Los poblados del viejo oeste donde se han filmado cientos de películas en Durango

Dos pueblos mexicanos suspendidos en la estética de los vaqueros y los bandidos.

 

Quizá lo desconocías, pero muchas de las películas más importantes sobre el viejo oeste, y que hicieron del cine estadounidense uno muy popular, fueron filmadas en el estado de Durango, México.

Aunque luego de la conquista los territorios de la Nueva España estaban delimitados, la realidad es que las fronteras como tales eran apenas imaginarias, en el sur de Estados Unidos y en el norte de México las culturas se asemejaban, y naturalmente el clima y ecosistemas también.

Por ello, los tradicionales paisajes del viejo oeste forman parte de la estética natural del estado de Durango y desde los años 50 dos poblados han servido de locaciones para rodar más de 150 películas. Se encuentran a solo unos kilómetros de Durango y se llaman Villas del Oeste y Chupaderos; dos pueblos de calles polvorientas donde abundan los vaqueros, las cantinas, sheriffs, bailarinas de cancán: escenarios de una gran cantidad de películas del género western que vieron pasar al legendario John Wayne.

Todo comenzó cuando en 1898 se filmó un corto llamado Un Tren Llegando a Durango, luego un director llamado Raúl Wash pidió al revolucionario Francisco Villa actuar en una película y usó a Durango como locación, entre otros estados. Más tarde, sobre todo en los 60´s, directores como John Houston, Raoul Walsh, Chano Urueta, Raúl de Anda, George Sherman y Sam Peckinpah filmaron en estos pobladose.

Como largometraje, el primero en filmarse fue La ley del bravo, en 1955, protagonizada por el actor estadounidense Robert Wagner. De las más recientes, en 2004 Penélope Cruz y Salma Hayek filmaron Las Bandidas.

 

viejo oeste poblados durango

pueblos viejo oeste durango

pueblos viejo oeste durango

 

*Imágenes: 1) mexicodesconocido.com.mx; 2 y 3)micasasuchil.com; 4) cartademexico.com

Explora a detalle la CDMX en el nuevo portal de datos abiertos

Estos datos visibilizan la complejidad de nuestra capital y nos dan pistas para mejorarla.

Todo lo que hacemos y producimos deja una suerte de rastro tras de sí. Casi siempre en la forma de consecuencias que, para bien o para mal, pueden ser cuantificadas. Con esto en mente no es descabellado suponer que si pudiéramos revisar estos rastros, como información organizada, probablemente seríamos capaces de tomar mejores decisiones hacia el futuro.

Para eso sirven los datos, especialmente los relacionados con sociedad y políticas públicas. Así, era urgente que la CDMX comenzará a emitir información abierta sobre sus dinámicas. Siendo un espacio tan evidentemente complejo es muy importante dimensionarlo de la mejor manera posible, para poder, con un poco de suerte y muchísimo esfuerzo, mejorarlo.

mexico-cdmx-portal-datos-abiertos-transparencia-estadisticas
Metros de la CDMX

Por eso se celebra la existencia del nuevo portal de datos abiertos de la CDMX, una iniciativa para divulgar los rastros de interacciones sociales y geopolíticas complejas como asuntos de movilidad, de seguridad, justicia, educación, salud, violencia de género y riesgo sísmico.

mexico-cdmx-portal-datos-abiertos-transparencia-estadisticas
Pasos peatonales de la ciudad.

En el portal podrás visualizar los datos en la forma de mapas, gráfica y tablas que los desglosan para que su análisis adquiera distintos niveles y sentidos. La apertura de esta información nos da esperanzas de que las instituciones podrían empezar a utilizarla para tomar mejores decisiones hablando precisamente de política pública y en la implementación de estrategias para mejorar la calidad de vida de todas las personas que habitan la capital.

mexico-cdmx-portal-datos-abiertos-transparencia-estadisticas
Zonas de riesgo sísmico.

Por otro lado, a los usuarios del portal, a la gente de a pie, la información le sirve para muchas cosas, pero especialmente, permite que cada uno de nosotros haga conciencia sobre la situación actual de la ciudad. Evidentemente, pocas cosas han sido color de rosa; de hecho, en general, las buenas noticias escasean, pero esta plataforma se abre para generar un acercamiento profundo y transparente a la realidad.

Los problemas de violencia y seguridad necesitan ser visibles para que todos sepamos dónde estamos parados. Definitivamente, hay áreas mucho más afectadas que otras y mucha desigualdad, aunque, por otro lado, hay datos que nos unen (particularmente los de riesgos ambientales y sísmicos, otro tema para reflexionar).

mexico-cdmx-portal-datos-abiertos-transparencia-estadisticas
Escuelas públicas de la CDMX.

Hay cosas que algunos pensaban que solo pasan en ciertas colonias, pero nos tocan a todos. Esto nos recuerda que tenemos un enemigo en común (además del cambio climático) y es la violencia social, aunque tal vez, con esto en mente, todos empecemos a actuar al respecto, desde nuestras respectivas trincheras.

mexico-cdmx-portal-datos-abiertos-transparencia-estadisticas
Rutas de transporte concesionado de la capital.

¿Y qué hacer? pues empecemos por proponer, por mirar los datos, atender las zonas más afectadas, tratar de dimensionar de qué forma los actos de nuestra vida diaria podrían mejorar las vidas de quienes nos rodean.  Esta plataforma es un gran punto de partida, pero esperemos que a largo plazo incluya más información y no solo de las debilidades, también de las fortalezas.

mexico-cdmx-portal-datos-abiertos-transparencia-estadisticas
Hospitales en la CDMX.

Tal vez datos sobre los museos de la ciudad, los colectivos trabajando para levantar sus barrios, los programas sociales que tienen éxito, los sitios donde alguna vez alguien decidió ser solidario con el vecino. Probablemente habría que empezar por dejar más rastros de esta energía constructiva detrás nosotros y nuestras acciones.

Consulta la plataforma aquí.

También en Más de México: Este increíble proyecto cambiará tu visión sobre México para siempre

Guaguarongos: los geniales jorongos para quitarle el frío a tu perro

Los textiles mexas se están filtrando a todos los rincones del diseño, pero su más simpática versión son estos “guaguarongos”.

El gusto por nuestras artesanías tradicionales viene y va. Pero a nosotros nos encanta ver que se filtren a todos los rincones del arte y el diseño contemporáneo, porque significa que seguimos encontrando maneras de reinventar, cuestionar y replantear eso que ya consideramos bien nuestro.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Pero quizá la versión más simpática de estas reinvenciones de las artesanías tradicionales son los “guaguarongos”, geniales jorongos que sirven para quitarle el frío a las mascotas. Los jorongos son una pieza de ropa típica de distintas regiones del país que aún sigue produciéndose con antiguas y preciosas técnicas, aunque esta pequeña versión es la más insólita y enternecedora.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Los guaguarongos nacieron por iniciativa de Fernanda Valdés Ferrer, que, enamorada de los perros, se alió con artesanos de Contla de Juan Cuamatzi, Tlaxcala, para fabricar estas detalladas prendas y formar la marca Tamal In. ¿Por qué de Contla? porque ahí hay una fina y muy arraigada tradición en torno a los textiles artesanales, que además de construir inigualables diseños, son muy cómodos y calientitos.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Hay jorongos de todos los tamaños, pues se pueden encargar prácticamente a la medida de cada mascota. Dependiendo del tamaño, varia el precio, aunque un porcentaje de las ganancias de Tamal In se dona a refugios para perros.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Sin duda es una forma muy innovadora de consumir artesanías, que se celebra, porque implica devolver a nuestro imaginario cotidiano diseños que cuentan la historia de las comunidades que los tejen.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Si te enamoraste de los guaguarongos, no dudes en comprarle uno a tu mascota y apoyar las múltiples causas que se desenvuelven entre sus hilos.

También en Más de México: 4 deliciosas cervezas artesanales mexicanas (pero con causa)

Pueblos fantasma en México: 3 preciosos ejemplos

El abandono dota a los espacios de un aura que puede resultar particularmente seductora, y estos 3 pueblos fantasma en México lo demuestran.

– ¿Cómo dice usted que se llama el pueblo que se ve allá abajo?

– Comala, señor. 

– ¿Está seguro de que ya es Comala?

–Seguro, señor.

–¿Y por qué se ve esto tan triste?

–Son los tiempos, señor. 

Pedro  Páramo, Juan Rulfo

Historias de ambición, de frustración y desastres naturales permanecen, como ecos, en los pueblos abandonados. En México existen un sinfín de asentamientos fantasmas, los cuales permiten viajar al pasado y detenerse en el tiempo. La mayoría tuvieron una vida esplendorosa antes de ser abandonados por el cierre de minas, de emigraciones masivas o construcción de presas; sin embargo, ahora, después de varias décadas, son lugares oscuros y vacíos, al tiempo que hipnóticos, cuyo único sonido sobreviviente es el viento golpeando las ruinas.

Cerro de San Pedro, San Luis Potosí

sanpedro

Fundado en el siglo XVI, durante una de las fiebres de oro y plata, este municipio fue explotado durante cuatro siglos. En 1948, una huelga minera desencadenó pérdidas significativas de mineros, explosiones y derrumbes de minas, caos social, y abandono del pueblo. Pedro de Anda, uno de los descubridores de los minerales de la zona, bautizó el lugar en honor del santo de su nombre y en memoria de las minas del Potosí, en Bolivia.

 

Mineral de Pozos, Guanajuato mineral-de-pozos-guanajuato-mexico

Fundado en 1576, bajo el nombre de Palmar de Vega, este sitio perdió su esplendor durante la revolución mexicana al ser abandonado paulatinamente por sus habitantes en busca de empleo. Hoy se conservan, taciturnos, los vestigios de las plazas y callejones, dando vida a una época porfiriana. Se pueden visitar los túneles que atraviesan el pueblo, donde se escuchan las leyendas e historia del área. Los atractivos son: Jardín Juárez, Parroquia de San Pedro, Capilla de San Antonio de Padua, Capilla de la Misericordia, diversas galerías de arte y, evidentemente, las fantasmagóricas minas.

  Ojuela, Durango pueblo_ojuela_durango_mexico

Pueblo pionero que marcó el nacimiento de los estados de Durango y Coahuila, Ojuela era una mina, durante la colonia, de donde se extraían oro, plata, zinc y manganeso. En el siglo XX la mina se inundó, evento que terminaría por esterilizar el área tras obligar la partida de sus habitantes. Al visitar Ojuela, puedes caminar por sus calles, tiendas, albercas, templos, cines y casinos olvidadas en un mundo a parte. Uno de los atractivos de la zona es el puente colgante que data de hace 400 años.

* Imágenes: 1) Alfredo Guth; 2) Turiméxico; 3) ViajandoMéxico; 4) Panoramio.