¿Cómo usaban los mayas los hongos en su medicina?

Los hongos no son más que una puerta a la sabiduría del mundo espiritual, un puente que vincula lo terrenal y lo divino en función de la salud.

La datura, una de las plantas más importantes para la medicina alópata, es considerada una de las más importantes en los rituales mayas. De acuerdo con el investigador Delio Madera Tzab, esta antigua civilización mesoamericana plantaba la datura no sólo como parte de un ritual chamánico, también para extraer sus beneficios curativos.

Si bien es reconocido por sus efectos psicotropicos, se sabe actualmente que las propiedades de la datura proveen una serie de beneficios como analgésico, antirreumático, anticancerígeno y demulcente. Gracias a ello, la datura no es más que una puerta a la sabiduría del mundo espiritual, un puente que vincula lo terrenal y lo divino en función de la salud:

Sin duda los hongos tienen que ver con un uso espiritual, desde la antigüedad se cree son un vínculo entre lo terrenal y lo divino, aunque también está comprobado que se han usado y cultivado para curar muchas enfermedades en muchas de las culturales mesoamericanas.

Existen al menos 20 especies de hongos macroscópicos mexicanos que poseen propiedades terapéuticas, las cuales se han encontrado desde tiempos ancestrales en las tradiciones indígenas. Sus virtudes, aunque en muchas ocasiones se desconozcan, trascienden las enfermedades físicas, curan a través del espíritu. Entre los hongos datura más utilizados por los mayas se encuentran la flor de mayo, ideal para aliviar enfermedades cutáneas como la sarna, y la xpochil, también conocida como la viagra maya, pues aumenta el deseo sexual –e inclusive se dice que reduce los problemas de erección–.

Fue durante la Conquista española cuando comenzó el reconocimiento de las plantas medicinales, pues la atención se centró en la farmacología de los hongos y sus propiedades efectivas sobre los organismos vivos. Si bien los españoles consideraron un peligro para la sociedad católica los usos de estos hongos, en especial por sus efectos psicotrópicos en el Sistema Nervioso Central, la sabiduría de los brujos de las tribus –sin practicar ciencia per se– se inmortalizaron a través de la casualidad, la observación y la analogía de la medicina prehispánica

Actualmente los hongos son un tema prácticamente inexplorado por la ciencia; sin embargo, cada vez más se intenta despertar una fascinación por la encantadora inmensidad de la medicina prehispánica.

*Imagen: 1)Shroomery

Hongos: un tesoro oculto en los bosques oaxaqueños

Dos hermanas de la Mixteca están promoviendo el rico (y delicioso) valor cultural de los hongos locales…

Viviendo en México (y sobre todo siendo mexicano) es fácil acostumbrarse a la fantástica biodiversidad. Frutas, verduras, plantas y animales de todas formas, colores y sabores aparecen disponibles y siempre deliciosas todo el año. Pero esta tierra aún se guarda sus secretos.

En su artículo “En Oaxaca enseñan a vivir de los hongos”, Fernando Miranda comparte que tan sólo en los bosques de San Esteban Atlatlahuca, en la Mixteca Alta de Oaxaca existen 250 especies de hongos, de las cuales 32 son definitivamente comestibles. Suertudos aquellos los que han probado más de tres. Por supuesto, sería imposible reconocer, incluso siendo mexicano, un espectro tan variado de riquezas; especialmente si los conocimientos tradicionales sobre las mismas se están perdiendo y los bosques donde crecen están desapareciendo.

hongos-mexicanos-oaxaquenos-oaxaca-sagrados-magicos-comestibles-azules-etnomicologico

Con esto en mente, Belén y Oralia Bautista, dos hermanas originarias de San Esteban se dedican a catalogar las especies de hongos que aún habitan los bosques de su tierra y, también, generan proyectos para capitalizar y divulgar los saberes que extraen de su investigación con ayuda de su equipo: el Grupo Etnomicológico de la Mixteca.       

También en Más de México: “Buscando hongos alucinógenos”: de las primeras muestras de cine experimental (VIDEO)

hongos-mexicanos-oaxaquenos-oaxaca-sagrados-magicos-comestibles-azules-etnomicologico
Ella es Belén.

El ejercicio implica una dedicación y sensibilidad excepcionales, que va desde recolectar hongos, saber nombrarlos según la nomenclatura científica y reconocer las propiedades y significados que la comunidad ñuu savi les ha atribuido por cientos de años. Para distintos grupos mixtecos los hongos son verdaderos tesoros, por sus sabor, su uso medicinal, ritual y, aunque sean venenosos, por las funciones que cumplen en los ecosistemas que habitan.    

Como dijo Belén, para la nota de Miranda en El Universal:

“Los árboles son los que absorben todos los nutrientes del ambiente, el agua (y realizan) la fotosíntesis y al final generan carbohidratos que le entregan a los hongos, estos, en agradecimiento por la comida sirven como un canal para equilibrar el bosque. A este proceso se le llama micorrización: mico es hongo y riza es raíz.”

Evidentemente, la sensibilidad peculiar de quien estudia la naturaleza, como lo hacen Belén y Oralia, también se manifiesta en el entendimiento de una especie. Llamados en muchos sentidos “parásitos” por alimentarse de lo que producen otros o de sus desechos en descomposición, los hongos también se consideran esenciales.

hongos-mexicanos-oaxaquenos-oaxaca-sagrados-magicos-comestibles-azules-etnomicologico

Pero hay que estar cerca de la tierra para admirar con cuidado estos procesos. Como narra El Universal, Belén y Oralia han vivido siempre muy cerca de los bosques y del concepto de territorio. Su proyecto, en muchos sentidos, se relaciona con lo último.

En sitios como San Esteban, las comunidades locales habitan el espacio, pero no lo territorializan. Son muchas las circunstancias que impiden el aprovechamiento de estas tierras que sin duda les pertenecen. La falta de recursos técnicos es posiblemente una de las más frecuentes. Pero es posible darle la vuelta a ese asunto.

hongos-mexicanos-oaxaquenos-oaxaca-sagrados-magicos-comestibles-azules-etnomicologico

El Grupo Etnomicológico de la Mixteca ha generado alianzas con distintas universidades que están sistematizando sus descubrimientos y también recuperando los de la comunidad entera. Por el momento, han logrado catalogar 49 de las 250 especies. No deja de ser impresionante que 32 de ellas sean comestibles; además, 2 medicinales y 15 son tóxicas.

Esta recopilación de saberes es muy valiosa. Como cuenta Belén, antes solo se transmitían de generación a generación. Había riesgo de confundirse y de que los saberes se erosionaran con el tiempo. Un hongo se reconocía como “malo” por haber provocado la muerte de una persona. El asunto era desafortunadamente empírico.

Al mismo tiempo, ese saber intuitivo está increíblemente presente en la vida de la comunidad. Belén afirma conocer desde muy pequeña muchas cosas sobre los hongos; sobre sus propiedades. Tal vez no sobre su función en el ecosistema; pero sí lo demás. Es una preciosa curiosidad y una cualidad que ojalá pudiera replicarse por todos lados: “niños que conocen sus recursos”.

hongos-mexicanos-oaxaquenos-oaxaca-sagrados-magicos-comestibles-azules-etnomicologicoAhora, también, en San Esteban hay adultos que conocen el valor de sus recursos para el resto del mundo. Oralia explica que algunos hongos “tienen precios exorbitantes” por sus cualidades gastronómicas; y mientras unos pagan lo que cuesten solo para probarlos, en la comunidad han estado presentes desde siempre.

Por esto se lleva a cabo anualmente la “Feria de los Hongos Silvestres”, donde la comunidad intercambia saberes con chefs y otros especialistas y que se ha vuelto el evento más importante para un pueblo que ahora vive de proyectos ecoturísticos que giran en torno a los hongos.

También en Más de México: Sopa de hongos: un reconfortante líquido gourmet.

Tal vez el legado más importante que está construyendo el Grupo Etnomicológico de la Mixteca es que están enseñando a la comunidad a aprovechar el verdadero tesoro oculto en los bosques oaxaqueños: el poder de resonar con la naturaleza.  

Dice Belén:

“Son recursos nobles que no nada más quitan; también dan a los otros. Esa reciprocidad nos falta como seres humanos.”

*Imágenes: 1) Alejandro Zamora; 2) Animal Gourmet; 3) El Universal; 4) Crédito no especificado; 5) mexicoenimagenes.mx; 6) Eneas de Troya/Flickr.

¿Por qué se dice que Michoacán es la tierra de los hongos comestibles?

Se sabe que en México hay hasta 100 mil especies de hongos, Michoacán es uno de sus estados donde más especies crecen.

México es poseedor de una amplia tradición con los hongos. En este país, existen hasta 100 mil especies de hongos, de los cuales únicamente 3 mil han sido estudiados. Y uno de los estados donde más variedad de hongos hay, sobre todo por su gran presencia de bosques, es Michoacán. En este estado se han registrado hasta 690 especies de hongos, de las cuales 230 son comestibles.

Por ello, y desde luego, en Michoacán la gastronomía que incluye hongos es muy variada. Incluso, cada año, en el mes de agosto, se realiza la Feria del Hongo, en Senguio, en el municipio de Angangueo. También, en Yoricostio, municipio de Tacámbaro, se encuentra la Asociación de Recolectores de Hongos Silvestres Comestibles de Yoricostio, quienes organizan paseos de recolección y degustación de hongos de la región.

Te presentamos algunas de las variedades más consumidas en este estado:

Trompa de puerco (Hypomyces lactifluorum)

Su color es entre rojo y naranja, muy hermoso. Su sabor es comparable a alimentos del mar. También se le conoce como barroso, chilnanacate, enchilado, colorado, charhamakua, charhamaterekua, oreja de judas, chilnaco, oreja de judío, hongo enchilado, hongo trompa, hongo trompeta, hongo trompa de puerco, hongo barroso, hongo colorado, hongo chilnanacate, hongo oreja de judas.

Hongo Amarillo (Cantharellus cibarius)

Se trata de la codiciada seta también conocida como duraznillo, amarillo, xóchil o chantarelle. Suele crecer cerca de las coníferas y árboles planifolios, y de encinas, alcornoques o robles.

Laccaria (L. bicolor y L. amethystina)

Rico en proteínas y, según la investigadora Marlene Gómez Peralta de la Facultad de Biología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), “pueden convertirse en un aliado contra la desnutrición de las personas en las zonas más pobres del país”.

 Patita de pájaro (Ramaria Botrytis)

El nombre se debe a su peculiar forma, y una manera muy común de comerlos, es capeados.

Imagen: Hongo conocido como Trompa de Puerco/ Jason Hollinger

La 3er Feria del Hongo Silvestre en las Lagunas de Zempoala es este fin de semana

La 3er. Feria de Hongos Comestibles Silvestres se realizará este sábado 27 de agosto, habrá recolección de hongos comestibles y silvestres y una posterior degustación de platillos, entre otras actividades.

Este año se realizará la 3er. Feria de Hongos Comestibles Silvestres en las Lagunas de Zempoala, con la colaboración del Mercado Alternativo de Tlalpan, el grupo de Hongueras Pjiekakjoo, Ecoturismo Comunitario Tlahuica, además del comisariado de San Juan Atzingo y los Delegados de Lomas de Teocaltzingo.

Por la mañana podrás disfrutar de una ruta micoturística que consiste en dar un recorrido por el bosque, para recolectar hongos comestibles silvestres con el apoyo de hongueros locales y micólogos, después se hará una clasificación de hongos y por último degustarlos en platillos típicos de la región.

Por la tarde se realizarán conferencias impartidas por académicos de diferentes universidades y representantes de la Sociedad Civil y como ya es tradición se realizará el concurso al mejor platillo de hongos, exposición de hongos comestibles silvestres, exposición fotográfica, venta de hongos deshidratados y conservas de hongos comestibles silvestres y entre más productos locales, además de contar con la presencia de músicos tradicionales, habrá renta de cayacs, paseos a caballo y más actividades.

Para inscribirse a la ruta de recolección de hongos deberás hacerlo al correo mercadoalternativodetlalpan@gmail.com o a los teléfonos 5533312276 y 7222610474

Las lagunas De Zempoala están a solo 45 minutos de la Ciudad de México.

Para llegar hay 2 formas:

En automóvil: tomar la carretera libre o federal 95 que lleva a Cuernavaca. En el km. 37, donde se encuentra Tres Marías, toma la desviación a Huitzilac y 13 km,  más adelante encontrarás las lagunas de Zempoala. Ahí hay estacionamiento sin costo.

En autobús: en la Central Sur de Taxqueña debes tomar un Pullman de Morelos con dirección a Cuernavaca y bajarte en Tres Marías. De ahí puedes tomar otro autobús que te lleve a Huitzilac y de ahí un taxi o autobús con destino a Toluca y te bajas en las lagunas. También desde Tres Marías puedes tomar un taxi hasta las lagunas.

feria del hongo 2016

feria del hongo 2016

Para más información en Facebook oficial de la Feria.