Recuperan técnica ancestral de sarape fino de Saltillo (FOTOS)

Este método es de tejidos tan finos como de 22, 24, 26 y hasta 28 hilos por pulgada. Por su complejidad, había dejado de hacerse desde el siglo XIX.

Podría decirse que el sarape es la prenda masculina mexicana por excelencia. Solía usarse desde tiempos prehispánicos como protección para el frío y  la lluvia; elaborado a base de un hilado grueso de algodón y posteriormente de lana.

Luego de la conquista el sarape persistió en su uso (también empleado como tapete o cobija) y a sus diseños fueron añadidos motivos ibéricos mezclados con grecas prehispánicas. Fue la prenda de los pobres, una muy accesible, pero también de hacendados que encontraban en ella una comodidad para la vida de campo.

En Saltillo,existió por siglos una técnica de bordado fino donde las puntadas eran mucho más comprimidas, que requería una trabajo magistral y meticuloso, y que, por su complejidad y costo, fue abandonada en el siglo XIX.

Ahora un proyecto de Fomento Cultural Banamex, A.C.  ha rescatado esta técnica permitiendo que dos de los artesanos más diestros de México estuvieran dedicados cabalmente durante dos años a la elaboración de sarapes a partir de esta técnica de Saltillo. Tanto Modesto Nava de Gualupita,  del Estado de México, y Román Gutiérrez, de Teotitlán del Valle, Oaxaca, son considerados como Grandes Maestros del Arte Popular de México, y participaron en el proyecto. Ambos son expertos tanto en teñido como en tejido de estos prodigiosos sarapes.

El proyecto inició en 2007. En 2013 ambos se reunieron en casa de don Román Gutiérrez, en Teotitlán, e intercambiaron conocimiento sobre la elaboración de esta técnica. Un encuentro con un gran valor histórico. Román Gutiérrez, por ejemplo, es experto en la elaboración de tintes naturales extraídos de vegetales e insectos.

Los sarapes

El del maestro Román Gutiérrez es un sarape de diseño propio de 24 hilos por pulgada con urdimbre de algodón y entramado de lana teñida con tintes naturales. Por su parte el de Modesto Nava es de 30 hilos por pulgada en urdimbre de lana. El entramado es de lana y seda teñidas con tintes naturales, además de hilos de oro y plata.

El tradicional sarape de Saltillo es de tejidos tan finos como los de 22, 24, 26 y hasta 28 hilos por pulgada.

 

saltillo ténica sarapa

técnica sarape saltillo

téncina sarape saltillo

técnica sarape saltillo

técnica sarape saltillo

técnica sarape saltillo

*Imágenes: fomentoculturalbanamex.org

6 personajes ilustres que llegaron a México y se enamoraron del país

A lo largo de la historia, muchas personas han llegado a México y han quedado prendidas de sus encantos; estos 6 personajes ilustres no son la excepción.

¿Qué tiene México que le encanta a los extranjeros? Si uno lo piensa con detenimiento, no es de extrañar. Paisajes majestuosos, delicias culinarias y una población históricamente hospitalaria y cálida son solo algunos de los alicientes que este hermoso país presenta. No son pocas las personas que llegan a México de visita o por circunstancias extraordinarias y acaban haciendo de él su residencia permanente.

Hay algo para todos: artistas, exploradores, científicos y catedráticos se han enamorado de la tierra de los aztecas y los mayas. Los siglos de tradición y resiliencia de los mexicanos descubren un nuevo mundo ante los ojos y corazones de los que vienen de fuera. Les sorprende lo aguerrido de sus hombres y mujeres, su amor feroz a la familia, los amigos y los cerros que los vieron nacer.

De hecho, varios personajes ilustres han dejado su marca en México, después de que México dejara la suya en ellos. Muchos de ellos adoptaron la nacionalidad mexicana, e hicieron de este país su hogar. Sin más, te presentamos 6 de ellos:

1: Luis Buñuel

personajes-ilustres
Imagen de: FICM

El afamado director cinematográfico español, nacido en Calanda en los albores del siglo XX, se trasladó a México durante la Guerra Civil Española. El conflicto bélico más cruento y cruel de España orilló a muchos artistas, intelectuales y políticos españoles a huir de la dictadura. Tras su exilio, se naturalizó mexicano, y fue aquí donde adquirió la fama de uno de los directores de cine más importantes e influyentes en la historia. Debido a la censura franquista, realizó la mayoría de sus largometrajes en México: obras maestras como Los Olvidados, Viridiana o El ángel exterminador.

2: Leonora Carrington

personajes-ilustres
Imagen de: The Independent

Después de una adolescencia y juventud turbulentas, Carrington recaló en México, después de escapar de su familia, que la quería internar en un hospital psiquiátrico. El poeta y escritor Renato Leduc se casó con ella en Lisboa, para que pudiera huir de Europa. Fue en nuestro país donde dio rienda suelta a su genio creativo, maravillando al mundo del arte con sus creaciones surrealistas. Convivió con Remedios Varo, Frida Kahlo, Diego Rivera, Carlos Fuentes y Octavio Paz, entre otras personalidades de la época. Pasó el resto de su vida en México, junto al fotógrafo húngaro “Chiki” Weisz, con quien formó una familia.

3: Alexander von Humboldt

personajes-ilustres
Imagen de: Fine Art America

El padre de la geología moderna llegó a México en calidad de explorador, interesado por las características geográficas del país. En 1803 pisó tierras mexicanas por primera vez, y aprovechó su visita al máximo. Quedó maravillado por sus volcanes, sus zonas arqueológicas y sus maravillas geológicas. Además, llegó a interceder por los obreros mexicanos, quienes vivían en condiciones muy precarias. Llevó sus dibujos, como el de los prismas basálticos en Huasca de Ocampo, a Europa, y fue aclamado de manera unánime. Cautivó a la sociedad europea con sus anécdotas de la Nueva España y sorprendió a sus colegas con el conocimiento que adquirió.

4: Remedios Varo

personajes-ilustres
Imagen de: Gallery Wendi Norris

La segunda española de nuestra lista llegó a México bajo las mismas circunstancias que Buñuel: huyendo del terror de la dictadura y de la Segunda Guerra Mundial. El gobierno de Lázaro Cárdenas la acogió, y nunca miró atrás. La pintora surrealista más reconocida de la historia se naturalizó mexicana y se dedicó enteramente a su arte. Forjó una amistad inquebrantable con Leonora Carrington, con quien mantuvo contacto hasta el día de su muerte. Fue en México donde encontró una gran inspiración para sus maravillosos cuadros, y alcanzó el reconocimiento de los círculos artísticos más importantes en el país y en el resto del mundo.

5: Edward James

personajes-ilustres
Imagen de: Once Upon a Journey

El amor y la fascinación por las orquídeas fue lo que llevó al poeta, escultor y arquitecto escocés a México. Llegó en 1944, atraído por la propuesta de su amigo y colega Geoffrey Gilmore de “situar un jardín del edén” en el país. La localización elegida fue la Huasteca Potosina, y James encontró un terreno ideal para sus ambiciones en Xilitla. Su prolífica mente y sus hábiles manos dieron luz a un jardín maravilloso y surrealista. Sus arcos, columnas enormes, escaleras enrevesadas y ángulos imposibles convirtieron a Xilitla en un lugar legendario.

6: Chavela Vargas

personajes-ilustres
Imagen de: Periódico Correo

No podríamos terminar nuestra lista de personajes ilustres sin mencionar a Chavela Vargas. La imponente figura de la música ranchera mexicana es, probablemente, el mejor ejemplo del amor incondicional que alguien puede profesar por una tierra. Chavela nació en Costa Rica en 1919, pero se trasladó a México cuando tenía 17 años. Se enamoró inmediatamente de su gente, de su música y de sus pueblos. Fue acogida por José Alfredo Jiménez, y al poco tiempo adquirió fama como una de las mejores voces de su época. Su inconfundible voz, grave, potente y cargada de sentimiento, se convirtió en un legado indeleble para nuestro país. No es por nada que Chavela acuñó la famosa frase: “¡Los mexicanos nacemos donde nos da la rechingada gana!”.

Más personajes ilustres que admiran el arte mexicano: se encuentra guion cinematográfico de Juan Rulfo, escrito por García Márquez.

*Imagen destacada: Cineteca Nacional

Artista mexicano transforma mantas de sarape en hermosos entramados geométricos

Con esta obra el artista Adrián Esparza hace un homenaje a sus raíces y a la increíble técnica del hilado del sarape.

Felizmente atrapado entre dos culturas, después de haber sido criado como un mexicano-americano, el artista Adrián Esparza, radicado en Texas, crea coloridas instalaciones de hilo y geometría a partir de sarapes tradicionales deconstruidos. El sarape es un largo chal o manta-cobija de colores brillantes y flecos en los extremos, usado típicamente (y casi exclusivamente) por los hombres en México.

Esparza deshebra los entramados en estas mantas y luego los reacomoda para crear instalaciones hipnotizantes que no sólo rinden homenaje a su crianza y su herencia Mexicana, también buscan que un objeto tradicional tenga nueva oportunidad de vida.

La delicadeza con la que los hilos de los sarapes son tejidos les dan una cualidad extraordinaria, como protección contra el frío y la lluvia. De esta manera el sarape fue durante siglos una prenda favorita tanto entre personas humildes como pudientes hacendados. Por ello separar los hilos de esta funcional indumentaria para así crear estructuras trimidimencionales de arte cuasicinético, es una manera de homenajear el sarape, que más que una prenda es la materialización de magistral técnica artesanal.

*Imágenes: thecitylovesyou

 

Esta es la conmovedora historia detrás de un rebozo

Al ver un rebozo, normalmente no se observa el procedimiento y técnica, el costo de los materiales, el tiempo y energía invertidas, la manutención de toda la mano de obra.

A diferencia de los sweaters, abrigos, chamarras y chales, el rebozo posee una carga cultural que impacta, cautiva, hipnotiza. La belleza de los colores y las figuras, la suavidad electrizante al contacto, el acogedor calor que transmite y la elegancia que brinda a su portador. Estas son sólo algunas de las esencias básicas que todo mexicano reconoce al ver un rebozo en cualquier tienda comercial o puesto de la calle.

El rebozo es un decoro que se usa tanto en los atuendos tradicionales como en los vestidos de gala, en los diferentes estratos sociales del país. Inclusive, quienes han visitado la hermosa ciudad de Oaxaca, han conocido los orígenes del rebozo. Acercarse a hablar con un proveedor del rebozo es conocer a su familia, hogar y años de experiencia en ese nicho de mercado. Es cautivante… hasta que se descubre el precio.

En consecuencia, el rebozo está cayendo en desuso; podría incluso decirse que está acercándose a una zona de peligro de extinción. ¿Es que vale la pena gastar un mínimo de 500 pesos mexicanos por un rebozo indígena?

Al ver un rebozo, normalmente no se observa el procedimiento y técnica, el costo de los materiales, el tiempo y energía invertidas, la manutención de toda la mano de obra. Ni la tradición textil emblemática que crea un puente sólido entre productores y consumidores, investigadores y promotores. En palabras de Marta Turok Wallace, coordinadora de investigación en la Escuela de Artesanías del INBAL, el rebozo es caro al poner en la balanza la suma de sus costos de producción, el valor de la mano de obra, la creatividad y las consideraciones estéticas que lo distinguen: “Toda artesanía, por sencilla o “humilde”, y todo arte popular es costoso por definición, porque se tiene que comparar con la producción industrial y semi-industrial.”

7fe4711d29528682ae384b8637ea3808

Existen importantes diferencias entre trabajo y precio, los tejidos en telar de cintura y los tejidos en telar de pedal, los que trabajan las urdimbres y el jaspé. Por ejemplo, los tejidos con telar de pedal pueden producir hasta 27 rebozos dentro de una sola puesta en un lapso de una semana; mientras que los tejidos en telar de cintura tardan hasta un mes por pieza. Esto se debe a que, dependiendo de la técnica, se requiere realizar un dibujo sobre los hijos, teñir los hilos, desatar los nudos, tejer y anudar las puntas: un total de 17 pasos a seguir. Además que la cadena productiva de especialización según cada paso puede involucrar hasta nueves manos para lograr el rapacejo –el empuntado –detallado– de personas, principalmente mujeres, especializadas en esta técnica.

Wallace explicó para el Fomento Cultural Banamex que “entre más popular sea el sector que produce el rebozo, aumenta el riesgo de que los consumidores no tengan el poder adquisitivo para pagar un precio justo por la pieza”. Esto ha provocado que la nuevas generaciones más jóvenes busquen trabajos mejor remunerados y menos técnicos, la sustitución del rebozo por sweater, chales, abrigos y chamarras de marcas comerciales.

Pese a que en México se utilizan los hilos más finos que existen en la actualidad, muchos potenciales consumidores consideran que gastar en un rebozo es como ir a un restaurante que estuvo bien pero no lo suficiente para lo que costó. Esto se debe a que la mente está registrando “gastar” como una pérdida de dinero que se puede usar para otros bienes. Cuando en realidad, comprar un rebozo es invertir en un producto que “estuvo caro pero valió la pena”, y el cual no sólo provee un distintivo estético, también conserva con orgullo las tradiciones ancestrales de un país y potencializa el comercio local para la salud y educación de grupos en situaciones de pobreza.

A continuación te compartimos una serie de fotografías que seguramente provocarán que desees un rebozo para esa reunión importante o para protegerte del frío invernal.

[Fomento Cultural Banamex]

*1)xochiquetzaldi.blogspot.mx,2), 3), 4), 5), 6), 7), 8), 9), 10) Pinterest