Los poblados del viejo oeste donde se han filmado cientos de películas en Durango

Dos pueblos mexicanos suspendidos en la estética de los vaqueros y los bandidos.

 

Quizá lo desconocías, pero muchas de las películas más importantes sobre el viejo oeste, y que hicieron del cine estadounidense uno muy popular, fueron filmadas en el estado de Durango, México.

Aunque luego de la conquista los territorios de la Nueva España estaban delimitados, la realidad es que las fronteras como tales eran apenas imaginarias, en el sur de Estados Unidos y en el norte de México las culturas se asemejaban, y naturalmente el clima y ecosistemas también.

Por ello, los tradicionales paisajes del viejo oeste forman parte de la estética natural del estado de Durango y desde los años 50 dos poblados han servido de locaciones para rodar más de 150 películas. Se encuentran a solo unos kilómetros de Durango y se llaman Villas del Oeste y Chupaderos; dos pueblos de calles polvorientas donde abundan los vaqueros, las cantinas, sheriffs, bailarinas de cancán: escenarios de una gran cantidad de películas del género western que vieron pasar al legendario John Wayne.

Todo comenzó cuando en 1898 se filmó un corto llamado Un Tren Llegando a Durango, luego un director llamado Raúl Wash pidió al revolucionario Francisco Villa actuar en una película y usó a Durango como locación, entre otros estados. Más tarde, sobre todo en los 60´s, directores como John Houston, Raoul Walsh, Chano Urueta, Raúl de Anda, George Sherman y Sam Peckinpah filmaron en estos pobladose.

Como largometraje, el primero en filmarse fue La ley del bravo, en 1955, protagonizada por el actor estadounidense Robert Wagner. De las más recientes, en 2004 Penélope Cruz y Salma Hayek filmaron Las Bandidas.

 

viejo oeste poblados durango

pueblos viejo oeste durango

pueblos viejo oeste durango

 

*Imágenes: 1) mexicodesconocido.com.mx; 2 y 3)micasasuchil.com; 4) cartademexico.com

En esta secundaria de Oaxaca los estudiantes cultivan miel (y amor por las abejas) 🎥

En esta escuela oaxaqueña los alumnos han forjado un vínculo vital con las abejas y practican apicultura: uno de los oficios más nobles y esenciales.

En el internado y secundaria técnica número 14 de Reyes Mantecón, Oaxaca, los alumnos han forjado un vínculo indeleble con un ser vivo muy especial: las abejas mexicanas. 

A través de las enseñanzas del maestro Marcos Cano, un grupo de estudiantes mantiene el taller de apicultura. Durante esta preciosa actividad se conectan con saberes útiles que, a la larga, les pueden servir para sostenerse y que, además, amplifican su conciencia sobre el medio ambiente y la importancia de las abejas para los ecosistemas.

También en Más de México: Íntimo y espectacular retrato de las abejas mexicanas (VIDEO)

La miel mexicana es un valioso ingrediente y su producción ha tendido a combinarse con prácticas y visiones ecológicas; además de que, para muchos se ha transformado en una importante fuente de recursos. De hecho, los alumnos de este internado comercializan la miel, la cera y productos derivados (especialmente cosméticos) para cubrir los gastos de su taller y otras necesidades de la escuela. 

Pero estos jóvenes apicultores no solo cultivan miel mexicana

Para el maestro Marcos Cano enamorar a sus alumnos de las abejas es esencial. Así, además de miel, cultivan conciencia. Los estudiantes no solo reconocen a estos increíbles animales por el producto que con su labor intensa y vibrante les regalan, también aprenden profundamente de ellas. Particularmente su forma de organizarse y su ordenado compromiso. La visión de estos chicos y chicas es horizontal; en sus palabras: simplemente están cuidando de un ser vivo que los ayuda. 

Este discurso profundo y tan comprometido parece permear muchas de las prácticas de la secundaria técnica número 14 en Reyes Mantecón. A pesar de las múltiples carencias que el edificio tiene los maestros ponen todo de su parte para continuar los procesos de aprendizaje. Se trata de una auténtica comunidad que resiste, como las abejas, por organizarse lo mejor posible y trabajar muy duro.

abejas-mexicanas-miel-polinizacion-crisis-ambiental-video

Sin las abejas nos faltaría la miel, pero también muchas otras cosas

La labor de este precioso taller de apicultura trasciende, pues, como explica uno de los alumnos “los humanos sin las abejas no somos nada”. En muchos sentidos nuestro destino está ligado al de ellas, pues de los 100 cultivos más importantes para la humanidad, 70 dependen de la polinización. Sin ellas, veríamos el principio de una terrible crisis ambiental, alimentaria, social y cultural. Estos apicultores oaxaqueños son una dulce razón más para comer miel mexicana.

También en Más de México: 8 delicias mexicanas que podrían desaparecer si nos quedamos sin abejas

*Imágenes: Andrés Arochi

Mérida: la mejor ciudad del mundo para viajar

Descubre por qué Mérida acaba de ser nombrada la mejor ciudad del planeta para viajar (entre otras razones para conocerla).

Mérida acaba de ser nombrada la mejor ciudad del mundo para viajar, según la lista “The Best Cities in the World” de la revista Condé Nast Traveler. Esto demuestra que México se está convirtiendo en un destino central para el planeta entero. 

Sin duda, hay algo de nuestro país que seduce incansablemente a toda clase de viajeros. Tal vez es que, a pesar de la intensa globalización, seguimos siendo una trinchera de infinita diversidad. Y Mérida, una de las ciudades más seguras del país, manifiesta esta diversidad en cada uno de sus rincones. 

Con su variada arquitectura prehispánica, colonial y contemporánea; una inmensa mezcla de culturas y formas de pensar; la complejísima gastronomía; su creciente escena artística y musical, y unos paisajes alucinantes, Mérida es el sitio para estar

merida-yucatan-mejor-lugar-viajar-mundo
Imagen: Visit México

¿Qué hacer en Mérida?

merida-yucatan-mejor-lugar-viajar-mundo
Imagen: Revista Picnic

Comienza por realizar este inolvidable recorrido arquitectónico por Mérida, la espectacular Ciudad Blanca, que incluye un poco de todo, entre casonas coloniales, hermosas haciendas, las zonas arqueológicas cercanas y elegantes galerías de arte contemporáneo. 

Come delicioso: sopa de lima, panuchos, lechón, marquesitas y platillos con influencias prehispánicas como el mukbil pollo y el licor Xtabentún.

Disfruta la riqueza natural (con mucho respeto) y visita lo cenotes. Date una vuelta por el Museo Macay y el Plantel Matilde (obra arquitectónica y escultórica del artista Javier Marín). 

Aunque Mérida no es la única ciudad mexicana en la lista

merida-yucatan-mejor-lugar-viajar-mundo
Imagen: Visit México

Otras dos ciudades del país están entre los 10 primeros lugares. Se trata de Puerto Vallarta, Jalisco (en el quinto sitio) y Puebla, capital del estado (en el octavo lugar). ¿Qué otros destinos mexicanos incluirías tú?

¿De verdad crees que conoces México? Te retamos a descubrirlo con este video test

Pueblos fantasma en México: 3 preciosos ejemplos

El abandono dota a los espacios de un aura que puede resultar particularmente seductora, y estos 3 pueblos fantasma en México lo demuestran.

– ¿Cómo dice usted que se llama el pueblo que se ve allá abajo?

– Comala, señor. 

– ¿Está seguro de que ya es Comala?

–Seguro, señor.

–¿Y por qué se ve esto tan triste?

–Son los tiempos, señor. 

Pedro  Páramo, Juan Rulfo

Historias de ambición, de frustración y desastres naturales permanecen, como ecos, en los pueblos abandonados. En México existen un sinfín de asentamientos fantasmas, los cuales permiten viajar al pasado y detenerse en el tiempo. La mayoría tuvieron una vida esplendorosa antes de ser abandonados por el cierre de minas, de emigraciones masivas o construcción de presas; sin embargo, ahora, después de varias décadas, son lugares oscuros y vacíos, al tiempo que hipnóticos, cuyo único sonido sobreviviente es el viento golpeando las ruinas.

Cerro de San Pedro, San Luis Potosí

sanpedro

Fundado en el siglo XVI, durante una de las fiebres de oro y plata, este municipio fue explotado durante cuatro siglos. En 1948, una huelga minera desencadenó pérdidas significativas de mineros, explosiones y derrumbes de minas, caos social, y abandono del pueblo. Pedro de Anda, uno de los descubridores de los minerales de la zona, bautizó el lugar en honor del santo de su nombre y en memoria de las minas del Potosí, en Bolivia.

 

Mineral de Pozos, Guanajuato mineral-de-pozos-guanajuato-mexico

Fundado en 1576, bajo el nombre de Palmar de Vega, este sitio perdió su esplendor durante la revolución mexicana al ser abandonado paulatinamente por sus habitantes en busca de empleo. Hoy se conservan, taciturnos, los vestigios de las plazas y callejones, dando vida a una época porfiriana. Se pueden visitar los túneles que atraviesan el pueblo, donde se escuchan las leyendas e historia del área. Los atractivos son: Jardín Juárez, Parroquia de San Pedro, Capilla de San Antonio de Padua, Capilla de la Misericordia, diversas galerías de arte y, evidentemente, las fantasmagóricas minas.

  Ojuela, Durango pueblo_ojuela_durango_mexico

Pueblo pionero que marcó el nacimiento de los estados de Durango y Coahuila, Ojuela era una mina, durante la colonia, de donde se extraían oro, plata, zinc y manganeso. En el siglo XX la mina se inundó, evento que terminaría por esterilizar el área tras obligar la partida de sus habitantes. Al visitar Ojuela, puedes caminar por sus calles, tiendas, albercas, templos, cines y casinos olvidadas en un mundo a parte. Uno de los atractivos de la zona es el puente colgante que data de hace 400 años.

* Imágenes: 1) Alfredo Guth; 2) Turiméxico; 3) ViajandoMéxico; 4) Panoramio.