Una tela antibacteriana, a partir de una planta, es desarrollada por mexicanos

Con nanotecnología este invento ha ce que la tela se mantenga limpia impeliendo orgánicamente las bacterias.

A partir del extracto de una planta nativa del país, se ha logrado biosintetizar y funcionalizar nanoparticulas de plata, para ser incorporarlas a telas de mezclilla y algodón, con lo cual se le añaden propiedades antibacteriales, capaces de “repeler” con éxito a las bacterias Escherichia coli y Staphylococcus Aureus.

Este avance nanotecnológico lo solicitó una empresa a especialistas del Centro de Investigación en Biotecnología Aplicada del Instituto Politécnico Nacional (CIBA/IPN).

La metodología se hace a partir de la química verde, donde se utilizan compuestos u organismos de nuestro entorno (bacteria, hongos y plantas). Es un método ecológico, con el cual podemos biosintetizar nanopartículas inorgánicas y orgánicas.

La investigación duro aproximadamente un año. Conocido por trabajos anteriores, el doctor Valentín López Gayou, responsable de la investigación, explica que también visualizan aplicar este proceso a materiales que se utilizan en los hospitales, como vendas y batas, ya que se le proporcionaría propiedades antibacteriales a estos productos.

Encontramos una planta nativa de nuestro país que presenta la capacidad de biosintetizar y funcionalizar nanopartículas de plata, que al interaccionar con las telas de algodón y bajo diferentes procesos pueden anclarse a este tipo de telas e incorporarle las propiedades antibateriales.

La obtención de nanomateriales mediante esta metodología tiene gran potencial para las empresas ya sea automotrices, textiles, cosméticos etc,

Se han acercado algunas empresas del rubro de la cerámica -pisos y muebles de baño-, que buscan alternativas ecológicas en sus procesos de generación e incorporación de nanomateriales, por lo que nos han buscado al ser nuestra metodología amigable con el medio ambiente”, indicó el especialista.

[La Jornada]

*Imagen:Istockphoto / Thinkstock

Los Globos de Cantoya, de como un mexicano volvió sus sueños en realidad

Iluminan el cielo, como las mismas estrellas y su invención fue realizada por un mexicano

Encienden el cielo como si fueran astros, así son los globos de cantoya. Su invención también resulta un descubrimiento y orgullo, pues estas aerodínamicas piezas fueron hechas por un mexicano. El nombre de su creador fue Joaquín Cantolla y Rico.

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-2

La infancia y adolescencia de este creador estuvo marcada por su ingenio y la suerte. Tanto así, que se sabe que él pudo haber sido parte de los miles de estudiantes que fueron asesinados durante la toma de Chapultepec, pero debido a que día antes había tenido un accidente con pólvora, Joaquín tuvo la suerte de ausentarse esos días. 

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-2

Esta prueba de suerte y atino parecía asegurar que Cantoya daría más de qué hablar y así fue. Durante los siguientes años, la curiosidad que hizo que Joaquín se accidentara con la pólvora, lo volvió un revolucionario en el campo aerodinámico. Todo comenzó con la llegada de los hermanos Wilson a México en 1863. Su visita no se debía a cualquier motivo, habían visitado el país para mostrar sus globos de helio y darle un paseo a quienes  pudieran pagar y se atrevieran a subir en ellos.

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-3

Joaquín fue uno de los decididos y al subirse en uno de estos globos, no sólo disfrutó el gran viaje que éste le otorgaba -además del increíble paisaje mexicano que vivió desde esa perspectiva- sino que observó de manera cuidadosa la maquinaria con la que estaban construidos los globos. Después de que su viaje por el cielo había terminado, Joaquín descendió del globo con los pies en la tierra, pero con la cabeza en las nubes. Se había vuelto un soñador y con una meta: crear los primeros globos en México.

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-4 2

Pronto Joaquín se asesoró con otros expertos en la materia y dio lo que se conocería en México como globo de Cantoya, los cuales eran utilizados para festividades en el país. En total, los globos que realizó el inventor fueron tres, de los cuales destaca Vulcano, su globo más grande y, hasta tal vez, preferido. 

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-5

La invención de los globos de Cantoya, no sólo nos demuestran que el genio y curiosidad de una persona puede hacer la diferencia, sino que los sueños de cada individuo pueden realizarce, siempre y cuando se planeen con los pies en la tierra.

Arcángel Constantini: la alquimia de experimentar con nanotecnología

Hace ya una década que el artista mexicano Arcángel Constantini nos ha mostrado el grandioso alcance que podría tener el ser humano en otros mundos, de conquistar la nanotecnología.

“Cualquier tecnología suficientemente avanzada es equivalente a la magia”, decía Arthur Clarke. La magia es a quien recurrimos para nombrar a aquellos fenómenos que no podemos explicar pero que ocurren frente a nosotros. Fenómenos superiores que están sucediendo en otra dimensión, por ejemplo molecular.

A sabiendas de los embrujados por la lectura esotérica, los alquimistas, magos de oriente y occidente enfocados a la filosofía de las reacciones químicas de la vida, comprendían muy bien esta interdependencia de dimensiones a pequeña y gran escala. También lo entendían así los sabios curanderos mexicanos, cuando se trataba de comunicarse con la energía telúrica y con la de las plantas sagradas. Y es que la ciencia de las partículas puede ser tan abismal como el universo. Uno podría encontrarse con importantes misterios de la naturaleza en las grandes masas, pero también en niveles insospechadamente anatómicos y obtener información secreta de ellos. 

Hace ya una década que el artista mexicano Arcángel Constantini trabaja con la tecnología multimedia, las transmisiones de información sonora y la nanotecnología. Nos ha mostrado las posibilidades que existen en una microrealidad, es decir, el grandioso alcance que podría tener el ser humano en esos mundos, de conquistar la tecnología nano.

Arcangel Constantini

La creación de sistemas funcionales a escala molecular es la parte más interesante de sus piezas artísticas; nada menos que un catálogo de fascinantes hipótesis e inventos puestos en marcha a lo largo de su carrera. Misteriosos cada uno de ellos. De la obra de Constantini, un alquimista de los circuitos y de los sonidos del espacio complejos de reproducir, podemos destacar algunas piezas extremadamente significativas, cada una de ellas con un profundo estudio físico, filosófico, animista y muy probablemente cuántico. Por ejemplo:

Se oye resonar en su página web, su Sistema de Induccion Mantrica Satelital (SIMS).

Se trata de un invento basado en tres ingredientes mágicos: los efectos del electromagnetismo a gran escala, la hipótesis de transmisión de información vía satélite de Arthur Clarke, y esencialmente en la estructura de los Maní Khor (o cilindros de oración), un instrumento tibetano ancestral cuya cubierta reza el mantra de om mani padre hum. Todos estos ingredientes tienen algo en común: la transmisión de energía. Mediante SIMS, Cosntasntini busca co-relacionar la energía con la resonancia, que una vez armonizadas, se amplifican y crean otra vibra en sincronización con la energía original. Este fenómeno algunos lo llaman co-creación.

El experimento, por demás brillante, no es sino una replica futurista del Maní Khor, pues al rotar el cilindro tibetano, los practicantes expresan la intención de la compasión a través de la oración; se induce este deseo en la máquina mántrica que lo amplifica (como lo amplifican las bocinas que Constantini agregó a su invento).

Su obra sin duda busca entrar en las conciencias.

Algunas imágenes de la hipótesis y prototipo:

 

En otra ocasión Arcángel Constantini creó un magnetoplankton.

Es un prototipo con cierta complejidad molecular, pues se trata de un invento conocido como “la máquina de la vida”. Constantini ha intentado replicar en éste, lo que ocurre con el ser humano en relación con el agua y el magnetismo, dos conceptos que Tales de Mileto atribuía respectivamente, uno al origen de toda la vida y otro a una especie de numen o alma.

El magnetoplankton se centra en la reacción de microrobots; estructuras de vida artificial que buscan una relación simbiótica con su entorno. Dotados de una memoria magnética (cuál ser humano), estos microrobots habitan en una pecera de agua que contiene plancton vegetal y animal (una metáfora de la memoria primitiva). Al ser intervenidos por campos magnéticos –que genera el espectador con ayuda de un microscopio imantado–, la información del plancton (en este caso) se borra casi por completo, se vuelve diamagnético, de manera que cambia su composición y sus formas de reaccionar en su pequeño espacio.

La hipotesis de la muestra es que la vida, al estructurarse en el entorno de la molécula del agua, percibe las oscilaciones de las energías al encontrarse en un entorno magnético (el alma magnética de la tierra). 

 Las creaciones de Costantini son producto para realizar miles de metáforas. Hipótesis que son poesía y a la vez realidad. Porque se materializan en fascinantes prototipos, pero también advierten un silogismo fundamental: como es arriba es abajo.

 

*Imágenes: 1) highness magazine; 2-7) Angel Constantini

Jaen Madrid
Autor: Jaen Madrid
Editora de tiempo completo, música y ser humano. Ha escrito numerosos artículos en este medio, dando vida principalmente a los rubros de Arte, Cultura, Misticismo y Surrealismo. Escribe y edita Ecoosfera. Su tiempo libre lo dedica a leer literatura griega, tarot y ocultismo, además de crear música con sintetizadores.

Joven de origen tzeltal desarrolla un novedoso sistema para encontrar acuíferos

Su proyecto es un método que sirve para realizar exploraciones múltiples, desde búsqueda de acuíferos hasta detección de zonas de inestabilidad, como cavidades.

George Sántiz Hernández está recién titulado en la licenciatura en Ingeniería Geofísica en la UNAM y proviene del pueblo de Ocosingo, Chiapas, región tzeltal por excelencia. Recientemente Sántiz presentó un sistema de ubicación de acuíferos y registro de zonas de inestabilidad, entre las que se encuentran las minas abandonadas o cavidades, como un proyecto para su titulación.

Su propuesta puede aplicarse tanto en el campo como en las zonas urbanas, de preferencia al aire libre. El modo en que funciona es muy sencillo ya que se conecta una batería al subsuelo y un voltímetro del otro lado, esto para medir la diferencia de potencial entre dos partes, explicó el joven universitario de origen tzeltal. Su modelo se llama Modelación 2D de medidas de resistividad y emplea diferencias finitas.george-santiz

El sistema que desarrolló se sustenta a través de un algoritmo para resolver una ecuación diferencial que rige al comportamiento de la corriente eléctrica al circular debajo de la superficie terrestre.

Menciona que varios han desarrollado técnicas para resolver este asunto, pero su propuesta tiene un sentido más universitario y ayuda a trabajar, mejorar y continuar en la solución de problemas más complicados. 

George Sántiz, actualmente es beneficiado con del Sistema de Becas para Estudiantes de Pueblos Indígenas y Negros de México (SBEI), del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC).

El código puede descargarse libremente de la red, ser leído y optimizado. Actualmente George Sántiz está preparándose para realizar una maestría en el Centro de Investigaciones en Matemáticas (CIMAT) de Guanajuato.