Sopa de hongos: un reconfortante líquido gourmet

Este energetizante era usado por los pueblos originarios desde hace milenios.

La sopa de hongos en México ha sido consumida desde tiempos prehispánicos. Sobre todo en la zona que hoy ocupa el Distrito Federal, los aztecas solían preparla siempre mezclada con ramas de epazote y distintos tipos de hongos.

Este alimento en un clima frío, sobre todo, es reconfortante. También es un energético importante; al comer sopa de hongos ingerirás vitaminas de los complejos B, C, E y K y minerales como Potasio, selenio, sodio, calcio, magnesio, fósforo, hierro, zinc, yodo, manganeso y cromo. También tienen proteínas, molibdeno, ácido fólico, biotina, inositol.

Un caldo de hongos puedes hacértelo mientras haces otras actividades. Ha sido tan popular desde hace siglos por su sencillez y simultáneo sabor gourmet que pareciera sacado del más delicado cuidado.

La siguiente es la receta más clásica usada desde tiempos de los aztecas:

Ingredientes:

*    100 gr De Hongo clavito

*     100 gr de Hongo escobeta

*     100 gr de Hongos (setas)

*     1 pieza de cebolla blanca

*     2 dientes de ajo

*     1 pieza de chile guajillo

*     ¼ mjo. De epazote.

*     Sal al gusto

*     Aceite vegetal al gusto

*     Pimienta negra molida al gusto

*     1 tallo de apio

    15 gr de harina de trigo

    Caldo de Pollo

 

Preparación:

1. Lava y pica la totalidad de las verduras (los hongos déjalos en pedazos más grandes y lávalos con un poco de harina para evitar que absorban tanta agua)

2. Coloca en una cazuela (de preferencia de barro) el caldo de pollo, apio,cebolla, ajo, agua y cocer durante 1 hr.

3. Corta la cebolla, ajo y saltear.

4. Incorpora los hongos y sigue salteando.

5. Agregar el caldo de pollo con las verduras y sazona.

6. Retira las semillas y venas del chile guajillo y cortar en juliana con ayuda de unas tijeras.

7. Hierve durante 20 min, y al último hervor incorpora el epazote.

8. Retirar del fuego y sirve.

Muestrario básico de especias mexicanas

Saborizantes inigualables que México ha dado al mundo, y que aún son parte fundamental del sazón único del país.

Una especia es una sustancia vegetal aromática que sirve como condimento (saborizante) para la comida. En México, por su biodiversidad, además de los imprescindibles alimentos que ha dado al mundo, los condimentos endémicos también forman parte de este acervo.

Y de hecho, dos de ellos tienen denominación de origen: la vainilla de Papantla, Veracruz, y la pimienta gorda de Tabasco. Hoy te presentamos un muestrario de condimentos endémicos de estas tierras, usados desde tiempos prehispánicos, nutritivos e imprescindibles para la gastronomía mexicana, por cierto, declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad:

Pimienta tabasca (Pimenta dioica)

pimienta tabasca gorda especias mexicanas

También conocida como pimienta gorda de Tabasco, se genera en el árbol Pimenta dioica, y su nombre en náhuatl es xocosuchil . Es considerada endémica de México, aunque también crece en Guatemala, Cuba y Jamaica. Como condimento, es empleada en la elaboración de salsas de mole, guisos y caldos. Se trata de una baya parda, que se deja secar al sol y se hornea. Crece desde el norte del estado de Veracruz hasta la península de Yucatán.

Vainilla (Vanilla planifolia)

vainilla de papantla especias mexicanas

Se extrae de la Vanilla planifolia. Su saborizante conocido como vainilla fue llamado así por los españoles por su similitud a la vaina de espada. Es uno de los condimentos y aromatizantes más conocidos del mundo; su aroma es espectacular, hoy, como condimento es aplicado en diversidad de platillos como cremas, pudines, helados, bizcochos, pasteles, galletas y chocolates.

Chaya (Cnidoscolus chayamansa o Cnidoscolus aconitifolius)

chaya especias mexicanas

Las hoja de chaya es originaria de la Península de Yucatán. Su uso por parte de los mayas fue ampliamente extendido, y hasta hoy forma parte medular de la gastronomía yucateca. Su sabor es muy parecido a la espinaca, y suele usársele aplicada en sopas, aguas, jugos, o bien, para condimentar arroz, carnes, salsas, guisos, etc.

Pápalo (Porophyllum ruderale)

Papalo especias mexicanas

Del náhuatl papaloquilitl, de una traducción parecida a “hierba comestible mariposa”, ya que sus hojas hacen la forma de las alas de esta última. Su sabor suele comparase al del cilantro y la arúgula. Son muy aromáticas y le otorgan un sabor muy especial a platillos tan disímiles como carnitas, quesadillas, guacamole, chicharrón, tacos al pastor, etc.

Epazote (Dysphania Ambrosioides)

Epazote especias mexicanas saborizante

Es quizá el saborizante mexicano por excelencia, del náhuatl epazotl. Estas hojas tiene un sabor muy especial, como aceitoso y ahumado, que da un toque indescriptible a los frijoles, adobos, quesadillas, huitlacoche, esquites, y muchísimos platillos de origen prehispánico. Además, es muy efectiva para combatir los parásitos estomacales.

 

[related-inline]

 

Hoja de aguacate (Persea Americana)

hoja de aguacate especias mexicanas

La hoja de aguacate es de un ligero sabor dulce, incluso “anuezado”, su olor suele compararse al del anís. Es un condimento muy usado en la gastronomía oaxaqueña, chiapaneca y poblana. También suele usársele como envoltorio para tamales, o trozos de carne, y asadas, incluso se les usa como sustituto de la tortilla.

Achiote ( Bixa orellana)

especias mexicanas achiote

Además de ser uno de los colorantes prehispánicos por excelencia, esta semilla que nace del arbusto Bixa orellana, de color rojizo-amarillo, fue también utilizada, sobre todo por los mayas, como condimento en guisos y diversidad de salsas. Hoy, en su versión más famosa, se usa como condimento-colorante para la deliciosa cochinita pibil.

Hoja Santa (Piper auritum)

 hoja santa especias mexicanas

De una deliciosa fragancia, conocida científicamente como Piper auritum. Un condimento prehispánico, sobre todo en guisos. También se usa como envoltorio en tamales, carnes, y pescados. Su sabor es entre anís con pimienta y menta. También se aplica en sopas, licores, y en delicioso mole verde; en la barbacoa y frijoles.

Imágenes: 1 y 8) astrosofia.net; 2) gob.mx; 3)marcobeteta.com; 4) elvibrero.blogspot.mx; 5) foodandtravel.mx; 6)yoamomisalud.com; 7)aplicaciones2.colombiaaprende.edu.co; 9) zoom50.wordpress.com

Sopa de hongos con huitlacoche (Recetas exóticas)

Gracias al huitlacoche, esta sopa de hongos adquiere cuerpo y un sabor delicioso; de los caldos más exquisitos de la comida mexicana.

La sopa de hongos es un platillo preshispánico, reconfortante por naturaleza e ingerido por los aztecas mezclado con epazote. Por su parte el huitlacoche, el delicioso y gourmet hongo que brota del maíz, ha sido una exquisitez también desde la época prehispánica; en otros países hoy se le conoce como la trufa Mexicana o caviar azteca y es uno de los alimentos de tradición mesoamericana con más propiedades nutricionales, como su presencia de Omega 3 y Omega 6.

Por lo anterior, mezclar en un caldo de hongos silvestres con el proveniente del maíz pareciera de lo más natural. Hoy compartimos una deliciosa receta de sopa de hongos con huitlacoche, uno de los platillos prehispánicos que prevalecen hasta nuestros días, que por su exotiquéz y delicia, está revaluándose como una de las delicias de México. Retomamos esta receta del sitio mexicano Directo al Paladar.

 

Ingredientes

2 chiles de árbol secos

1 diente de ajo

¼ cebolla

100 gramos jitomate

150 gramos huitlacoche

225 gramos champiñones en rebanadas

1 litro + 1 taza de caldo de pollo

2 cucharaditas sal

2 cucharaditas orégano seco

 

Modo de preparación

Lava los chiles y retira la semilla. Muele juntos los chiles, ajo, cebolla, jitomate y huitlacoche en la licuadora. En una olla grande calentienta 2 cucharadas de aceite de oliva y luego agrega la pasta de huitlacoche, fríe ahora un minuto. Agrega los champiñones en rebanadas y fríe por 5 minutos más. Ahora agrega el caldo de pollo, la sal y el orégano. Mezcla muy bien y cocina durante 10 minutos, moviendo constantemente.

 

*Imagen: CIMMYT

Sopa azteca de tortilla (Receta)

Esta herencia prehispánica de los tlaxcaltecas es perfecta para muchas ocasiones, incluso para eventos formales.

El origen de la sopa de tortilla se remonta a tiempos prehispánicos, a la época de los tlaxcaltecas. Su nacimiento se dio como un efecto natural en la búsqueda por hacer más blandos los alimentos para un consumo más fácil y una mejor digestión, y seguramente también como una herramienta contra los días fríos. Los residentes del Valle de Tehuacán comenzaron a usar recipientes hechos de piedra para hervir el maíz que crecía a sus alrededores y luego incluyeron como ingrediente principal la tortilla.

Como también la creatividad gastronómica era natural para los antiguos mexicanos, gracias a la gran diversidad de naturaleza que les rodeaba, a este caldo con tortilla de maíz rebanada, fueron agregándose deliciosos ingredientes como aguacate, epazote, tomates, jitomates, etc.

La sopa azteca de tortilla es un básico que debes aprender. Sus ingredientes, casi por ende, le dan un delicioso sabor que irás perfeccionando con el tiempo.

Nota: generalmente la sopa de tortilla va sazonada con caldo de pollo, aunque en este caso la presentamos con caldo verduras o de maíz en un receta más saludable de dimensionvegana.

 

Ingredientes

(Para 6)

15 Tortillas de maíz mexicanas

2 pimientos rojos secos (chile pasilla o ají panca)

4 tomates medianos maduros

½ cebolla mediana (preferentemente blanca)

2 dientes de ajo

½ taza de agua

2 cdas de aceite de maíz o girasol

2 ramas de epazote (se puede sustituir por un manojo pequeño de cilantro o albahaca)

6 tazas de caldo (de maíz o verduras)

½ cdta de sal

½ cdta de pimienta(que me olvidé de echar en el video)

1 aguacate en cubitos

chorrito de aceite de oliva

Pizca de sal

Pizca de pimienta blanca

Tomate troceado

cilantro fresco picado

 

Modo de preparación

1.Corta las tortillas en tiras y un chile en rodajas

2.Fríe la anterior mezcla en aceite de maíz.

3.Tuesta el otro chile seco en un sartén a fuego lento. Cuando esté listo remueve las semillas y ponlo en remojo en agua tibia durante 15 minutos.

4.Licúa con 1/2 taza de agua el tomate, pimiento remojado, ajo y cebolla, hasta hacer un puré.

5.Pasa ese puré por un coladora para deshacerte de los trozos grandes.

6.En una olla pon aceite y espera a que esté caliente, ahora coloca el puré, agrega el epazote y cocina por 10 minutos.

7.Cuando el tomate cambie de color, agregar el caldo de maíz, sal y pimienta y cocinar 5 minutos más. Apagar el fuego, servir junto con tiras de tortillas frita, cubitos de aguacate y queso rayado, cilantro, tomate…

 

*Imagen: pinaenlacocina.com