Mira el neomuralismo mexicano en las calles de Europa (FOTOS)

La presencia de artistas callejeros mexicanos en Europa es cada vez mayor, incluso se habla de un nuevo movimiento muralista comparable al del siglo pasado.

Aunque se trate de una definición que no es formalmente acuñada, cada vez más se habla de un neomuralismo mexicano.

Como sabemos México figuró en la primera mitad del siglo pasado como uno de los países que más maestros del muralismo regalaron al mundo, está de más mencionarlos: David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera… Este movimiento se llamó Movimiento Muralista Mexicano.

Desde hace unas décadas artistas mexicanos han ido ganando prestigio por sus murales callejeros: hay una tendencia a retomar las grandes paredes como lienzo, pero las de la calle. A este movimiento se le conoce como neomuralismo.

En Europa algunos de estos nombres de mexicanos han ido formándose su propio espacio y son invitados a participar en festivales de arte con más frecuencia. A finales del año pasado fue organizado el MURAL de Flandes (la región neerlandófona belga) en él 11 artistas callejeros de todo el mundo inspirados en Diego Rivera hicieron murales en una especie de reconocimiento también al neomuralismo.

Estos son ejemplos de las creaciones de los artistas mexicanos Spaik y Cix con murales en Bélgica, Inglaterra y Francia. El estilo es muy parecido al conocido realismo mágico, y aunque sea cuestión de gustos la apreciación del resultado, su colorido, siempre parte de la tradición mexicana, es inconfundible.

neomuralismo mexicano spaik europa

En Londres. Mural de Spaik y Cix.

cix spaik neomuralismo mexicano europa

En Burdeos, Francia. Mural de Spaik y Cix.

spai y cix neomuralismo mexicano

En Bedmon, Inglaterra. Mural de  Spaik y Cix.

 

*Imágenes: Spaik

 

 

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Neuzz, la esencia prehispánica, el muralismo e ir más allá de uno (Entrevista)

Los murales de este artista callejero de México exudan actualidad pero también un pasado vibrante.
Un algo de la esencia prehispánica, de los rasgos físicos de los antepasados (con sus prominentes pómulos); ilustraciones de trazos gruesos y definidos, una esencia de diseño que se asoma. La obra de Neuzz (Miguel Mejía) es reconocible en sus distintos formatos.
 
De origen mixteco, de la  comunidad de Santiago Ihuitlán Plumas, aunque nacido y crecido en CDMX, este diseñador, ilustrador y muralista lleva en su haber una tradición que lo persigue, o al menos le surge cuando cuando hace sus mundos.
 
Mis imágenes tienen que ver con la educación que tuve desde niño e indirectamente bebí mucho de esta gráfica prehispánica. Sí quedó muy vinculado a todo mi repertorio visual. Pero no es premeditado, es algo que me sale más natural, más inconsciente. También tengo influencia Jorge Alderete, por ejemplo, me dice.
 
Hoy es reconocido internacionalmente aunque su historia en esta escena fue más bien una especie de casualidad. 
 
Nunca fui a una escuela de arte, fui autodidacta y en 1996 a mis 16 años empecé a hacer grafiti, hasta 2002. Luego me cansé; en ese tiempo ya estudiaba diseño gráfico. La escena del grafiti había cambiado mucho, y hasta el gobierno te comisionaba para pintar. Antes era antisocial y el tipo de gente que lo practicaba era my distinta.
 
Neuzz street art
 
neuzz street artist
 
Sobre si cree que hay un resurgimiento de un ‘muralismo mexicano’ reacciona algo irritado, pues, en el fondo cree que no tiene nada que ver con el movimiento posrevolucionario de hace un siglo y más bien se trata de una escena internacional y un marketing de por medio.
 
“Lo que vivimos es más una consecuencia de una tendencia global”, afirma.
 
Neuzz tiene un albergue de animales y cree que las personas tenemos que ser útiles a nuestro entorno, más allá del éxito. 
 
Hay una frase que no recuerdo de quién es pero dice algo así como el que la gente quiere ser famosa pero no quiere ser útil. Es importante cuestionar qué beneficios estás dejando en el entorno más cercano, ir mas allá de ti.
 
Neuzz street art
 
Entre sus últimos trabajos está un mega mural que hace un grito para cuestionarnos el concepto de ‘desarrollo’ que arrasa los ecosistemas. Ubicado en la Avenida Centro sur de la ciudad de Querétaro, en una zona de la periferia habitada por personas de clase media alta, un coyote mira a la izquierda:
 
En la cultura occidental el lado izquierdo está asociado a algo negativo; en esta obra la izquierda insinúa un retroceso, el coyote está volteando al lado desarrollado. 
 
Neuzz street artist
 
El cerro al fondo del coyote es el volcán Cimatario, el cual se haya en una reserva natural amenazada. 
 
En mi historia personal el coyote siempre me ha perseguido. Los coyotes siempre estuvieron vinculados con la historia de mi familia y en el misticismo de mis antepasados.
 
Neuzz street artist
 
 
Ahora Neuzz resurge al coyote, esta vez asociado a su búsqueda de que las personas seamos parte activa de lo que ocurre a nuestro alrededor. Lo demás, es pasajero. 
 
Fotos: 6) Juan Carlos Reynoso.
 
 
 
 
Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Oaxacalifornia: la cultura zapoteca conquista el espacio público en Los Ángeles (FOTOS)

Dos jóvenes del colectivo Tlacolulokos pintaron vibrantes murales que visibilizan a la comunidad zapoteca de L.A.

Una grupo de oaxaqueños recorre las calles de Los Ángeles. Forman parte de los miles de migrantes mexicanos en Estados Unidos, y son la inspiración para los murales pintados en la biblioteca central de esta ciudad por el colectivo multidisciplinario de artes visuales, Tlacolulokos.

zapotecas-murales-los-angeles-arte-contemporaneo-comunidad-latina-eua-oaxacalifornia

En su exposición, “Visualizando el Lenguaje”, la lucha por el reconocimiento y la visibilización de la comunidad zapoteca es el eje neurálgico, yendo más allá de las estampas comunes que remiten a lo folklórico del indígena mexicano. Así, los ocho enormes murales hacen vibrar el orgullo zapoteca en pleno centro de esta metrópoli estadounidense, que no obstante se fusiona en el trajín de la globalización al agregar elementos urbanos en la composición, propios de la convergencia de las culturas que se han dado encuentro en Los Ángeles.

Así, el complejo tejido social que retratan en estos murales cuenta una historia de siglos, que se materializa en cada pincelada. Es una historia que hoy es narrada con el sudor de los migrantes mexicanos, entre los que se cuenta a 250 mil zapotecas. Y porche fuera poco, se trata de una historia que todavía no ve su fin y tiene por delante un futuro incierto, tanto para los oaxaqueños como para toda la comunidad latina en Estados Unidos.

El simbolismo que recorre estos murales no tiene límites. Y si bien nos comparte una gráfica singular que agrada, puede generar también incomodidad. El impacto de ver a un niño en el mural con una lágrima tatuada en su rostro —propia de las bandas criminales de la frontera y símbolo de la incertidumbre que pesa sobre los migrantes y sus hijos— es un ejemplo de ello. No obstante, el mural está repleto de jóvenes artistas prominentes y sonrientes —y también tatuados—, como elemento de esperanza y de engrandecimiento de una cultura tan inspiradora como la zapoteca.

Esto es lo que los artistas Dario Canul y Cosijoesa Cernas, de la comunidad de Tlacolula, están queriendo mostrar al mundo, mientras enseñan la riqueza propia de la cultura zapoteca a la cual pertenecen, en su vibrante magnitud e infinitas formas. Son las posibilidades del neomuralismo detonadas para generar conciencia y desmitificar la figura indígena, la cual, como ellos develan de forma intransigente, va mucho más allá de los elementos a los cuales se asocia, como los sombreros de charro y el folklor abstracto.

zapotecas-murales-los-angeles-arte-contemporaneo-comunidad-latina-eua-oaxacalifornia

La exhibición estará resonando en la Biblioteca Central de los Ángeles hasta el 31 de enero de 2018. Pero es una historia que estos jóvenes seguirán trazando.

 

*Imágenes: Jeff McClane y Fausto Nahúm

Neomuralismo para combatir la delincuencia y reconectar la ciudad con sus raíces indígenas

Este nuevo movimiento pictórico llamado neomuralismo, o arte callejero, ha invadido zonas de la Ciudad de México... Y tiene mucho que decir.

Los jóvenes que han llevado adelante el proyecto de Liberalia Colectivo Itinerante, y al que llaman neomuralismo o arte urbano, tiene un objetivo muy concreto: la recuperación. 

Estos jóvenes plantean la necesidad de recuperar los espacios que la violencia citadina les ha arrebatado y, también, de recuperar el muralismo partiendo de la criminalizada técnica del graffiti. Pero sobre todo abogan por recuperar las raíces indígenas en la metrópoli.

Unas latas de aerosol, un mural y toda su creatividad son las únicas herramientas que estos jóvenes ocuparon cuando comenzaron el proyecto de Liberalia Colectivo. Así es como han podido retrotraer a nuestros días la vieja práctica del muralismo mexicano, una tradición asociada a la revolución y, por ende, al cambio social.

neomuralismo-jaguar

El muralismo mexicano plasmó indeleblemente los sueños, las pesadillas, el hambre, la dignidad y, en general, la historia de nuestra sociedad; pero sobre todo plasmó la parte indígena de ésta. Retomando esto, una de las principales batallas de Liberalia Colectivo ha sido contra la discriminación y por el rescate de las raíces indígenas.

Una indígena nahua en la colonia Guerrero

Cuando Liberalia Colectivo empezó a desparramar colores en la colonia Guerrero, incentivó las juntas vecinales para que, “entre toda la banda”, propusieran temas para los murales y se decidiera qué paredes podían ocupar. Una de las asistentes fue Doña Esther, una indígena de origen nahua cuya familia llegó de Puebla y que pidió un mural en homenaje a su madre, donde se pintara su retrato. “Yo les di una foto porque la gente se olvida de que existimos y no quiero que se pierdan las culturas indígenas”, expresó.

70 cc color

Pero no obstante que este proyecto ha promovido la mejor convivencia en el barrio, aún hay quienes no entienden el mensaje, o simplemente no les importa.  Doña Esther sigue viviendo la discriminación que por años la ha acompañado cotidianamente, y ha enfrentado amenazas para que se retire el mural de su madre. Pero eso no puede contra ella ni contra los jóvenes detrás de Liberalia Colectivo, pues son la mayoría de los vecinos quienes sí suscriben esta iniciativa, ya que incentiva el cuidado y el amor por el barrio y ha ayudado a que éste “se vea más bonito”, como expresan las vecinas.

Iniciativas por el rescate de los pueblos indígenas

Muchos otros de los neomurales que adornan el llamado Corredor de Arte Urbano Buenavista-Guerrero, en Eje 1, muestran las pieles morenas y las miradas intensas de los indígenas, a quienes rodean distintos motivos y símbolos que tienen que ver con sus raíces. Así, Liberalia Colectivo se aferra a defender esta milenaria cultura, a irradiar toda la sabiduría que ésta conlleva y a visibilizar a los indígenas que hoy pueblan la Ciudad de México, que tan sólo en 1999 eran más de 500 mil, de los cuales 15 mil residían en la delegación Cuauhtémoc.

Esto hace a la Ciudad de México una de las principales metrópolis indígenas del continente, población compuesta por migrantes, en su mayoría mujeres, que cambiaron el campo por el concreto para huir del rezago, pero a su llega debieron enfrentar condiciones muy duras.

 arte-urbano-neomuralismo

Por eso es que Liberalia Colectivo también llevó adelante un taller de cine documental para jóvenes y niños de origen indígena, algunos de la Ciudad de México y otros de distintas regiones como Chiapas. Del taller surgieron 12 cortometrajes que fueron presentados en septiembre pasado en lucgares como el centro cultural 77, La Casa del Cine y el Museo de Arte Popular.

Esto demuestra que son múltiples las esferas del arte que pueden ayudar al objetivo de visibilizar a los indígenas y a rescatar sus raíces y que, también, ellos mismos pueden ser sujetos activos de este proceso de rescate y transformación de sus condiciones de vida.

Fuentes:
Periódico La Jornada, Periódico El Universal
Los pueblos indígenas y la ciudad de México

Imágenes:
1) Pinterest 2) El Universal 3)MásPorMás 4)LaGuerreroDF