Los Globos de Cantoya, de como un mexicano volvió sus sueños en realidad

Iluminan el cielo, como las mismas estrellas y su invención fue realizada por un mexicano

Encienden el cielo como si fueran astros, así son los globos de cantoya. Su invención también resulta un descubrimiento y orgullo, pues estas aerodínamicas piezas fueron hechas por un mexicano. El nombre de su creador fue Joaquín Cantolla y Rico.

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-2

La infancia y adolescencia de este creador estuvo marcada por su ingenio y la suerte. Tanto así, que se sabe que él pudo haber sido parte de los miles de estudiantes que fueron asesinados durante la toma de Chapultepec, pero debido a que día antes había tenido un accidente con pólvora, Joaquín tuvo la suerte de ausentarse esos días. 

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-2

Esta prueba de suerte y atino parecía asegurar que Cantoya daría más de qué hablar y así fue. Durante los siguientes años, la curiosidad que hizo que Joaquín se accidentara con la pólvora, lo volvió un revolucionario en el campo aerodinámico. Todo comenzó con la llegada de los hermanos Wilson a México en 1863. Su visita no se debía a cualquier motivo, habían visitado el país para mostrar sus globos de helio y darle un paseo a quienes  pudieran pagar y se atrevieran a subir en ellos.

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-3

Joaquín fue uno de los decididos y al subirse en uno de estos globos, no sólo disfrutó el gran viaje que éste le otorgaba -además del increíble paisaje mexicano que vivió desde esa perspectiva- sino que observó de manera cuidadosa la maquinaria con la que estaban construidos los globos. Después de que su viaje por el cielo había terminado, Joaquín descendió del globo con los pies en la tierra, pero con la cabeza en las nubes. Se había vuelto un soñador y con una meta: crear los primeros globos en México.

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-4 2

Pronto Joaquín se asesoró con otros expertos en la materia y dio lo que se conocería en México como globo de Cantoya, los cuales eran utilizados para festividades en el país. En total, los globos que realizó el inventor fueron tres, de los cuales destaca Vulcano, su globo más grande y, hasta tal vez, preferido. 

los-globos-de-cantolla-una-invencion-mexicana-5

La invención de los globos de Cantoya, no sólo nos demuestran que el genio y curiosidad de una persona puede hacer la diferencia, sino que los sueños de cada individuo pueden realizarce, siempre y cuando se planeen con los pies en la tierra.

Joven de origen tzeltal desarrolla un novedoso sistema para encontrar acuíferos

Su proyecto es un método que sirve para realizar exploraciones múltiples, desde búsqueda de acuíferos hasta detección de zonas de inestabilidad, como cavidades.

George Sántiz Hernández está recién titulado en la licenciatura en Ingeniería Geofísica en la UNAM y proviene del pueblo de Ocosingo, Chiapas, región tzeltal por excelencia. Recientemente Sántiz presentó un sistema de ubicación de acuíferos y registro de zonas de inestabilidad, entre las que se encuentran las minas abandonadas o cavidades, como un proyecto para su titulación.

Su propuesta puede aplicarse tanto en el campo como en las zonas urbanas, de preferencia al aire libre. El modo en que funciona es muy sencillo ya que se conecta una batería al subsuelo y un voltímetro del otro lado, esto para medir la diferencia de potencial entre dos partes, explicó el joven universitario de origen tzeltal. Su modelo se llama Modelación 2D de medidas de resistividad y emplea diferencias finitas.george-santiz

El sistema que desarrolló se sustenta a través de un algoritmo para resolver una ecuación diferencial que rige al comportamiento de la corriente eléctrica al circular debajo de la superficie terrestre.

Menciona que varios han desarrollado técnicas para resolver este asunto, pero su propuesta tiene un sentido más universitario y ayuda a trabajar, mejorar y continuar en la solución de problemas más complicados. 

George Sántiz, actualmente es beneficiado con del Sistema de Becas para Estudiantes de Pueblos Indígenas y Negros de México (SBEI), del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC).

El código puede descargarse libremente de la red, ser leído y optimizado. Actualmente George Sántiz está preparándose para realizar una maestría en el Centro de Investigaciones en Matemáticas (CIMAT) de Guanajuato.

¿Orina empleada como biocombustible? es posible, gracias a un mexicano

El invento del doctor Gabriel Luna Sandoval abastece la energía eléctrica de una casa para tres personas, por una semana, a partir de sus desechos de orina.

Que no hayamos caído en cuenta que podemos obtener energía de muchas maneras posibles, más allá de los hidrocarburos, es un mal de nuestra época (en parte generado por los grandes capitales petroleros).

En la última década, sin embargo, inventos como motores de hidrógeno que funcionan a base de agua para sustituir la gasolina, la generación de bioetanol a partir de maíz, y otros sorprendentes inventos como el recién dado a conocer por el doctor Gabriel Luna Sandoval, investigador de la Universidad Estatal de Sonora (UES), han resultado en un impulso a un cambio de paradigma energético urgente.

Recientemente se ha dado a conocer que Luna Sandoval ha creado biocombustible a partir de orina. Su invento, que funciona con celdas solares, desprende dos moléculas de oxígeno y seis de hidrógeno; es capaz de generar biocombustible para abastecer estufas de uso doméstico y energía eléctrica.

Su invento ha sido ya patentado y ha generado interés a empresarios nacionales y extranjeros, es capaz de generar combustible para una semana con la orina producida por tres personas; una manera por demás práctica de aprovechar los diseños domésticos humanos.

Luna experimentó con una celda que usualmente produce hidrógeno a partir de agua, luego de varias adecuaciones consiguió este proceso pero a partir de orina. 

Cómo funciona

La celda mide 20 cm2, esta recibe la orina y mediante dos electrodos pasan 12 volts de energía proveniente del sol. Luego esta es almacenada en una batería. De la orina se obtiene una molécula, y una más de agua, de ambas son desprendidas dos moléculas de oxígeno y seis de hidrógeno; estas son servibles como combustible. 

Luna ha declarado:

Al principio no fue fácil porque en la electrólisis la orina no se comporta como el agua, ya que contiene sales y sólidos orgánicos que se adhieren a los electrodos de la celda y dificultan llevar a cabo el proceso. La orina es un electrolito natural, tiene compuestos orgánicos, y en ello radica la diferencia. (…)Entonces, lo que se hace es limpiar la orina antes de usarla a fin de quitar los sedimentos y aprovecharla de esta forma.

La generación de energía con insumos distintos a los hidrocarburos es urgente, si estos, además son renovables, se trata de un camino adecuado, y loable.

Una tela antibacteriana, a partir de una planta, es desarrollada por mexicanos

Con nanotecnología este invento ha ce que la tela se mantenga limpia impeliendo orgánicamente las bacterias.

A partir del extracto de una planta nativa del país, se ha logrado biosintetizar y funcionalizar nanoparticulas de plata, para ser incorporarlas a telas de mezclilla y algodón, con lo cual se le añaden propiedades antibacteriales, capaces de “repeler” con éxito a las bacterias Escherichia coli y Staphylococcus Aureus.

Este avance nanotecnológico lo solicitó una empresa a especialistas del Centro de Investigación en Biotecnología Aplicada del Instituto Politécnico Nacional (CIBA/IPN).

La metodología se hace a partir de la química verde, donde se utilizan compuestos u organismos de nuestro entorno (bacteria, hongos y plantas). Es un método ecológico, con el cual podemos biosintetizar nanopartículas inorgánicas y orgánicas.

La investigación duro aproximadamente un año. Conocido por trabajos anteriores, el doctor Valentín López Gayou, responsable de la investigación, explica que también visualizan aplicar este proceso a materiales que se utilizan en los hospitales, como vendas y batas, ya que se le proporcionaría propiedades antibacteriales a estos productos.

Encontramos una planta nativa de nuestro país que presenta la capacidad de biosintetizar y funcionalizar nanopartículas de plata, que al interaccionar con las telas de algodón y bajo diferentes procesos pueden anclarse a este tipo de telas e incorporarle las propiedades antibateriales.

La obtención de nanomateriales mediante esta metodología tiene gran potencial para las empresas ya sea automotrices, textiles, cosméticos etc,

Se han acercado algunas empresas del rubro de la cerámica -pisos y muebles de baño-, que buscan alternativas ecológicas en sus procesos de generación e incorporación de nanomateriales, por lo que nos han buscado al ser nuestra metodología amigable con el medio ambiente”, indicó el especialista.

[La Jornada]

*Imagen:Istockphoto / Thinkstock