8 tesoros mexicanos que están en el extranjero

Luego de la conquista se llevaron exquisitas piezas prehispánicas y otros tesoros de México a museos y bibliotecas de otros países.

Las vastas y sofisticadas civilizaciones que vivieron en México legaron documentos, piezas hermosas, arte y conocimiento a través de miles de objetos que son un tesoro invaluable de la historia.

Sin embargo luego de la conquista, Europa (con una visión expansionista y dominadora) fue haciéndose de tesoros mesoamericanos que, aunque repobablemente en otros países, afortunadamente continúan conservados.

Un investigador mexicano, Miguel Gleason, en particular ha estado investigando y rastreando piezas mexicanas de importancia histórica que se encuentren en el extranjero. Durante 12 años hizo una férrea indagación y encontró que existen más de 9 mil piezas únicas y originarias de México en el extranjero.

Existen algunos ejemplos de casos donde sí han sido devueltas algunas piezas como cuando el museo Metropolitano de Nueva York devolvió una gran fachada de estuco de origen maya o cuando el Museo Peabody que en la mitad del siglo XX devolvió parte de las piezas del Cenote Sagrado de Chichén-Itzá.

Por su antigüedad muchos de estos tesoros no pueden volver a México y están resguardados sobre todo en los museos de etnología más importantes del mundo.

Acá 8 emblemáticos ejemplos:

400 códices mexicanos

Gleason encontró que en la Biblioteca Nacional de Francia están resguardados hasta 400 códices prehispánicos y en Inglaterra un número similar. En la época precolombina los códices eran el único tipo de escritura (se carecía de un alfabeto), por ello son una fuente invaluable de conocimiento e historia. Entre otros que están también en Italia destacan el códice borgia, florentino, magliabecchiano y el cospi.

códice borgia

El códice borbonicus

El códice borbonicus es un manuscrito hecho por sacerdotes aztecas poco antes de la conquista española y está resguardado en la Biblioteca de la Asamblea Nacional en París. Tiene 14,2 metros de largo y es el  manuscrito pictográfico por excelencia del grupo de códices aztecas; es considerado como el que más información guarda respecto a la cosmogonía de esta cultura.

códice borbónico

La Serpiente de Dos Cabezas

Hecho con madera de cedrela, turquesa, resina de pino, concha de ostra, hematita y copal. Es una de las piezas prehispánicas más hermosas y está exhibida en el British Museum en Inglaterra. Se cree que este icono del arte mexica fue usado en algunas ceremonias como pectoral.

serpiente de dos cabezas

Penacho de Moctezuma

Aunque algunas investigaciones apuntan a que nada tiene qué ver con Moctezuma, esta es una de las piezas conocidas más hermosas de todos los tiempos de la época prehispánica. Es quizá la pieza mexicana más popular en el extranjero. Está exhibida en el Museo de Etnología de Viena y aunque existe un acuerdo entre ambos países para regresar el penacho a su país de origen, su antigüedad no ha permitido este traslado pues su deterioro sería inminente.

penacho moctezuma

La Máscara de Tezcatlipoca

Es una figura representativa hecha en turquesa del siglo XV, se exhibe en el Museo Británico de Londres. En la cultura preshipánica Tezcat es el señor del cielo y de la tierra, fuente de vida, tutela y amparo del hombre, origen del poder y la felicidad, dueño de las batallas, omnipresente, fuerte.

máscara tezcatlipoca

La Máscara de Quetzalcóatl

Con artesanales y magníficas incrustaciones de turquesa y obsidiana, fue creada entre el siglo  XV o XVI. Es también hecha como un mosaico en alusión a Quetzalcóatl, la deidad más legendaria del México prehispánico. También resguardada en el Museo Británico.

mascara quetzalcoatl

Mural Huichol

Esta magnánima pieza del artista huichol Santos de la Torre es contemporánea y se llama “Pensamiento y Alma Huichol”. Está exhibida en la estación parisina Palais Royal-Muséedu Louvre desde 1997. Este increíble trabajo de más de 2 millones de piezas de chaquira y cera de Campeche fue un obsequio por parte del gobierno mexicano a Francia, gesto que los galos respondieron obsequiando a México la entrada de metro de la Estación Bellas Artes con el clásico estilo art nouveau parisino.

mural huichol  Palais Royal-Muséedu Louvre

Nican Mopohua

Su traducción del náhuatl puede referirse a: “aquí se narra”. Se trata del relato original en náhuatl de la serie de apariciones de la virgen de Guadalupe. Una copia muy antigua, de 1556, está resguardada en la Biblioteca Pública de Nueva York.

300px-Huei-tlamahuicoltica-1

*Imágenes: 1) Efe, 4, 6 y 7)© British Museum, 5) Efe,

El mural más grande del mundo está en la UNAM y es su cumpleaños, conoce sus detalles (Infográfico)

Es Patrimonio de la Humanidad, el mural más grande del mundo, fachada de la Biblioteca Central de la UNAM fue una especie de manifiesto sobre la sabiduría ancestral de México.

Una de las imágenes más recurrentes sobre la ciudad de México (e incluso sobre el país) respecto a su patrimonio, son los enormes murales que creó  Juan O’Gorman en la Biblioteca Central de la UNAM. Este lugar se convirtió en Patrimonio Cultural de la Humanidad en gran parte por estos murales, los más grandes del mundo, de hecho.

O’Gorman se unió a un movimiento que reivindicaba el valor milenario de la cultura que fue menoscabada, y pisoteada, y con millones de piedras de toda la República nos trajo un megamural dividido en las 4 caras del edificio. Representación histórica de la cultura configura los momentos de México desde sus diversas etapas, desde su diversidad y enormísima y milenaria riqueza cultural.

murales mas grandes del mundo biblioteca central unam

Así se vería desplegado este mega mural

Encontramos en este a Tláloc, Quetzalcóatl, Ehécatl. En el muro oriente se muestra la modernidad mexicana. Como eje central y propulsor, la Revolución, y un átomo que representa la ciencia también emula la dualidad.

En el muro poniente se hace honor a la Universidad, se alude a la ciencia, la cultura, el deporte. Recientemente se cumplieron 60 años de la materialización de este lugar, y el periódico 24 Hrs creó un interesante infográfico en el que se detalla la información y cualidades de esta obra. No se trata solo de el mural más grande del mundo, fue una insignia de un México, que quizá por primera vez, reconocía la sabiduría de su legado más profundo.

mural mas grande del mundo unam biblioteca central unam

Imágenes: 1 y 2) Revista Código; 3) 24 Hrs.

El Tablero de los 96 glifos, genial muestra de escritura jeroglífica maya

Esta es probablemente la más extraordinaria muestra de escritura jeroglífica maya.

El Tablero de los 96 glifos de Palenque es tal vez el mayor y más antiguo ejemplo que tenemos hoy los mexicanos sobre comunicación con imágenes y su simbología matemática compleja.

De la modernidad y hasta hace un par de décadas, las imágenes no eran tan indispensables para comunicarnos en el lenguaje escrito. Pero algo cambió, a la par que la tecnología se transformó en un ente indispensable de la redes neuronales del mundo: sus medios de comunicación. Hoy un .gif puede ser aún más simbólico que la palabra misma; y con cierta razón: le hemos imputado un sentido a las imágenes, especialmente a los gestos faciales, cuyo significado ha sido atribuido por las tendencias de la época.

El .gif es sólo un ejemplo de esa carga simbólica que se atribuye con frecuencia a ciertos objetos; imágenes que si bien no gozan de una sacralidad elemental como en la antigüedad, sí lo hacen de una especie de rito o culto a la expresión según el contexto, un lenguaje comunal y a su vez consensuado que es entendido por ciertos grupos. Un ejemplo asombroso es la escritura con glifos de los mayas, que se puede admirar en el Tablero de los 96 glifos de Palenque.

Tablero de los 96 glifos de Palenque-2

Labrado durante el Periodo Clásico tardío maya (764 dC), este muro es la muestra más antigua y genuina que se ha encontrado hasta hoy sobre jeroglíficos mayas. K’an Tun, fue su nombre real, cuyo significado acertadamente nos dice Piedra preciosa. En este tablero –de unos 137,5 x 58,5 cm– se desdoblan los primeros glifos ideados por la cultura y se registra la historia dinástica de Palenque; desde el año 783, período en que culminó el reinado del gobernante K’inich K’uk’ B’alam II –quién mandó a crear dicha tabla– y hacía atrás hasta llegar a su primer gobernante: K’inich K’uk’ B’alam II (Pacal el grande), relatando así la historia de sus antecesores mayas hasta el año 683. 

Más allá de su relevancia dinámica, el Tablero de Palenque ha tenido gran importancia en el esclarecimiento de algunos de sus glifos gracias a su perfecto estado de conservación en que se le halló en 1935.

Tablero de los 96 glifos de Palenque-1

Cada uno de los jeroglíficos manifestados en este tablero nos muestran la inasible cosmovision del hombre maya, sus matemáticas y su lenguaje; por ejemplo, se pueden leer periodos y numerales por medio de figuras de animales mitológicos y divinidades (es el caso del número 9, que nos muestra al Dios Serpiente Chicchan, o del número 3, que además de personificar al mes Mac de su calendario, figura como el Dios de las Tempestades). Tomado en cuenta estos y otros datos sobre el complejo método matemático maya, conviene acentuar que esta pieza no es del todo legible, aún habiendo sido decodificada a nuestro “lenguaje” –en este link puedes leer detalladamente y por partes el tablero–, por lo que se puede evidenciar que se trata de un sistema lingüístico totalmente distinto al conocido. 

El Tablero de los 96 glifos de Palenque es, como advertía el etnógrafo Eric S. Thompson, la muestra antigua más artística, intricada y poética sobre la “eternidad del tiempo”…o el “gran misterio maya del tiempo”. Y para el maya el tiempo era “masa y peso” entendido a través de una visión matemática, mientras que su palabra, un objeto cuya ciencia exacta estaba siempre detrás de su lenguaje–; sus palabras eran Sol, Luna, Venus y otras constelaciones; el zodíaco, serpientes, garrapatas, buitres, jaguar, búho, rana, plumas, peyote, nenúfar, pez, caracol, tortuga, ojos humanos, manos, miembros… el tiempo era una entidad tan tangible como cualquier otra.

Con este bello ejemplo del mundo maya, podemos adentrarnos a meditar un poco sobre lo que hoy significan las imágenes en nuestro lenguaje, sobre todo en esta época en que se ha retomado la imagen digital para comunicarse y de alguna manera trascender vivencias personales a través de ellas.

 

Fuente:

THOMPSON Eric J., La inscripción jeroglífica del tablero del Palacio, Palenque

  WEINBERGER Eliot, Las reliquias de bronze de Brian Nissen

Jaen Madrid
Autor: Jaen Madrid
Editora, música y ser humano. Le gustan los volcanes, los caballos y los sintetizadores.

Esta iglesia guarda un mural antiguo sobre la mitología Otomí

Este mural es una de las más improbables realizaciones evangelistas: la imagen mitológica dentro de una iglesia, donde se conjugan guerreros náhuas del México prehispánico con seres sobrenaturales como los dragones.

Leer una iglesia no es fácil. Cada trazo, imagen u objeto que se encuentra en la misma nos remite a una simbología cuyo significado proyecta una alegoría más allá del sentido doctrinal. Esta clase de santuarios han sido los principales nodos de los que se ha podido obtener información sobre la evangelización de las antiguas ciudades prehispánicas.

Como bien se sabe, el catolicismo ejerció una persuasión trascendental a su llegada a tierras mexicanas, intentando desaparecer toda huella de las prácticas ritualistas indígenas. Y a pesar de que muchos nativos siguieron practicando sus ceremonias paganas de manera oculta, las costumbres endémicas “divinas” se desvirtuaron de manera considerable.

iglesia ixmiquilpan  5

El sincretismo religioso entre ambas culturas encontradas en la Nueva España nunca existió, no al menos oficialmente. Sin embargo, sí existieron extrañas excepciones que nos han dejado entrever cómo hubiese sido la realidad mexicana si los misioneros, en lugar de evangelizar, hubiesen permitido la unión de dos doctrinas totalmente distintas. La iglesia de Ixmiquilpan (antes el convento de San Miguel Arcángel) en Hidalgo, es uno de los más admirables ejemplos. Erigida en 1550, a primera vista pareciera una iglesia común de diseño colonial con reminiscencias al estilo gótico. Pero en su interior algo parece desafiar las leyes católicas. Se trata de un mural prehispánico diseñado por un grupo de tlacuilos (artistas pictóricos) de la época. 

En este mural se aprecia una cosmovisión única en el mundo, ya que se conjugan desde guerreros náhuas del México prehispánico (con pieles de animal y cascos emplumados) hasta seres sobrenaturales pertenecientes a las leyendas europeas, tales como el centauro y el dragón. La pintura refleja en sí un combate entre lo que parecen ser hombres y monstruos; hombres armados con filos de obsidiana, cuya vestimenta personifica animales como el águila, el jaguar o el coyote, luchando contra bestias mitológicas y otros hombres con arcos que personifican los chichimecas.

La historia sobre esta iglesia es muy amplia pero basta acentuar que tanto el mural como el santuario mismo fueron producto de los evangelistas agustinos para “satanizar” a los chichimecas (cultura que se ha destacado por su notable rebeldía a la imposición foránea) en la mítica guerra que lleva su nombre. De hecho, es altamente probable que la realización de este idílico mural –que como ningún otro, ejemplifica lo que hubiese podido ser un híbrido perfecto entre ambas culturas– haya sido con únicos fines evangelistas.

iglesia ixmiquilpan 3

iglesia ixmiquilpan 2

iglesia ixmiquilpan 6

 

*Imágenes: 1, 2) vivedeviaje.com; 4) Atlas Obscura; 5) hidalgo.travel