados a escoger una pieza de la Colección del Museo Tamayo para crear una pieza sonora que será dispuesta para su escucha en línea y luego ejecutada en vivo en sesiones performáticas en espacios del museo.

Sinestesia dará cabida a producciones sonoras por parte de algunas de las figuras musicales emergentes más interesantes y propositivas de la música electrónica y electroacústica capitalina actual.

Sinestesia busca el encuentro corpóreo entre piezas artísticas históricas, artistas contemporáneos y nuevos públicos a través de actividades que apelan a distintos sentidos y procesos cognitivos, además de la interacción entre lenguajes estéticos, para contribuir a generar experiencias estéticas integrales y desprovistas de prejuicios.

La cita es este jueves 22 de marzo a las 19:30 en el Museo Tamayo… ¡Entrada libre!

El Nohoch Nah Chich, la cueva subacuática más grande del mundo

La Nohoch Nah Chich es la cueva subacuática más larga del mundo. Dentro de sus grutas se encuentran secretos de más de diez mil años.

El paraíso podría estar bajo el agua y su nombre es Nohoch Nah Chich. Este cenote subacuático es la entrada al río subterráneo más largo del mundo. Su longitud, si se le mide como línea recta, es aproximadamente de diez kilómetros y es parte del Sistema Sac Actum y el Sistema Dos Ojos, los cuales forman un circuito de cuevas en las profundidades del Océano Atlántico.

cueva-subacuatica-mas-grande-del-mundo-nohoch-nah-chich

Éste pedazo de cielo bajo el agua, por el revestido de rocas que parecen montañas y el azul celeste que se pinta en sus cuevas, se encuentra en la Península de Yucatán, bajo la Rivera Maya. La atmósfera de divinidad del Nohoch Nah Chich se remonta a los mayas, quienes observaban en las cavidades de sus paredes, realizadas por el proceso de filtración de agua, una visión sagrada. Hoy en día, esta percepción  continúa en quienes se atreven a visitarlo gracias al buceo.

cueva-subacuatica-mas-grande-del-mundo-nohoch-nah-chich-2

El descubrimiento de Nohoch Nah Chich por Occidente se remonta a 1988 y desde que se comenzó a investigarlo, una nueva serie de maravillas y secretos  han salido a la luz. Por ejemplo, en su interior se encontraron 111 cenotes, los cuales por su longevidad, se cree que están desde hace miles de años; también se hallaron restos humanos de más de diez mil años y esqueletos de animales del período cuaternario.

La única manera de conocer el legendario  Nohoch Nah Chich es a través de la exploración acuática de sus canales, un encuentro con la naturaleza que acerca a quien lo visite a las culturales ancestrales y la visión de lo divino a través del líquido vital de la tierra, el agua.

Mutek MX, un zoom a lo mexicano de este indeleble festival de música electrónica

A lo largo de más de una década, MUTEK MX ha colaborado activamente en el forjamiento de una cultura musical contemporánea en México.

Desde hace más de una década MUTEK irrumpió en México y, a partir de entonces, la escena de música electrónica en el país no volvería a ser la misma. Lo que comenzó como una pequeña delicadeza, para deleite de unos cuantos –incluida esa inolvidable sesión con Akufen en el Claustro de Sor Juana–, terminaría por consolidarse como el festival más propositivo de su rubro en estas latitudes.

Pero si bien se ha distinguido por conjurar a muchas de los más refinados exponentes a nivel mundial (desde Robin Guthrie, Spectrum y Robert Henke, hasta el propio Vladislav Delay, Biosphere, Four Tet y Matmos), MUTEK MX también se ha encargado, a lo largo de sus 13 ediciones anteriores, de propulsar propuestas nacionales y, sobretodo, de colaborar activamente en la maduración del imaginario en torno a la música electrónica en México.   

mutek-mx-festival-mexico-musica-electronica-2017

Recordemos que hace 13 años el paisaje electrónico en el país era completamente distinto, y si hoy podemos hablar de algo parecido a una escena nacional, sin duda este festival es una pieza fundamental del proceso. En entrevista para +DeMX Damian Romero, Director de MUTEK MX, nos comenta al respecto: “Supongo que al igual que otras iniciativas culturales aventureras y exploradoras, ha contribuido al rompimiento de las fronteras físicas e imaginarias que por muchos años nos mantuvieron un tanto aislados del exterior, sobre todo en la era pre-internet. El México que vivo hoy a nivel cultural es muy distinto al que vivía hace 15 o 20 años, y nos gusta ser parte de esa evolución.”

Cuando hablamos de la promoción de propuestas nacionales no nos referimos únicamente a la participación de gente como el tijuanense Murcof, cuyo talento ya le había valido un lugar especial en la escena internacional; nos referimos, también, a artistas como Manrico Montero y Metrika, propuestas que se encargarían de trazar una sugerente generación de músicos mexicanos que hoy incluye a, por ejemplo, Niño Arbol

Uno de los objetivos más claros del festival con respecto al talento mexicano es el de ser un foro para los artistas emergentes; rara vez hemos repetido artistas en los últimos años, a menos que estos hayan presentado un proyecto distinto.

Aunque algunos no lo habrán percibido del todo, justificadamente deslumbrados por los virtuosos que llegan de otros países a presentarse en MUTEK MX, el ingrediente mexicano es esencial para que este festival se haya convertido en un evento indeleble. De hecho, cuando preguntamos a Damian ¿qué aportan los mexicanos en el line-up, tomando en cuenta que están junto a muchos de los grandes a nivel mundial?, su respuesta es contundente: “La aportación es crucial, es el ADN del festival, el hecho de que exista una edición en México es precisamente para propiciar el ecosistema idóneo para la construcción de puentes entre creadores internacionales y locales.” 

Del 22 al 26 de noviembre próximos la XIV edición de MUTEK MX, que contará con luminarias como los legendarios The Orb, Squarepusher o Alva Noto. Pero nosotros te invitamos, además, a poner atención en las propuestas mexicanas que estarán nutriendo el festival, entre ellos Edgar Mondragón, Camila Fuchs, Isaac Soto, Medusa Lab, Cocay, Dreamo y Jadir Zárate.

A fin de cuentas estos últimos, entre otros, son los encargados de alimentar hoy ese proceso de madurez, y ayudar a consolidar una identidad propia: “El hecho de que las condiciones no sean aún las óptimas para llamarle una escena como tal, propicia que los creadores busquen sus propias vías de expresión y conexión lo que resulta en un conjunto de esfuerzos latentes con un punto en común, la identidad de una contra-cultura hecha en México, y que desde ese ángulo replica cada ves más su eco internacional.” 

En pocas palabras eso es MUTEK MX, una arena rítmica donde se encuentran talentos de diversas geografías para sostener un diálogo diligente, incidiendo así en el futuro creativo y la sonoridad electrónica de México.

Consulta aquí el programa completo (y adquiere tus entradas) de la edición 2017 de MUTEK MX.

 mutek-festival-mexico-2017-artistas-boletos